Atlantropa: el antiguo proyecto de secar el Mediterráneo

atlantropa

Herman Sörgel fue un arquitecto alemán que en 1928 propuso un megaproyecto que consistía en la reducción del nivel del mar Mediterráneo por medio de la construcción de 3 presas colosales. Una, entre Tarifa y Algeciras, otra, bloquearía el agua del mar Negro en Dardanelos, y una tercera, entre Sicilia y Túnez.

Esta última presa, dividiría el Mediterráneo en dos, una parte occidental y una oriental, que tendría un nivel inferior.

Sörgel, propuso este proyecto en un momento de oscuridad para Europa. Después de haber terminado la Primera Guerra Mundial, Europa se debatía en el pesimismo, con unas cifras de desempleo y pobreza preocupantes, y con sus principales naciones en una confrontación continua, lo que presagiaba un futuro incierto para el continente.

Sörgel, pacifista convencido, propuso este proyecto como una vía para que todas las naciones trabajasen unidas en un objetivo común, que estableciese puentes entre sus culturas, creando riqueza y beneficios para todos.

Y de hecho, Atlantropa no tenia más que ventajas:

  • Las tres presas producirían una cantidad de energía hidroeléctrica inmensa. Solo la de Gibratar produciría 50.000 megavatios, más del doble de la central más grande existente, la de las tres gargantas en China).
  • La cantidad de mano de obra que sería necesaria para su construcción reduciría hasta la inexistencia las tasas de paro durante décadas.
  • La reducción del nivel en 100 metros en el Mediterráneo occidental y 200 metros en el oriental, sacarían a una superficie entre 600.000 y 2.000.000 de Km2 de tierra, lo que permitiría aumentar la producción de productos agrícolas y alimentar a más población. Colateralmente, Israel obtendría su ansiado Estado de Israel del Pueblo Judio.
  • Se establecerían dos vías por las que transitar entre Europa y África, una por Gibraltar y otra por Sicilia. Se crearían líneas ferroviarias para permitir el transito de mercancías entre ambos continentes.
  • Se crearía un segundo Nilo, que aprovecharías las aguas del Lago Chad para regar el Sahara, haciendo fértiles sus tierras.

herman-so%cc%88rgelAl público alemán le encantó esta idea, pero cuando Sörgel les presentó el proyecto a los nazis, la descartaron. En vez de construir presas, los nazis se lanzaron a la conquista del espacio vital que tanto necesitaban a la antigua usanza: con la invasión de los países vecinos. Por otro lado, el surgimiento en aquella época de la energía nuclear, hizo desaparecer el atractivo de la parte energética del proyecto.

El proyecto Atlantropa murió con Sörgel al ser atropellado cuando iba montando en bicicleta en 1952.

Hoy en día Atlantropa es sólo una idea utilizada en la ciencia ficción, como el libro titulado “El hombre en el castillo“, de Philip K. Dick.

  • “en astiguo” ¿el antiguo?

  • pues que parida de idea. seguro que ese ingeniero no se puso a medir profundidades, fuerza de las corrientes, presión ejercida sobre la presa, materiales geológicos, sedimentos, salinidad del descenso del agua, etc.
    y lo de la mano de obra… si quiere puede hacer carreteras con porrillas y carretillas, veras que de empleos crea

  • Pues no sé… Ahora mismo estoy pasando una semanita en un pueblo de Alicante, mirando al mar, a las chicas en bikini…

    Decidido: es una idea de mie*da. :silba:

  • Y de hecho, Atlantropa no tenia más que ventajas:

    ¿Y que me dices del impacto ambiental? :bored:

  • No, ni hablar, hay maneras mejores de hacer el indio. Estoy con Nedu. Solamente faltaría que me jorobarais las copas en los chiringuitos playeros, eso no es progreso.

  • @ doc halliday:
    seguira existiendo playa, solo que tendrás que andar más para llegar a ella

  • mescalero dijo:

    @ doc halliday:
    seguira existiendo playa, solo que tendrás que andar más para llegar a ella

    No me jodas, encima tener que andar un huevo, cuando ahora tengo el aparcamiento a cuatro pasos en el club náutico. Además tener que andar tanto por obligación es cosa de pobres, carece de glamour. No puedo permitirme que alguien me vea andando tanto y sin aire acondicionado, tengo una reputación.

  • Lo siento, no he podido resistirme…

    Sun Saludo.

  • @ Trueno:

    Y de hecho, Atlantropa no tenia más que ventajas:

    ¿Y que me dices del impacto ambiental? :bored:

    Es 1928: las grandes obras son cosa del día a día (es la primera fiebre de construir rascacielos), el hombre ha nacido para dominar la naturaleza y el cambio climático antopogénico no existe (me parece que la primera vez que se habló de ello fue en 1939).

  • @ Someone:

    Si, es la época de la euforia maquinista, se producen cada vez mejores máquinas y más potentes que van a facilitar (en el imaginario colectivo del sistema industrial) la conquista de cualquier meta.

    En 1908, Segundo de Chomon presentaba “el hotel eléctrico”, un cortometraje futurista en el que la electricidad, como una especie de milagro dominado al servicio de la humanidad, relevaba a los personajes de todas las tareas habituales y, es en 1936 cuando el genial Charlot presenta “tiempos modernos” que, en realidad es una crítica sobre la alienación y la esclavización de los trabajadores al servicio de un maquinismo triunfante. Metrópolis de Fritz Lang se estrena en 1927, el canal de Panamá se inauguraba en 1914 y la presa Hoover en 1936.

    Hay más ejemplos del optimismo tecnológico y la ingenuidad de una época en la que parecía posible cualquier gran proyecto de transformación del mundo a manos del sistema capitalista industrial.

  • Y lo que molaria todos los barcos que se iban a encontrar XD ¿¿pero todo lo que descendería el Mediterráneo, subiría el resto comiéndose tierra?? No se, ¿Portugal por ejemplo no se vería afectado por esto?

  • @ doc halliday:

    Si, es la época de la euforia maquinista, se producen cada vez mejores máquinas y más potentes que van a facilitar

    Como decía el manifiesto futurista de Filippo Tommaso Marinetti: “Un coche de carreras con su capó adornado con grandes tubos parecidos a serpientes de aliento explosivo… un automóvil rugiente que parece que corre sobre la metralla es más bello que la Victoria de Samotracia.”
    (La única frase que la gente cita olvidándose de los restantes y molestos puntos como “Queremos glorificar la guerra”o “Queremos destruir los museos, las bibliotecas, las academias variadas”).

    Hay más ejemplos del optimismo tecnológico y la ingenuidad de una época en la que parecía posible cualquier gran proyecto de transformación del mundo a manos del sistema capitalista industrial.

    Un ejemplo del optimismo y la ingenuidad de la época: El autobús-ballena.

    (Estaba dudando entre esta y la de un gendarme con alas regulando el tráfico de avionetas personales).

    Bueno, ya puestos, dejo un enlace a todas: https://publicdomainreview.org/collections/france-in-the-year-2000-1899-1910/

    @ MyoCid:

    Y lo que molaria todos los barcos que se iban a encontrar XD

    El sueño “húmedo” de todo historiador…

    No se, ¿Portugal por ejemplo no se vería afectado por esto?

    Nimiedades… Nimiedades… Ni que fuesen a notar en Lisboa que las calles están ligéramente más húmedas de lo normal…

  • Considero la idea como algo genial. No la descargaría.

  • Lo único malo es la inimaginable cantidad de recursos que requiere el proyecto, por lo demás un ejercicio imaginativo interesante.

  • @ JuanCristobalH:
    @ Claudio:

    No, si, vamos, de vicio…

    Bienvenidos a viajes “Lo que una vez fué”

    Escojan entre nuestros diferentes destinos…podrán darse un refrescante paseo por la falla de San Andrés, o comer en el Cangre Burguer con Bob Espoja*, o pernoctar en la fosa de las Marianas al lado del último cementerio de ballenas conocido. ¿Echa de menos las profundidades marinas?, ¡no se lo piense más!, bucee con nosotros en este apasionante viaje al pasado…

    *Por cuestiones evidentes ya no podrán pedir la “hamburguesa de alga”.

  • Y si desalinizaran el agua sobrante el impacto que tendría en la lucha contra el hambre… ¿os imaginais la de saleros que se podrían llenar? El doctor Flammond estaría orgulloso.

    Sun salud¤.

  • El proyecto es imposible. Y por eso inviable. Pero no intrínsecamente malo. A menos que después de 20,000 años de transformar nuestro entorno nos pongamos moralistas.

  • Claudio dijo:

    El proyecto es imposible. Y por eso inviable. Pero no intrínsecamente malo. A menos que después de 20,000 años de transformar nuestro entorno nos pongamos moralistas.

    De acuerdo.

  • Tru dijo:

    @ JuanCristobalH:
    @ Claudio:

    No, si, vamos, de vicio…

    Bienvenidos a viajes “Lo que una vez fué”

    Escojan entre nuestros diferentes destinos…podrán darse un refrescante paseo por la falla de San Andrés, o comer en el Cangre Burguer con Bob Espoja*, o pernoctar en la fosa de las Marianas al lado del último cementerio de ballenas conocido. ¿Echa de menos las profundidades marinas?, ¡no se lo piense más!, bucee con nosotros en este apasionante viaje al pasado…

    *Por cuestiones evidentes ya no podrán pedir la “hamburguesa de alga”.

    A la falla le pondremos adhesivos jeje

  • Claudio dijo:

    El proyecto es imposible. Y por eso inviable. Pero no intrínsecamente malo. A menos que después de 20,000 años de transformar nuestro entorno nos pongamos moralistas.

    Vaya ahora la conciencia ambiental es mero moralismo. :facepalm:

  • Someone dijo:

    @ Trueno:

    Y de hecho, Atlantropa no tenia más que ventajas:
    ¿Y que me dices del impacto ambiental?

    Es 1928: las grandes obras son cosa del día a día (es la primera fiebre de construir rascacielos), el hombre ha nacido para dominar la naturaleza y el cambio climático antopogénico no existe (me parece que la primera vez que se habló de ello fue en 1939).

    Épocas de ingenuidad que antecedieron ambas guerras mundiales esta fue parecida a La Belle Époque, épocas de gran optimismo e ilusiones despedazadas brutalmente en los campos de batalla de las guerras posteriores y aun mas con posterior época de consumismo y la contaminación y destrucción medioambiental de finales del siglo XX.

    Recordar esas épocas produce una añoranza por lo que no fue y temor a lo que nos depara un futuro forjado por las manos de nuestros abuelos.

  • Claudio dijo:

    El proyecto es imposible. Y por eso inviable. Pero no intrínsecamente malo. A menos que después de 20,000 años de transformar nuestro entorno nos pongamos moralistas.

    Venga, inténtalo de nuevo aplicando el raciocinio esta vez :-D

    P.D.:…déjame los chistes a mí…

  • JuanCristobalH dijo:

    A la falla le pondremos adhesivos jeje

    como os coja la guía de la excursión haciendo el gamberrete no me hago responsable de lo que os pueda pasar…en viajes “Lo que una vez fué” están muy concienciados con el medio ambiente y no les va a gustar un pelo que andéis dejando basura por ahí.

  • Tru dijo:

    déjame los chistes a mí

    ¿Haces chistes?

  • Trueno dijo:

    Vaya ahora la conciencia ambiental es mero moralismo.

    Como movimiento es su mayor parte es esencialmente moral.

    Trueno dijo:

    posterior época de consumismo y la contaminación y destrucción medioambiental de finales del siglo XX.

    Es verdad se me había olvidado que ahora vivimos en el proyecto Venus.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies