Desmontando mitos sobre la familia Rothschild

Rothschild.pngLa leyenda de los Rothschild, al igual que la relacionada con el poder de los banqueros judíos, es en parte responsabilidad de su religión. Para el Cristianismo, la riqueza es algo banal, mientras que en el caso de los judíos, la riqueza es deseable para servir mejor a Dios.

Es por eso que los judíos de toda Europa se especializaron en el comercio y los negocios, prestando dinero a otros a cambio de intereses. Su riqueza ha sido también lo que les ha estigmatizado. En la Edad Media fueron expulsados de media Europa, con el único objetivo de expropiarles sus propiedades.

Mayer Amschel Rothschild nació en un barrio pobre de Frankfurt en 1744. Cuando fue mayor de edad, empezó a trabajar en un banco de Hamburgo. Al regresar a Frankfurt, empezó a trabajar asesorando a ricos y nobles sobre la compra y venta de monedas antiguas.  De todos ellos, destaca la relación que llegó a tener con Guillermo I de Hesse-Kassel, gracias a la cual fue nombrado Agente de la Corona ante el Príncipe de Hesse.

Su inteligencia y habilidad le llevó a atesorar una fortuna. Mayer apostó por su familia para extender su negocio. Colocó a cada uno de sus 5 hijos como sus agentes en los cinco centros financieros más importantes de Europa: Frankfurt, Viena, Londres, Nápoles y París.

De esta época datan las primeras teorías de la conspiración en torno a los Rothschild. Se cuenta que Guillermo I le dio la totalidad de su fortuna a Mayer para protegerla de que Napoleón la incautara. Mayer pudo ocultar el dinero enviándolo a su hijo Nathan en Londres. La oficina de Rothschild de Londres lo invirtió prestándoselo a la corona británica, para financiar a los ejércitos británicos que luchaban contra Napoleón.

Sin embargo, esta actividad no fue idea de Mayer, sino que lo ordenó el propio Guillermo, aunque eso sí, catapultó a la familia Rothschild como uno de los principales banqueros de Europa.

Con el paso de las generaciones, el negocio se mantuvo dentro de la familia, cerrado a otros inversores externos. En el siglo XIX la suma de las fortunas de los Rothschild (considerándolas como si fuesen de una sola persona) habría sido la mayor de todo el mundo.

Se dice que en ese mismo siglo, los Rothschild se hicieron cargo del Banco de Inglaterra. No es así. Nathan había comprado grandes cantidades de oro al Banco de Inglaterra a bajo precio, que luego vendió al Banco de Francia. En 1825 el Banco de Inglaterra tuvo una gran crisis provocada por la mala gestión de los tipos de interés. Nathan les prestó el dinaro que había obtenido de la venta del oro lo que evitó la quiebra británica. Pero el banco le devolvió al cabo del tiempo el dinero con sus correspondientes intereses, y siguió siendo autónomo.

Pese a que también hay muchas leyendas en torno a ello, las guerras mundiales fueron desastrosas para los Rothschild, especialmente para la parte de la familia que se ubicaba en Alemania y Austria. Sus inmensas propiedades fueron expropiadas por la Alemania Nazi para financiar la guerra. Esta es la única verdad de la teoría de la conspiración que afirma que los Rothschild financiaron el holocausto.

Más recientemente, se ha ligado la desaparición del vuelo de Malaysia Airlines  MH370 a un intento de quedarse con la participación de 4 científicos asiáticos, en una patente en la que también participaba Freescale Semiconductor, una empresa propiedad de Jacob Rothschild.

Pero buscando los nombres de estos científicos (Peidong Wang, Zhijun Chen, Zhihong Cheng, y Li Ying) en la lista de pasajeros de ese vuelo, resulta que no aparecen.

Otra historia algo anterior (1972), indica que la familia organizaba fiestas oscurantistas, similares a la de la pelicula “Eyes wide shut”, en la que había sacrificios humanos.

fiesta 1.png

Estas fiestas eran “tan secretas”, que cualquiera buscando en internet puede encontrar las fotografías, en las que aparecen personajes “tan sinistros” como Dali, Audrey Hepburn o la modelo Marisa Berenson.

Indudablemente, los organizadores de la fiesta trataron de crear un ambiente impactante, incluso en la decoración de las mesas, sobre las que dejaban muñecas rotas, algo que hoy es también replicado en algunos vídeos musicales, con el mismo objetivo.

fiesta 2.png

Los Rothschild eran judíos, ricos y poderosos. Los principales ingredientes para ser objetivo de las teorías de la conspiración. La web está repleta ce citas falsas puestas en boca de alguno de sus miembros, cuyo origen es irrastreable.

Lo cierto es que hoy en día, para ver al primer Rothschild en la lista Forbes hay que descender hasta el puesto 822, donde nos encontramos con Jeff Rothschild, con una fortuna de 2.900 millones de dólares. Por encima de él, hay 821 personalidades, la mayoría de ellas desconocida para el público general, y de los que no existe ninguna teoría de la conspiración, ni son sospechosos de manejar el mundo sobrevolando los gobiernos.

  • @ Doc Halliday:
    Y porque no pones tu anterior comentario entero al que yo doy respuesta?
    Ahhhhhhh porque me darías la razón
    Y como va a haber sido españa mejor en tantas cosas a las demás naciones, si el buen progre debe de odiarla aunque los datos y la historia le diga que se equivoca

  • Mescalero dijo:

    Y porque no pones tu anterior comentario entero al que yo doy respuesta?

    Precisamente por que al releerlo me daba la impresión de que podría generar polémica de modo innecesario, cuando hoy estoy en plan conciliatorio. Por eso lo he eliminado, sin embargo, las cifras que te doy son lo que hay y que puedes consultar, te guste o no.

    Mescalero dijo:

    Ahhhhhhh porque me darías la razón

    Esto no va de darte o quitarte la razón. Pero si insistes.

    Mescalero dijo:

    Y como va a haber sido españa mejor en tantas cosas a las demás naciones, si el buen progre debe de odiarla aunque los datos y la historia le diga que se equivoca

    Esta es otra de las razones por las que he borrado el comentario, para evitar otra de tus estampidas. Lee a tus autores favoritos, cultiva tu sesgo, cree en ello, no te plantees ninguna duda, en realidad ¿que falta te hace?. Solo el buen progre duda de lo que le han contado…Los demás, muerden el queso.

    “Rutas imperiales”, Mescalero. 300 campos de concentración. Ni uno menos.

  • Tepúfilo dijo:

    Todo cambió cuando Vespasiano y Tito los vencieron en la guerra y los judíos acabaron en la diáspora. Pudieron convertirse en romanos a todos los efectos pero siempre mantuvieron su identidad y con el éxito del cristianismo y luego el Islam quedaron bajo la protección directa de la corona pero sin posibilidad de tener bienes raíces (en el Islam los cristianos y judíos tienen el estatuto de comunidades dhimmis). Además esa falta de integración y ese estatus de súbditos pero no compatriotas, los exponía a tener que salir por patas de cuando en cuando y lo mejor en esos casos es tener apuntes contables y no tierras.

    Una de las consecuencias mas importantes de la diaspora (y consecuentes migraciones) es que el pueblo judio empezo a especialirse en tareas transformativas aparte de las documentales como la contabilidad que mencionas. Esto que por lo poco que se menciona parece ser irrelevante, cobra importancia cuando se considera la importancia de la influencia judia en los oficios artesanales. De hecho, si eres europeo y tu apellido es una profesion es mas que probable que tengas un antepasado judio forzado a desprenderse de su apellido original por el de la profesion en la que estaba especializado.

    En lo concerniente a la influencia directa en las economias de las ciudades en las que sus comunidades llegaban a prosperar, hubo una profesion que tuvo mas impacto que la de prestamista y que compartia todas las ventajas logisticas: la orfebreria. Eran los orfebres los que se dedicaban a la cunya de moneda y estos pertenecian principalmente a la comunidad judia. Incluso dejando a un lado el control politico que esto pudiera suponer, el mero hecho de que despues del aire la segunda necesidad es de una moneda para poder pagar por el resto evidencia lo fructifero del negocio.

  • @ Mescalero:

    Me va a perdonar pero no entiendo muy bien su tesis, o más bien sus pegas, a lo que comenta Doc Holyday, que con algunos matices, suscribo.

    Doc Holyday, (me sabe un poco mal interpretar a otra persona, pero como coincido con él voy a abusar de su tolerancia) intenta explicar la evolución de un estado medieval basado en una suerte de “contratos” con los súbditos que se derivan de una concepción platónica a unos estados modernos más aristotélicos que se basaban más en la identidad y la lealtad (muy simplificado, por supuesto). Eso lleva a la necesidad imperiosa de expulsar a todo el que no comulga con TODO y el “todo” se identifica con el rey. Y eso atañe no sólo a los judíos sino a las religiones cristianas con la regla “cuius regio, eius religio” un poco más tarde. Hay un proceso continuo de unificación de leyes civiles, lenguas y costumbres que culminan con los nacionalismos del s. XIX

    En ese contexto, y no en el actual, la expulsión de los judíos tiene toda la lógica del mundo y de hecho, cuando le preguntaron a un rabino flamenco qué opinaba del asunto respondió con sorna que la decisión había sido correcta, pero que los reyes se habían equivocado de pueblo. A los Reyes Católicos la decisión no les hizo gracia y se resistieron como pudieron a las presiones de Roma y a las antipatías de la población hasta ser de los últimos reinos en expulsarlos. Y eso no sólo por darse cuenta del problema para el Estado de la pérdida de capital humano, como usted indica, y por tanto riqueza posterior, sino también por razones personales puesto que ambos reyes tenían muy buenos amigos judíos.

    Pero desde luego los judíos fueron expulsados. No entiendo por qué usted escribe “famosa (no) expulsión de los judíos”. Fue mucho más humana que en otros sitios y por eso, entre otras cosas, los sefardíes mantienen admirablemente los lazos afectivos, pero expulsión, fue, desde luego.

  • @ Tepúfilo:

    En efecto, así es, gracias.

  • @ Tepúfilo:

    pues se confunde, @doc halliday no intenta explicar eso por que como de costumbre no tiene ni idea.
    empieza diciendo que hombre “no es tan sencillo” por mi referencia a españa. de que se les expulsa para apoderarse de sus riquezas y cuando le doy los datos históricos de que no fue así cambia completamente su argumentación aportando datos que me dan la razón pero despotricando de españa.
    al ver lo contradictorio de su comentario lo borra después de mi respuesta y antes de terminar la cuenta atrás de correción que le impide hacerlo.

    supongo o que a leido pocos comentarios suyos y no sabe de que cojea o que cojea usted del mismo pie, y solo pretende echarle un brazo al hombro para que no termine pareciendo el completo idiot… que es.

    y si repasa el histórico de comentarios de esta entrada fijándose bien en lo que se dice en cada uno, hora y fecha, comprenderá lo que le digo.

  • @ Tepúfilo:
    En cuanto a la (no) expulsión de españa de los judios se equivoca también.
    Primero lo llamo así por que tengo las gonadas negras de escuchar que siempre que se a expulsado a los judios haya sido de españa, cuando no fue así.
    Primero no es lo que se pretendía, se hizo una conversión forzosa para unificar a la población religiosamente.
    Ante la negativa lógica de gran parte de la comunidad judia se les chantajea ofreciendoles eso o la expulsión del reino. Del cual solo se expulsa aprox. Al 25% sin contabilizar a los retornados.
    Algo que por ejemplo también se hizo con los musulmanes.
    Así que no, no fue una expulsión sino una conversión religiosa forzosa de todas las minorías.
    Desde el siglo XXI podemos valorar si estuvo bien o mal, pero no podemos olvidar que hablando de historia debemos ponernos en el contexto de la época antes de hacer una valoración ética de aquello.
    De lo que si podemos valorar objetivamente es de si sirvió para algo bueno o malo poniendo en una balanza lo que se perdió y ganó con aquella medida. Como también las maneras de obrar de otras naciones de la época. Con esto nos daremos cuenta de que la mayoría de falsedades históricas son mal intencionadas por los que tienen peor que ocultar

  • mescalero dijo:

    pues se confunde, @doc halliday no intenta explicar eso por que como de costumbre no tiene ni idea.

    Un argumento de patio de colegio, si este va a ser el nivel al que quieres situar la discusión esto va a resultar muy pobre, francamente.

    mescalero dijo:

    empieza diciendo que hombre “no es tan sencillo” por mi referencia a españa. de que se les expulsa para apoderarse de sus riquezas y cuando le doy los datos históricos de que no fue así cambia completamente su argumentación aportando datos que me dan la razón pero despotricando de españa.

    Interesante esta manía tuya de tratar de retorcer la argumentación a ver si es posible confundir una ironía sobre los ideales de tu credo, con despotricar sobre este país. Lo siento, una vez más, no cuela.

    Cuando Doc dice “no es tan sencillo”, lo hace usando un recurso literario (algo fuera de tu alcance) y en referencia a tu anterior intervención:

    Mescalero dijo:

    @ Tepúfilo:
    Tanto es así, que en la famosa (no) expulsión de los judios de españa, los banqueros judíos estaban ya de capa caída tanto en España como Europa. Y españa no sufrió ningún retraso financiero,de hecho llega la mejor epoca económica de su historia.

    Y las razones de ello ya están comentadas. Pero si todo el problema reside en que necesitas tener razón, no tienes de qué preocuparte, puedes quedarte con ella.

    mescalero dijo:

    al ver lo contradictorio de su comentario lo borra después de mi respuesta y antes de terminar la cuenta atrás de correción que le impide hacerlo.

    Te lo puedes tomar con sifón o con lejía, como prefieras, ya te he comentado que precisamente lo he borrado para tratar de evitar esto a lo que nos tienes acostumbrados: Otra de tus estampidas. Mescalero, hijo, sosiégate que te va a dar un pipiritaje.

    (Nota: Pipiritaje: Patatús. Del Diccionario Murciano – Español.)

    Mira por donde hoy me siento especialmente inclinado a la caridad con aquellos a los que tanto os gustaría que os diera un protagonismo que ninguno de los lectores de estos foros ni el resto de los participantes merece tener que soportar, así que lejos de seguir dándote cuerda, tendrás que conformarte con lo que hay.

    Por cierto, no se nos olvide que el tema no es tu salchichera visión de la grandeza católica de las españas (impasible el ademán…), sino los mitos sobre la familia Rothschild. Pero dado que hablamos de judíos y de banqueros, una cosa interesante puede ser la Israel Science and Technology home page, donde se puede buscar cuántos premios Nobel de Economía se habían otorgado a judíos.

    El premio Nobel de Economía, quiero precisar, no existe como tal. Es un premio que no financia la fundación Nobel ni está entre los cinco que dejó Alfred Nobel cuando murió (Física, Química, Medicina, Literatura y Paz). El llamado Premio Nobel de Economía empezó a ser concedido en el año 1969, financiado por el Banco Central de Suecia. desde el año 1970 al año 2012 hubo exactamente 25 premios Nobel de Economía otorgados a investigadores judíos. Cuatro de ellos, precisamente, habían recibido el premio por trabajos realizados en el mundo de la banca y las finanzas. Y de los 25 nobeles judíos, unos son norteamericanos, otros alemanes, algunos rusos, otros más israelíes, y también hay un húngaro y un francés.

    Esto parece reflejar la especialización de los judíos en este campo que viene desde
    que en los siglos XVI y XVII, hubo una eclosión importante de banqueros y financieros judíos.

    Por un lado están los llamados marranos, esto es: habitantes de la península ibérica, españoles y portugueses, que supuestamente habían apostatado del judaísmo y que, a veces, seguían judaizando. Fuere así siempre o no, lo cierto es que no tenían un futuro ni social ni personal, ni profesional fácil con el edicto de expulsión.

    Ante esta situación muchos de ellos se dirigieron a los puertos del Mediterráneo. Otros fueron a Amberes, a Ámsterdam, Hamburgo o Londres tejiendo en todos estos lugares una importante red de intereses. Estos que decimos eran, básicamente, los judíos de origen español, los sefarditas o sefardíes. También en Alemania, los askenazíes (denominación por la que se conoce a los judíos alemanes y de la Europa oriental), financiaron a los Estados alemanes después de la Guerra de los Treinta Años. En este momento histórico, nos topamos con un personaje que, por sí mismo, por su aventurada vida, merecería una película. Se trata de un hombre excepcional: Don Joseph Nassi (1510-1579).

    Don Joseph Nassi, que había nacido en España, vivió en Portugal y se trasladó posteriormente a Amberes con su tío Diego Nassi. Allí hubo de entrar en contacto con los Mendes. Era muy bueno en lo suyo y se hizo inmensamente rico.

    Se trasladó a Venecia, donde continuó llevando a efecto grandes y exitosos negocios que lo hicieron aún más rico. De Venecia pasó a Constantinopla. Allí se hizo amigo íntimo de los máximos mandatarios turcos del momento (primero de Solimán el Magnífico y después, de su hijo Selim segundo) que lo ennoblecieron, nombrándolo sucesivamente conde, duque y señor de Tiberiades.

    Desde la privilegiada situación que esta circunstancia le suponía, Nassi decidió construir en aquellos territorios asentamientos para judíos de la diáspora. Del poderío económico de Joseph Nassi, por lo demás, da cuenta el hecho de que incluso llegó a financiar proyectos y campañas al propio rey de Francia.

    Otra familia de insignes judíos, los Gradis, agrupaba a mercaderes procedentes de España que hubieron de florecer en el siglo XVIII como banqueros en Francia. Dentro de la familia Suasso, Isaac López Suasso era probablemente una de las mayores fortunas de Holanda, y uno de los accionistas más importantes de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales.

    Carlos II llegó incluso a ennoblecerlo nombrándolo barón. Hay, sin duda, muchos más judíos que podríamos mencionar en este contexto de la historia de la banca y las finanzas. Ahí estarían, entre otros, los Pintos, del Montes, Bueno de Mesquita, Joseph d’Aguilar, etc.

    Pero hay una figura especialmente reseñable: don Joseph de la Vega, nacido en 1650 ó 1651. Fue Joseph de la Vega un judío español (algunos creen que portugués) que también se había trasladado a Amberes (esto lleva a otros a considerarlo holandés) y que en su día hubo de escribir (eso sí: en español, lo que parece apoyar la tesis de ser español de origen) un interesante libro, titulado: Confusión de confusiones Es un tratado sobre la bolsa, las burbujas especulativas, los engaños, la manipulación de las cotizaciones y el fraude en los mercados de capitales.

    El título completo es muy ilustrativo: Confusión de confusiones. Diálogos curiosos entr4e un Philósopho agudo, un Mercader discreto y un Accionista erudito. Descriviendo el negocio de las Acciones, su origen, su etimología, su realidad, su juego y su enredo. Compuesto por Don Josseph de la Vega, que con reverente obsequio lo dedica al Mérito y la Curiosidad del muy ilustre Señor Duarte Núñez da Costa. En Ámsterdam, año 1688.

    En fin, valga con estos ejemplos para dar por rebatida tu afirmación. Los judíos españoles siguieron haciendo lo que sabían hacer y lo hicieron muy bien…Aunque ya no al servicio de los intereses de la corona española.

  • Doc Halliday dijo:

    Confusión de confusiones. Diálogos curiosos entr4e un Philósopho agudo, un Mercader discreto y un Accionista erudito. Descriviendo el negocio de las Acciones, su origen, su etimología, su realidad, su juego y su enredo. Compuesto por Don Josseph de la Vega

    Ah! pues se puede encontrar actualmente!
    Una visión original, no demasiado cómoda de leer:

    https://archive.org/details/ned-kbn-all-00002508-001/page/n10

  • @ Mescalero:

    Así que no, no fue una expulsión sino una conversión religiosa forzosa de todas las minorías.

    Comprendo que cuando se habla de judíos se puede confundir entre la religión judía y el pueblo judío pero creo que todos somos conscientes de que el edicto tenía un carácter religioso y no étnico, por lo que una persona que se convertía dejaba de ser judío y de estar afectada por el edicto de forma automática. En este contexto, que es el del edicto religioso y no étnico, sí se puede decir que el 100% de los judíos fue expulsado. De todas formas tampoco era una conversión forzosa (no es forzoso cuando te dan dos opciones (aunque sean yu-yu o morir). El edicto “sólo” hacía incompatible vivir en el reino y ser judío. Es como cuando dicen que te debes colegiar para ejercer de médico o abogado. Puedes elegir entre colegiarte y ejercer o no colegiarte y no ejercer. No te fuerzan a colegiarte sino que hacen incompatible ejercer y no colegiarte. Yu-Yu o morir, pero tienes opciones y por tanto no es forzado. Tampoco era obligatorio afiliarte al PCUS en la URSS, y aunque muchos no lo sepan, tampoco lo era afiliarte al NDSP, pero si no lo hacías estabas muy limitado.

    Esos son hechos y no tienen que ver con la valoración que hagamos sobre los mismos.

    Por mi parte creo que el tema ya está suficientemente tratado y me retiro.

  • @ jeopardize:

    Saludos y gracias por publicarlo. Esto le tiene que llamar la atención a Maese Tru.

    Es un poco incómodo de leer, si. Y si le das a la lectura en voz alta no te comes un colín por culpa del idioma del lector. Sin embargo, hojeándolo un poco desde mi desconocimiento, aún se le puede encontrar chispa a algunos párrafos.

    Lo dicho: Tru, manifiéstate dando un golpe para que conozcamos tu presencia…

  • Tepúfilo dijo:

    Tampoco era obligatorio afiliarte al PCUS en la URSS, y aunque muchos no lo sepan, tampoco lo era afiliarte al NDSP, pero si no lo hacías estabas muy limitado.

    Hombre, teniendo en cuenta lo popular que resulto Siberia para largas estancias…

    En fin.

    Para aquellos de nuestros amables lectores que quieran acercarse al tema, me atrevo a sugerir una lectura para empezar. Hay otras, aparte de esta:

    Henry Kamen, “Las expulsiones de los judíos y la decadencia de España”, Judíos. Sefarditas. Conversos. La expulsión de 1492 y sus consecuencias, editado por Ángel Alcalá (Valladolid: Ámbito,1995).

  • @ Tepúfilo:
    Quizás desde el punto de vista católico apostólico y romano (hispano) eso es suficiente por que para nosotros(antiguamente) cualquiera bautizado valía, pero no así desde la visión europea en la que hasta mediados del s. XX, se nos considero una raza inferior por que teniamos la sangre contaminada, primero mezclada con sarracenos, después con judíos y por ultimo con indios y negros.
    Ves la diferencia? Para un hispano cualquier bautizado era similar. Haciamos la distinción por religión, pero para los europeos(bien fueran protestantes, anglicanos, etc.) esto no valía, hacían la distinción por raza, y estas no se podían mezclar.
    Por mi también quedó cerrado, saludos

  • Venga, otra lectura interesante sobre el impacto de la expulsión en España, e indirectamente, del decisivo papel jugado por la comunidad sefardí expulsada en el desarrollo de la banca y el comercio en Europa y que se puede consultar desde aquí:

    https://repositorio.comillas.edu/rest/bitstreams/826/retrieve

  • @ Doc Halliday:

    ¡Pum!…sobre la mesa el banquero deshacía sus nudillos,
    el argonauta en su aventura topó con Ámico el altivo,
    pero el Polideuces financiero, vaya bien o mal lo del dinero,
    siempre le pone rojos los carrillos.
    Poderoso caballero es don dinero.

    Exquisito, gracias por el aviso. De lo que he mirado, está plagado de referencias a la Grecia antigua, a Roma, a la tradición judía, y ¡hasta a Quevedo..(pág.234), entre otros muchos, (cada pág. está repleta de ellas), y por supuesto eventos regios de la época…

    Parece mitología y no finanzas, pero engarza fantásticamente, no sin sorna, mitos de la cultura Greco-romana con la enseñanza que trasmite cada diálogo, y destapa algunas vergüenzas de la realeza…

    Y si es por hablar de finanzas y judíos, en el diálogo tercero podemos leer (permitan escriba en un castellano actual); “Salomón dice que la riqueza tiene alas para volar al cielo, y a Plauto, dios de las riquezas pintaron los poetas en el infierno (aquí sin duda se refiere a Dante, y me extraña no lo mencione expresamente), porque conforme las aplicaciones pueden ser cielo o infierno las riquezas.” (Esto viene a lo que trata de explicar el diálogo, que se resume como advertencia para quien quiera meterse en el mundo de las acciones: “Desengáñense los tahures, y lleven por aforismo incontrastable, que quien negocia una vez en acciones, ha de negociar más veces.”

    La lectura del primero también es sencilla (en lo que dice…las eses con pinta de efes, excepto si hay f y s en la misma palabra, cuyo caso las diferencia con una doble s, las cedillas por zetas, etc…), y recuerda poderosamente al señor Ogden Nash: quien puede pagar, paga, quien no puede, no debe estar exento de hacerlo, pero no puede: la conclusión es que es mejor no fiar a quien lo necesite “sin ambición”, más el señor Josseph de La Vega, sin embargo, parece banquero honrado, y más “cristiano” que el actual gremio, pues añade que (aparte de ser el negocio más lucrativo de Europa), la banca es necesaria no solo por provecho propio…

    Imposible de leer sin tener a Ovidio presente; un erudito este hombre…como Shakespeare o el propio Quevedo, lo baña todo de mitología clásica. Delicioso.

  • Y añado, que si bien le da un poso moral al asunto, una cualidad del prestamista, como apunta, es que para nadar lo primero es guardar la ropa.

  • @ Tru:

    Saludos, estimado.

    Ahora que gozamos de tu presencia, comentar contigo algo (¡por fin!) en la verdadera dirección que marca el hilo.

    En la entrada hay una foto de la famosa “fiesta surrealista”, otra de tantas celebraciones como se hicieron durante aquella época, de diferentes temáticas, por diferentes convocantes y en diferentes lugares. Eran conocidas las que se celebraban en Roma, Londres o París, fiestas exclusivas para un público exclusivo.

    Para poder situar correctamente lo que se ve en la fotografía, habría que recurrir a la historia del fasto entre los pudientes. Tiene esto que vemos mucho en común con las fiestas que organizaba la nobleza para exhibir y dar cuenta de su poder representándolo mediante espectáculos destinados a asombrar como medio de publicitarse como poderosos. Algo muy caro a los príncipes renacentistas, por ejemplo.

    Pero es durante el Siglo de Oro cuando la fiesta adquiere una teatralidad sin precedentes. La vida misma se impregna de una teatralidad, de un afecto por el gesto, por la imagen cifrada y el concepto alambicado, que responde muy bien a una sensibilidad como la expresada aquí.

    El gusto por lo asombroso, por lo maravilloso, por el artificio, encuentra en la fiesta un lugar privilegiado de expresión, que se manifiesta en espectáculos que buscan suspender al público, por utilizar un término de la época, dejarlo absorto con lo nunca visto como repiten con entusiasmo los cronistas de este tipo de acontecimientos.

    La fiesta no sólo es la expresión de las necesidades lúdicas del ser humano, válvula de escape de la monotonía cotidiana, sino que, como en toda sociedad políticamente organizada y madura, la fiesta está íntimamente relacionada con una visión del poder que sabe que su conservación depende en parte de la imagen que es capaz de crear de si mismo, particularmente en momentos de crisis, de duda y desasosiego. Con ácida ironía, lo expresaba un contemporáneo, Barrionuevo: bien son menester estos divertimentos para poder llevar tantas adversidades.

    Ergo, según yo lo veo, Rothschild tan solo se limita, para su propio divertimento, a seguir la tradición y los cánones, para situarse en su lugar dentro del imaginario social. Después de semejante fiestorro, aparece adornado con los laureles del príncipe renacentista, fuerte, poderoso, cultivado, elevado en su posición social y de quien se puede esperar capacidad y justo gobierno.

    Modestamente, he estado de comparsa en algún que otro fiestorro de los que organizaban las grandes casas de moda (mi hermana tenía buenos contactos dentro del mundillo) para exhibir músculo ante la prensa especializada y frente a alianzas y competidores, en Roma, y puedo asegurar que la fiesta reseñada fue un divertimento de fin de curso de colegio de Clarisas, comparada con alguna de estas que menciono.

    No, no encuentro illuminatis, ni mirando debajo de las alfombras.

  • @ Doc Halliday:

    Sin duda una de esas fiestas tiene que dar mucho de si…hay material suficiente como para que hable hasta un tipo más seco que un bocata de mazapanes…

    -¿El guepardo muerde?.

    -Mira como ha dejado las muñecas…

    -¿Será vegetariano?

    -Solo en cuaresma, lleva una mitra en la cabeza.

    -Ya…aún así creo que mejor sería no ponerse una cabeza de reno, por si se le escapa la fecha del calendario, pero mira la anfitriona llorando diamantes…

    -Pues a esos otros bichos no les hace ni caso…¿quién ha soltado a tantos batracios…y donde los guardaba?…¿una plaga divina?

    -Yo los pondría en el plato a vuelta y vuelta…por cierto, ¿os gusta el camaleón con patatas o no podéis verlo?..¿quién se ha comido mi parte?

    -Pincha el plato y comprobarás que sigue ahí.

    -La virgen…mis felicitaciones al cocinero; gran idea esta para que los comensales no se quejen del aspecto de la manduca.

    -Pues mejor no lo pruebes, no le ha quitado la piel y se me han quedado las escamas entre los dientes.

    -¿Qué dientes?

    -Jajaja

    -No rías más por favor…da yuyu…debes ser de los pocos que se lo han comido…mira, del sombrero con pinta de jaula de pájaros que Dalí diseñó para Audrey, ya solo queda la jaula y algunas plumas…

    -Habrán sido los sirvientes disfrazados de gatos…llevamos tres días de fiesta y algo tienen que pillar. Y lo cierto es que siempre tiene la cabeza llena de pájaros…bueno, tenía…el surrealismo la hace más sensata.

    -Muy atentos esos gatos, me rescataron del laberinto de la entrada de la mansión.

    -…yo también me perdí…pero es normal que en un laberinto no pongan indicaciones. Todavía estoy esperando a mi mujer. Se va a poner como una furia por haberse perdido gran parte de la fiesta sin que vean su traje de Cleopatra.

    -¿Cleopatra?…el surrealismo no es lo suyo…

    -No te creas, era Cleopatra bañada en leche. Ahora solo debe quedar yogurt.

    -Por cierto, ¿y el postre?

    -Mejor no preguntes…déjate llevar…

    Doc Halliday dijo:

    No, no encuentro illuminatis, ni mirando debajo de las alfombras.

    Como levantes alguna alfombra en esa fiesta no garantizo que no encuentres la tumba de Tutankamon. Pero el oro ya se lo habrán llevado. Apasionante de cualquier manera.

    Chuminatis no creo que haya, pero si quieres podemos criticar el artículo un poquillo…

    Lo cierto es que hoy en día, para ver al primer Rothschild en la lista Forbes hay que descender hasta el puesto 822, donde nos encontramos con Jeff Rothschild, con una fortuna de 2.900 millones de dólares. Por encima de él, hay 821 personalidades, la mayoría de ellas desconocida para el público general, y de los que no existe ninguna teoría de la conspiración, ni son sospechosos de manejar el mundo sobrevolando los gobiernos.

    Hmmm

  • Mescalero dijo:

    Ves la diferencia? Para un hispano cualquier bautizado era similar. Haciamos la distinción por religión, pero para los europeos(bien fueran protestantes, anglicanos, etc.) esto no valía, hacían la distinción por raza, y estas no se podían mezclar.

    Pero qué atrevida es la ignorancia (sobre todo cuando la mezclas con racismo y nacionalismo). ¿En España no se distinguía a la gente por raza?
    https://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_de_castas_colonial

  • @ Javi:
    Si, es lo que tiene ser tan atrevido, verdad?? :-D
    Deberías leer lo que pone en tu enlace y luego intentar comprenderlo.
    Además como buen ilustrado que eres deberías saber que esa idea de pureza de sangre y castas se introduce en españa con la ilustración que trae de la mano Felipe V. Y que no llega a materializarse y asimilarse por el pueblo, y la prueba puedes verla diariamente.
    Hay Javi y tu afrancesamiento, ya te puedes juntar con Pedro Sanchez. Sois herederos de la ilustración :meparto:

  • Mescalero dijo:

    Además como buen ilustrado que eres deberías saber que esa idea de pureza de sangre y castas se introduce en españa con la ilustración que trae de la mano Felipe V

    Jajaja, pero pobrecito, si es que no ha ido ni a la guardería:
    ” Frente a situaciones como esa, la corona decretó -en 1528-- que se daría preferencia para puestos oficiales a los españoles casados y, en 1538, que la misma preferencia se observaría para las “reparticiones de indios”

    Animalito :gusto: :gusto:

  • Mescalero dijo:

    Hay Javi y tu afrancesamiento, ya te puedes juntar con Pedro Sanchez. Sois herederos de la ilustración :meparto:

    Sólo esta frase ya denota:
    1. Incultura (habrá que explicar la diferencia entre hay y ay :facepalm: )
    2. Neandertalismo (se cree el chaval que decir que alguien es “heredero de la ilustración” (sic) es un insulto). :facepalm: :facepalm: :facepalm:

  • @ Mescalero:

  • @ Javi:
    Desde luego, tu malicia supera tu estupidez.
    Texto completo:
    En relación a la población local la corona empezó por promover matrimonios como preferible para la estabilidad social que el concubinato que en los hechos estaba sucediendo,[5]​ así, por ejemplo, Francisco González Paniagua nos informa que en Paraguay “algunos españoles tienen setenta mujeres, a menos que sean muy pobres ninguno tenía menos que cinco o seis, la mayoría de quince a veinte y de veinte a cuarenta”. Frente a situaciones como esa, la corona decretó -en 1528- que se daría preferencia para puestos oficiales a los españoles casados y, en 1538, que la misma preferencia se observaría para las “reparticiones de indios”. En la práctica esto llevó a muchos matrimonios mixtos. No solo no había las suficientes mujeres hispanas para casarse con todos los conquistadores que existían, sino que además las hijas de caciques y nobles indígenas traían con ellas unas dotes considerables para los conquistadores. Así, por ejemplo, fray Bartolomé de Las Casas escribe que la mayoría de los vecinos de Vera Paz, Guatemala, estaban casados con indígenas. Adicionalmente, la mayoría de los fundadores de Santa Fe de Bogotá, Colombia, se casaron con indígenas chibchas. (op cit)

    Sin embargo esta situación cambio en un plazo relativamente corto, con el descubrimiento por parte de la Corona que tales uniones estaban teniendo un efecto contrario a los intereses regios, transformándose en una política de separación de las razas, lo que dio origen a un complicado sistema de clasificación, .
    Para que lo entiendas, y como el texto de wikipedia no escribe el texto poniendo la cronología de los acontecimienntos.
    Que deberias saber que los españoles en América no se casaban por el rito católico, y para la iglesia eso era CONCUBiNATO, obligandoles a CASARSE.
    Cuando habla de los intereses regios se refiere a las nuevas políticas tomadas por Felipe V(que no tenia ni idea de España ni de como se gestiona un imperio) de introducir la ilustración en América con medidas como la mencionada y la de centralizar el poder y la gestión en Madrid, cosa que ninguna de ellas se había hecho en 200 años.
    Javi afrancesado, cada día caes más bajo


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies