La luz del Pardal

elpardal

En tierras castellanas de Albacete, concretamente en los alrededores de la pedanía de El Pardal, hay una leyenda que dice que en la noche de difuntos, aparece en los caminos una luz de color anaranjado que acompaña a los que se atreven a recorrerlos.

Vienen reportandose estos avistamientos desde mediados del siglo pasado, y cuentan que están relacionados con el hallazgo de una de las necrópolis ibérica más importante de España.

En unas ocasiones se trata de una única luz, que se desplaza a medio metro del suelo entre senderos y arboledas, de una forma que a todas luces no es aleatoria. En otras ocasiones, en vez de una son dos, con el mismo comportamiento.

Algunos de los testigos, cuando la vieron pensaron qe se trataba de una moto, por la forma en la que se movía. Otros, que oscilaba al desplazarse, como si fuese un hombre llevando una linterna.

Cuentan que en una ocasión una pareja de la Guardia Civil fue sorprendida por esta luz. Los agentes echaron el alto, porque pensaron que se trataba de un cazador furtivo montado en moto. Se acercaron con el Land Rover y cuando estaban a 200 metros, la luz cambio de dirección y se adentró campo a través. Trataron de seguirle a pie pero lo perdieron.

Lo más seguro es que el origen de la luz no sea único. En los pueblos estas historias de miedo calan muy hondo y se extienden de boca ca boca muy rápidamente, y más si cabe si se producen en la noche de difuntos, con todo el respeto que infunden el alma de los muertos. Es por ello, que en predisposición a ver el resplandor de las almas en pena de los antepasados muertos, tengamos la tendencia de buscar un origen paranormal a cualquier luz que veamos por el campo. Pero si una luz se desplaza como si fuese una moto, lo más probable es que sea una moto.

  • Luces que se ven de noche pero debes ignorarlas y mirar a otro lado, en la región de Cádiz y extendida de allí a otros países: no debes efrentarte a ellas porque puedes recibir un tiro; son contrabandistas.

  • Cierto. hasta los mismos inicios del siglo XX, en las costas españolas, los contrabandistas y los bandoleros en las sierras eran los primeros en propagar historias de fantasmas y de almas en pena para evitar el excesivo interés de la gente de los alrededores al ver algún farol encendido en mitad de la sierra, o en algún punto de la costa.

    Incluso se conoce alguno de los trucos usados para ocultar sus actividades, por ejemplo: a la hora de ir a sacar de un escondrijo o ocultar un botín, llevaban consigo una mula sobre la que se colocaba un arreo con una linterna. Linterna que, al saberse vigilados, encendían dando suelta al animal, que con la linterna a cuestas trataba de regresar, a través del monte, a la cuadra de procedencia, despistando a los posibles perseguidores.

  • Soy testigo de la existencia de estas historias y estas luces en mi país, una vez las vi en una zona en donde son frecuentes que aparezcan, cuando pregunté de qué trataban, me dijeron lo mismo que leo acá. No se si fueron realmente producto de lo que la gente dice o simplemente algún vehículo pasar a gran velocidad y así como apareció así mismo desapareció. Esto fue en los 90′.

  • Querido admin, ruego corrija el título a “la luz” o “las luces”.
    Supongo que no estaba en su ánimo escribir “las luz”.
    Saludos

  • @ jeopardize:

    :oops:

  • Me a maravillado ese razonamiento genial: si algo parece una moto, lo más probable es que sea una moto.

  • estas cuestiones son como los ovnis, mas de una explicacion, y en vez de extraterrestres, espiritus

    tambien son transversales, en otras partes del mundo hay relatos similares


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies