Fake: MENA golpeando a una mujer en la calle

Navegando hoy por Twitter me ha llamado la atención un vídeo en el que un joven golpea a una mujer en la calle. Pero quizá, lo que más me ha asombrado es la inactividad del resto de la gente. El vídeo estaba publicado en una cuenta bajo el título “Así nos agradecen los “pagapensiones” lo que los políticos irresponsables de Europa hacen por ellos.”

Todos hemos visto otros ejemplos de incidentes de este tipo en Europa, protagonizado por jóvenes que han pasado ilegalmente por la frontera y que no se integran en nuestra sociedad. Pero este me llamó la atención, como os decía, y busqué mas información.

En realidad se trata de un joven de 25 años que golpeó a una indigente que estaba sentada en la calle en Nueva Jersey, en octubre de 2015. El joven fue detenido en Atlantic City el lunes por la mañana por un cargo de asalto con agresión. El incidente fue grabado en vídeo y publicado en la cuenta de facebook del que se supone que es amigo del asaltante.

La víctima era una indigente de 45 años que fue ingresada en un hospital inconsciente por le golpe.

En el vídeo publicado en liveleak podéis escuchar el audio, en inglés, que ha sido retirado del tuit, con la intención evidente de ocultar que el ataque se produjo en Estados Unidos.

Lo que sigo sin entender es la pasividad del resto de mujeres que estaban sentadas al lado de la víctima.

  • Saludos.

    Buena entrada. Tenemos que irnos haciendo a la idea de que las fake en las redes van a seguir en continuo crecimiento. En lo tocante a temas sociales sensibles son un arma de trabajo para mucha gente que ya ha comprendido que el público cada vez se rige más por impulsos afectivos, por la inmediatez de los acontecimientos y por lo visual. Esto es en buena medida lo que llevó a Trump a la Casa Blanca, el dominio de la inmediatez en las redes y una buena dosis de mentiras bien moduladas.

    en las redes parece que lo que cuenta es lo que ocurre ahora mismo, no hay tiempo para razonar, tan solo para responder a lo que nos llega y esto, les está dando cada vez más cancha tanto a los que manejan los sentimientos del público para dirigirlos a donde conviene, como a los que no lo piensan ni siquiera una vez y son la maquinaria al servicio de los primeros.

    Este fenómeno de búsqueda de la afectividad fácil y de aceleración de la respuesta se filtra igualmente cada vez más al ámbito de los políticos y las televisiones. Esto también nos esta llevando a algo paradójico: Los rostros y los gestos de los políticos acaban por ser más importantes para los votantes que la propia democracia y acaban por sustituirla en el imaginario colectivo de los votantes a base de estar eternamente presentes modulando lo que ocurre en el ahora, creando productos de fácil consumo para votantes no especialmente informados ni rigurosos. Los que prefieren las redes como modo de información.

    Ya no importa ni la rigurosa y exacta aplicación de la Ley, ni el respeto por el sentido y los valores democráticos, ni la planificación a medio y largo plazo. Lo único que cuenta es la absoluta inmediatez en un marcado hiperliderazgo que les ha convertido en un verdadero obstáculo como se ha venido demostrando al hacer imposible levantar la legislatura, cuando tenemos la urgencia de tener un gobierno (y esto sí es importante frente a lo que nos viene), apelando a ideas estratosféricas que nos han llevado a donde estamos.

  • Lo que sigo sin entender es la pasividad del resto de mujeres que estaban sentadas al lado de la víctima.

    Puede ser por miedo si se trataba de un grupo de indigentes, pero a mí lo que me desvela es ¿que puede haber en la cabeza de nadie para no pensar siquiera un instante que semejante acto es una indignidad y una muestra innoble de salvajismo completamente gratuito?.

  • Todo ser humano que agrede, es porque sufre algún tipo de trastorno mental, y eso lo sabe cualquiera.

    Pero lo que no puedo comprender, es que todavía haya gente con la sangre tan fría como para hacerle “clic” a un video de agresiones (aumentándole más la publicidad, al video).

    Puede que tal vez, yo no sea más que: Un triste cobarde, o una mierda de tío… por negarme a ver videos de agresiones.

    Pero me importa un bledo lo que puedan pensar de mí. Me considero incapaz de ver ningún tipo de video que contenga cualquier tipo de agresión…Y PUNTO..!!!


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies