COVID19: ¿Quién tiene la culpa de este desastre?

Ayer decidí no salir, y me quedé en casa viendo la televisión :oops:

En el programa estrella del sábado noche, los invitados de la bancada de la izquierda vertieron acusaciones contra la sanidad de la Comunidad de Madrid (dirigida por la derecha), que fueron negadas por los contertulios que tenían en frente. ¿Quién decía la verdad?

De todos los de la izquierda, el más belicoso era Antonio Miguel Carmona, profesor de economía de la Universidad Complutense de Madrid, y diputado de la asamblea de la capital. En 2015 era el candidato del Partido Socialista a la alcaldía de Madrid, que fueron ganadas por el Partido Popular (derecha). El Partido Socialista quedó segundo, pero Pedro Sánchez, líder del PSOE, le obligó a ceder sus votos a Manuela Carmena (extrema izquierda) lo que no hizo de buen grado.

Ayer estuvo extremadamente belicoso, quizá con ánimo de reconciliarse con su líder, con la consigna clara de culpar al sistema sanitario de la Comunidad de Madrid de la alta incidencia de COVID en la capital de España por los recortes presupuestarios acometidos por gobiernos pasados del Partido Popular.

Podéis ver el replay del programa en este enlace, a partir del minuto 3:00:57.

https://www.atresplayer.com/lasexta/programas/lasexta-noche/temporada-1/21-03-20-jordi-evole-y-wyoming_5e74cf257ed1a8160b87fc59

Antonio afirmó, que durante los últimos años la Comunidad de Madrid ha ido sistemáticamente haciendo recortes en el sistema sanitario (cuyas competencias están cedidas a las autonomías). A la respuesta de Juan Ramón Rallo, contertulio de la derecha, negando este punto y confirmando que año a año la partida de sanidad ha ido aumentando, Carmona refutó que esas inversiones eran en parte a la sanidad privada, no a la pública, y que esto no debe de ser considerado como gasto en sanidad, porque “si por ejemplo yo le doy dinero público a un amigo bajo el concepto de sanidad, eso no es gasto de sanidad”.

Esta mañana me he ido al sitio Maldito Bulo, dirigido por periodistas que también pertenecen a este mismo canal de televisión, a ver si habían publicado un artículo titulado “No, Carmona no tiene la razón al afirmar que el gasto publico en sanidad privada no debe de ser considerado gasto en sanidad”, pero no lo he encontrado. Así que me he puesto a investigar yo, y he llegado a unas conclusiones que quiero compartir con vosotros.

En el siguiente cuadro podéis ver por años,

1. el presupuesto total de la Comunidad de Madrid,

2. de ese monto la parte que se dedica a sanidad,

3. la variación de ese presupuesto de sanidad con respecto al año anterior,

4. la población de la Comunidad de Madrid a mitad de año,

5. la división del presupuesto total entre el numero de ciudadanos,

6. la división del presupuesto de sanidad entre el número de ciudadanos,

7. la variación de ese presupuesto de sanidad por persona,

8. el porcentaje del presupuesto de sanidad por persona respecto del presupuesto total por persona,

9. y finalmente, la variación de este último porcentaje.

Vemos que el presupuesto de sanidad sí que se redujo en los años 2013 y 2014, en un 1% y 2% respectivamente. Pero esos datos adquieren otra perspectiva cuando los analizamos per cápita. Al hacerlo así, vemos que el único año que hubo reducción fue en 2014, en un 2%, algo que fue compensado el año siguiente, que subió un 4%.

Por lo tanto, cedo esta información a Maldito Bulo, para que haga el post “No, la Comunidad de Madrid no ha hecho recortes en sanidad en los últimos 8 años, pese a que el país estuviese sumido en una crisis monumental, en la que nos metió el Partido Socialista”.

No he querido hacer este mismo ejercicio en otras comunidades dirigidas por el PSOE, porque tampoco creo que nos lleve a ningún sitio, aunque imagino los resultados.

Respecto a la otra afirmación de Carmona, en la que se regodeaba de lo listo que era frente a un tímido Juan Ramón Rallo que no se supo defender de su ataque, el presupuesto de sanidad que se transfiere a la sanidad privada, sí que debe de ser considerado como presupuesto de sanidad.

Todas las comunidades destinan parte de su presupuesto en conciertos con la sanidad privada. Escuchando a Carmona, podría darse a entender que la Comunidad de Madrid subvenciona a sus amigos de la sanidad privada con dinero público, pero esas partidas se emplean en la atención especializada, el transporte sanitario, los programas especiales de hemodiálisis y las terapias de insuficiencia respiratoria a domicilio. [1]. La Comunidad de Madrid, lo dedica además para reducir las listas de espera [2], algo que históricamente ha sido conseguido en la Comunidad de Andalucía sacando a los pacientes de la lista, simplemente [3].

En la siguiente tabla se muestra el porcentaje del presupuesto de sanidad que dedican las comunidades autónomas a este concepto.

Seguiré informando (si no caigo). Insultos, aquí debajo, por favor.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies