El martillo de Londres

MARTILLO DE LONDRES

En junio de 1936 el señor y la señora   Max Hahn paseaban por  Red Creek, cerca de la ciudad tejana de Londres,   cuando encontraron una roca en el suelo de la que salía un pequeño pedazo de madera. Unos años después, el hijo de ambos rompió la roca, dejando al descubierto la cabeza metálica de un martillo.

La cabeza es rectangular. En un extremo tiene una concavidad con forma de cruz, y por la otra parte tiene un saliente central convexo.   Los propietarios originales del martillo afirmaban que cuando rompieron la piedra, la parte metálica no estaba oxidada. El mango es de madera, la cual no está petrificada.

En primer lugar, hay que resaltar que no existe evidencia alguna de que la pieza se hubiese encontrado realmente en Red Creek, ni están documentadas las circunstancias de su hallazgo. Eso sí, la ausencia de aristas parece indicar que la roca estaba suelta, y no fue arrancada de otra más grande.

En 1983 el martillo fue adquirido por el creacionista Carl E. Baugh, uno de los más fervientes defensores de la coetaneidad del hombre y los dinosaurios, tomando como argumento las huellas del lecho del rio Paluxy.  Baugh afirmaba, sin aportar ninguna prueba, que la roca en la que estaba encastrado el martillo había sido extraída de una formación rocosa  de la zona.  Tampoco se aclaraban mucho con la datación de la pieza. Para Baugh la roca se formó en el Ordovícico (hace 488 millones de años), mientras que para otros autores, data del Silúrico (hace 440 millones de años). Pero la zona en la que el martillo aparentemente se encontró pertenece a un estrato que data del Cretácido, con una antigüedad de unos 110 millones de años (la formación Hensel Sand), y no hay ninguna evidencia que pruebe que esa roca pertenece a esa formación. Baugh en cambio, la presenta como la evidencia de que existía una civilización anterior al Diluvio Universal.

Por supuesto, el actual propietario mantiene celosamente guardado el artefacto, que no ha sido sometido a ningún estudio riguroso. La explicación más razonable era postulada en 1985 por el investigador John Cole, que realizaba estas declaraciones:

La roca es real, y resulta sorprendente para cualquiera que no esté familiarizado con los procesos geológicos. ¿Cómo un objeto contemporáneo puede aparecer dentro de una roca del Ordovícico?  La respuesta es que la aglomeración rocosa no date del Ordovícico. Los minerales disueltos pueden aglomerarse sobre un objeto intruso, si este cae en una grieta y los componentes de la roca original son solubles.

Cole también señaló que el martillo era del estilo de los usados en el siglo XIX y que posiblemente fue desechado o perdido por un minero o trabajador del metal.

Al ser el mango de madera, el objeto puede ser datado con total precisión con la técnica del C14. Pero Baugh siempre se ha negado a que esta prueba se realice. A finales de los 90, un seguidor de Baugh, David Lines, afirmaba que la prueba había sido realizada arrojando una antigüedad de 700 años, pero de manera nada fiable ya que la muestra estaba contaminada con restos de carbono más recientes. ¿Cómo no?

Lo que es innegable aun sin realizar ningún test sobre la pieza, es que a simple vista el mando de madera no presenta una mineralización como cabría de esperar si tuviese en efecto varios centenares de millones de años.

Mientras tanto, Baugh la exhibe en el Artefacto de Londres en su Museo de Evidencias de la Creación, que abrió en 1984. En la web del museo, se dice sobre esta pieza:

 Si este artefacto es realmente del Cretácico, ¿qué ocurre con la teoría de la evolución? El hombre no debería de haber aparecido hasta más de 100 millones de años después. Si el martillo es más reciente, eso significa que la formación Hensell Sands es más reciente de lo que creemos. Y si es así, ¿cómo afecta esto a la teoría de le evolución si las fechas del Cretácico son erróneas?

Referencias:

http://paleo.cc/paluxy/hammer.htm

http://www.badarchaeology.com/?page_id=315

Dioses de la Metalurgia en el Bronce Levantino. ¿Era Yahweh uno de ellos..?

El  “dios- lingote” chipriota. Bronce del yacimiento de Enkomi. Museo Arqueológico de Nicosia

El “dios- lingote” chipriota. Bronce del yacimiento de Enkomi. Museo Arqueológico de Nicosia

Por razones que la evidencia de una perseverante tradición cristiana en Occidente nos deja, existe la tendencia, a la hora de afrontar determinadas creencias del Antiguo Oriente Próximo y Mediterráneo Oriental, de obviar fundamentales premisas. La decisiva importancia de encontrar sus antecedentes dentro de la extrapolación simbólica de una Supervivencia de la mano del Conocimiento, y el  pragmatismo que ésta percepción conlleva, ha quedado disuelta en aras de un espiritualismo que en su momento exclusivamente fue  el portador alegórico de su innegable, y consciente para aquellos hombres, relevancia.  La progresiva divinización, ya dentro de un mundo neolítico y pre-urbano, de los antiguos censores paleolíticos de ese general Conocimiento, los ancestros, fue el preludio de la creación de un panteón donde los distintos aspectos económicos, fruto de la socialización sedentaria de la Supervivencia, tomaron individual presencia como dioses afectos al acontecimiento agrícola, ganadero y/o artesano. Una presencia metafórica del Conocimiento que continuará en el episodio del Bronce, como gran logro humano, y que se diluirá durante la revolución teológica henoteísta, y nacionalista, de finales del II milenio a.c.

«Así, pues, poned cara hacia Menfis, que de (un) dios es todo él: Creta es la sede de su trono, Menfis, la tierra de su propiedad. A través de mil acres, diez mil fanegas, a los pies de Kothar inclinaos y caed, postraros y rendidle honores. Y decid a Kothar-Hasis, repetid a Hayan, el artesano ambidiestro: “Mensaje de [Baal, el Todopoderoso], [palabra del mas potente de los héroes]” »  Pasaje de la “Construcción del Palacio de Baal”  KTU 1.3 IV

Ya en otras líneas, habilitamos la posibilidad cierta que las primeras adaptaciones psicológicas en pos de la estructuración de las emergentes sociedades neolíticas en Oriente Próximo fueran la divinización de personalidades patrolineales  afectas a una eĺite familiar organizativa.  Héroes culturales que, en su momento y según ésta tradición,  representarían el conjunto de saber ancestral que, a su vez, era recordado mediante las prácticas rituales,  siendo tales actos poso crítico para el fin último que supone la supervivencia.

La progresiva especialización de la actividad económica  dentro de los núcleos urbanos en gremios o artes, incidirá directamente en una renovada visión parcelada de ese general Conocimiento. Visión que será, así mismo, imprescindible premisa para la división de aquella primera global entidad censora, personificada en un ancestral héroe-ente patronal, en diferentes manifestaciones de la divinidad que aludirían al conjunto de las técnicas y saberes  alusivos a una determinada labor o proceso crucial ligado al ideal de la perpetuación. Éste nueva concepción del, posiblemente ya,  “hecho divino”, y como ejemplos, se realizaría mediante la creación de nuevas personalidades - Caso del yacimiento de Ain Ghazal en Jordania (7250-6000 a.c.) y donde aparece un culto a un dios del ganado – o bien adaptando los antiguas entidades y sus rituales afectos - Caso una diosa de la Fertilidad de carácter agro-pecuario en Tell Halula, Siria (8700-7400 a.c.) – Por otro lado, y aunque ese formato no sea el único, dada la existencia de sociedades diferenciales y paralelas al hecho urbano, caso de las relativas al nomadismo de enclaves,  ésta estructura, en sus premisas fundamentales, será la base del conjunto de panteones de las mas relevantes civilizaciones surgidas tras el Calcolítico. .

Figuración guerrera en bronce del dios fenicio Melkart. Siglo VII a.c. Museo Arqueológico de Sevilla. Photo by Bernardes Ribeiro

Figuración guerrera en bronce del dios fenicio Melkart. Siglo VII a.c. Museo Arqueológico de Sevilla. Photo by Bernardes Ribeiro

Aunque se tiende a pensar  exclusivamente en la Edad de Bronce como un periodo donde el desarrollo tecnológico del hombre antiguo mira hacia la metalurgia, la clave para entender su extrema importancia estriba en la propia valoración que su conocimiento tuvo entre las primeras sociedades pre-urbanas de  Oriente Próximo. Así, el comienzo del empleo del metal estaría íntimamente relacionado con importantes procesos de transformación sociales, económicos y culturales, y donde la anterior sociedad neolítica autosuficiente no tendría ya cabida. De hecho, su progresiva utilización se mostrará decisiva, entre otros, en el desarrollo del comercio,  la construcción y el arte ornamental,  en la mejora del utillaje agrícola y en el perfeccionamiento del armamento.

« Cuando Anu creó los Cielos, Nudimmud creó el Apsû, su morada, el extrajo la tabli[lla] (de los Destinos), creó al Dios-Ladrillo para la renovación (de los templo/s), creó la espesura de los bosques de cañas para darle su forma, creó a Ninildu (el Carpintero), Ninsimug (el Moldeador) y Arazu (el Ladrillero) para moldear su final forma, creó las montañas y las aguas para […] [su forma], creó a Guškinbanda (el Orfebre), Ninagal (el Fundidor), Ninzadim (el Tallador) y Ninkurra (el Cantero) para sus actos rituales… » Pasaje del “Enūma Anu ibnû šamê” 24-31 (BE 13897)  Para copia neo-babilónica del I milenio a.c.

Resultaría preclaro que tales cambios culturales incidieran también en el acontecimiento religioso, como así fue. De la incidencia en los panteones del hecho de la especialización de oficios y artes,  nos hablan los himnos y rituales mesopotámicos afectos a la reconstrucción o construcción de templos, caso del “Enūma Anu ibnû šamê”, donde aunque Anu es quien crea los Cielos, es el “Hacedor de los Dioses”, Nudimmud/Ea, el “Señor de la Sabiduría”, de quien los dioses artesanos, sus avatares,  tuvieron origen, según la tradición, al principio de los tiempos, y cuyo nexo común imprescindible como fuente de desarrollo es el conocimiento de la metalurgia, personificado en Ea, su entidad creadora.

Analogías similares ocurren en el panteón egipcio con Ptah, dios de la Creación y la Sabiduría - En el primer texto el topónimo “Menfis”,o  “kpt” en semítico ugarítico, es una transcripción del egipcio “(w)t-k’-pt()”, “la casa del ‘ka’ de Ptah”. Como nota al margen decir que el término griego “Aigyptos”, “Egipto”, proviene de similar transcripción (Del Olmo, 1998) -,  y Sokar, el dios herrero. De hecho, existe una “conexión ugarítica” entre las distintas divinidades dadoras del conocimiento metalúrgico, Ptah y Hayan/Ea (J. Nougayrol, 1968), junto al presumible predecesor del griego Hefestos, el “dios-lingote” chipriota - Si tomamos en cuenta Chipre. Siendo también coincidente con la “interpretatio graeca” y donde Ptah es Hefestos -, al respecto del dios herrero de Ugarit, Kothar/Koshar, y estas, a su vez, con tres de los principales antiguos centros de minería del cobre en Oriente Próximo: El Timna egipcio, el hurrita Isuwa y  Chipre  (Smith, 1985) – Como nota decir que las minas de Timna en HaArava en el Sinaí, sea posiblemente el origen del mito de las “Minas del rey Salomón” - , como así parecen reflejarnos los apelativos y topónimos del primer texto presentado. Ésto, posiblemente, se debe a que las principales minas de estaño, necesarias para conseguir la aleación metálica del bronce, estaban en Ugarit.

La deidad Kothar(u) aparece en Ugarit como una divinidad independiente y como parte del binomio “kr w-ss”,  “Kothar wa Hasis”, el “Diestro y Sabio”, figurando en los textos como hijo de Ēl,  la deidad suprema del panteón sirio-canaaneo. Panteón donde asume también el papel de dios constructor (KTU 1.2), divino artesano (KTU 1.17-19) y músico/adivino (KTU 1.108 y KTU 1.6), personificando  así a los distintos avatares del dios acadio Ea, excepto al de su faceta “Creativa”, ya que ésta era asumida tradicionalmente por el ancestral dios Ēl. De hecho, y aunque en los panteones sirio-canaanitas Ea aparezca explícitamente identificado con Kothar - Independientemente que tanto Ēl como Ea sean entidades deificas semíticas de la “Creación” que habitan en ambientes acuosos. Tal deriva en la asimilación, podría ser debida a que tratamos con una “última incorporación”, y una final relevancia,  del dios-herrero dentro del panteón ugarítico. - , se mantiene la vinculación con Ēl en las listas del panteón de Meri, según W.G. Lambert, así como en textos bilingües de Kultepe (KAI 126) donde el epiteto canaaneo-fenicio “ʾl qn ʾrs”, “Ēl, Creador del Cielo y de la Tierra”, corresponde con” dl-ia-śa”, el sosías luvita de Ea (Lipinski,1995).

Planteado lo anterior, es posible deducir que durante la Edad del Bronce se incorporan a los panteones una serie de divinidades afectas a artesanías y artes que se desgajan en avatares de la primigenia fuente de la Creación y del Conocimiento. Por otro lado,  y dependiendo del momento de su incorporación a las nuevas corrientes tecnológicas de la metalurgia, así como de su importancia económica, se suceden deidades, caso de Kothar y el “dios-lingote” chipriota, que asumen un importante papel en mitemas y panteones, caso del “Ciclo de Baal” ugarítico o el “Ciclo de Kumarbi” hurrito-hittita por Ea, donde su posicionamiento hacia un bando u otro de los contendientes por el poder divino, inclinará la balanza del éxito.

«(Refiriéndose a Sion, templo de Jerusalem..) Por eso proclama el Señor, Yahvé de los Ejercitos, el Fuerte de Israel: ¡Ay!, Voy a vengarme de mis adversarios y a tomar revancha de mis enemigos. Y volveré mi mano contra ti, y purificaré en la hornaza tus escorias y separaré las partículas de plomo. » Isaías 1: 24-25 Biblia Nacar-Colunga (1966)

Ya en otras entradas hemos estado hablando del posible origen de la religión yahwista. J. David Schloen (1998) propone un origen Madianita/Arábigo del Yahwismo, basado en la lectura de Jueces 5. De esta guisa, sugiere que los primeros israelitas estarían coaligados con los mercaderes nómadas madianitas, beneficiándose del comercio, fundamentalmente metalúrgico, que cruzaba Palestina a través del Valle de Jezreel en dirección al centro amorrita de Qadesh y procedente del Timna sinaítico, siendo esta ruta la premisa para la expansión de unos nuevos idearios religiosos. De igual manera, N. Amzallag (2009) sugiere que el origen de Yahwismo se asienta en que Yahweh fue originalmente un arcaico dios de la Metalurgia. Basándose en la  anterior hipótesis Madianita/Kenita y en textos bíblicos, identifica a Yahweh como la divinidad patronal de un gremio madianita de forjadores de metales, denominados kenitas, dentro del contexto de los semitas mas occidentales. Amzallag basa sus argumentos en que Yahweh esta asociado con la cultura edomita en los textos bíblicos - En ese sentido, existe el argumento que alrededor de un tercio del material onomástico, en relación a estirpes,  de los textos bíblicos corresponde tanto a Judah como a Edom (A. Ofer, 2009) - ; textos bíblicos que conservan vestigios de un culto en Israel asociado con la fundición del cobre. - Ejemplo pudiera ser el episodio del ministerio profético de Isaías (Isaías 6: 6) - . A lo que habría que añadir el hecho que Yahweh tiene una personalidad similar a otros dios garantes de la metalurgia como pudieran ser Ptah, Ea y el elamita Napir, así como que los dioses metalúrgicos del Levante Mediterráneo, caso del fenicio Melkart y el “dios-lingote” chipriota, y que suelen figurarse como guerreros en actitud de enfrentamiento contra otros divinidades (Éxodo 15: 3).

« (Habla Isaías..) ¡Ay de mi, perdido soy, porque, siendo un hombre de impuros labios, que habita en medio de un pueblo de labios impuros, he visto al Rey, Yahvé de los Ejercitos! Pero uno de los serafines voló hacia mi, teniendo en sus manos un carbón encendido, que con las tenazas tomó del altar..» Isaías 6: 5-6. Biblia Nacar-Colunga (1966)

Cierto es que, tal vez, las hipótesis de Amzallag no estén plenamente asentadas. De hecho no explican, si ésta suya fuera plausible, una, en consecuencia, dualidad de comportamientos en el dios hebreo - Si unimos a la anterior su evidente personalidad en los textos bíblicos de dios de la Fertilidad y de las Tormentas. Léase aquí por ejemplo el pasaje de Isaías 4: 1-4. -  Mas lo que si parece evidente es que aunque no haya una referencia explícita al dios Kothar/Košar canaanita, si podemos dudar que no exista su presencia por alusiones en la Biblia Hebrea, caso de Proverbios 31:19 y Ezequiel 33:32 (Cooper, 1981). En Proverbios 31:19, según D. Pardee, la translación de la palabra “kîšôr” como “rueca” es poco satisfactoria. Igual ocurre con la translación en Ezequiel 33:32 de las palabras “šîr ʾăgăbîn” como “canciones de amor”. Por último, la presencia del término “reš” en nombre teóforos como “kûšan riš ʾătayim” (Jueces 3:8), permite dudar que las interpretaciones de “Chousarsathôm” y “Choursarsathim” que da la Biblia Septuaginta griega no procedan en su primer elemento del término “Kûšar” (Hoffman, 1986). Aunque, incluso,  no aceptemos a asimilar  la palabra griega “Chousor” con Košar.

Mas información:

“Yahweh, the Canaanite god of metallurgy?” N. Amzallag (2009)

Referencias:

“Dictionary of Deities and Demons in the Bible (DDD)” Karen van der Toorn et all (1999)

Textos:

Mitos, leyendas y rituales de los semitas occidentales” G. Del Olmo Lete (1997)

Imágenes:

Agora-dialogue.com

pt.wikipedia.org

Un microchip de 400 millones de años. ¿Será Intel?

microchi

La cada vez más amarillista rt.com publicaba ayer:

El verano pasado los pescadores de la ciudad de Labinsk, en la región de Krasnodar, encontraron una extraña piedra con un elemento parecido a un microchip. Después de examinarlo en profundidad, un grupo de científicos rusos han llegado a una sorprendente conclusión: el artefacto tiene, al menos, 250 millones de años, informan los medios locales.

Realmente no está haciendo ninguna afirmación extraordinaria, pero da pie a que otro medios la continúen así:

Este impactante descubrimiento confirma la versión de que ya en aquella época vivía en la Tierra una civilización tan avanzada que desarrollaba alta tecnología, mucha de la cual probablemente esté por descubrir.

Leer más

Un misterioso resplandor en el cielo de Rusia

resplandor

El pasado día 14, la noche se convirtió en día por unos segundos en algún paraje de Sverdlovsk Oblast, Rusia. Varios vídeos grabados en esa noche se han publicado en youtube.

En uno de ellos el autor decía:

Viernes 14 de noviembre de 2014 al anochecer. Iba por carretera en dirección a Rezh cuando vi un resplandor en el cielo. Pero no dijeron nada en las noticias. ¿Sabe alguien qué fue aquello?

En Rusia la gente suele llevar en el salpicadero una cámara para poder aportar pruebas en caso de accidente. Esta es la razón por la que a esta persona le dio tiempo a grabar el suceso.…

Leer más

El experimento ruso del sueño

experimento del sueño

La historia dice así:

Investigadores rusos en la década de los 40, hicieron un experimento utilizando a 5 prisioneros políticos que eran considerados enemigos del estado. Se les prometió falsamente que serían liberados si accedían voluntariamente a ser usados como conejillos de indias durante una prueba, en la que se probaría sobre ellos un nuevo gas excitante que los iba a mantener despiertos durante un mes entero. Fueron confinados en un habitáculo sellado en el que se controlaba el consumo de oxígeno y se les administraba el gas en su dosis exacta, ya que en dosis más elevadas era mortal. No tenían camas, ya que no iban a dormir, pero tenían agua, alimentos secos para un mes, un inodoro y cosas para leer.

Leer más