Los niños verdes de Woolpit

A inicios del siglo XII, ocurrió un extraño suceso en el pueblo de Woolpit, en el este de Inglaterra. Mientras los segadores trabajaban en los campos, dos niños pequeños aparecieron en el interior de una de las zanjas que los locales escavaban para atrapar lobos. Los niños, un niño y una niña, tenían la piel teñida de un tono verde y vestían ropas de un color extraño, hechas con materiales desconocidos.

Los segadores que los encontraron les llevaron al pueblo. Como nadie podía entender el idioma que hablaban los niños, los llevaron a la casa del terrateniente local Sir Richard de Calne. Aquí rompieron a llorar y se negaron a comer el pan y otros alimentos que les trajeron.

Durante días, los niños rechazaron toda la comida que los aldeanos les ofrecieron. Toda, salvo unas judías verdes.

El niño, que era el más pequeño de los dos, murió al poco tiempo, pero la niña se adaptó y consiguió salir adelante. La piel de la chica perdió gradualmente su color verde original y se convirtió en una mujer joven y saludable. Aprendió el idioma inglés y luego se casó con un hombre en el vecino condado de Norfolk. Algunas fuentes afirman que tomó el nombre de ‘Agnes Barre’ y el hombre con el que se casó era un embajador de alto nivel de Enrique II.

Una vez adaptada a su nueva vida, y con ya control del idioma inglés, la chica habló sobre su pasado. Dijo que provenían de un lugar en el que había siempre una luz crepuscular. Los habitantes de ese sitio tenían la piel verde, como ellos. Recordó que un día estaban cuidando el ganado de su padre, cuando llegaron a la entrada de una cueva. Dentro de la cueva se oía el sonido de una campana lejana, y decidieron entrar. Después de avanzar un tiempo, vislumbraron una luz cegadora que provenía del final de la cueva. Al salir, con tanta luz se desorientaron y cayeron en una de las trampas de lobos que los pastores de Woolpit cavaban para atrapar lobos.

Se han presentado varias explicaciones para explicar este enigma. Los más extremos incluyen que los niños provienen de un mundo oculto dentro de la tierra, y que de alguna manera habían atravesado una puerta dimensional. O que eran extraterrestres que llegaron accidentalmente a la tierra.
La explicación más aceptada en la actualidad, y también la más mundana, fue presentada por Paul Harris en 1998. Su teoría es aproximadamente la siguiente. En primer lugar, la fecha del incidente se retrasa a finales del siglo XII. En aquella época había habido una inmigración continua de tejedores y comerciantes flamencos (del norte de Bélgica) a Inglaterra. Muchos de ellos fueron perseguidos y asesinados. Los niños podrían haber sido hijos de alguno de estos migrantes, que consiguieron escapar y esconderse en el bosque Thetford. Harris propone que si los niños permanecieron allí escondidos durante un tiempo y sin suficiente comida, podrían haber desarrollado clorosis, debido a la desnutrición. De ahí el tinte verdoso de la piel. Él creía que más tarde siguieron el sonido de las campanas de la iglesia de Bury St. Edmunds y se adentraron en uno de los muchos pasajes de minas subterráneas que formaban parte de Grimes Graves, minas de pedernal de 4000 de antigüedad.

Esta teoría no es en absoluto definitiva. El flamenco es una lengua que los locales de Woolpit deberían haber reconocido, y la distancia del limite inferior del bosque Thetford y a iglesia de Bury St. Edmunds es de algo más de 10 km. Parece difícil que los niños pudiesen haber oído las campanadas.
En cambio, hay muchos aspectos de la historia de los niños verdes que se encuentran en las creencias populares inglesas, o en celebraciones paganas, como la figura del folclore inglés llamada “Jack in the green”, un hombre disfrazado de árbol que personificaba la naturaleza, y que salía en procesión el primero de mayo. O también en historias de duendes y hadas.

Aunque la historia de Woolpit se incluye en algunos textos del siglo XII, debe tenerse en cuenta que las crónicas de la época, aunque describen eventos políticos y religiosos, también enumeran muchas señales, maravillas y milagros que no serían aceptados hoy, pero que fueron ampliamente creído en ese momento, incluso por hombres y mujeres con formación.

  • Es una de esas fantasías que gusta y es adoptada por diversas culturas y se va esparciendo como otras https://elitediario.com/los-misteriosos-ninos-de-banjos/

    ¿habrá algún estudio antropológico sobre que factores y propiedades hacen que diversas culturas diferentes acaben adoptando como propia y asimilando leyendas de fantasía de otras culturas que a su vez pueden ser asimilaciones de otras? Como diluvio universal en todo el planeta y pocos sobrevivientes que rehacen toda la Tierra, pasado mítico de la prpia cultura en una civilización desaparecida, etc?

  • Yo la versión que había oído era que se trataba de niños escapados de una mina de cobre, de ahí el color verdoso de su piel.

  • Supongo que en aquella época habría algún pepero británico que dijera “migrantes” o solo sea la estupidez de alguno de nuestra época


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies