Las tres grandes guerras mundiales

mazzini pike

Debido a los enfrentamientos que están ocurriendo en estos días entre Israel y Hamás, están volviendo a la actualidad antiguas historias como esta, en la que se afirma que las tres guerras mundiales, dos que ya han ocurrido, y una tercera que está a punto de desencadenarse, son obra de un elaborado plan urdido por una élite masónica-illuminati para imponer un nuevo orden mundial.

Cuenta esta historia, que entre 1870 y 1871,  Giuseppe Mazzini y Albert Pike, ambos masones de grado 33,  mantuvieron una extraña correspondencia en la que presuntamente se decía:

La 1ª Guerra Mundial

Debe propiciarse para permitir a los Illuminati derrocar el poder de los Zares de Rusia y hacer de ese país una fortaleza del Ateísmo Comunista. Las divergencias causadas por los agentes de los Illuminati entre los Imperios Británico y Alemán se usarán para fomentar esta guerra. Al final de la guerra, el Comunismo se erigirá y usará para destruir a otros gobiernos y para debilitar a las religiones.

La 2ª Guerra Mundial

Debe fomentarse aprovechando las diferencias entre los Fascistas y los Sionistas políticos. Esta guerra debe realizarse para que el Nazismo sea destruido y el Sionismo político salga lo suficientemente fuerte como para crear un Estado soberano de Israel, en Palestina.

Al mismo tiempo, durante la 2ª Guerra Mundial, el Comunismo Internacional debe hacerse suficientemente fuerte para contrarrestar a la Cristiandad, que entonces será constreñida y controlada hasta el tiempo que la necesitemos para el cataclismo social final.

La 3ª Guerra Mundial

Se fomentará aprovechando las diferencias causadas por los agentes de los Illiminati entre los Sionistas políticos y los líderes del Mundo Islámico. La guerra debe conducirse de un modo que el Islam y el Sionismo político se destruyan mutuamente. Mientras tanto, las otras naciones, una vez más, divididas sobre este asunto, se verán obligadas a luchar hasta el punto de la completa extenuación física, moral, espiritual y económica…

Desataremos a los Nihilistas y a los ateístas, y provocaremos un cataclismo social formidable que en todo su horror mostrará claramente a las naciones el efecto del ateísmo absoluto, origen de la crueldad y de los disturbios más sangrientos.

Entonces, en todas partes, los ciudadanos, obligados a defenderse contra la minoría mundial de revolucionarios, exterminarán a esos destructores de la civilización, y la multitud, desilusionada con la Cristiandad, cuyos espíritus deistas estarán desde ese momento sin brújula ni dirección, ansiosos por un ideal, pero sin saber donde dirigir su adoración, recibirán la verdadera luz a través de la manifestación universal de la doctrina pura de Lucifer, sacada finalmente a la vista pública.

Esta manifestación resultará a partir del movimiento reaccionario general que seguirá a la destrucción de la Cristiandad y el ateísmo, ambos conquistados y exterminados al mismo tiempo.

Considerando que las cartas se escribieron en 1870/71 llama la atención el uso de términos como comunismo, fascismo, sionismo o nacismo. El término “comunismo” fue popularizado en la década de 1840 por Marx y Engels, pero las raíces de la revolución rusa no se establecieron hasta la década de 1890, 20 años después de las cartas. Los términos “fascismo”, “sionismo” y “nazismo” nunca fueron utilizados en el tiempo en el que Pike vivió. El sionismo fue acuñado como palabra en 1890 por Nathan Birnbaum, y su uso no se popularizó hasta varios años después. No hay registros de que ambos (Pike y Birnbaum) se conociesen. Las raíces ideológicas del fascismo estaban en pañales durante los últimos años de vida de Pike, y el término no fue utilizado hasta que Mussolini fundó el Partido Nacional Fascista en 1921. El término nazismo no surgió hasta la década de los 30 en la que surgió el Partido Nacional Socialista de Alemania.

También hay que recordar que los Iluminados de Baviera desaparecieron en 1785, aunque para los teóricos de la conspiración, evidentemente, todavía están entre nosotros, moviendo los hilos del planeta.

El texto globalmente extendido por internet sobre la historia de las cartas de las guerras mundiales viene del sitio threeworldwars.com, aunque ellos mismos confiesan que no existe evidencia de que las cartas hayan existido realmente.

To date, no conclusive proof exists to show that this letter was ever written.

http://www.threeworldwars.com/albert-pike2.htm

Afirman sin embargo que las citas se encuentran en el libro “Satanás, príncipe de este mundo” de William Guy Carr. Esto no es cierto. Solo aparece en el libro la siguiente cita perteneciente a esas cartas (pag 29), que se corresponden con los tres últimos párrafos de la cita en español del principio del artículo.

“We shall unleash the Nihilists and Atheists, and we shall provoke a formidable social cataclysm which in all its horror will show clearly to the nations (people of different nationalities), the effects of absolute atheism, origin of savagery and of the most bloody turmoil. Then everywhere, the citizens obliged to defend themselves against the world minority or revolutionaries, will exterminate those destroyers of civilization, and the multitude, disillusioned with Christianity, whose deistic spirits will be from that moment without compass (direction), anxious for an ideal, but without knowing where to render its adoration, will receive the TRUE LIGHT, through the universal manifestation of the pure doctrine of Lucifer, brought finally out in the public view, a manifestation which will result from the general reactionary movement which will follow the destruction of Christianity and Atheism, both conquered and exterminated at the same time.”

Como veis, en esta parte no hay mención ni a las guerras, ni a los comunistas, ni fascistas ni nazis, ni sionistas ni illuminati.  Solo una meta vaga de cómo deshacerse de la cristiandad.

Pero en otro libro de Carr, “Peones el Juego”, sí que encontramos estas citas sobre las guerras mundiales. Sin embargo no son citas a las cartas entre Pike y Mazzini, sino que son afirmaciones de su propia cosecha. La cita a la primera guerra mundial está en la página 10:

The first world war was to be fought so as to enable the Illuminati to overthrow the powers of the Tzars in Russia and turn that country into the stronghold of Atheistic-Communism. The differences stirred up by agentur of the Illuminati between the British and German Empires were to be used to foment this war. After the war ended, Communism was to be built up and used to destroy other governments and weaken religions.

Notemos que en el texto original de Carr se menciona la Primera Guerra Mundial en pasado, mientras que en el texto de threeworldwars.com se menciona en futuro, por lo que la intención de desinformar es evidente, ya que no solo cita incorrectamente el origen del texto, sino que además se tergiversa su contenido.

Inicialmente Carr había afirmado que la carta estaba expuesta en Museo Británico, aunque más tarde se retractó por escrito en el libro “Satanás, príncipe de este mundo”:

El conservador de manuscritos recientemente me informó de que esta carta no está catalogada en la librería del Museo Británico. Es extraño que un hombre del Cardenal Caro Rodríguez hubiera dicho en 1925 que sí que lo estaba.

Esto hace que pensar que Carr ni siquiera sabía de primera mano de la existencia de esta carta, sino por la referencia de terceros. En concreto habla del Cardenal Caro de Chile cuyo libro “El misterio de la masonería desvelado” fue publicado en 1925. Este libro tampoco tiene citas a las supuestas cartas. En la página 115 dice:

La otra evidencia de la participación de la masonería en la Revolución y la actual agitación en Rusia es una carta en Le Diable au XIXème Siècle (1896), atribuida a Albert Pike, “Soberano Pontífice de la Masonería Universal”, con la asistencia de Joseph Mazzinidiez, de fecha 15 de agosto 1871 Lo mismo que dije del documento anterior, Los Protocolos, aplica a este: Auténtico o no, la carta fue publicada mucho antes de los acontecimientos y no es una invención después de los hechos.  Se encuentra catalogada en el Museo Británico de Londres, y el plan de Pike se encuentra también en “Le Palladisme Of Margiotta”, p. 186 publicado en 1895

Como veis en este punto, Carr no tiene ni idea si la carta es real o no. Si vamos al libro le Palladisme, y vamos a la página 127, vemos la referencia a Pike en un folleto supuestamente escrito por él:

En un folleto diseñado con lógica impecable, Albert Pike traza claramente el contorno de su dogmática política sectaria. En una introducción magistral, el Gran Pontífice luciferiano nos lleva dentro misteriosa oscuridad del templo, la visión de la Luz Verdadera, con predicciones aterradoras y sugerencias a un poder infernal que él ama e invoca. Por la boca sacrílega El Genio del Mal revela sus proyectos de destrucción universal y nos da la razón de la secta infernal.

En este folleto se quiere demoler el catolicismo por medio de la sátira y la burla, ridiculizando los sentimientos cristianos más nobles.

Cita al gran blasfemo Voltaire, para quien todo era un pretexto para bromas, sarcasmo, que no respetaba ni religión, ni familia, ni a la gente, ni al rey, ni a Dios.

Una vez más no hay citas de esas cartas o panfleto, pero el tono del texto sugiere que Pike quería destruir todas las religiones, entre ellas, el Catolicismo y convertir a todos al Luciferismo.

En el otro libro citado por Carr, Le Diable au XIXème Siècle (1896), se dice:

A principios del mes de agosto de 1871, es decir, menos de un año después de la creación de Palladism (Rito Supremo), Albert Pike recibió una importante carta de Mazzini. El líder de la acción política de la Francmasonería Universal invitó al líder supremo de la secta a elaborar un plan claro con miras a la destrucción de la religión católica …

Y hasta aquí hemos llegado. No hay ninguna referencia más. Por lo tanto, la historia es falsa y originada por una secuencia de tergiversaciones interesadas, iniciadas por el Cardenal Caro Rodríguez de Chile, seguidas por William Guy Carr, luego por los autores de threeworldwar.com y desde estos últimos, por toda la farándula de idiotas conspiracionistas que les dan eco.

Referencias:

http://wideshut.co.uk/albert-pikes-3-world-wars-letter-hoax-wideshut-webcast/

  • Guardado para divulgación. Gracias.

  • Excelente articulo. Lastima que exista tanta gente dispuesta a creer esas tonterías. :aplauso:

  • Muy buen articulo, pero se te ha olvidado de puntualizar que al tiempo que dice de acabar con la cristiandad, también quieren acabar con el ateismo.

    Todas las religiones quieren acabar con el ateísmo o con el escepticismo, que son las armas finales contra el fanatismo religioso de cualquier indole o ideologia, incluyendo el satanismo o luciferismo.

  • Desde el 2011 que la 3a guerra mundial esta a punto de desencadenarse…. en fin.

  • Tai Vekta dijo:

    Desde el 2011 que la 3a guerra mundial esta a punto de desencadenarse…. en fin.

    ¿Desde el 2011? Yo más bien diría desde 1946…

  • 5 minutos para la medianoche…(por el momento)

    http://thebulletin.org/timeline

  • Lo mas curiosos y triste es que nada asegura que nos libremos de ver una tercera guerra mundial espero que los líderes políticos le tengan mas aprecio a robar en tiempos de paz y que entiendan que en una guerra ni ellos ni nadie tiene asegurado el puesto ni la vida.

  • @ Trueno:
    No te preocupes, que contra todo lo que creen los conspiracionistas, sin plata no hay guerras.

  • Don Menti,
    Si usted tuvo que leerse esos mamotretos, más que felicitaciones usted se merece una medalla.

  • Buen articulo, lastima que la red este colapsada de ridiculos conspiranoicos que se tragan todas las tonterias que les cuestan sus gurus magufos, que al final lo unico que buscan es hacer negocio con todo esto.

  • Una aclaración. El término “fascista” sí fue usado antes del surgimiento del Partido Nacional Fascista. Esto ocurrió hacia 1893, cuando un movimiento agrario de corte socialista de Sicilia se hizo llamar “fascista”, obviamente sin relación alguna con Mussolini. La referencia está en el libro “Cosa Nostra” de John Dickie.
    Por otro lado veo lamentos confusos de algunos hacia una “inminente” guerra mundial. Lo correcto es decir que ya vamos por la Cuarta Guerra Mundial.
    La Tercera fue en realidad la Guerra Fría, al menos así la llama Nixon en su libro del mismo nombre; fue una guerra planteada en un escenario planetario, aunque a pequeña escala y de forma asimétrica, valiéndose de las luchas anticoloniales y de las insurrecciones populares para hacer retroceder al rival, a la vez que existía una amenaza latente de guerra nuclear directa entre las potencias.
    Y desde los años ochenta experimentamos algo llamado “Guerra de cuarta generación” o “guerra de baja intensidad”, que a mi juicio sería una especie de Cuarta Guerra Mundial, pues es planetaria y su estrategia está planeada de forma coherente y centralizada, aplicándose del mismo modo en varios escenarios a la vez.
    Lo novedoso de esta guerra es que ya no es militar en forma estricta, sino que para afrontar la amenaza de rivales asimétricos, se recurre a grupos irregulares. Y también tenemos la guerra cibernética y psicológica.
    Considero que atemorizar a la población con guerras futuras e inminentes, hacerlos sentirse amenazados por rivales inexistentes con el fin de apoyar gobiernos, decisiones y hechos es parte de la preparación para poner en marcha situaciones previamente planificadas. En esto, el empleo de grupos no estatales resulta clave.
    Así que los invito a no tener miedo a la Tercera Guerra Mundial lanzada por sionistas o árabes. Esa guerra se acabó antes de que se dieran cuenta. De hecho, ya estamos en otra bien diferente. Y que no fue provocada por sionistas o árabes.

  • @ El Barto:

    Sí estoy enterado de esos enfoques de hecho hay quien dice que la guerra de Corea fue la tercera guerra mundial por la participación internacional. Hay muchas opiniones y visiones diferentes.

    Sin embargo nada me convence de que no pueda darse una guerra generalizada aunque no sea nuclear que no necesita serlo para sumirnos en la destrucción aunque al final no se acabara el mundo costaría muchas vidas y sufrimiento a todos incluido el medio ambiente. Recordemos que después de la Gran Guerra también se creía que no era posible nada igual y lo fue. Y dado el fanatismo y estupidez de muchos me parece bastante posible. Aunque solo es mi opinión y tampoco es que viva con miedo a la guerra.

    Saludos.

  • La exteriorización de los conflictos internos de la mente.

  • @ El Barto:
    Bueno que Nixon y muchos otros quieran pensar que la guerra fría es una 3era guerra mundial. Allá ellos, yo prefiero un enfoque más objetivo del asunto y llamarla “guerra fría”, ya que salvo operaciones encubiertas, prácticamente ningún conflicto militar en aquel contexto, fue peleado por algún miembro formal de alguno de los dos bloques beligerantes.

    Por lo demás no sé para donde vas, así que prefiero abstenerme de opinar.

  • Interesante post.

    Una corrección menor: La forma correcta de referirse al Cardenal José María Caro Rodríguez es por su apellido paterno, como se usa en Chile. Es, entonces, el Cardenal Caro (o Caro Rodríguez, si se quiere).

    No tenía idea de su conspiranoia antimasónica. El sitio donde está alojado su libro se ve perverso: http://www.nacionalismocatolico.com :-S La influencia de ese movimiento en Chile ha sido nefasta, pues inspiró al sector de la derecha que apoyó el golpe de estado y la dictadura de pinochet (principalmente por medio de jaime guzmán y su movimiento gremialista que sobrevive en el partido que fundó, la UDI).

  • @ ere:
    Corregido. Gracias.

  • @ Claudio:

    No no. Solo las partes en las que se menciona a Pike.

  • lamentira dijo:

    @ Claudio:

    No no. Solo las partes en las que se menciona a Pike.

    Pues se menciona 240 veces en el documento de Carr.. :silba: :-D

  • Claudio dijo:

    @ El Barto:
    Bueno que Nixon y muchos otros quieran pensar que la guerra fría es una 3era guerra mundial. Allá ellos, yo prefiero un enfoque más objetivo del asunto y llamarla “guerra fría”, ya que salvo operaciones encubiertas, prácticamente ningún conflicto militar en aquel contexto, fue peleado por algún miembro formal de alguno de los dos bloques beligerantes.

    Por lo demás no sé para donde vas, así que prefiero abstenerme de opinar.

    Pues en Corea participo el ejercito de EEUU y aliados bajo el mando del general McArthur y la guerra termino en armisticio cuando los Chinos entraron en la guerra.
    En Vietnam participaron algo así como un millón de soldados de EEUU bajo el mando del general Westmorelan. Los Sovieticos y Chinos no mandaron tropas pero aportaron el AK-47, los Migs, los misiles antiaereos y otro armamento a los Nortvietnamitas.
    En Afganistan en los 80 los Sovieticos enviaron tropas sobre el terreno y se retiraron cuando los Mullaidines fueron ayudados por la CIA con armamento y apoyo logístico.
    No fueron guerras mundiales globales a nivel de teatro de operaciones de las primeras dos guerras pero si participaron las potencias beligerantes de la guerra ‘fria’. De encubierto mas bien poco en esos casos. En otros conflictos en Africa y Suramérica la cosa si fue mas encubierta.

  • @ jfce:
    Lo que pasa es que me decanto más por enfocar el asunto como un teatro global eminentemente político, donde los enfrentamientos bélicos son tristemente sucedáneos.

    La guerra de corea es el punto de inicio de la guerra fría, pero no por el conflicto en si mismo, si no por la decisión política de Eisenhower de terminarla y cambiar la doctrina militar y política de los EEUU. La misma URSS hizo lo suyo de la mejor forma que pudo, aunque su doctrina militar quedo atascada en la 2da guerra durante casí todo el conflicto.

    Pero reconozco que esto no es más que un punto de vista.

  • @Claudio.
    Considero que fue una guerra globalizada, donde todos los conflictos -tal vez con la escepción de la revolución iraní- respondían a los intereses estratégicos de las potencias. Y no solamente Vietnam o Corea, sino todas las luchas anticoloniales por antonomasia involucraron alguna gran potencia. Como todas las guerras se desarrollaron de acuerdo a unos mismos intereses estratégicos y siguieron doctrinas similares, considero válido hablar de que hubo Tercera Guerra Mundial.
    Y quisiera explicarme un poco mejor acerca de lo que opino es la Cuarta Guerra Mundial. No necesariamente es un conflicto armado de gran escala, pues implica generalmente una relación asimétrica entre rivales. Y no necesariamente es militar en sentido estricto, pues involucra también el espionaje, el trabajo psicológico, los bloqueos económicos, etc. Ejemplos concretos: los contras en Nicaragua, la invasión a Afganistán, el conflicto colombiano.
    Me pueden decir que no es una Guerra Mundial, que son pequeñas guerras entre rivales muy distintos. Pero el hecho de que todas sigan la misma doctrina, sean planificadas desde el mismo sitio e involucren casi siempre a las mismas potencias me hacen verla como Guerra Mundial.
    Otra inquietud sería, ¿cuál es el rival de estas potencias? en la Guerra Fría estaba clarísimo que la URSS. Pero en la actualidad no es tan fácil decir algo así. Entonces hay que crear categorías ficticias como la de Eje del Mal o terrorismo. Ahí es donde se me hace que las teorías magufas que ven rivales en todas partes entran en juego.
    P.D: No creo que la URSS se estancara pues logró plantear su estrategia conocida como Guerra popular para triunfar en China o en algunos países africanos.

  • @busgosu.
    Disculpe, pero sus afirmaciones sobre este tema se me antojan caricaturescas.
    Una cosa es hablar de guerra económica o de economía de guerra, pero es inexacto confundir economía con guerra o conflicto.
    Lo que usted ve como polarización o guerra, no es más que competencia entre actores económicos, así lo dice la teoría económica. Es más, la competencia libre y justa no es mala, sino que es fuente de crecimiento. Eliminarla sería instalar un monopolio o un monopsonio, cosa que sí resulta perjudicial. Otra cosa es hablar de guerra de precios o dumping, que más que competencia es la antesala del monopolio.
    También afirma usted que la guerra es natural al ser humano. Opino lo mismo, salvo que creo que para usted todo desacuerdo entre individuos implica hablar de guerra. Creo que aquí confunde guerra con evolución, que es producto de la adaptación de los individuos, la selección natural, el surgimiento y la extinción de especies. No creo que esto sea lo mismo que guerra.
    Y aunque no lo afirma, también entreveo que usted cree que la guerra siempre es ganada por el más fuerte, cosa que prácticamente no sucede nunca.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Trackbacks / Pingbacks



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies