OVNI triangular cayendo al mar

Hace unos días un usuario de reddit subía al grupo f/UFOs una secuencia de imágenes de lo que parece una nave triangular cayendo al mar. Las fotografías las retiró al poco tiempo, pero eso no fue impedimento para que un montón de usuarios tratase de identificar si las imágenes eran legítimas o un fake.

Las otras dos imágenes de la secuencia son estas:

Animado quedaría así:

Animated Throwaway UFO from UFOs

Pero algunos usuarios se dieron cuenta de que había algo extraño en la foto. En dos de las fotografías la posición de las olas era exactamente la misma, lo que hacía intuir que se trataba de un fake. El falsificador había tomado una misma fotografía y había superpuesto dos imágenes del OVNI en distinta posición.

Incluso otro se dio cuenta de que la imagen de la caída al agua, era muy similar a otra de una ballena dando un coletazo.

Llamadme mal pensado, pero eso de encontrar la foto que el falsificador utilizó para simular la colisión en el agua me parece poco fortuito. Esta es una buena manera de labrarse fama de buen investigador. Lanzar un bulo y desmontarlo tú mismo con otro nombre. ¿Qué opináis? ¿Huele raro?

  • eso de encontrar la foto que el falsificador utilizó para simular la colisión en el agua me parece poco fortuito. Esta es una buena manera de labrarse fama de buen investigador. Lanzar un bulo y desmontarlo tú mismo con otro nombre. ¿Qué opináis? ¿Huele raro?

    Puede ser, puede ser. Seguro que no sobra la suspicacia. (Usted siempre tan agudo, Patrón).

    Aunque a mí también se me ocurre otra cosa: Atendiendo a que se puede buscar por imágenes con Google, no sólo remitiendo la búsqueda a una palabra o texto, sino directamente a una imagen ya dada y cargada en el buscador, igual resulta más fácil que fortuito el hecho de encontrar la imagen original o de referencia. Por suficiente similitud y semejanza.

    No sé, digo yo…

    La cosa es que, si un «investigador imparcial» ha visto motivo para indagar por ahí, quizá no haya tenido tampoco mayor dificultad para obtener los resultados y las comparativas oportunas.

    Pero bueno: La sospecha del pícaro «doble juego» que se expone aquí tampoco se puede desdeñar sin más datos.

    (Y que es un «fake» y un burdo montaje ya está claro de buen principio que queda fuera de toda cuestión).

    Ahora sólo nos faltaría (y aquí mi «frikismo» irredento me remite a los dibujos animados de Scooby-Doo) al farsante ya desenmascarado proclamando aquello de: «¡Y me habría salido con la mía de no ser por estos chicos entrometidos!».

    Una mala farsa, opino yo, y sea cual sea el caso, si se ha ido a montar sobre fotos ajenas y rastreables.

  • El fenómeno OVNI lleva décadas machacando de forma persistente arrastrando con ello a un montón de gente, principalmente jóvenes, condicionándoles de por vida. Tengo una pregunta para quien quiera responderla. ¿Existe evidencia científica de la existencia de Objetos Volantes No Identificados de origen extraterrestre?

  • Oso dijo:

    ¿Existe evidencia científica de la existencia de Objetos Volantes No Identificados de origen extraterrestre?

    Yo, de entrada, entiendo que no. Pero ya por la misma definición:

    Tenemos objetos volantes de origen extraterrestre (procedentes de fuera de la Tierra) constantemente en nuestra atmósfera. Pero, que yo sepa, no hay problema ninguno para identificarlos, como aerolitos o meteoritos por ejemplo. Así que no son «No identificados».

    Por otra parte, podemos tener un objeto visto o detectado, pero del que no se llega a captar suficiente información como para saber lo que es. En ese caso es cuando se tendrá que catalogar como «No identificado». Pero, si no se puede identificar, sin más información: ¿Cómo se le va a atribuir un origen, ni «extraterrestre» ni de cualquier otro tipo?

    «NO identificado» no tiene que significar «extraterrestre» (que eso, a su modo, ya sería una «identificación»). Significa sólo lo que significa: Que, hasta donde se ha podido observar, no se ha alcanzado a tener certeza de lo que era… Y eso vale hasta para una bolsa de plástico llevada por el viento y vista sólo por un miope con las gafas empañadas en ese momento.

    Pero bueno… Le concedo que a partir de aquí también puede depender de hasta dónde quiera llevar o matizar usted su pregunta.

    Saludos.

  • @ Alexis: ¿Hay evidencias de la existencia de vida extraterrestre inteligente (tomando como referencia el ser humano) en la tierra?

  • @ Oso:

    Ni de vida inteligente ni aún de vida a secas. No por el momento ni hasta donde se ha podido llegar… Al menos que a mí me conste.

    Aquí siempre ha habido gente mucho más conocedora y bien informada que yo sobre todo lo que sea divulgación estrictamente científica. Y en muchos de los hilos de este sitio se han llegado a poner enlaces a textos y artículos interesantes y reveladores sobre todos estos temas.

    Para ilustrarle yo ahora mismo cualquier pequeña respuesta exclusivamente mía, lo más que puedo hacer es improvisar, muy humildemente, nada más que unos pocos apuntes de cosecha propia:

    Hay que tener en cuenta que la más mínima muestra acreditada y estudiable de verdadera vida originada fuera de nuestro planeta supondría toda una revolución para la ciencia. Poder comparar cómo es de parecida o diferente a la de aquí. Algo que aún no se ha dado. Véanse sólo las expectativas que se siguen poniendo en las sucesivas sondas lanzadas a la exploración de Marte. Que siempre se equipan muy especialmente para analizar y detectar indicios de posible vida marciana. Aunque fuera sólo microbiana. Y aunque fuera sólo la huella fósil de algo ya extinto en ese planeta.

    De momento sigue siendo una cuestión de fe y de esperanza. Se ha venido especulando mucho sobre los indicios que la ciencia parece vislumbrar en Marte de que antiguamente pudiera haber sido, aparentemente, tan apto como la Tierra para engendrar posible vida. Antes de perder su atmósfera… Pero no sabemos si fue así. Y de momento sigue sin haber indicios concluyentes.

    Se presta atención a todo aquello a lo que nuestras capacidades de exploración actuales puedan alcanzar: Algunos meses atrás surgió algo de no recuerdo qué clase de partículas detectadas en la atmósfera de Venus, que podrían tener un origen de actividad de química orgánica… ¡Precisamente en Venus, que no es nada adecuado para la vida tal y como la conocemos!… Pero todo ésto sigue quedando muy lejos de ser nada definitivo ni probatorio en cuanto a verdadera vida extraterrestre.

    El principal problema es que, desde nuestro planeta hacia fuera, prácticamente todo nos queda lejos. Cuando no muy lejos, extremadamente lejos y hasta inconmensurablemente lejos. Demasiado incluso para la velocidad de la luz, que es también la de las ondas de radio y demás indicios emitibles y/o detectables por nadie.

    Hoy en día ya se ha conseguido detectar y confirmar la existencia de montones de planetas orbitando alrededor de otras estrellas. Algo que ya se daba más que por supuesto, pero que ahora queda ya ratificado del todo… Pero, claro: Detectarlos a tanta distancia no tiene nada que ver con poder alcanzar a «verlos» de verdad: ¿Hay vida en alguno de ellos? Nada de lo que podamos llegar a «leer» de ellos desde aquí puede indicarnos tanto.

    Volviendo a la fe y la esperanza: Asumimos que el Universo es demasiado grande como para que el fenómeno de la vida sea sólo exclusivo de este tan pequeño rincón nuestro. Algo con lo que cualquiera puede estar de acuerdo… Sin embargo, seguimos sin saber cómo pueda llegar a ser de verdaderamente frecuente. Aún no tenemos ningún indicio válido de cual pueda ser la vida extraterrestre más cercana a nosotros. Ni de cómo pueda ser de sólo relativamente cercana, o de desesperanzadoramente lejanísima.

    Aún así buscamos. Estamos atentos a posibles indicios de vida (simple, microbiana) que pudiéramos captar en nuestras inmediatas cercanías… Y también, incluso, a posibles señales de inteligencias lejanas. No por lo improbable dejamos de dedicarle recursos, ni de buscar:

    Pero, no ya sólo vida, más o menos compleja, sino ¿vida incluso inteligente?. Es que eso ya son palabras incluso mucho mayores, pero veamos:

    Está el proyecto SETI, que lleva décadas rastreando el espacio en busca de señales de otras inteligencias. Sólo muy ocasionalmente ha detectado algo meramente «llamativo», que no concluyente en modo alguno.

    Hay que decir que los radiotelescopios del SETI no buscan (no pueden buscar) vida. Ni siquiera «vida inteligente». Buscan sólo lo que pueden buscar, y ésto es: Emisiones de ondas de radio de algún tipo o fuente que nosotros pudiéramos interpretar como «artificial». Es decir: Buscan captar señales de algún tipo de tecnología que fuera semejante a la nuestra. En concreto, que incluyera emisiones de ondas como las que emitimos nosotros mismos (de radio, televisión, radar…)… No podría detectar una civilización de algo semejante a nosotros, pero que aún no hubiera inventado la radio.

    Y todo ésto aún condicionado por las enormes distancias: Nosotros emitimos ondas de radio artificiales, que escapan al espacio, desde hace algo más de un siglo. A cualquiera de ahí afuera que estuviera en disposición de captarlas, y de saber con ello que nosotros estamos ahí, aún ni siquiera le habrían llegado si estuviera sólo a algo más de 100 años luz. ¡Y eso es muy poco! No sólo en la escala del Universo. Incluso en la escala de nuestra propia galaxia, que ella sola ya tiene decenas de miles de años luz de envergadura…

    Por tanto: Hay que ser humildes en las expectativas, aunque nos mueva la fe y no cejemos en el empeño de no dejar de explorar hasta donde nos sea dado en cada momento (esas inquietudes están en nuestra naturaleza y no hay por qué que negarlas ni reprimirlas).

    Pero, de verdad: Que son envergaduras de espacio inconmensurables. Que implican muchísimo tiempo incluso para el máximo de la velocidad de la luz y de cualesquiera otras ondas. Y no me refiero con eso a «lo que tardaría tal o cual en llegar a…». Me refiero más bien a la «coincidencia» en el tiempo. A que, por mucho que a los humanos nos haya dado «ahora» por darle crédito a la idea de otras vidas, e incluso inteligencias y civilizaciones, nada nos indica ni promete que éste de ahora vaya a ser el momento de nuestra historia en el que veamos nada de eso confirmado. Y menos con nuestras aún tan grandes limitaciones para llegar lo bastante lejos… (¡Y así me equivoque yo!).

    Otra cosa ya es irse al lado opuesto y caer en darle algún crédito a toda esa tan explotada mitología OVNI, de la que se hace tanto negocio a base de libros y programas de televisión: Si se cede algo de credibilidad ante todo eso (porque «algo habrá» de verdad entre tanta casuística, aunque sólo se presente como «no refutada», ya que no como «probada») pues ya se puede dar por desmontado todo lo expuesto: Están por ahí, revoloteando por todas partes, dejándose ver, abduciendo gente, y, en Roswell y en alguna que otra parte de Rusia, tienen naves accidentadas y ejemplares de sus tripulantes (vivos o muertos) ahí retenidos o conservados en formol… ¡Pues vale!

    A mi entender, cuanto más se hincha toda esa burbuja folclórica de «lo ufológico», más evidente tendría que ser para cualquiera lo mucho que se aleja de lo que se pueda considerar razonable… ¡Pero allá cada cual!

    Bueno: Disculpe el exceso de rollo. Es que ésta clase de temas son los que me motivan, aunque ni siquiera sea yo, ni de muy lejos, el más indicado para ilustrar a nadie ni siquiera medianamente bien al respecto… Si ha tenido la paciencia de leerme, espero que haya sacado algo en claro de lo dicho. Y que, si acaso, busque usted información por su cuenta, ya que no he sabido yo irme a buscar enlaces concretos con los que alimentar mi modesto exponer personal e improvisado.

    Saludos.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies