El incidente de la nave Fobos 2

fobos 2Algunos investigadores del misterio, por no llamarles de una manera menos educada, afirman que la sonda Fobos 2, lanzada por los soviéticos a finales de los años 80, fue destruida por una nave extraterrestre poco después de captar su sombra sobre el suelo marciano y de fotografiar una ciudad del tamaño de Los Ángeles.

Según estos «ilustres investigadores», el satélite Fobos, que era el objeto de estudio de la nave accidentada, presenta varias anomalías, como una órbita alterada y por debajo del límite de Roche, estrías que lo surcan de extremo a extremo, e incluso apuntan a un origen artificial del mismo.

La última foto que tomo el Fobos 2 es la que aparece en la cabecera de esta entrada. Su forma es demasiado alargada para tratarse de la sombra natural del satélite Fobos y mucho menos la de Deimos. Poco después se perdió la comunicación con la nave que quedó fuera de control, o se destruyó.

Otro punto al que sistemáticamente se recurre, es la fotografía mostrada por la coronel Marina Popovich en 1991, en la que se muestra el satélite Fobos y un objeto cilíndrico cerca de él. Indudablemente, «se trata de una nave nodriza». Vamos, estamos hartos de ver naves nodriza como esta a diario.

popovichY por último está la fotografía de la presunta ciudad captada también por la sonda. Una fotografía que incluso muestra brillo en el infrarrojo, lo que indica la presencia de calor.

ciudad

Muchas afirmaciones extraordinarias, y ninguna prueba. La fiabilidad de las misiones espaciales soviéticas a Marte distaba mucho de la excelencia. Ya la Fobos 1 supuso un tremendo fracaso al perderse el control de la nave debido al envío de una orden errónea. La Fobos 2, sí que consiguió llegar a Marte, aunque no sin la existencia de problemas. Entre ellos, el fallo de dos de los tres canales que tenía configurados para la emisión de fotografías a la Tierra, y el sobrecalentamiento de un dispositivo que portaba, lo cual afectaba a otras partes de la nave.

El 27 de marzo de 1989 se preparó para un sobrevuelo muy cercano de Fobos y el lanzamiento de las dos sondas de aterrizaje que llevaba. Tal y como estaba previsto las comunicaciones se cortaron para que la Fobos 2 pudiera obtener la información científica. Sin embargo, cuando debía volver a contactar con los controladores, éstos no escucharon ninguna señal. Sin embargo la nave no fue destruida por ninguna nave alienígena, ya que ocasionalmente se podía establecer contacto con ella, como si estuviese girando descontrolada y su antena apuntase a la Tierra solo durante breves lapsos de tiempo. Análisis posteriores identificaron que todo se debió a un problema en el ordenador de la Fobos 2, un fallo que por desgracia era muy frecuente en las misiones soviéticas.

La sonda MGS, de tecnología más reciente que la Fobos 2, ha tenido la ocasión de fotografiar la sombra que el satélite Fobos proyecta sobre la superficie de Marte, y podemos comprobar que su forma es muy similar a la captada en 1989.

sombraLa imagen obtenida por la sonda soviética era más alargada debido a que la Fobos 2 no llevaba realmente una cámara sino un radiómetro de escaneo. La diferencia estriba en que la cámara toma la imagen mediante una sola toma, mientras que el sistema de escaneo va tomando «rodajas» de imagen en sucesivas tomas. Como la sonda presentaba un ligero balanceo de unos 40 minutos de arco en cada fotografía, unido a que la sonda estaba alineada con la órbita de Fobos, la imagen aparece estirada hasta unos 250-300 kilómetros.

Respecto al OVNI mostrado por Popovich, la teoría más factible apunta a que se deba a un dispositivo incluido dentro de la cámara para su calibración.De hecho, este objeto aparece en otras tomas de la misión.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Trackbacks / Pingbacks



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies