El hombre que visitó el infierno nos cuenta cómo es

Si el viaje al espacio que ayer Richard Branson culminó a bordo de su nave VSS Unity te pareció asombroso, ni te cuento el que se dio Bill Wiese en 1998. ¡23 minutos en el infierno!

La mayoría de los testimonios de personas que han tenido una experiencias cercana a la muerte nos relatan un suceso agradable. Túneles oscuros con luces maravillosas al fondo, representación de seres queridos, sensación de flotar…

Sí, ya sé que muchos llegan a estas mismas sensaciones fumándose un porro bien cargado, pero imagínate lo que se debió de tomar Bill Wiese, ya que él tuvo una experiencia horrible. O al menos eso dice en los centenares de conferencias que ha dado desde entonces, en intervenciones televisivas y en sus libros publicados.

Wiese afirma que se había levantado alrededor de las 3 de la madrugada para tomar una copa cuando tuvo lo que describió como una «experiencia extracorporal». Se vio a sí mismo viajar a través de un largo túnel hacia lo que él cree que era el infierno.

Hacía cada vez más calor y aterricé en un piso de piedra en una celda de la prisión en el infierno. Había muros de piedra, barrotes, era más como un calabozo, un calabozo sucio, apestoso y lleno de humo.

El hedor en el infierno es el olor más asqueroso, pútrido y repugnante.

El calor era tan insoportable que me preguntaba cómo podría estar vivo. ¿Por qué estoy aquí, cómo llegué aquí?

Lo siguiente que supo fue que estaba compartiendo la celda con lo que parecían ser dos grandes demonios.

Y luego dirigieron  hacia mi ese odio que le tenían a Dios. Un demonio me levantó y me arrojó contra la pared de esta celda de la prisión. Sentí como si se hubieran roto todos los huesos.

Ahora sé que un espíritu no tiene huesos, pero se sentía así. Me preguntaba por qué sigo vivo después de aquello. El otro demonio clavó sus garras en mi pecho …

La escena luego cambió a un pozo de llamas que estaba lleno de miles de personas esqueléticas.

Sin embargo, antes de que se diera cuenta, estaba de vuelta en su cuerpo.

Y con esta tontería, que seguramente es fruto de una mala digestión por cenar fabada, Wiese lleva vendidos millones de copias de su libro «23 minutos en el infierno». Si es que nos hemos equivocado de profesión.

 

  • Aunque no me dió para escribir un libro ni hacerme famoso, también viví esa experiencia que he dejado para la posteridad en este miserable eructo.
    ( no sé qué tan reprochable será linkear hacia lo propio pero, aquí está. Si el Sr. administrador lo estima pertinente puede eliminar sin remordimientos el enlace)
    https://compilapilatos.wordpress.com/2018/08/20/mi-encuentro-del-tercer-tipo-con-satanas/

  • Y con esta tontería, que seguramente es fruto de una mala digestión por cenar fabada, Wiese lleva vendidos millones de copias de su libro «23 minutos en el infierno». Si es que nos hemos equivocado de profesión.

    ¡Y mira que a mí ya hasta me ha parecido siempre demasiado pretencioso y sobrado el Dante Alighieri de «La Divina Comedia»! Por su auto-otorgado derecho exclusivo a bula y pasaporte para hacer el tour turístico completo… Vamos: ¡Si hasta acaba dejando atrás al pobre Virgilio, que había sido su venerado guía! ¡Es que, al final, ni ése tenía derecho al recorrido completo!

    Pero, sea como sea, ahí estamos hablando de un clásico bien añejo de la Literatura Universal. Y ahí queda como tal e indiscutible.

    Con eso como referencia (y a lo mejor añadiendo alguna reseña sobre Emanuel Swedenborg, ya de paso): ¡Como para ir a flipar hoy en día con alucinadas cronometradas en: ¿23 minutos?… O colocones efímeros que basan su iconografía en tebeos, películas, juegos de rol, o videojuegos!… Iconografía de pura y ya sobadísima cultura popular.

    Parece mentira… A mí me gusta «lo fantástico», y compro de buen grado la ficción como tal. Pero todo eso de vender según qué cosas como «experiencias presuntamente verídicas»… Como que ¡Puf!

    Shney dijo:

    no sé qué tan reprochable será linkear hacia lo propio pero, aquí está. Si el Sr. administrador lo estima pertinente puede eliminar sin remordimientos el enlace

    Yo tampoco sé si el Administrador estará sujeto a normas o a reparo alguno al respecto. En todo caso le digo yo a usted que gracias por compartirlo… Yo, por ejemplo (y además de no estar presente en «red social» alguna) jamás me he excavado ninguna pequeña trinchera propia en la web. Pero, ya que veo que usted sí, yo muy honrado y agradecido por su buena voluntad para exponérnosla y darse así más a conocer (unilateralmente) a los demás.

    Saludos.

  • Impresionante grabado de Gustave Duré, cono todos los suyos, vaya. Tan chula que hasta sirvió como portada para el disco Burnt Offerings de los norteamericanos Iced Earth, disco que, causalmente, tenía una cancion llamada «Dante’s Inferno».

    Y perdón por el offtopic.

  • Muy de fiar el testimonio viniendo de alguien que se levanta a las 3 a tomar una copa…

  • @ O:
    A lo mejor eras las 3 de la tarde :meparto:

  • Este tipo es un principiante. ¿Pasó 23 minutos en el infierno y escribió un libro nomás? Mi compatriota Víctor Sueiro estuvo clínicamente muerto 40 segundos (???) y gracias a eso, amén de pasearse por cuanto programa de radio y TV y cuanta revista le diera cabida, el tipo editó y vendió con bastante éxito la nada despreciable cifra de 15 libros:

    https://es.wikipedia.org/wiki/V%C3%ADctor_Sueiro#Libros

    Y todo eso antes de que las redes sociales fueran un boom, dado que tuvo la desgracia de morirse definitivamente en 2007. Me la juego que si seguía vivo, hoy seguro que sería presidente del mundo.

  • @ Alexis:
    Gracias Alexis, muy gentil de su parte.
    Me decidí a tener esa madriguera cuando me pregunté ¿ por qué no? Tenía un montón de escritos repartidos por ahí y sólo había que tomarse el trabajo de adecentarlos hasta donde fuese posible para luego subirlos a WordPress. En todo caso, la faena de escribirlos fué una buena muleta para ayudarme a transitar por el túnel de una depresión que me tuvo durante varios años bastante complicado. Ahora miro ese incordio por el retrovisor y me cuesta creer lo jodido que estuve.
    Un afectuoso saludo desde el Sur del mundo.
    Larga vida y prosperidad.

  • @ lamentira:

    A lo mejor, si no fuera porque… «se había levantado alrededor de las 3 de la madrugada para tomar una copa» :-D


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies