Off Topic

En este espacio podéis tratar el tema que os apetezca.

 
 
  • …A veces se cuelan en los nuestros.

  • Venga, una curiosidad:

    Armadura ceremonial… para gato

  • Los gatos han vivido en el museo Hermitage desde que el zar Pedro I, el Grande, trajo al palacio un gato de Holanda.

    Su hija Isabel después ordenó traer al palacio los mejores y más grandes gatos de Kazán para cazar los ratones que merodeaban las habitaciones, y han vivido en el Hermitage desde entonces. La emperatriz Catalina II, creadora del museo en 1764, otorgó a los felinos el estatus de “guardianes” de las obras de arte almacenadas en las galerías. Los felinos han vivido en el Hermitage desde entonces, con excepción de la II Guerra Mundial, cuando todos los animales murieron, pero regresaron después con el cometido de frenar las plagas de ratones que asediaron San Petersburgo. Y su fama, además, ha quedado inmortalizada.

    Los una vez callejeros, hambrientos y miedosos Verenka y Sergo son sólo dos de los cerca de 70 gatos de ambos sexos (esterilizados) que ahora son cuidados y queridos, como parte importante de la familia del museo ruso, una de las pinacotecas más grandes del mundo, con tres millones de obras, y menos de una tercera parte de ellas expuestas. El resto, están custodiadas por los gatos del sótano.

    Gracias a los esfuerzos de Maria Haltunen, asistente personal del director del museo y quien, entre otros cometidos, ejerce de jefa de prensa de los gatos del Hermitage, los felinos ahora tienen su propio hospital en el sótano del museo, una cocina donde les preparan la comida y tres trabajadoras que se ocupan de ellos a jornada completa. Los gatos se han convertido en protagonistas importantes de la vida del museo, forman parte de la leyenda e historia del Hermitage, dice Mikhail Piotrovsky, el director del museo.

    Pusieron en marcha una campaña de recogida de dinero para los gatos. Aparecieron los primeros artículos en los periódicos. La gente comenzó a interesarse por los gatos del Hermitage. El director cedió unas salas en el sótano del museo para atender a los felinos ancianos y enfermos. Y una cosa llevó a la otra.

    http://hermitagecats.ru/

    Los gatos del Hermitage no tienen miedo de la gente e incluso tienen un efecto positivo en el ánimo de sus empleados. Y aunque no pueden entrar en las salas del museo reservadas para los visitantes, los trabajadores del museo disfrutan recibiendo las visitas de los felinos, cuando ellos gusten. Además, en verano es fácil verlos en los patios y jardines, y no es raro que algún felino logre colarse en las zonas prohibidas del museo, para regocijo de los millones de turistas que cada año visitan el Hermitage.

    Los felinos guardianes del museo ruso incluso tienen un día al año para ellos: el Día de los Gatos del Hermitage, que celebrarán el 27 de mayo, con visita de escolares a los laberintos, concursos de pintura felina, y exposición de los trabajos destacados en las salas del museo.

    Ruego que esta iniciativa sirva de ejemplo.

    Camarero de la Corte del Hermitage, retrato de Kuzma, uno de los gatos del museo

  • Algo curioso:

    “Los perros creen que las personas son dioses, los gatos no. Simplemente, son más inteligentes” (Kedi, los gatos de Estambúl)

  • Ecos de Callejón.

    Los del segundo cubo a la izquierda de la puerta trasera del restaurante chino en el callejón, la redacción de esta publicación informal, informalmente publicada, siguen recibiendo (¡oh fortuna, al fin nos sonríes!) notas más o menos extensas relacionadas con nuestros últimos maullidos acerca del asunto parental que tanto agrada al rancio facherío patrio.

    Reconozco que esta redacción está algo asombrada de ver la airada reacción que han tenido nuestros chascarrillos, con la tropa disparándonos con munición de guerra, como si tratara de exterminarnos verbalmente. Visto lo que nos llega y lo que nos hemos podido reír con alguna de estas joyas del género epistolar, visto cómo hay quien eleva la memez a la categoría de arte, hemos organizado un concurso con premio a la tontería más gorda.

    De momento y por unanimidad, el premio se lo lleva un señor de Murcia, que se declara albañil. A este feliz alarife de la feraz huerta murciana, católico por más señas, que nos desea felices sueños bajo una losa de hormigón, le dedicamos esta imagen que vale más que mil palabras. Espero que capte usted la metáfora.

    Con la mejor de mis sonrisas:

  • José Luis Cuerda, sit tibi terra levis
    Dos clips de rabiosa (y desgraciada) actualidad:

  • Ecos de Callejón.

    Ante la estimulante oleada de misivas recibidas en redacción, esta redacción se ha volcado en contestar aquellos mensajes más meritorios en función de su redacción, contenido o interés público.

    Por otra parte también quería esta redacción resaltar lo interesante que está resultando la inquisición desatada desde Vox por la dichosa tontería del cacareado pin parenteral. Ahora le toca el turno de dar la matraca a la alegre muchachada de Hazte Oír, colectivo ya conocido por gastar dinero a patadas (¿de donde sale todo este parné?) en autobuses pintados con eslóganes y consignas emitidos por el fachamen patriótico y defensor de los valores.

    Pues bien, ahora pueden ustedes recurrir a su teléfono: la asociación ultracatólica, que ya utilizó en su día avionetas y autobuses para difundir sus mensajes retrógados, se ha pasado ahora al teléfono y el WhatsApp. Mediante mensajes en medios de comunicación como ABC o La Razón, han impulsado una campaña en la que animan a denunciar en ese teléfono casos de lo que ellos llaman “adoctrinamiento de género” en los colegios.

    Les propongo a aquellos de ustedes que sean padres responsables que hagan lo que yo: llamar a ese teléfono para dejar su consulta:

    -Hola, soy un padre perplejo y preocupado y deseoso de recibir ayuda e iluminación. Mis hijos acuden a un colegio de bien, de esos de gente de bien y de orden, en los que no verá usted ni moros ni negros y las niñas rezan y llevan falda, además de estar separadas de los niños para evitar tentaciones. Sin embargo mi preocupación es grande porque nos han dicho que las niñas tienen que llevar al colegio pepinos, nabos, patatas, lechugas, garbanzos y otros vegetales para una actividad de conocimiento de las verduras y las legumbres. Y yo me pregunto, ¿seguro que esto es para una actividad culinaria?. Porque a mí esto de “introducción al conocimiento del uso de las verduras” me da muy mala espina. A ver si estamos hablando de otra cosa, con eso de la “introducción” y nos las quieren pervertir estos curas, que ustedes no saben cómo esta el vaticano con este Papa tan argentino. Por favor, háganse cargo de mi preocupación. ¿Debo denunciarles ya o me espero?-

    Hay ya quien lo ha hecho, y por lo visto hay algunas consultas a cual más jugosa.

  • @ jeopardize:

    Todavía me acuerdo de Jose Luis soltando aquello de “Pues yo creo que me voy a sacar la chorra…”. Los que amamos el ingenio y el sentido del humor nos vamos quedando huérfanos.

    Sin embargo, y si queréis acercaros a ver si se os pega algo:

    https://amanecequenoespoco.es/amanecistas/quienes-somos/

    evidentemente, la web es:

    https://amanecequenoespoco.es/

  • @ Doc Halliday:
    Eso está hecho!

  • En los lugares más insospechados: 180 Hampstead Road, London NW1 7AW

  • Lo dicho:

  • Saludos.

    En una de las notas, alguien me hacía saber que no entendía cómo puedo querer identificarme con los gatos, animales (a su juicio) que no tienen ni punto de comparación con la admiración que despiertan los perros por su valor y su abnegación para con sus amos.

    Estimado, los gatos escasamente nada tienen en común con los perros ni se pueden medir por ese rasero, y no es posible establecer ese tipo de comparaciones entre cánidos y felinos.

    Sin embargo, al margen de lo que usted pueda opinar, hay sobrados ejemplos de que los que los gatos obran una magia especial, con su sola existencia y su pérdida es especial motivo de duelo incluso en los medios:

    https://www.bbc.com/news/uk-england-somerset-50433748

    https://www.somersetlive.co.uk/news/somerset-news/louis-wells-cathedral-cat-died-3546819

    https://www.dailymail.co.uk/video/news/video-1167811/Louis-cat-lounging-Wells-cathedral.html

    https://www.facebook.com/WellsCathedral/posts/our-resident-cat-louis-making-his-fly-on-the-wall-documentary-debut-have-you-met/333448993421368/

  • Martin Barre

  • @ jeopardize:

    Martin, un tipo estupendo.
    Por cierto, yo también tengo un gorro similar que me regalaron en Mali (y también lo uso)

  • Doc Halliday dijo:

    @ jeopardize:

    Martin, un tipo estupendo.
    Por cierto, yo también tengo un gorro similar que me regalaron en Mali (y también lo uso)

    Estaràs monísimo :-P

    Por cierto, actua el dia 13 en Lleida.

  • jeopardize dijo:

    Va para @Doc

    Gracias, muy amable.

    Es cierto que sin un poco de práctica no es posible averiguar que es lo que está tratando de decir un felino. La comprensión de su estado general requiere, primero, de bastante experiencia conviviendo con ellos y, también de algunas dotes de observación.

    En los felinos no resulta de ninguna utilidad ni de aplicación posible todo lo que creemos saber sobre la comunicación o la gestualidad de los cánidos o de los homínidos. Los gatos se expresan de otra manera, con otras claves gestuales y conviene entender que no son simples ni lineales, y que narran historias.

    Cuando tu gato se acerca a saludarte, lo hace contándote lo que ha ocurrido y como ha sido su participación, te habla de su estado de salud y también de su grado de comodidad, de su relación contigo (sumisión, compañerismo, posesión, dominio, necesidad e incluso otras más) y además lo hace esperando que tú le cuentes también a él cómo estás, donde has estado, como te sientes y cual es tu relación con él.

    Los gatos, al igual que los perros, demuestran interés o desinterés, afecto o disgusto y saben sonrreir (los perros lo hacen con mucha más claridad, pero con algo de experiencia, puedes reconocerlo en un gato), salvo que lo hacen con todo el cuerpo.

    También es necesario entender que, aunque entre los perros se den relaciones de jerarquía, tal cosa es impensable entre los gatos y que los felinos eligen a su humano de confianza, pero no lo aceptan como imposición. Es cierto que hay roles dentro de la manada, pero que no están asignados, sino que se asumen en función de las necesidades del grupo. Grupo que se constituye mediante unos lazos afectivos que no son estrictos y que, al igual que ocurre con los humanos, pueden cambiar.

    Si, conseguir que un gato conviva felizmente con nosotros requiere de conocimiento, tacto, un lenguaje común y un acuerdo entre iguales-

  • Saludos.

    Lo cierto es que nos hemos acostumbrado a convivir con las noticias falsas y con la basura y la intoxicación. Mu malamente lo veo yo eso.

    Vale que el señor Casado y su corte de los milagros se dedique a la poesía y a la práctica de determinadas felonías verbales que encuentran tangencialmente su amparo en la libertad de expresión, pero lo que ya no vale es contar mentiras. El ABC, el decano de los grandes de la prensa española, Se inventó una conversación telefónica entre nuestro Presidente del Gobierno y la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez.

    La invención, según ABC, estaba sostenida tanto por fuentes de la oposición venezolana como por fuentes próximas a la vicepresidenta,. Lo que viene a ser lo mismo que decir que los periodistas consultaron una ouija. Porque lo primero que a uno se le viene a la cabeza es la imposibilidad de conseguir y contrastar esa información, salvo que Ábalos y Delcy R. fueran rematadamente estúpidos y se pusieran a gritarle al manos libres rodeados de una legión de periodistas, infiltrados de la CIA, paparazzi y boy-scouts.

    Le dan a uno ganas de ponerse a pontificar sobre lo vergonzoso que es que un periódico de tan rancio abolengo le de por contar mentirijillas para perjudicar a este gobierno ilegitimo de rojos y de traidores al país, y añadir que ABC está mancillando su impecable historia…

    Pero basta con acudir a la hemeroteca para comprobar que en la historia del venerable diario han habido otros episodios un tanto chuscos, de los que vamos a escoger alguno lo bastante antiguo, como llamar a Hitler y Mussolini hombres de buena voluntad. Algo, que a mi juicio, resultara incluso entonces un pelín exagerado.

    (n. del T.)
    La Corte de los Milagros, o mejor la Cour des miracles era una zona del París medieval habitada por mendigos, ladrones y prostitutas, en el barrio del mercado de Les Halles. Recibía este nombre porque sus habitantes, por el día, pedían limosna como ciegos o discapacitados, pero al llegar la noche en la seguridad de sus casas (cour, corte) recuperaban milagrosamente la salud. Aparece en la novela Nuestra Señora de París de Victor Hugo. Valle-Inclán se sirve alegóricamente de ello para ridiculizar a la corte de la reina Isabel II, bien conocida por sus vicios y excentricidades.

  • jeopardize dijo:

    Estaràs monísimo

    Por cierto, actua el dia 13 en Lleida.

    Hay gustos para todos los gustos, pero hay quien opina que todavía doy el pego como madurito resultón. Una propuesta muy interesante la de Lleida, pero estoy hasta arriba de compromisos estos días.

  • Saludos.

    Hay que ver cómo está de loco el tiempo. Andábamos buscando un sitio nuevo donde recalar para los almuerzos. La colla se cansa de los sitios que hemos frecuentado antes y quiere aires nuevos.

    Pero no es cosa sencilla esto de aunar voluntades. Hay quien piensa que es mejor no alejarse excesivamente del viejo pesebre y quien cree que es obligatorio cambiar de aires siguiendo el estrafalario viaje de la marea que sigue a los influencers que deciden qué es cool y que no lo es, para cambiarlo a la semana siguiente.

    El caso es que viendo la negra, decidimos (por insaculación) nombrar un comité compuesto por dos de nosotros que investigara para emitir un informe desapasionado acerca de locales, oferta gastronómica, comfort, grado de hostilidad a nuestra particular idiosincracia , gentileza del servicio e idoneidad del local en lo tocante a decoración y parecidas cuestiones.

    Todo esto lo discutíamos con otros pares, a la sombra de las palmeras (lo dicho, el tiempo está como una cabra: un día completamente primaveral y da gusto estar en la calle) abriendo una botella de Pérez Pascuas del 2012 con la que ir explorando unas tapas de gran factura y mucha presencia. Efectuadas con gracia y entregadas con el donaire que caracteriza al camarero bragado en su oficio, que acto seguido te va a dejar caer una factura (mirando al tendido, como los grandes del toreo) de esas que le pagan el mes a un pobre.

    Paco andaba diciéndole al Llaneras que para qué andar cambiando de montura si estábamos bien y Amador, el dueño, nos deja ir de caprichosos, y Miguel, mirando de reojo el deportivo mal aparcado por aquello de las multas, insistía en que había que probar otras cosas (lo que, a juicio de Paco, era la causa más probable de su segundo divorcio).

    -No preocuparse, gente, que esto lo arreglamos el Doc y uno que yo me sé-

    -¿Tu te ves confiando algo tan delicado como el almuerzo al tío este, que parece salido de un cómic?. No te ofendas, Doc, pero es verdad-

    -No quiero hacer sangre, Paco, pero si tengo que elegir al tío más feo de la literatura occidental, la cosa estaría entre entre tú y el cochero de Drácula, y créeme, no sabría por quien decidirme-

    Carcajadas. ¿que hacéis esta semana?.

    Y mientras tanto, la mayoría de la gente de verdad tiene problemas de verdad.

    https://www.publico.es/tremending/2020/02/10/twitter-la-ultima-aberracion-inmobiliaria-350-euros-por-compartir-la-misma-habitacion-con-tres-personas/

  • Una delicatessen, Boris Vian:

  • @ jeopardize:

    Cautivador…

  • fotos de familia: Beguemot, uno de los grandes.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies