Stonehenge: ¿quién, cómo y por qué se construyó?

 

stonehenge.png

La construcción de este monumento empezó hace más de cinco mil años y aún hoy, no tenemos respuesta a esas preguntas.

Stonehenge es la estructura megalítica más famosa del mundo, pero lo cierto es que sabemos poco sobre quiénes lo levantaron y la función que cumplió. Situado en la planicie de Salisbury, en el condado de Wiltshire (a unos 130 km al oeste de Londres), se estima que su construcción se desarrolló durante unos 1.600 años.

Hacia el año 3100 a.C. los habitantes de lo que hoy es Rein Unido, empezaron a abandonar su vida nómada y empezaron a asentarse formando sociedades agrícolas, que vivían de cultivos y animales domésticos. Esa época se asocia con el nacimiento de nuevas prácticas religiosas que giran en torno a monumentos construidos por esas mismas comunidades.  Unos mil años antes de la construcción de Stonehenge, la planicie de Salisbury albergaba grandes túmulos con enterramientos colectivos, conocidos como long barrows (túmulos largos). Uno de ellos es lo que hoy conocemos como Stonehenge, que por entonces era una estructura circular de unos 110 metros de diámetro, comuestas por un terraplen y un foso.

fase1.png

Unos 100 años más tarde, en una segunda fase de la construcción, se incluyeron estructuras de madera en el interior del terraplén. El monumento que hoy contemplamos corresponde a la tercera fase constructiva, entre 2600 y 1600 a.C., cuando se levantaron los grandes bloques de piedra que le confieren su aspecto singular.

La construcción utilizando estos megalitos es la que ha originado más estupor. Sobre todo si consideramos que algunos de esos bloques de roca, las que tienen tonalidad azul, proceden e las montañas Preseli en Gales, a unos 320 km de Stonehenge.

rutas

Existen diferentes teorías sobre cómo se trasladaron las rocas, desde las que proponen que se utilizaron barcos a las que se hicieron únicamente por vía terrestre. Hace unos años, un grupo de la Universidad de Londres demotraron que mover estas piedras no era tan difícil. Montaron una piedra en un trineo y lo arrastraron sobre una pista hecha de troncos. El esfuerzo necesario para desplazarlo era muy inferior al que se podría pensar inicialmente. 10 personas fueron suficientes para moverla a una velocidad de más de un metro por segundo. Las piedras de las montañas Preseli son del doble de pesadas, por lo que con 20 personas, se habría obtenido el mismo resultado.

 

Otra dificultad era la de levantar las piedras y colocarlas en su posición actual.  Se ha sugerido que, para ello, se cavaba un hoyo con tres caras verticales y otra inclinada, en rampa, forrada con madera que quizá se impregnaba con grasa animal para facilitar el deslizamiento de las gigantescas piedras. Una vez el monolito yacía sobre la rampa, se tiraba de él con cuerdas desde el frente a la vez que era empujado por detrás con palancas de madera hasta quedar en pie. Entonces se dejaba transcurrir un año para que estos gigantescos soportes se asentaran.

Cuando los monilitos estaban firmemente asentadas, se colocaban los dinteles. Para ello existen varias teorías. Una es que se construian unas rampas de arena hasta la cima de los bloques verticales. Otra, que se realizaba un andamiaje de madera.

El resultado final es un monumento formado por cinco partes. Primero, un círculo exterior de 30 metros de diámetro con 30 bloques de piedra arenisca de 4,30 metros de altura coronados por dinteles. En segundo lugar, las 57 piedras azuladas de Preseli, dispuestas en un círculo. En tercer lugar, y en medio del círculo, una estructura en forma de herradura compuesta por cinco trilitos, abierta hacia el noreste y que contienen en su interior otro óvalo de piedras zules. En cuarto lugar, la Piedra del Altar, en el centro del monumento. Por último, la Piedra del Sacrificio y la Piedra Talón, al este del conjunto.

En este punto, cabría preguntarse por qué elegieron las piedras de Preseli, tan lejos del emplazamiento de Stonehenge, teniendo mucho más cerca rocas como las de Sarsen (utilizadas para los monolitos más grandes). Investigadores del Royal College of Art en Londres han descubierto que las piedras azules del monumento poseen “propiedades acústicas inusuales”: cuando se golpean, responden con un “fuerte ruido metálico”. Sin duda, el golpear los monolitos azulados como si fuesen campanas debió de ser considerado mágico y con poderes místicos por los constructores de Stonehenge.

¿Cuál era su función?

 

La extraordinaria inversión de tiempo y esfuerzo humano que requirió la edificación de Stonehenge sugiere que estaba diseñado con un propósito especial, y la interpretación más aceptada actualmente es la de que fue un centro ritual prehistórico alineado con el movimiento del Sol. Pero para comprender por qué sucesivas generaciones dedicaron buena parte de sus energías a construir este colosal monumento debemos situarnos en el contexto de la Europa neolítica.

Las primeras comunidades agrícolas dependían por completo del ciclo de las estaciones, cuyo transcurso implicaba períodos de abundancia de alimento, como la primavera y el verano, y otros de carencia, como el otoño y el invierno. Así pues, no es de extrañar que el eje de Stonehenge se alinee con el sol naciente en el solsticio de verano y con la puesta de sol en el solsticio de invierno. El solsticio de verano, que varía entre los días 21 y 24 de junio, es el momento del año en que el Sol está en su cénit, y es, por tanto, el día más largo del año, mientras que el solsticio de invierno marca el día más corto del año, alrededor del 21 de diciembre, cuando el Sol está más bajo en el firmamento.

La alineación de Stonehenge con el solsticio de verano permite concluir que se debió levantar para acoger una actividad ritual o festivales estacionales relacionados con la observación del Sol y posiblemente de la Luna. Es probable que estas ceremonias representasen ideas sobre la fecundidad, la vida, la muerte y el Más Allá. Sin embargo, puesto que su construcción comprendió más de 1.500 años, su significado pudo cambiar con el paso del tiempo.

La presencia de enterramientos asociados con Stonehenge añade una nueva dimensión al aspecto ritual del monumento. El descubrimiento en 2008 de más de sesenta restos de cremaciones datados entre 3000 y 2500 a.C. respalda la imagen de Stonehenge como lugar de culto ancestral.

Sugerido por: Luis Castaño

 

  • “Las piedras de las montañas Preseli son del doble de tamaño, por lo que con 20 personas, se habría obtenido el mismo resultado.”

    Esteeee… si doblas el tamaño octuplicas (¿este palabro existe?) el peso ya que se doblan sus tres dimensiones: 2x2x2=8

  • @ Dars Veider:

    Por el doble del tamaño, se refiere al doble del volumen. Doble masa, doble cantidad de personas para cargarla.

    Lo que mencionas es cuando se duplica la longitud, entonces se cuadruplica el área y se octuplica el volumen.

    Un cordial saludo.

    P.D: Octuplicar si existe.

  • @ Kamu Syldeck:Las piedras de Stonehenge son mayores que el doble del volumen de la piedra que arrastran. Que sería, creo, 1,25 veces su tamaño.
    Además, cuando se habla del doble de tamaño, nadie lo dice pensando en el volumen, sino en las dimensiones.

  • @ Dars Veider:

    Lo que dices con respecto al tamaño, no está de acuerdo a la RAE, si estás en lo cierto, debe ser corregido.

  • Dars Veider dijo:

    “Las piedras de las montañas Preseli son del doble de tamaño, por lo que con 20 personas, se habría obtenido el mismo resultado.”

    Esteeee… si doblas el tamaño octuplicas (¿este palabro existe?) el peso ya que se doblan sus tres dimensiones: 2x2x2=8

    Mala traducción mía.

    The Preseli stones from Stonehenge are approximately double the weight as the experimental block, but it is possible that one huge stone could have been brought by a group of just 20 people.

    Doble de peso.

    https://www.telegraph.co.uk/science/2016/05/23/stonehenge-wasnt-so-hard-to-build-after-all-archaeologists-disco/

  • “Hacia el año 3100 a.C. los habitantes de lo que hoy es Rein Unido, empezaron a abandonar su vida nómada y empezaron a asentarse formando sociedades agrícolas, que vivían de cultivos y animales domésticos. Esa época se asocia con el nacimiento de nuevas prácticas religiosas que giran en torno a monumentos construidos por esas mismas comunidades. Unos mil años antes de la construcción de Stonehenge, la planicie de Salisbury albergaba grandes túmulos con enterramientos colectivos, conocidos como long barrows (túmulos largos). Uno de ellos es lo que hoy conocemos como Stonehenge, que por entonces era una estructura circular de unos 110 metros de diámetro, comuestas por un terraplen y un foso.”

    Primero decir que los asentamientos humanos no están ligados necesariamente a la agricultura o la ganadería, como puede suceder debido a otras actividades extractivas; muestra de ello es el megalitismo gallego o el británico, donde la caza, y la recolección, si bien estacionarias, pueden darse siempre en la misma zona, dadas unas especies en unas épocas y otras en otras (plantas, moluscos, etc…).

    Los primigenios asentamientos en el megalitismo gallego o británico parece tienen constatada una función votiva y ritual.

    Dicho esto, coincido en que la aparición de la agricultura necesita (y deriva) del conocimiento del ciclo solar y su relación con las plantas; de las primeras edificaciones megalíticas y su uso se pasó a otro. La planta esférica que quizás requiriese el calendario solar (no sabrían hacerlo de otra forma) llevaría al tránsito de la primigenia forma trapezoidal o alargada (Long Barrow) a la posterior (Henge)…

    Más he aquí que debo hacer una objección, hasta mejor entender o información; los “Long Barrows”, parece ser no son precursores de Stonehenge, como su propio nombre indica… tras los nuevos hallazgos, en Stonehenge, (o todas las estructuras conocidas como Henge más genéricamente, pues son muchas, lo que habla del uso de ellas por parte de diversos clanes); hablaríamos de “embanked enclosures”, montículos funerarios (y probablemente calendares) precursores del megalitismo…el nacimiento de la agricultura no lo sabemos con precisión, y cada vez nos remontamos más atrás. En concreto, en Stonehenge, entorno al 3200-3000 a.E.C., había uno, de mayor diámetro, rodeando lo que serían los megalitos que conocemos.

    Al igual sucede con las mámoas en Galicia, monumentos funerarios más próximos a unos “embanked enclosures”, por su metodología constructiva (casi idéntica), que a tumbas longitudinales, “Long Barrows”, (también por morfología).

    Y dicho esto, como alguno de ustedes sabrá, la sequía en Reino Unido, y los drones aplicados a la arqueología, han descubierto multitud de túmulos estos meses, entre los que destacan los 7 “embanked enclosures” de Newgrange, en Irlanda, del 5200 a.E.C. aprox.

    La causa de que los huesos fuesen transportados de tan lejanos lugares hasta Stonehenge, pues el 40% de los huesos provienen de Gales, del condado de Pembrokeshire, fechados entre el 3.180 y 2.380 a.E.C., fueron cremados antes en su lugar de origen, y luego trasladados…me hace pensar en cuestiones políticas, más que religiosas…por supuesto la religión era la causa del enterramiento, pero el lugar indica un arraigo anterior, un lugar de origen quizás, ¿volver a la tierra de los ancestros?. Hay pocos cadáveres enterrados, y esto hace pensar que solo la gente importante era enterada allí.

    Como ya apuntara en 1920 William Hawley, que dirigiera las excavaciones entonces, “Aparentemente, pueden haber sido traídos de un lugar distante para el entierro”, hablando de algunos de los cuerpos, lo que en realidad, más que hacer pensar que “regresan para ser enterrados en casa”, es que Stonehenge es un monumento de origen galés.

    Para mí es un templo votivo y un calendario, y la ubicación de los cuerpos, quizás indique las fechas de las muertes…los diferentes anillos de piedra internos, así como las inscripciones en algunas de ellas, dividen el año en 6 partes y media…unos 56 días…por lo que me voy a pensar más bien, que solo marca equinoccios, y que las piedras marcadas quizás respondan a emblemas de clanes…quien sabe…

  • Tanto en Mesopotamia como en muchas otras culturas, encontramos un mismo culto a los muertos, un “mismo día”, cuando el mundo de los vivos y el de los muertos encuentran “acuerdo” astronómico, (astrológico para el caso), que por aquellas tierras británicas llaman Halloween, en Galicia Samaín, Samahain en gaélico, “Noche de los difuntos” en la tradición cristiana, el kispúm para los judíos y pueblos semitas, etc…cuando los vivos cenan con los muertos…

    Esta práctica se suele realizar durante la luna nueva, en Noviembre, más es evidente que las culturas y el paso del tiempo han ido alterando cualquier conexión ancestral con sus primigenias fuentes inspirativas.

    Si digo esto, es porque los “Long Barrows”, parece antaño eran considerados un lugar para la práctica de estos ritos, “tumbas para los vivos”, cuando “los mundos colisionan”…eran reabiertos para enterrar gente y para la práctica ritual…como por ejemplo en Qadesh, Siria, donde cenaban con los muertos (sus osamentas, se entiende), literalmente, como aquí en Galicia, antaño se hacía.

    http://www.english-heritage.org.uk/learn/story-of-england/prehistory/long-barrows/

    P.S.: de ahí que hablase de un uso calendar ya con los long barrows, pues esperaban el momento propicio para abrir la puerta de la tumba.

    P.D.”: y quien dice el momento oportuno, probablemente fuese más bien, la llegada del invierno.

  • De lo que he podido ver en el uso de los centros religiosos precolombinos, estos son zonas usadas tradicionalmente como calendario o conmemorativas pasan de una admiración a otra dependiendo de la cultura dominante de la época. Para ser el que “da la hora” no basta con la fuerza bruta, también se tiene que demostrar que se posee legitimación político-religiosa y eso normalmente requiere del agrandamiento de los templos y mientras más complicada la ampliación mejor, pues requiere la participación de varias tribus o grupos tributarios.

    Otra cosa, también existen ejemplos de templos de administración independiente y salvo el asunto de la propiedad, legitimaban al grupo de poder del momento a través de ofrendas.

  • Poca gente sabe, a pesar de que los datos están ahí, que Stonehenge es una reconstrucción del siglo XX y que la mayoria de sus enormes piedras descansan sobre una buena zapata de hormigón, puestas según el buen criterio de los restaudadores para que quedara un conjunto armónico y atractivo. ¿Que como se levantaron? Pues con las gruas mas potentes de la época (ver fotos). De ahí surgen todas mis dudas para creer que el monumento tenga las precisiones solares que se le atribuyen a los antiguos constructores.

    http://dolmentierraviva.blogspot.com/2014/01/la-recontruccion-de-stonehenge-113-fotos.html

  • @ Nikos:

    Esa traducción es…¿en que idioma?…claro que el original es en ruso…

    A ver, ahí lo que viene a decir es que en los años 1901, 1919, 1920, el período de 1954 a 1958, y 1964, en Stonehenge se realizaron excavaciones, y rehabilitaciones para poner en valor el lugar, a partir de 1954. ¿Qué tiene de raro?

    Sin embargo, hoy en día, se siguen encontrando restos, y se sigue excavando claro. Ya ve que estos propósitos no están reñidos, faltaría más, con el de seguir investigando, que es lo que se hacía en parte.

    En otro orden de cosas, ¿no pretendería poner las piedras a la antigua usanza?…habría, como menté, al igual se colocaba la losa superior de las mámoas, rellenar de tierra o grava las piedras que la sustenten hasta los apoyos, para arrastrarla hasta ellos, y tras quitar la tierra, dejarla así en reposo…mejor llevamos una grúa que tardamos una mañana, y no una semana.

    En cuanto al criterio para la rehabilitación, en la actualidad, observará muchas piedras sin ubicar (véase foto de la entrada), simplemente porque no se sabe exactamente donde estaban, aunque hay reconstrucciones infográficas bastante precisas y fiables, por puro sentido común….si ves un dintel en suelo, y dos jácenas, dices que se ha caído de ahí…pues lo pones encima. Ese es el criterio. Si como se aprecia en la pintura de Constable, y en otros Henge, y en las huellas del propio lugar, hay sobrados indicios de “aquí había una piedra”, solo cabe resolver el puzzle. ¿Esta?, que está a 2 km, o ¿esta?, que está a 2 metros.

    Por cierto, ¿de que precisión habla y quién se la atribuye?…nº de piedras, traslación y rotación terrestres…tampoco hay mucho más, metro arriba metro abajo…Metón y Dionisio el Exiguo calcularon los embolismos lunares muchos siglos más tarde, y siglos separados entre ellos también, por separado….¡y sin precesión! (no confundir con precisión)…clave un palo en el suelo, y ya tendrá toda la precisión que esta gente necesitaba.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies