¿Son estas unas ruinas megalíticas en Rusia?

gornaya shoria

El 17 de febrero pasado, Valery Uvarov publicaba en su blog “Báculos de Horus” un artículo sobre una expedición a Gornaya Shoria, en Siberia, en la que encontraron unas ruinas megalíticas de enormes dimensiones. La expedición empezó el pasado 21 de septiembre, estando compuesta de 19 científicos. El acceso a la zona era bastante escarpado, con pendientes de hasta 60 grados. Dos días más tarde, se encontraron con una formación de rocas de extraordinarias dimensiones, que hacen parecer insignificantes a las que forman el Trilithon de Baalbek, y hasta la gran “roca de la mujer embarazada” (foto de abajo), también de Baalbek y que aunque tallada, nunca fue desplazada.

mujer embarazada

La dimensión de los bloques encontrados era colosal. Algunos de ellos de 20 metros de largo, 6 de ancho y 6 de alto.

3

Entre los bloques había pequeñas grietas que permitieron calcular su anchura.

1

En otras ocasiones la separación era mayor, de tal manera que permitía el paso de una persona agachada.

2

Para Uvarov las conclusiones eran evidentes. Estas estructuras fueron levantadas por nuestros antepasados utilizando sistemas antigravitatorios. ¿Cómo si no, podrían levantarse esos colosos de piedra hasta esa altitud y colocarlas de es manera?

Pero ¿no habrá una explicación más sencilla?

Las afirmaciones sobre el origen no natural de estas estructuras es pura especulación. El curriculum de Uvarov hace que las dudas sobre sus afirmaciones aumenten:

Uvarov

CIentífico, especialiata en paleontología y ufología. 22 años estudiando la herencia de las civilizaciones antiguas. DIrector del centro internacional de información sobre investigación OVNI. Autor de numerosas publicaciones sobre ufología, egiptología y exotérica.

Sin pretender hacer un ad-hóminem, parece evidente que tiene el típico perfil de la persona que está precondicionada a dar una explicación paranormal a cualquier fenómeno natural que sea mínimamente llamativo.

Este caso recuerda mucho a otro que ocurrió en 1987 en Japón: el monumento Yonaguni. Para muchos, este es un caso evidente de la existencia de una civilización perdida, muy avanzada, que vivió en un pasado lejano. Aunque el geólogo Robert Schoch de la Universidad de Boston, documentó el caso como un fenómeno natural, en el que diversas capas de roca se han ido fracturando horizontal y verticalmente debido a la actividad tectónica y a los terremotos.

yonaguni

Las rocas de Shoria no se encuentran en una zona de una actividad sísmica intensa, y son mucho más duras que las de Yonaguni, pero hay otros casos de formaciones rocosas extraordinarias documentadas, cuyo origen es natural, como estas del sur de Polonia:

Śląskie Kamienie

Esta en California:

yosemite

O esta otra en Escocia.

fingal

  • @ Trueno:
    Pido excusas por decir cosas que en el fondo sé que están mal dichas.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies