El super-ratón de SpaceX se deja ver otra vez

SpaceX lanzó ayer el satélite oceanográfico Sentinel-6. La empresa espacial está consiguiendo que la puesta en órbita de artefactos o astronautas sea algo casi cotidiano. Y una vez más apareció en las imágenes del motor de la fase 2, el super-ratón de SpaceX paseando por el espacio.

Podéis verlo en el vídeo del lanzamiento, moviéndose por la parte superior de la tobera del motor Merlin, ajeno a todos los que le están mirando.

Algunos han afirmado que esta es una evidencia más de que esos cohetes nunca han despegado y que todo es un montaje. Pero solo hacía falta desplazarse a Los Ángeles y mirar al cielo para comprobar que el lanzamiento fue cierto.

En realidad se trata de un trozo de oxígeno congelado, proveniente de la ventilación que se realiza segundos antes del despegue. Los Falcon funcionan con un tipo de queroseno muy refinado y oxígeno. El oxígeno es enfriado hasta casi el punto de congelación para hacer más eficiente el proceso de combustión. Eso requiere que continuamente se esté introduciendo en los depósitos de oxígeno (los de la fase 1 y 2) nuevo oxígeno súper enfriado, y dejar salir algo del del interior, que ya está a mayor temperatura. Ocasionalmente algo de oxígeno se queda en el espacio entre la fase 1 y 2 y se congela. Este hielo se desprende y suele quedarse en ese anillo sobre la tobera del Merlin.

Las vibraciones del motor hacen el resto, y provocan que el trozo de hielo se mueva como si tuviese vida.

  • Lo más gracioso es que los conspiranoicos piensen que o SpaceX está formado por inútiles que dejarían que un ratón se cuele en la transmisión en vivo, o por cínicos que lo colarían a propósito…


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies