Off Topic

En este espacio podéis tratar el tema que os apetezca.

 
 
  • @ Doc Halliday:
    Gracias doc por amenizamos con música de la buena, no me atrevo a seguirte el ritmo para no ser acusado de copión. Un poquito de the Who y de Pink Floyd tampoco vendría mal.
    En cuanto a hacer apuestas, para que? Gane quien gane allí gana la banca como en los casinos, así tienen montado el chiringuito en lo que en este mismo foro alguien, no hace muchos días decía ser un país serio. No deja de tener su gracia que la mayoría de los que se dicen ppatriotas en está su finca, babeen ante el imperio y no conserven el menor recuerdo del apuntillamiento que supuso para “su patria” el robo descarado de Filipinas Cuba y algunas cositas más.
    En las anteriores si aposté y gane de calle, nunca he menospreciado el peso del analfabetismo. Si aquello fuese un país serio hace tiempo que habrían sacado a ese estafador de la casa blanca, preferiblemente esposado.

  • https://www.eldiario.es/madrid/madrid-pide-sanidad-tenga-cuenta-criterios-restricciones-no-apliquen-capital-distritos_1_6257613.html

    Era de esperar, Isabel la Caótica en el 100% de si misma y que se j0dan los madrileños

  • @ Luiggi:
    @ ffg:
    @ Doc Halliday:

    Un claro ejemplo de lo que dicen es Europa tras la Segunda Guerra Mundial, en la que como todo el mundo sabe, la parte oriental bajo el dominio de la Unión Soviética, alcanzó un desarrollo político, económico, social y científico muy superior a la parte occidental, basada en el puro y simple capitalismo del mercado común. Y otro ejemplo muy claro han sido los Estados Unidos de América, cuyo desarrollo, es bien sabido que se ha basado en ideales de izquierda. Por no hablar del caso de la China comunista, tradicionalmente próspera, y que solo cuando se ha dejado contaminar por el capitalismo, ha sido cuando ha iniciado su decadencia.

  • @ JG:

  • Doc Halliday dijo:

    @ JG:

    Que son cortinas de humo, parece claro. Lo que no está tan claro es quién las lanza y porqué. Puede que la respuesta nos sorprendiera (o no).

  • @ JG:

    Y seguramente usted tiene la respuesta también para esto (o no)

  • JG dijo:

    @ Luiggi:
    @ ffg:
    @ Doc Halliday:

    Un claro ejemplo de lo que dicen es Europa tras la Segunda Guerra Mundial, en la que como todo el mundo sabe, la parte oriental bajo el dominio de la Unión Soviética, alcanzó un desarrollo político, económico, social y científico muy superior a la parte occidental, basada en el puro y simple capitalismo del mercado común. Y otro ejemplo muy claro han sido los Estados Unidos de América, cuyo desarrollo, es bien sabido que se ha basado en ideales de izquierda. Por no hablar del caso de la China comunista, tradicionalmente próspera, y que solo cuando se ha dejado contaminar por el capitalismo, ha sido cuando ha iniciado su decadencia.

    Perdone pero es el análisis más tosco que he leído en siglos, erróneo, parcial, carentes de datos y lo que es peor confunde los efectos con las causas.
    Mire, la historia se estudia como una ciencia exacta pues nos narra la sucesión de hechos ya ocurridos y por tanto inalterables, interpretarla a gusto del consumidor es historieta y para eso prefiero Astérix, al menos es divertido.

  • Ecos de Callejón.

    Columna de opinión. Columnista invitado de hoy, el botones.

    Saludos.

    Hoy no se nos ocurre nada, pero nada de nada, oiga. Así que, para matar el aburrimiento, le hemos preguntado al botones si podía traer unos bocatas pagando él. Esto ha hecho aflorar una veta de fértil imaginación creativa (que además es gratis total) y que le ha ahorrado palmar mirando al tendido, como los grandes del toreo, lo de los bocatas y tal y tal…

    -¿Y porqué no seguir dando leña con lo mismo?. Igual ya que estamos en la línea y nos las ponen como al segundo de los Felipes se puede seguir con el tema, que munición hay de sobras-

    -Primero: A la Bicha ni mentarla, que trae mala suerte. Segundo: Ya se nos ocurrirá algo que decir del tema-

    -¿Y hacer un refrito de cosas con lo que hemos tirado a la papelera?-

    -Brillante, muy brillante. Sigue así, chaval, nos cargamos al gato y te hacemos redactor jefe-

    -Vale, pues intentemos armar alguna cosa, por ejemplo:…-

    El PP actual no tiene recursos, sólo discurso, habla mucho pero no aporta nada, y ante la falta de iniciativa se refugia en temas absolutamente menores como la ausencia del rey en la entrega de despachos del Poder Judicial, eso sí, mientras mantiene bloqueada su renovación, saltándose de ese modo una vez más y a cara descubierta, la Constitución, de la que arranca las páginas que no le interesan en cada momento, mientras reparte a los demás certificados de constitucionalista.

    En la Constitución (art. 122.3) se establecen de manera inequívoca los «cinco años» de mandato de los miembros del CGPJ. No se contempla la posibilidad de una «prolongación» de dicho mandato. Exactamente igual que tampoco cabe prolongación del mandato de cuatro años de los Diputados y Senadores.

    El mandato constitucional es terminante y no puede ser alterado por el legislador. La Ley Orgánica de Régimen Electoral General no puede extender más de cuatro años el mandato de diputados y senadores. Sería anticonstitucional. La Ley Orgánica reguladora del CGPJ tampoco puede extender más allá de cinco años el mandato de los miembros del CGPJ. También sería anticonstitucional.

    Cualquier interpretación de la Ley Orgánica que comporte una extensión del mandato es clara y completamente anticonstitucional.

    Esto es lo que hace el PP cuando deja de estar en el Gobierno y pasa a la oposición. Lo ha hecho en las dos ocasiones en que esto ha ocurrido. No se trata de una «anomalía», sino de una operación perfectamente calculada y diseñada de «desnaturalización» de la división de poderes definida en la Constitución.

    La «desnaturalización» institucional es lo que se calificaba de «corrupción» desde los mismos orígenes de la teoría constitucional, a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX. Desviar a una institución de la función que tiene asignada en la arquitectura del Estado Constitucional es la «esencia» de la corrupción, la patología más grave que puede afectar a dicha forma política.

    -No, no jodas. En cuanto nos pongamos constitucionales perderemos al público infantil. Así que nada de porno duro, mejor vamos a lo que ya se conocen-

    -Ok, mejor prueba con esto:…-

    Necesitamos otra derecha. Una derecha como la que tienen otros países de Europa.

    la actuación de esta oposición es completamente distinta de la que hemos visto en el resto de los países, donde ha habido críticas pero también un apoyo suficiente a las medidas que se han ido tomando por parte de los respectivos gobiernos.

    Hay dos opciones para explicar las diferencias: que aquí, o bien sean peores, o que no den para más, algo que empieza a imponerse como explicación más verosímil, en vista de lo que hacen y dicen unos y otros.

    Un día Pablo Casado insiste en que La Moncloa es la única responsable de la gestión de la enfermedad que ya se ha cobrado decenas de miles de víctimas y la presidenta de Madrid lo secunda, al siguiente aparece el Consejero de Justicia y reconoce por escrito que “las competencias (sanitarias) son de la Comunidad”, una confesión que, sin duda, abre la puerta a que se les pueda pedir responsabilidades.

    Otra día en el Congreso de los Diputados la reciente portavoz de la formación conservadora, doña Cuca Gamarra, con gran despliegue dialéctico y aplausos de fondo, ironiza sobre el hecho de que “el presidente del Gobierno hoy no esté aquí”, cuando resulta que Pedro Sánchez estaba “en Bruselas defendiendo los intereses de nuestro país”, tal y como le recordó la vicepresidenta Calvo. ¿Tampoco sabían eso en su partido?

    Poco después, Pablo Casado se va a La Gomera con el ofrecimiento de bajar el IVA en Canarias… Donde no se paga ese impuesto (sino otro especial y del siete por ciento).

    Si se descuidan, lo mismo les ofrece retrasar allí una hora, o descubrir Fuerteventura que igual tampoco le han contado que ya está descubierta. Y cuando el disparate ya parecía insuperable, aparece veinticuatro horas después en una radio a decir que “a Felipe VI lo votamos los españoles, a Garzón y a Iglesias no, ya que Sánchez prometió en campaña que no pactaría con ellos”. Seguro que le aconsejan los mismos asesores que hace poco le permitieron comparecer ante la prensa en una playa, bronceado y con el mar y unas palmeras al fondo, para denunciar que Sánchez se hubiera ido una semana de vacaciones y que anteriormente le hicieron decir aquello tan estupendo de que «El Gobierno se está parapetando en la ciencia en vez de tener un liderazgo».

    No sabríamos cómo motejar al «líder de la oposición» porque resulta evidente con quien nos estamos jugando los cuartos. Como si el PP que él dirige no estuviera en el poder en Madrid o Andalucía y, por lo tanto, no tuviera ninguna obligación que cumplir.

    Díaz Ayuso pide que se hagan pruebas PCR a quienes aterricen en Barajas y a los viajeros que lleguen en tren a Madrid, y al mismo tiempo, ella y su consejero de Transportes continúan asegurando que en el Metro no hay el más mínimo riesgo, a pesar de las aglomeraciones que se producen en las estaciones y en los vagones cada jornada. Y que en los autobuses de la EMT (ni en el metro) no hay constancia de que se haya producido ningún contagio.

    ¿Cómo lo saben? ¿Cómo saben que no es ahí dónde han sido infectadas y han enfermado las personas que todos los días cogen el transporte al curro como sardinas enlatadas, aunque después los síntomas aparezcan en sus domicilios o en cualquier otro lugar?

    Madrid vuelve a las primeras de los periódicos y eso tiene que ver con la gestión de quien manda allí desde hace veinticinco años. Tal vez tenga que ver con sus privatizaciones, su destrucción infatigable de lo público y su falta de inversión.

    Según los datos oficiales del Ministerio de Sanidad, la tasa de profesionales médicos por cada mil habitantes en Madrid, cuya densidad de población mencionan ellos mismos a menudo para usarla como disculpa del número de afectados, es menor que las de Aragón, Asturias, Castilla y León, Navarra y País Vasco.

    Las quejas incesantes de los profesionales, obligados a atender a una cantidad inabarcable de pacientes en sus consultas, dejan claro que falta personal. Su última ocurrencia ha sido tratar de censurar a los médicos o enfermeros, mediante otra de sus ya tristemente célebres notas internas: “El profesional nunca actuará por su cuenta ante un medio de comunicación, siempre debe contar con la autorización del centro” y del departamento de Comunicación de la Comunidad de Madrid.

    El caso es que la estrategia de la crispación continua que alimenta Ayuso contra el gobierno acabará pasándole factura al señor Casado. Después de semanas exigiendo que el Gobierno de España asuma las competencias sanitarias y el mando único que según él tiene de acuerdo a la ley y acusando a Sánchez de dejación de responsabilidades, ahora, con todo el lío montado, tacha de injustificado que el Ministerio de Sanidad quiera que Madrid aplique sus criterios.

    Lo pudimos ver este lunes en una entrevista en Onda Cero en la que Casado sostuvo que las medidas tomadas por Ayuso son acertadas y que la situación está bajo control, negándose a continuación a dar su opinión al respecto alegando que él no es un experto.

    Casado comenzó defendiendo que lo que tiene que hacer Sánchez es aplicar la legislación, que el Gobierno “es la única autoridad competente”, nombrándolo, “el responsable máximo. Lo que se tiene que hacer es el mando sanitario único, que nadie duda de que se pueda aplicar”. Es “perfectamente compatible un mando único sanitario, que es a lo que le obliga la legislación, con una colaboración o cogobernanza para que todas las administraciones remen en la misma dirección“, insistió más tarde. Aunque “la competencia de planificación y coordinación de lo que haya que hacer, legal, policiales, sanitaria y económicamente”, defendió, “es del Gobierno de la nación”.

    Que fuerte suena eso ¿verdad?.

    Y sin embargo, en abierta discrepancia con la posición de la Comunidad de Madrid, como recordó también en una entrevista en TVE el consejero madrileño de Justicia, Enrique López, quien mira por donde, defiende exactamente todo lo contrario. “No se puede frivolizar ni banalizar con las palabras”, exige el consejero, “Nuestra Constitución es muy clara y establece instrumentos como el 155 o el estado de alarma si eso fuera necesario”, pero “a través de la ley de cohesión del sistema nacional de salud”, que es la norma que precisamente invoca Casado, “no se puede intervenir”. “No se puede imponer, hay que coordinar”, deja claro el señor consejero.

    ¿Qué se debe hacer, entonces?, le pregunta el entrevistador. “Yo me guío por los expertos”, a “diferencia del Gobierno, que reconoció que se los había inventado y había engañado a todos los españoles con un comité de expertos que no existía”, afirma repitiendo y remachando uno de los grandes bulos de la pandemia.

    Y sus expertos son, explicó, el viceconsejero de Sanidad de Madrid, según él el “mayor en España en esta lucha epidemiológica”, y el titular del departamento, “que es médico”. “La cuestión de los expertos es algo muy importante”. “El ministro Illa es filósofo, y la presidenta de Madrid es periodista” pero ella, precisó, “sí que tiene expertos”.

    Vaya tela…

    Casado, en la misma conversación sostiene que las medidas de Ayuso están funcionando, pera luego decir que no estaba seguro. Primero afirma que “las medidas que propone la Comunidad de Madrid son efectivas, con un criterio científico”. “Limitando la movilidad y los horarios en algunos distritos que tienen más incidencia se puede limitar esa famosa curva, sí”. Insistiendo en que los expertos de Ayuso sostienen “que ahora mismo está habiendo una presión hospitalaria que les da la información de que van por el camino correcto”.

    Para, acto seguido, negarse a afirmar que la situación esté bajo control. “Yo no he dicho eso. Eso lo tendrán que contestar los responsables sanitarios de la Comunidad de Madrid”.

    Claro, claro…

    Casado llegó a mentir sobre los datos de la pandemia en Madrid. Dijo que los contagios están bajando cuando en realidad no paran de crecer y están fuera de control según el Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias (CCAES). “No entendemos que con menos incidencia de contagios se diga que esto es un desastre”, asegura el señor Casado. Afirmando que la “motivación es política, no científica” al hablar del gobierno de la nación.

    Si, claro, claro… Una motivación exclusivamente política, claro.

    Y no fue el único dato falso que manejó sin perder la compostura. Volvió a asegurar que el descontrol de la pandemia en Madrid tiene su origen en la supuesta ausencia de controles en el aeropuerto, algo que ningún dato epidemiológico corrobora. También acusó al Ministerio de Sanidad de querer hacer “un bloqueo total a seis millones de personas“ en Madrid que “sería ruinoso, incluso en términos de salud mental”, cuando en realidad el ministro Illa lo que ha pedido no es un confinamiento domiciliario sino la extensión de las restricciones a la movilidad que ya ha aprobado Ayuso.

    Y añadió otro dato incorrecto: según Casado, Sánchez está incumpliendo un compromiso con Ayuso para hacer PCR a los viajeros en Barajas y en las estaciones del AVE, algo a lo que el Gobierno de España nunca se ha comprometido. En primer lugar porque, según sus epidemiólogos, es un sistema ineficaz de controlar la transmisión.

    -¿Que tal ha quedado?-

    -Un ladrillo que no hay cristo que se lo fume-

    -Joder, tu lo habrías hecho mejor, ¿verdad?-

    -Yo paso de publicarlo, es muy malo, aburre-

    -Pueees, nada, mejor lo dejamos correr-

    -Yo, por mi vale-

    Columna de Opinión.

    Saludos.

    Hoy no se opina, nos vamos a por unos vermuts, a escote.

  • Doc Halliday dijo:

    @ JG:

    Y seguramente usted tiene la respuesta también para esto (o no)

    No, no la tengo, muy a mi pesar.

  • ffg dijo:

    JG dijo:

    @ Luiggi:
    @ ffg:
    @ Doc Halliday:

    Perdone pero es el análisis más tosco que he leído en siglos, erróneo, parcial, carentes de datos y lo que es peor confunde los efectos con las causas.
    Mire, la historia se estudia como una ciencia exacta pues nos narra la sucesión de hechos ya ocurridos y por tanto inalterables, interpretarla a gusto del consumidor es historieta y para eso prefiero Astérix, al menos es divertido.

    Hombre, relacionar la derecha con la ignorancia y la izquierda con la sabiduría, así por las buenas, tampoco parece muy científico, ni muy objetivo, ni demasiado documentado.

  • Doc Halliday dijo:

    Ecos de Callejón.

    Columna de opinión. Columnista invitado de hoy, el botones.

    Saludos.

    Hoy no se nos ocurre nada, pero nada de nada, oiga. Así que, para matar el aburrimiento, le hemos preguntado al botones si podía traer unos bocatas pagando él. Esto ha hecho aflorar una veta de fértil imaginación creativa (que además es gratis total) y que le ha ahorrado palmar mirando al tendido, como los grandes del toreo, lo de los bocatas y tal y tal…

    -¿Y porqué no seguir dando leña con lo mismo?. Igual ya que estamos en la línea y nos las ponen como al segundo de los Felipes se puede seguir con el tema, que munición hay de sobras-

    -Primero: A la Bicha ni mentarla, que trae mala suerte. Segundo: Ya se nos ocurrirá algo que decir del tema-

    -¿Y hacer un refrito de cosas con lo que hemos tirado a la papelera?-

    -Brillante, muy brillante. Sigue así, chaval, nos cargamos al gato y te hacemos redactor jefe-

    -Vale, pues intentemos armar alguna cosa, por ejemplo:…-

    El PP actual no tiene recursos, sólo discurso, habla mucho pero no aporta nada, y ante la falta de iniciativa se refugia en temas absolutamente menores como la ausencia del rey en la entrega de despachos del Poder Judicial, eso sí, mientras mantiene bloqueada su renovación, saltándose de ese modo una vez más y a cara descubierta, la Constitución, de la que arranca las páginas que no le interesan en cada momento, mientras reparte a los demás certificados de constitucionalista.

    En la Constitución (art. 122.3) se establecen de manera inequívoca los «cinco años» de mandato de los miembros del CGPJ. No se contempla la posibilidad de una «prolongación» de dicho mandato. Exactamente igual que tampoco cabe prolongación del mandato de cuatro años de los Diputados y Senadores.

    El mandato constitucional es terminante y no puede ser alterado por el legislador. La Ley Orgánica de Régimen Electoral General no puede extender más de cuatro años el mandato de diputados y senadores. Sería anticonstitucional. La Ley Orgánica reguladora del CGPJ tampoco puede extender más allá de cinco años el mandato de los miembros del CGPJ. También sería anticonstitucional.

    Cualquier interpretación de la Ley Orgánica que comporte una extensión del mandato es clara y completamente anticonstitucional.

    Esto es lo que hace el PP cuando deja de estar en el Gobierno y pasa a la oposición. Lo ha hecho en las dos ocasiones en que esto ha ocurrido. No se trata de una «anomalía», sino de una operación perfectamente calculada y diseñada de «desnaturalización» de la división de poderes definida en la Constitución.

    La «desnaturalización» institucional es lo que se calificaba de «corrupción» desde los mismos orígenes de la teoría constitucional, a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX. Desviar a una institución de la función que tiene asignada en la arquitectura del Estado Constitucional es la «esencia» de la corrupción, la patología más grave que puede afectar a dicha forma política.

    -No, no jodas. En cuanto nos pongamos constitucionales perderemos al público infantil. Así que nada de porno duro, mejor vamos a lo que ya se conocen-

    -Ok, mejor prueba con esto:…-

    Necesitamos otra derecha. Una derecha como la que tienen otros países de Europa.

    la actuación de esta oposición es completamente distinta de la que hemos visto en el resto de los países, donde ha habido críticas pero también un apoyo suficiente a las medidas que se han ido tomando por parte de los respectivos gobiernos.

    Hay dos opciones para explicar las diferencias: que aquí, o bien sean peores, o que no den para más, algo que empieza a imponerse como explicación más verosímil, en vista de lo que hacen y dicen unos y otros.

    Un día Pablo Casado insiste en que La Moncloa es la única responsable de la gestión de la enfermedad que ya se ha cobrado decenas de miles de víctimas y la presidenta de Madrid lo secunda, al siguiente aparece el Consejero de Justicia y reconoce por escrito que “las competencias (sanitarias) son de la Comunidad”, una confesión que, sin duda, abre la puerta a que se les pueda pedir responsabilidades.

    Otra día en el Congreso de los Diputados la reciente portavoz de la formación conservadora, doña Cuca Gamarra, con gran despliegue dialéctico y aplausos de fondo, ironiza sobre el hecho de que “el presidente del Gobierno hoy no esté aquí”, cuando resulta que Pedro Sánchez estaba “en Bruselas defendiendo los intereses de nuestro país”, tal y como le recordó la vicepresidenta Calvo. ¿Tampoco sabían eso en su partido?

    Poco después, Pablo Casado se va a La Gomera con el ofrecimiento de bajar el IVA en Canarias… Donde no se paga ese impuesto (sino otro especial y del siete por ciento).

    Si se descuidan, lo mismo les ofrece retrasar allí una hora, o descubrir Fuerteventura que igual tampoco le han contado que ya está descubierta. Y cuando el disparate ya parecía insuperable, aparece veinticuatro horas después en una radio a decir que “a Felipe VI lo votamos los españoles, a Garzón y a Iglesias no, ya que Sánchez prometió en campaña que no pactaría con ellos”. Seguro que le aconsejan los mismos asesores que hace poco le permitieron comparecer ante la prensa en una playa, bronceado y con el mar y unas palmeras al fondo, para denunciar que Sánchez se hubiera ido una semana de vacaciones y que anteriormente le hicieron decir aquello tan estupendo de que «El Gobierno se está parapetando en la ciencia en vez de tener un liderazgo».

    No sabríamos cómo motejar al «líder de la oposición» porque resulta evidente con quien nos estamos jugando los cuartos. Como si el PP que él dirige no estuviera en el poder en Madrid o Andalucía y, por lo tanto, no tuviera ninguna obligación que cumplir.

    Díaz Ayuso pide que se hagan pruebas PCR a quienes aterricen en Barajas y a los viajeros que lleguen en tren a Madrid, y al mismo tiempo, ella y su consejero de Transportes continúan asegurando que en el Metro no hay el más mínimo riesgo, a pesar de las aglomeraciones que se producen en las estaciones y en los vagones cada jornada. Y que en los autobuses de la EMT (ni en el metro) no hay constancia de que se haya producido ningún contagio.

    ¿Cómo lo saben? ¿Cómo saben que no es ahí dónde han sido infectadas y han enfermado las personas que todos los días cogen el transporte al curro como sardinas enlatadas, aunque después los síntomas aparezcan en sus domicilios o en cualquier otro lugar?

    Madrid vuelve a las primeras de los periódicos y eso tiene que ver con la gestión de quien manda allí desde hace veinticinco años. Tal vez tenga que ver con sus privatizaciones, su destrucción infatigable de lo público y su falta de inversión.

    Según los datos oficiales del Ministerio de Sanidad, la tasa de profesionales médicos por cada mil habitantes en Madrid, cuya densidad de población mencionan ellos mismos a menudo para usarla como disculpa del número de afectados, es menor que las de Aragón, Asturias, Castilla y León, Navarra y País Vasco.

    Las quejas incesantes de los profesionales, obligados a atender a una cantidad inabarcable de pacientes en sus consultas, dejan claro que falta personal. Su última ocurrencia ha sido tratar de censurar a los médicos o enfermeros, mediante otra de sus ya tristemente célebres notas internas: “El profesional nunca actuará por su cuenta ante un medio de comunicación, siempre debe contar con la autorización del centro” y del departamento de Comunicación de la Comunidad de Madrid.

    El caso es que la estrategia de la crispación continua que alimenta Ayuso contra el gobierno acabará pasándole factura al señor Casado. Después de semanas exigiendo que el Gobierno de España asuma las competencias sanitarias y el mando único que según él tiene de acuerdo a la ley y acusando a Sánchez de dejación de responsabilidades, ahora, con todo el lío montado, tacha de injustificado que el Ministerio de Sanidad quiera que Madrid aplique sus criterios.

    Lo pudimos ver este lunes en una entrevista en Onda Cero en la que Casado sostuvo que las medidas tomadas por Ayuso son acertadas y que la situación está bajo control, negándose a continuación a dar su opinión al respecto alegando que él no es un experto.

    Casado comenzó defendiendo que lo que tiene que hacer Sánchez es aplicar la legislación, que el Gobierno “es la única autoridad competente”, nombrándolo, “el responsable máximo. Lo que se tiene que hacer es el mando sanitario único, que nadie duda de que se pueda aplicar”. Es “perfectamente compatible un mando único sanitario, que es a lo que le obliga la legislación, con una colaboración o cogobernanza para que todas las administraciones remen en la misma dirección“, insistió más tarde. Aunque “la competencia de planificación y coordinación de lo que haya que hacer, legal, policiales, sanitaria y económicamente”, defendió, “es del Gobierno de la nación”.

    Que fuerte suena eso ¿verdad?.

    Y sin embargo, en abierta discrepancia con la posición de la Comunidad de Madrid, como recordó también en una entrevista en TVE el consejero madrileño de Justicia, Enrique López, quien mira por donde, defiende exactamente todo lo contrario. “No se puede frivolizar ni banalizar con las palabras”, exige el consejero, “Nuestra Constitución es muy clara y establece instrumentos como el 155 o el estado de alarma si eso fuera necesario”, pero “a través de la ley de cohesión del sistema nacional de salud”, que es la norma que precisamente invoca Casado, “no se puede intervenir”. “No se puede imponer, hay que coordinar”, deja claro el señor consejero.

    ¿Qué se debe hacer, entonces?, le pregunta el entrevistador. “Yo me guío por los expertos”, a “diferencia del Gobierno, que reconoció que se los había inventado y había engañado a todos los españoles con un comité de expertos que no existía”, afirma repitiendo y remachando uno de los grandes bulos de la pandemia.

    Y sus expertos son, explicó, el viceconsejero de Sanidad de Madrid, según él el “mayor en España en esta lucha epidemiológica”, y el titular del departamento, “que es médico”. “La cuestión de los expertos es algo muy importante”. “El ministro Illa es filósofo, y la presidenta de Madrid es periodista” pero ella, precisó, “sí que tiene expertos”.

    Vaya tela…

    Casado, en la misma conversación sostiene que las medidas de Ayuso están funcionando, pera luego decir que no estaba seguro. Primero afirma que “las medidas que propone la Comunidad de Madrid son efectivas, con un criterio científico”. “Limitando la movilidad y los horarios en algunos distritos que tienen más incidencia se puede limitar esa famosa curva, sí”. Insistiendo en que los expertos de Ayuso sostienen “que ahora mismo está habiendo una presión hospitalaria que les da la información de que van por el camino correcto”.

    Para, acto seguido, negarse a afirmar que la situación esté bajo control. “Yo no he dicho eso. Eso lo tendrán que contestar los responsables sanitarios de la Comunidad de Madrid”.

    Claro, claro…

    Casado llegó a mentir sobre los datos de la pandemia en Madrid. Dijo que los contagios están bajando cuando en realidad no paran de crecer y están fuera de control según el Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias (CCAES). “No entendemos que con menos incidencia de contagios se diga que esto es un desastre”, asegura el señor Casado. Afirmando que la “motivación es política, no científica” al hablar del gobierno de la nación.

    Si, claro, claro… Una motivación exclusivamente política, claro.

    Y no fue el único dato falso que manejó sin perder la compostura. Volvió a asegurar que el descontrol de la pandemia en Madrid tiene su origen en la supuesta ausencia de controles en el aeropuerto, algo que ningún dato epidemiológico corrobora. También acusó al Ministerio de Sanidad de querer hacer “un bloqueo total a seis millones de personas“ en Madrid que “sería ruinoso, incluso en términos de salud mental”, cuando en realidad el ministro Illa lo que ha pedido no es un confinamiento domiciliario sino la extensión de las restricciones a la movilidad que ya ha aprobado Ayuso.

    Y añadió otro dato incorrecto: según Casado, Sánchez está incumpliendo un compromiso con Ayuso para hacer PCR a los viajeros en Barajas y en las estaciones del AVE, algo a lo que el Gobierno de España nunca se ha comprometido. En primer lugar porque, según sus epidemiólogos, es un sistema ineficaz de controlar la transmisión.

    -¿Que tal ha quedado?-

    -Un ladrillo que no hay cristo que se lo fume-

    -Joder, tu lo habrías hecho mejor, ¿verdad?-

    -Yo paso de publicarlo, es muy malo, aburre-

    -Pueees, nada, mejor lo dejamos correr-

    -Yo, por mi vale-

    Columna de Opinión.

    Saludos.

    Hoy no se opina, nos vamos a por unos vermuts, a escote.

    Podría usted dedicarse a la literatura, posiblemente tuviera resultados decentes. Claro que, es posible que ya lo haya hecho, o en todo caso ya lo habrá meditado, así que no he dicho nada.

  • JG dijo:

    Que son cortinas de humo, parece claro. Lo que no está tan claro es quién las lanza y porqué. Puede que la respuesta nos sorprendiera (o no).

    JG dijo:

    Doc Halliday dijo:

    @ JG:

    Y seguramente usted tiene la respuesta también para esto (o no)

    No, no la tengo, muy a mi pesar.

    Pues nada, usted afirma ahora no tener la respuesta que acaba de comentar que nos sorprendería, lo cual, por otra parte, resulta igualmente sorprendente.

  • JG dijo:

    Podría usted dedicarse a la literatura, posiblemente tuviera resultados decentes. Claro que, es posible que ya lo haya hecho, o en todo caso ya lo habrá meditado, así que no he dicho nada.

    Se sorprendería, francamente.

  • Doc Halliday dijo:

    JG dijo:

    Que son cortinas de humo, parece claro. Lo que no está tan claro es quién las lanza y porqué. Puede que la respuesta nos sorprendiera (o no).

    JG dijo:

    Doc Halliday dijo:

    @ JG:

    Y seguramente usted tiene la respuesta también para esto (o no)

    No, no la tengo, muy a mi pesar.

    Pues nada, usted afirma ahora no tener la respuesta que acaba de comentar que nos sorprendería, lo cual, por otra parte, resulta igualmente sorprendente.

    Doc Halliday dijo:

    JG dijo:

    Que son cortinas de humo, parece claro. Lo que no está tan claro es quién las lanza y porqué. Puede que la respuesta nos sorprendiera (o no).

    JG dijo:

    Doc Halliday dijo:

    @ JG:

    Y seguramente usted tiene la respuesta también para esto (o no)

    No, no la tengo, muy a mi pesar.

    Pues nada, usted afirma ahora no tener la respuesta que acaba de comentar que nos sorprendería, lo cual, por otra parte, resulta igualmente sorprendente.

    ¿Acaso la tiene usted?. Afirmar una opinión no implica la certeza de lo que se opina. ¿O es que lo suyo son certezas en lugar de opiniones?.

    Doc Halliday dijo:

    JG dijo:

    Podría usted dedicarse a la literatura, posiblemente tuviera resultados decentes. Claro que, es posible que ya lo haya hecho, o en todo caso ya lo habrá meditado, así que no he dicho nada.

    Se sorprendería, francamente.

    Al final va a conseguir intrigarme.

  • JG dijo:

    ¿Acaso la tiene usted?. Afirmar una opinión no implica la certeza de lo que se opina. ¿O es que lo suyo son certezas en lugar de opiniones?.

    Si lo que busca es una guia para perplejos, mejor le pregunta a Maimónides. Yo soy de los que se pueden permitir caminar con una duda antes que con un mal axioma.

  • Hola: ¿Permitís un inciso?

    Minutito de silencio por el gran dibujante Quino, que nos ha dejado.

    En paz descanse. Y consolémonos sabiendo que su simpar Mafalda ya siempre quedará ahí.

    Saludos.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies