Manuscrito Voynich. Esta vez, tampoco.

voynich

Hace un par de días apareció en prensa la noticia que muchos estábamos esperando. “Por fin se había descifrado el Manuscrito Voynich”.  Pero no os hagáis ilusiones. Esta vez tampoco.

El manuscrito Voynich es un famoso texto medieval escrito en un lenguaje misterioso que hasta ahora nadie ha podido descifrar. Fechado entre 1404 y 1438, el libro fue adquirido en 1912 por un comerciante de libros y anticuario polaco, llamado Wilfrid M. Voynich (de ahí su apodo). Además de la extraña escritura en un idioma o código desconocido, el libro tiene muchas ilustraciones con imágenes extrañas de plantas alienígenas, mujeres desnudas, objetos extraños y símbolos del zodiaco. Actualmente se conserva en la Biblioteca Beinecke de libros raros y manuscritos de la Universidad de Yale. Como posibles autores, están Roger Bacon, el astrólogo / alquimista isabelino John Dee, o incluso el mismo Voynich, posiblemente como un engaño.

Hay tantas teorías que tratan de explicar el contenido del  manuscrito Voynich, que prácticamente se ha constituido en un campo de estudio autónomo. Desde criptógrafos profesionales hasta aficionados, todos ellos se han afanado en estudiar el texto con la esperanza de resolver el enigma. Sin éxito.

Pero en esta ocasión, un profesor de la Universidad de Bristol llamado Gerard Cheshire, ha publicado un documento en la revista Romance Studies en el que “muestra su solución” al dilema.

En él, Cheshire afirma que la escritura misteriosa es una lengua “proto-romance” (precursor de idiomas modernos como el portugués, español, francés, italiano, rumano y gallego), y que cree que el manuscrito fue elaborado por una monja dominicana. Aparentemente, le llevó solo dos semanas lograr una hazaña que ha eludido a nuestros eruditos más brillantes durante al menos un siglo. Primera alarma.

Lisa Fagin Davis, directora ejecutiva de la Academia Medieval de América, que también fue azote de otros presuntos genios que “lograron descifrar” en el pasado el manuscrito, no pasó por alto las afirmaciones de Chesire.

Como con la mayoría de los posibles intérpretes de Voynich, la lógica de esta propuesta es pretenciosa. Comienza con una teoría sobre lo que podría significar una serie particular de glifos, generalmente debido a la proximidad de la palabra a una imagen que cree que puede interpretar. Luego investiga cualquier número de diccionarios medievales en lengua románica hasta que encuentra una palabra que parece adaptarse a su teoría. Después, argumenta que debido a que ha encontrado una palabra en lengua romance que se ajusta a su hipótesis, ésta debe ser correcta. Sus “traducciones” son incomprensibles, hechos en una amalgama de múltiples idiomas, y son más una pretensión que una traducción real.

Además, el argumento fundamental propone la existencia de un ‘lenguaje proto-romance’, algo que no tiene fundamento, y está en desacuerdo con la paleolingüística. Finalmente, su asociación de glifos particulares con letras latinas particulares tampoco está demostrada. Su trabajo nunca ha recibido una verdadera revisión por pares, y su publicación en esta revista en particular no es un signo de confianza entre pares.

Otros expertos también han atizado al “genio inglés” Gerard Cheshire. Greg Kondrak, un experto en procesamiento de lenguaje natural en la Universidad de Alberta, decía:

El desciframiento se limita a algunas frases y palabras, y no encuentro ninguna traducción de un pasaje más largo. La parte del documento que está dedicada a los nombres de los signos del zodíaco parece tener más sentido, pero el hecho de que esos nombres sean de origen romance es bien conocido, y parece que se agregaron al manuscrito una vez que se completó. En el desciframiento de los símbolos individuales, varias personas han desarrollado un mapeo a letras latinas, pero esos mapeos rara vez coinciden entre sí, o con esta propuesta.

Pocas veces hemos visto como una persona pasa de las nubes al subsuelo en tan corto plazo de tiempo, y esta es una de esas veces.

Como remate, unas horas después de que se viralizase la noticia del descifrado del manuscrito, la Universidad de Bristol publicó nota de prensa desligándose del estudio.

Esta investigación fue un trabajo particular del propio autor y ni la Universidad de Bristol, la Facultad de Artes o el Centro de Estudios Medievales lo respalda.  Cuando un miembro de nuestra comunidad académica publique un artículo en una revista revisada por pares, el Equipo de Medios de la Universidad determinará si los hallazgos son de interés público. Si lo son, el equipo comunicará la investigación a los medios de comunicación y aparecerá en nuestro sitio web de la Universidad. Tras la cobertura de los medios de comunicación, se han planteado preocupaciones acerca de la validez de esta investigación por parte de académicos en los campos de la lingüística y los estudios medievales. Tomamos esas inquietudes con mucha seriedad y, por lo tanto, hemos eliminado la historia sobre esta investigación de nuestro sitio web para buscar una validación adicional y permitir futuras discusiones tanto internas como con la revista en cuestión.

Más información en este enlace.

  • La lingüista Kate Wiles, sobre la nueva teoría del códice Voynich: “No encaja con lo que sabemos de la historia”

    https://www.20minutos.es/noticia/3646242/0/codigo-voynich-entrevista-kate-wiles-nueva-teoria-lengua-voynich/

  • Interesantísimo.
    Es un caso de esos por los que me inclinaría a priori por la opción del fraude. Y lo hice hasta que leí por ahí algo sobre la ley de Zipf, y el hecho de que el manuscrito parece cumplir con la misma.
    Si no es un fake, es una verdadera joya de la historia. Y si lo es, está muy bien armado.
    Saludos.

  • @ jeopardize:

    Gracias por traermelo de nuevo. Ya lo había leído hacía años pero, como muchas de las entradas de este blog, se disfruta al releerlo.
    Saludos.

  • Angelo dijo:

    @ jeopardize:

    Gracias por traermelo de nuevo. Ya lo había leído hacía años pero, como muchas de las entradas de este blog, se disfruta al releerlo.
    Saludos.

    :saludo:

  • Saludos.

    Para aquellos de nuestros amables lectores que se estén preguntando por la Ley de Zipf, un par de apuntes para hacerse una idea:

    elpais.com/diario/2009/12/13/domingo/1260678633_850215.html

    https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/3300/2/Zipf.pdf

    Angelo dijo:

    Es un caso de esos por los que me inclinaría a priori por la opción del fraude.

    Si, es un caso sumamente interesante (y que sigue sin estar resuelto), pero yo también me inclinaría por un fraude muy bien elaborado. En aquel tiempo no solo se componían libros “honestos” sobre magia o alquimia y otras materias similares, también es la gran época de los embaucadores y de los fabricantes de misterios. Voynich estoy convencido de que se fabricó exprofeso para colocárselo a alguien obsesionado con esto del misterio.

  • Hay algo que no entiendo del código voynnich, si las ilustraciones que aparecen en el libro describen plantas, animales, anatomía, astronomía, etc. Que no existe, que importa que se pueda descifrar o no si se intuye que lo que va a describir son gilipoll€ces.
    a principios del s. XX fue lógico que le buscaran explicación ya que no se había descubierto apenas el gorila, pero hoy día ya sabemos suficiente como para saber que todas las ilustraciones describen cosas que son falsas.

  • Mescalero dijo:

    Hay algo que no entiendo del código voynnich, si las ilustraciones que aparecen en el libro describen plantas, animales, anatomía, astronomía, etc. Que no existe, que importa que se pueda descifrar o no si se intuye que lo que va a describir son gilipoll€ces.
    a principios del s. XX fue lógico que le buscaran explicación ya que no se había descubierto apenas el gorila, pero hoy día ya sabemos suficiente como para saber que todas las ilustraciones describen cosas que son falsas.

    Es que no está tan claro ni mucho menos que las plantas (al menos) no existan. Si no recuerdo mal en su trabajo Stephen Bax identificaba en el manuscrito varias plantas junto con los nombres de las mismas. Dejo enlace: https://terraeantiqvae.com/profiles/blogs/descifran-diez-palabras-del-misterioso-libro-de-voynich

  • Parte de la imaginería está interpretada. Lo que intriga y desconcierta es el lenguaje.
    Las ilustraciones que contiene han sido divididas en cinco o seis secciones diferentes (según las versiones que tomemos), zonas creadas merced al contenido de las imágenes:

    Un herbario, con dibujos de plantas de todo tipo: tan sólo unas pocas han podido ser identificadas, el resto no parecen existir en la naturaleza, ya que parecen constar de injertos de diferentes especies, o tener ojos, garras, y detalles similares que desconciertan a los investigadores, obligándolos a pensar si no se tratará de claves simbólicas visuales o algo similar… Entre las que se han creído identificar hay lo que parece un girasol del Nuevo Mundo, lo que estaría indicando, en principio, que la obra no puede ser anterior a 1492; pero todos sabemos que los viajes transoceánicos no empezaron realmente con Colón…

    Astrología, con símbolos zodiacales y mujeres desnudas que sostienen estrellas, así como aparentes tránsitos de cuerpos celestes, posibles galaxias y tal vez prototipos de instrumentos ópticos. Algunas de las imágenes han sido perfectamente identificadas, lo que presta aún más misterio al volumen, ya que dichas constelaciones y galaxias supuestamente localizadas no fueron reconocidas hasta mucho después del XVI.

    Biología. En esta sección nos encontramos con dibujos que podrían estar mostrando la circulación sanguínea o el aparato digestivo: podemos contemplar una especie de cisternas conectadas por lo que parece un sistema de cañerías que contiene un líquido de color verde circulando, en el que se bañan mujeres desnudas, además de pequeñas figuras vestidas introducidas en una especie de cubos de basura.

    Cosmología: pueden contemplarse más diagramas circulares, aunque éstos no tienen un significado reconocido. Esta sección también posee páginas desplegables, una de ellas de seis páginas de largo, que contiene una especie de mapa o diagrama con seis “islas” conectadas por calzadas, castillos y posiblemente un volcán.

    Farmacia. Aquí nos tropezamos con imágenes de plantas y lo que en principio podría reconocerse como recipientes de boticario catalogados con etiquetas.

    Recetas alquímicas. En el texto se identifican lo que podrían ser diferentes epígrafes en los que algunas líneas de texto están marcadas con asteriscos. A pesar de este nombre, el apartado no tiene nada que ver con la alquimia, no sólo porque a lo largo de todo el manuscrito no se detecta ninguno de los símbolos tradicionales de este arcano arte, sino porque en el siglo XV, en la Italia del Norte, existió una industria doméstica de libros para curanderos, herbarios con dibujos inventados, preparados para que los sanadores impresionaran a sus clientes. Estos libros se escribían en lenguaje normal, y eran muy diferentes al Voynich en estilo y diseño.

  • jeopardize dijo:

    Entre las que se han creído identificar hay lo que parece un girasol del Nuevo Mundo, lo que estaría indicando, en principio, que la obra no puede ser anterior a 1492; pero todos sabemos que los viajes transoceánicos no empezaron realmente con Colón…

    Mmmm… Resulta un poco arriesgado aceptar sin un marco de referencia suficiente que se trate efectivamente de un girasol del nuevo mundo, aunque pueda aceptar su parecido.

    También resultaría un tanto especulativo, aceptando que se trate de un girasol, dar por válida una fecha anterior a 1492, nos siguen faltando evidencias suficientes de la presencia de la planta en Europa en fecha anterior, o en su defecto, del viaje del autor del libro al nuevo mundo donde pudo haber visto ver la planta, antes de que Colón viajara.

    jeopardize dijo:

    Algunas de las imágenes han sido perfectamente identificadas, lo que presta aún más misterio al volumen, ya que dichas constelaciones y galaxias supuestamente localizadas no fueron reconocidas hasta mucho después del XVI.

    Si las imágenes han sido perfectamente identificadas y se corresponden con constelaciones y galaxias que no pudimos ver hasta mucho después del XVI, habrá que aceptar una fecha posterior para la composición del libro, dado que el estado del arte en materia de tecnología no nos permitió ver antes dichas constelaciones y galaxias.

    De lo contrario, estaríamos asumiendo que si podíamos verlas en fecha anterior, con lo que habrá que aceptar que sí que se disponía de la tecnología necesaria para ello… antes de la llegada de dicha tecnología.

    jeopardize dijo:

    en el siglo XV, en la Italia del Norte, existió una industria doméstica de libros para curanderos, herbarios con dibujos inventados, preparados para que los sanadores impresionaran a sus clientes. Estos libros se escribían en lenguaje normal, y eran muy diferentes al Voynich en estilo y diseño.

    Voynich estoy convencido de que es, o bien el resultado de las brillantes capacidades esteganográficas de su autor para ocultar un mensaje (a saber de qué demonios puede tratarse y a quien está dirigido), o bien su propósito es coincidente con lo que mencionas, pero su factura es mucho mejor que la media.

  • De acuerdo en casi todo Doc :abrazo:
    Sólo pretendía resaltar que para mí el enigma mayor es el lenguaje; si es una falsificación del siglo 19 sobre palimpsestos antiguos o producto de un nefilim ilustrado, es otro enigma, pero no el motivo principal de mi disertación.
    Supongo es herencia de seguir durante mucho tiempo el blog (ahora extinto) kriptópolis, dedicado a la criptografía en general y con una sección de claves, documentos ignotos y una magnífica serie de Román Ceano sobre Enigma.
    Bueno, que me he liado… :facepalm:

  • Es un misterio pero ya se conocen muchos datos nuevos, como explican aquí:
    https://youtu.be/w5R7kwFHlN8

  • @ Mila:

    Saludos.

    No, no encuentro nada nuevo en el vídeo de Vicente Fuentes. Todo los datos que nos cuenta son cosas que ya se sabían. No habla de ninguna investigación actual que haya aportado nada tremendamente novedoso, en cambio, lo que si que hace es interpretar, un tanto a su aire, las investigaciones y datos que maneja. Como todo buen youtuber del misterio, necesita darles algo a sus seguidores y en este caso se dedica a hablar del tema, por poner un ejemplo, como si ya estuviese descifrado el código del manuscrito (en el caso de que realmente sea un código), cuando no es así.

    Yo buscaría mejor en otra parte. Vicente es un tío majo pero demasiado imaginativo.

    Por ejemplo:

    https://www.microsiervos.com/archivo/mundoreal/descifrado-manuscrito-voynich-tampoco-convence.html

    Y no es el único que está sin resolver:
    https://www.microsiervos.com/archivo/seguridad/codigos-sin-resolver.html


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies