¿Qué ocurre en Encelado?

En 2005, el orbitador Cassini de la NASA descubrió géiseres que lanzaban partículas de hielo de agua al espacio desde varias fracturas en el polo sur de la luna helada de Saturno. Se cree que ese agua proviene de un enorme océano líquido existente debajo de una gruesa capa de hielo que cubre a Encelado.

Durante numerosas aproximaciones de la Cassini a Encelado, la nave también detectó muchos otros compuestos, como dihidrógeno (H2) y una variedad de compuestos orgánicos que contienen carbono, incluido el metano (CH4).

El dihidrógeno y el metano son particularmente interesantes para los astrobiólogos. Es probable que el H2 se produzca por la interacción de la roca y el agua caliente en el fondo marino de Encelado. Se cree que la luna tiene respiraderos hidrotermales en aguas profundas, que es el mismo lugar donde se cree que empezó la vida en nuestro planeta.

El H2 proporciona energía a algunos microbios terrestres que producen metano a partir de dióxido de carbono, en un proceso llamado metanogénesis. Algo similar podría estar sucediendo en Encelado, especialmente dado que Cassini también detectó dióxido de carbono y una sorprendente abundancia de metano en la columna de la luna.

El pasado 7 de junio, unos científicos de la Universidad de París publicaron en la revista Nature un estudio que concluía que la cantidad extremadamente alta de metano detectado por los instrumentos de la Cassini no pueden explicarse por fenómenos geológicos, y apuntan a posible la presencia de microorganismos similares a los que en nuestro planeta se encuentran cerca de los respiraderos hidrotermales, que se alimentan de dihidrógeno y dióxido de carbono para producir metano.

¿Puede que debajo de la capa de hielo de Encelado exista vida orgánica en forma de microorganismos? ¿Sería posible que esa vida bacteriana haya conseguido evolucionar a algo más avanzado?

Sería apasionante, y digno de centrar nuestra curiosidad en un futuro próximo. Sin embargo, no existe ninguna misión planificada para aterrizar en la luna de Saturno, y horadar su corteza de hielo para llegar a su océano líquido.

Pero tampoco seamos demasiado optimistas. El estudio aunque propone la existencia de microorganismos, no lo hace de manera concluyente. En el documento se dice que es posible que la generación de metano también sea consecuencia de algunos tipos de reacciones abióticas que no ocurren en la Tierra, tal vez fruto de la descomposición de la materia orgánica existente en el material del que se formó la luna.

Estaremos atentos a nuevas informaciones sobre Encelado.

  • Este tipo de misiones deberían ser prioritarias.

  • Tiene nombre de dos orejas y vuelta al ruedo. Me pregunto quién será el que pone nombre a estas cosas.
    Será como el que pone nombre a las tormentas? :-D

  • *Encélado. Encelado significa otra cosa.

    En Europa, uno de los satélites de Júpiter, descubrieron hace ya años fenómenos similares.
    Aquél que disfrute de las películas de ciencia ficción, puede ver “Europa One”, sinó la ha visto ya, no está mal del todo.

  • @ Invita2:
    Es que estamos encelados de Encélado.

    Esa pelicula se puede encontrar en yt como “Europa Report”


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies