Los protectores de pantalla para tablets a 19 euros. ¿Realmente sirven para algo?

Ya se ha publicado en este blog una entrada sobre estos filtros que protegen la retina de la supuesta toxicidad de la luz emitida por los pantallas LED de tablets, smartphones y consolas de videojuegos. En esa entrada, se expresan serias dudas sobre la efectividad real basándose en un patrón ya conocido de venta de productos milagros contra miedos inducidos por el propio fabricante. Todos recordamos las famosas pantallas contra la radiación de los antiguos monitores CRT, las pegatinas antirradiación de los móviles o los mil productos milagro contra las malvadas radiaciones de la telefonía móvil y los wifi.
El patrón es más o menos el mismo. Una nueva tecnología se populariza, unos avispados se encargan de atizar el miedo a lo nuevo, al tiempo que te ofrecen el remedio para contrarrestar el nuevo peligro… por un módico precio. ¿Estamos ante una re-edición del mismo sacacuartos?

Diodos LED

Bueno, lo primero que tenemos que preguntarnos es, ¿en qué se diferencia la luz de un LED de la de una bombilla tradicional o de un fluorescente? Pues lo que diferencia unos de otros (y diferentes modelos entre sí) es el espectro de radiación que emiten. Cada dispositivo genera luz mediante un mecanismo físico diferente, y este mecanismo físico provoca que el espectro (el color) de la luz emitida se componga de diferentes combinaciones de colores. Variando ciertos parámetros podemos obtener diferentes tipos de luz. Así, las bombillas convencionales emiten luz al calentar un filamento muy fino hasta que empieza a brillar. Esto no es muy eficiente, porque por este mecanismo, la mayor parte de la energía se emite en forma de radiación infrarroja (calor), que en la mayoría de los casos no nos interesa. Queremos luz visible. La cantidad de luz emitida a cada longitud de onda depende de la temperatura alcanzada por el filamento y nos podemos hacer una idea viendo la siguiente figura:
tungstenlampsfigure1
Como podéis ver, la cantidad de luz visible emitida es muy pequeña. Casi todo se emite en radiación invisible. Gastamos un montón de energía para obtener un poquito de luz, más del 90% de la electricidad gastada se pierde en forma de calor. Como consecuencia, se ha investigado (y se sigue investigando) para obtener fuentes más eficientes.
Y una de esas fuentes son los diodos LED. Los LEDs emiten luz aprovechando las propiedades de ciertos semiconductores y, entre otras ventajas, se encuentra que son muy eficientes. Un LED que consuma 16 W de electricidad puede llegar a emitir tanta luz como una bombilla que consuma 150 W. Pero no entraremos en detalles de cómo funcionan, sino que nos vamos a centrar en que su espectro es, evidentemente, muy diferente de las bombillas tradicionales. Los más comunes emiten luz en una estrecha banda alrededor de un color (rojo, verde, azul…). Y como en la mayoría de los casos queremos luz blanca, una técnica es usar LEDs de diferentes colores de forma que la combinación sea blanca. También existen LEDs que emiten directamente luz blanca.
luzblanca
Como se puede ver en la figura, los LEDs blancos tienen un pico de emisión en el azul, y es este pico el que, según algunos, puede crear problemas de salud.

Evidencia científica

Como soporte de sus afirmaciones, el fabricante de estos filtros esgrime varios trabajos en su página web que supuestamente avalan tanto el peligro de los LEDs como las bondades del filtro.
El primero de ellos, Retinal effects of the violet – light absorbing filter ( CSR ) : Clinical Trial, no es un artículo publicado en una revista científica. Según el abstract, es una tesis doctoral de ¿12 páginas? que analiza un ensayo clínico donde se evalúa la diferencia entre dos tipos de filtros ultravioleta incorporados a lentes intraoculares en pacientes operados de cataratas. ¿Algo que ver con LEDs o tablets? No. El siguiente, OPTIC FILTERS AGAINST THE PHOTOTOXIC EFFECT OF THE VISIBLE SPECTRUM IN THE RETINA: animal testing, tampoco es un artículo científico publicado. La verdad es que no sé qué tipo de trabajo es, parece más bien una comunicación interna o un trabajo de un estudiante de máster. Y de nuevo tiene poco que ver con los filtros para smartphones. Es un trabajo que analiza la expresión de varios genes en conejos a con implantes intraoculares bajo distintas iluminaciones. Como dato curioso, la luz usada proviene de tubos fluorescentes. El tercero es una inútil tabla llamada Reticare protection levels, que no dice nada. Y el último es el único que podría considerarse relacionado con estos filtros.
Este último es un trabajo de Celia Sánchez-Ramos y su equipo sobre el efecto de la iluminación LED sobre las células epiteliales de la retina.[1] Bueno, vaya por delante que no soy biólogo, así que si meto la pata, os agradeceré la corrección en los comentarios, pero la crítica será lo bastante simple como para que eso importe poco.
La primera crítica que se le puede hacer al artículo ya la podemos ver obtener simplemente leyendo el título: “Effects of Light-emitting Diode Radiations on Human Retinal Pigment Epithelial Cells In Vitro”. Es un experimento in vitro, no sobre un organismo. Eso ya es suficiente para invalidar cualquier afirmación que haga el fabricante sobre los efectos en la salud de los LEDs basándose en este trabajo. Un cultivo de células se comporta de una manera muy distinta a como se comporta dentro del cuerpo. En el cuerpo forman parte de un complicado engranaje y se encuentran sometidas a multitud de señales, estímulos e interacciones que se encuentran totalmente ausentes en una placa de Petri. Es por eso que no se puede comercializar ningún medicamento basándose únicamente en su efecto in vitro. De hecho, muchas moléculas que muestran un posible efecto terapéutico en cultivos son descartadas cuando se realizan experimentos en animales. Así que, si no os queréis aburrir leyendo más, ya os adelanto la conclusión. Comprar esos filtros es tirar 19 euros.
Si no os habéis cansado de leer, vamos a ser justos y veamos un poco más en profundidad qué dice el artículo del grupo de Sánchez-Ramos y si podemos extraer algún dato que nos haga pensar que los fabricantes de estos filtros realmente pueden tener algo de justificación.
Lo primero que me llama la atención es lo que no encuentro: una declaración de conflictos de interés. Al menos a partir de las diversas notas de prensa que han emitido los fabricantes de estos filtros, al menos yo deduzco que Sánchez-Ramos y su equipo han formado parte del desarrollo de estos filtros. Si esto es así, no declarar esta vinculación es una falta ética muy grave.
En esencia, lo que hacen en este trabajo es cultivar células epiteliales de la retina y someter a los diversos cultivos a la luz de LEDs rojos, verdes, azules y blanco, mientras dejan varios cultivos sin iluminar para usarlos de control. Y tal y como anuncia el fabricante, el 99% de las células irradiadas con luz azul muere (en realidad, proliferan un 99% menos que el grupo de control). Parece claro, ¿o no? Cualquiera que haya estudiado alguna ciencia, una de las primeras cosas que tiene que hacer es a detectar resultados sospechosos y/o absurdos. Si alguien está calculando la velocidad de un planeta y le sale que es mayor que la velocidad de la luz, no necesito ver sus cálculos para saber que se ha equivocado. De la misma manera, que alguien me diga que el 99% de las células del ojo mueren tras unas horas de exposición a la luz (cualquiera que sea), estoy casi seguro que ha metido la pata en algún sitio. Si eso fuera así, todos nos habríamos quedado ciegos pocas horas después de nacer. Vamos a ver con más detalle este aspecto.
El artículo dice que muere el 99% de las células irradiadas con luz azul. Bueno, es posible que parte de la emisión tenga un componente ultravioleta, así que podría ser un posible mecanismo que mate algunas células (aunque no tantas). Pero hay más. La tasa de mortalidad de los cultivos irradiados con luz verde, blanca y roja es del 88%, el 75% y el 60% respectivamente. Esto símplemente no puede ser. El espectro de cada uno de los LEDs usados lo muestran en la figura 2:
Como se puede ver, la emisión de los diodos es muy estrecha. Emiten un rango de frecuencias muy estrecho, así que no hay manera que los LEDs rojo y verde tengan ese efecto en las células de la retina. Repito, la prueba es que no estamos ciegos.
¿Y qué puede haber sucedido para obtener esos resultados? Suponiendo buena fe, debe haber algún fallo o algo que no se ha tenido en cuenta, así que tenemos que leer con un poco más de detalle cómo se ha hecho el experimento. Y lo primero en lo que me fijo es en cómo se ha realizado la exposición a la luz. Según el apartado de Material y Método, las células fueron iluminadas siguiendo tres ciclos de 12 horas de luz seguidas de 12 horas de oscuridad. Durante la iluminación fueron sometidas a un flujo de luz de 5 mW/cm2, o lo que es lo mismo a 50 W/m2. Esto es una barbaridad, y de hecho, intentan justificarlo (supongo que algún revisor dijo algo), pero no deja de ser una barbaridad. Según ellos es equivalente a la luz que recibe una persona a 20 cm de una bombilla incandescente de 100 W. No creo que haya que ser muy listo para imaginar lo que pasa si alguien se pasa 12 horas mirando fíjamente una bombilla de 100 W. Además de quedarse ciega, deduciremos que es idiota. Y de hecho, ni siquiera es así. Una bombilla incandescente de 100 W tiene una luminancia de unos 4500-5000 lux a 20 cm, muy lejos de los más de 33.000 lux que usan ellos. 33.000 lux es la luminancia de la luz directa del Sol. Lo justifican diciendo que es para comparar con dos trabajos de otros grupos, sin embargo, el único al que he tenido acceso estudia el efecto de la radiación ultravioleta, usa iluminación durante 30 minutos, con una iluminancia de 10 mW/cm2 usando como fuente una luz de neón, que emite parte de la luz en el rango UV.
Así que lo que tenemos es que las células iluminadas están recibiendo una cantidad bestial de energía durante 12 horas. ¿Y qué pasa cuando uno le transmite energía a algo? Que la temperatura sube. Así que tenemos que a un cultivo de células que necesitan una temperatura de 37º C con muy poca variación le estamos aumentando la temperatura varios grados. Lo que estamos simulando no son los efectos de la luz sobre las células, estamos simulando los efectos de la fiebre muy alta. Y más de 41,5º se considera una emergencia médica. Esta teoría se refuerza cuando releemos y nos fijamos en que los cultivos se han realizado en puertamuestras negros, lo que acentuaría el efecto.
¿Hay más fallos? Sí, y seguro que se me ha pasado más de uno. A la vista de los resultados, uno se puede preguntar si, además de estar cociendo las células cultivadas, los autores pueden estar introduciendo más factores de mortalidad. Al fin y al cabo, la mortalidad celular es mayor en las células iluminadas con azul que con rojo, así que a la temperatura parece que se le está añadiendo otro efecto. ¿Se estará produciendo alguna reacción química fotoinducida en el medio de cultivo?
De nuevo hay que leerse con cuidado la ejecución del experimento en la sección de Material y Método. En él podemos leer que los cultivos se realizaron tras separar las células del cultivo principal usando una solución de Trypsina/EDTA. Este paso es necesario cuando se quieren hacer cultivos celulares. Primero hay que “despegar” las células y luego se colocan en los platos de cultivo. El problema es que, si leemos las instrucciones del fabricante nos encontramos con una advertencia de que debe ser protegida de la luz [2] y de que ciertos componentes son sensibles a la luz y pueden provocar la formación de H2O2, que es tóxica para las células [3]. En principio, se debería lavar el cultivo tras aplicar este tratamiento, pero no es raro que queden restos y, expuestos a una fuente de luz tan intensa es muy posible que generen compuestos tóxicos.
Por último, y para esto no tengo explicación porque la descripción del método usado es demasiado parca, me llama enormemente la atención las desviaciones estándar que se presentan en la tabla 1, que siguen un patrón ilógico, o al menos, no esperable. Así, en la fila de la viabilidad, la desviación estándar es del 50% para el grupo de control, 20% para el azul, 114% para el verde, el 3% para el rojo y de nuevo el 50% para el blanco. No tiene ningún sentido. Uno esperaría, o una desviación más o menos igual para todos, o que la desviación relativa aumentara al disminuir el valor (siendo la mayor para el grupo azul). ¿Cual es el motivo? Ni idea. Puede ser que el tratamiento matemático haya sido incorrecto o que el resultado de algunos cultivos haya estado contaminado.
En cualquier caso, como ya dije más arriba, este trabajo que tanto se ha publicitado como evidencia de lo buenos y necesarios que son los filtros para las pantallas para tablets y smartphones no prueba nada de eso. Desde su propio planteamiento (es un estudio in vitro) hasta las dudas que plantea su ejecución invalidan cualquier afirmación que la compañía fabricante haga basándose en él.
Así que, si de verdad os queréis gastar 19 euros, estoy seguro de que Don Menti os aceptará la contribución.

Referencias:

  • Santi_GS dijo:

    Yo opino que la iluminación con led es un campo muy verde aún, y que nadie pude negar que la luz que emiten los leds se ve diferente que los sistemas de iluminación que teníamos hasta ahora.

    No tengo claro a qué te refieres con que la luz de los LEDs se ve diferente.

  • @ MaGaO:
    Me imagino que Santi_GS se referirá a lo que nos muestra la segunda gráfica del post, que los LED tienen el pico de energía radiada en una longitud de onda distinta que las bombillas incandescentes de tungsteno (que tienden hacia el rojo), o los tubos fluorescentes de mercurio (que tiene picos en el azul-violeta), y esto le debe dar una sensación de “luz distinta”.

  • @ Someone:
    Sé que, de hecho, las iluminaciones de LED compuesto tienen problemas para presentar fielmente los colores reflejados: si, digamos, una pared está pintada de amarillo puro y se ilumina con tres LEDs en RGB entonces es muy fácil que la pared se vea negra porque los LEDs son esencialmente monocromos. Hace años salió en Slashdot un artículo en el que se comentaba los problemas que había tenido alguien para poder hacer una exposición con iluminación por LED.
    Pero no sé si Santi_GS se refiere a este problema o a que él ve que la luz de un LED blanco es distinta.

  • Si este filtro previniera los riesgos señalados en los informes que Santi_GS adjunta, debería servir para soldar o esquiar.

  • Santi_GS dijo:

    Hay que recordar que el ojo humano esta hecho para ver la luz reflejada en los objetos, no para mirar la luz directamente.

    ¿Ah sí?. El ojo humano ve la luz que entra por la pupila y llega a la retina, venga de donde venga. El ojo puede mirar sin ningún problemas fuentes de luz directa. Si son de muy alta intensidad, como el sol o una lámpara de arco, causará daño en la retina. Si son de baja intensidad, como el fuego o un triste led, no hay problema. (De acuerdo que los leds más energéticos actuales deslumbran, igual que una lámpara de filamento, que supuestamente no es “tóxica”.
    Yo es que me parto con esto. A ver, si yo levanto 10 Kg en press de banca, mis musculos y articulaciones no solo no sufren, sino que se benefician del ejercicio. Pero si me ponen 200 kg, me voy a desconyutar, ¿no?. ¿Tengo que inferir que mis músculos y articulaciones no están hechos para levantar peso?
    ¿Es tan difícil de entender?

    De ahí que quienes trabajan con pantallas o iluminación terminan con la vista machacada.

    Vaya una inferencia mas chusti. A saber lo que machacará la vista. 8 horas de tabajo frente a un monitor cansa… Nos ha jodido. Hay mil factores relacionados con ese cansancio, que no tienen nada que ver con las componentes espectrales de la luz utilizada.

    Yo opino que la iluminación con led es un campo muy verde aún, y que nadie pude negar que la luz que emiten los leds se ve diferente que los sistemas de iluminación que teníamos hasta ahora.

    Otra más…
    ¿Qué coño va a estar verde?. Desde el punto de vista espectral, los leds están total y absolutamente caracterizados (desde el momento en que se han ido desarrollando en diferentes longitudes de onda, es tan obvio…). Reducir o aumentar cualquier componente (por ejemplo el azul) es trivial, no necesita ninguna investigación ni ningún filtro.

    -- ¿Puede que se haya investigado poco sobre la luz que emite el led antes de sacar al mercado el producto?
    -- Puede.
    -- ¿Las pantallas led emiten luz más directa que las convencionales?
    -- Puede ser, ya que son leds apuntando directamente a los ojos sin ninguna membrana intermedia, todo lo contrario de las pantallas LCD o TFT.

    Más y más ignorancia. Repito que la luz que emite un led está total y absolutamente caracterizada. Las pantallas led NO emiten más luz directa que las convencionales.
    Las pantallas led, por favor, no tienen leds apuntando directamente a los ojos. Utilizan uno o más leds blancos cuya luz entra por el lateral de una guía de ondas, y luego se dispersa hacia los píxeles, que contienen filtros variables de azul, verde y rojo. (Sí, la pantalla ya lleva sus propios filtros de azul. Junto con los otros dos se utilizan para dar una buena respuesta cromática. Si bajamos el nivel de azul, que es trivial hacerlo, simplemente empeora la respuesta cromática, la imagen se ve más amarillenta, claro).

    -- ¿Es posible que este tipo de luz se tenga que filtrar directamente en la fuente de luz como se hace en los fluorescentes?

    En el interior del fluorescente, se emite luz UV. Esta luz no se filtra, sino que se transforma por el fosforo que recubre las paredes del tubo, en luz visible. Con bastante azul en algunos tubos, dicho sea de paso, por eso dan una sensación de luz fría o “de día” (el Sol contiene mucho más azul, proporcionalmente, que las fuentes artificiales tradicionales, las lámparas de incandescencia)

    -- Pues no se tendría que descartar esta posibilidad, hasta ahora solo se ha investigado en obtener leds que emitan el máximo posible de luz consumiendo menos y no en los efectos de esta luz.

    Pues claro, lo que queremos es que gasten lo menos posible, sea cual sea el nivel de luz que generan. ¿Se entiende el concepto de proporcionalidad?
    Por Dios, el espectro y las características de los leds están perfectamente controladas, no metamos miedo a la gente con estas chorradas.

    Insisto, si encendemos un moderno led de 1 W y lo miramos de frente a 5 cm de nuestro ojo, seguro que nos termina haciendo daño al cabo de unos minutos, pero es que eso es absurdo.
    También te hace daño la leche si te tomas 20 litros de golpe, joder.

    Saludos

  • Por cierto, una pantalla led, es también TFT. Las pantallas TFT necesitan una fuente de luz blanca, pasiva, por detrás. Se han comercializado diferentes tipos: tubos fluorescentes, láminas electroluminiscentes, halógenas, leds…

    Solo se usan leds directos en paneles indicadores de tráfico o pantallas gigantes (estadios o similar) en las que los píxeles son enormes debido a la gran distancia desde la que se ven.

    Otras pantallas leds directas son las OLED, pero estos leds orgánicos no emiten direccionalmente (ni tampoco las pantallas TFT con iluminación LED)

    En cualquier caso, la tecnología de una pantalla es irrelevante. Si queremos una reproducción cromática correcta, la luz tiene que tener una cantidad determinada de azul, rojo y verde. Si alteramos estas proporciones, la respuesta cromática se deteriora, la imagen se ve cutre. Las intensidades (o luminancias) de una pantalla estándar no son nocivas, ni en el azul ni en el verde ni en el rojo.

    El “posible” efecto negativo de la luz violeta y azul sobre la retina está en entredicho desde hace décadas. No hay nada claramente probado, como sí lo hay con el UV. El ojo (y el metabolismo en general) necesita de todos los colores, incluido el azul, para su función correcta. Y en cualquier caso, el posible resquemor con la parte azul-violeta del espectro, aparece, para científicos serios, con las altas luminancias provenientes del sol, en la playa, en la nieve, no con las exiguas cantidades emitidas por una pantalla.

    Ahora unos cuantos se suben al carro del anti-azul para vender chismes de dudosa utilidad.
    Y digo dudosa por no dar mi opinión. El que una multinacional mentirosa se suba al carro del anti-azul, no es prueba de nada. Más bien lo contrario, por desgracia.

  • He estado leyendo el artículo de Eva Chamorro et al., y hay un par de cosas que no veo claras y que creo que tampoco se nombran en este artículo del blog. Si me equivoco, por favor que me corrijan.

    1) Ya en el título se nos dice que lo que se estudia es el efecto de las radiaciones emitidas por LEDs. Sin embargo, sería más correcto decir que lo que se estudia es el efecto de la luz. ¿Por qué digo esto? Porque en el experimento, los controles son cultivos celulares mantenidos en oscuridad. Por tanto, estamos estudiando luz vs. oscuridad. Para estudiar el efecto diferencial de la luz LED respecto a otros tipos de luz necesitaríamos, creo, un control que consistiera en luz, de la misma intensidad, emitida por una fuento que no fuera LED. De esa forma podríamos estudiar el efecto de la luz con origen en LEDs frente a luz de otros orígenes.

    2) Me ha llamado la atención, en la Tabla 1, que el valor de viabilidad bajo Luz verde es de media 99 y desviación estándard 114. Ese dato no tiene sentido; significa que en algún momento han tenido que medir fluorescencia menos intensa que la de los controles no fluorescentes.
    Y, en general, a partir de los datos de la tabla, la viabilidad y el daño al ADN no parecen estadísticamente significativos entre diferentes longitudes de onda. Así que me parece aventurado decir que la luz azul es la más dañina.

    Soy biólogo, no estadístico, así que agradeceré cualquier aclaración a errores que haya cometido en mi comentario.

  • @ Jorgeman:
    Sí, tienes toda la razón. Esos son “detalles” que no he mencionado por no hacer la entrada demasiado larga, pero son igual de sospechosos. Incluso sin el conflicto de intereses, los artículos son una chapuza.

  • Todo lo aquí dicho parece muy razonable y bastante convincente. Al menos, para quien no es científico, sólo algo freak de cuestiones sobre hardware, pero ni idea de temas de estos.

    Sin embargo, la duda que creo que le surgirá a cualquiera es la siguiente: ¿Cómo es posible entonces que esto fuera algo… bueno, si no falso, como mínimo no lo suficientemente fundado? ¿Que estuviera propiciando la creación, producción y venta al público de un producto un tanto ..”bluff”? Lo pregunto porque me chocaría que así fuera cuando se trata de una científica que ha recibido varios premios concedidos por instituciones, etc (y la han llamado a entrevistas muchas cadenas de TV de bastante “peso”). Premios que sólo supongo que se dan cuando hay información contrastada de que lo suyo son logros científicos. No sé, dichos premios no me sonaron a montaje, ni dados por sospechosas organizaciones o empresas.

    Cierto que también me extraña que no se vea movimiento en los fabricantes de pantallas LED para corregir este supuesto problema de toxicidad de la luz LED. Aunque ha pasado en ocasiones anteriores que productos que se creían inofensivos, luego ha resultado que no lo eran tanto.

    De hecho, hasta el Corte Inglés está vendiendo ya los filtros de esta marca, aunque no de todos los tamaños o tipos de pantallas.

    Disculpen mi total ignorancia sobre temas científicos, pero igual mi pregunta se la están haciendo muchos lectores.

  • JM dijo:

    Todo lo aquí dicho parece muy razonable y bastante convincente. Al menos, para quien no es científico, sólo algo freak de cuestiones sobre hardware, pero ni idea de temas de estos.
    Sin embargo, la duda que creo que le surgirá a cualquiera es la siguiente: ¿Cómo es posible entonces que esto fuera algo… bueno, si no falso, como mínimo no lo suficientemente fundado? ¿Que estuviera propiciando la creación, producción y venta al público de un producto un tanto ..”bluff”? Lo pregunto porque me chocaría que así fuera cuando se trata de una científica que ha recibido varios premios concedidos por instituciones, etc (y la han llamado a entrevistas muchas cadenas de TV de bastante “peso”). Premios que sólo supongo que se dan cuando hay información contrastada de que lo suyo son logros científicos. No sé, dichos premios no me sonaron a montaje, ni dados por sospechosas organizaciones o empresas.

    A mí no me hubiera sorprendido que el estudio se hubiera realizado con el patrocinio de alguien: entonces se explicaría que los parámetros del mismo fueran tan, digamos, extraños. Lo que sí me sorprendió fue oír a Sánchez-Ramos en la radio: hablaba del estudio (muy grosso modo) y afirmaba la validez de los filtros.

    Cierto que también me extraña que no se vea movimiento en los fabricantes de pantallas LED para corregir este supuesto problema de toxicidad de la luz LED. Aunque ha pasado en ocasiones anteriores que productos que se creían inofensivos, luego ha resultado que no lo eran tanto.
    De hecho, hasta el Corte Inglés está vendiendo ya los filtros de esta marca, aunque no de todos los tamaños o tipos de pantallas.

    Quizá es porque detrás de este “parto de los montes” no hay más que un simple ratoncito.

    Disculpen mi total ignorancia sobre temas científicos, pero igual mi pregunta se la están haciendo muchos lectores.

    Nadie sabe de todo (aunque informarse hoy día, sabiendo manejar Google, es bastante más fácil que hace años).

  • @ JM:
    El que alguien reciba premios no implica que sea honrado, ni siquiera bueno en su campo, dependiendo del premio que sea.

    El que los fabricantes de LED no hagan nada para remediar esta toxicidad es basicamente debido a que esta toxicidad no existe.

  • Seguramente el filtro no sea tal y sea como las pulseras esas para la flexibilidad pero decir que los les son completamente inofensivos… No lo son peto no significa que te quedes ciego. Hay estudios de gente que no vende nada en el que se demuestra que ha aumentado el número de consultas oftalmológicas en relación a moscas oculares han aumentado y en general en población joven.

    Filtro kk pero les inofensivos tampoco

  • @ Daniel2:
    Verás, el problema de los LEDs no pertenece a sus características lumínicas. Pertenece al uso que les damos y los efectos que dicho uso (a saber, mirar durante largos periodos de tiempo una pantalla) tiene sobre nuestros ojos.

  • Genial analisis, con dos principios bien usados la basura nos muestra su verdadera apariencia.
    Un saludo y felicidades por el post!

  • Hoy en Telemadrid ha vuelto a la carga Reticare con Sánchez Ramos a la cabeza:
    http://www.telemadrid.es/programas/nuevo-sindrome-de-pantalla
    Erre que erre con las pantallas… Ahora lo llaman “El nuevo síndrome de pantalla”, para que parezca un término médico.

  • @ Someone:
    Se inventaron una enfermedad sin enfermos. Supongo que pedirles estadísticas sobre este nuevo “síndrome” está fuera de lugar.
    Yo no tengo problemas con los publirreportajes, pero hay que decir que son publirreportajes y que su opinión probablemente este sesgada.

  • @ Claudio:
    Pues lo estaban dado en el telediario como una noticia seria… Y eso que huele a publirreportaje a distancia.

  • Yo tengo una duda ante este tema, vereis, hace unos días fui a una óptica y me diagnosticaron miopía hasta aquí todo normal, pero resulta que me dijeron que me iban a poner unas lentes especiales que reflejan la luz azul de las pantallas e impiden que lleguen a la retina y que eso reduciría la fatiga del ojo.

    Me acordé de este artículo del blog que leí hace unos meses y no me fío mucho del efecto que me dijeron, ¿qué opinais sobre esas lentes?

    Decir que estas lentes especiales no me causó un aumento del precio (lo digo porque sea o no verdad por lo menos no me estafaron).

  • @ Joaquin:
    Sin más datos es difícil decir nada concreto. En principio, no parece muy coherente, ya que la luz azul es luz azul venga de una pantalla o de un geranio. Pero ya te digo, que sin saber qué lentes son y para qué están indicadas, no se puede decir mucho.

  • No te puedo decir más que lo que me dijeron, que esas lentes reflejaban la luz azul y reducía la fatiga del ojo, de hecho, no sé si es importante lo que voy a escribir, pero si mirabas por la cara de la lente reflexiva, la luz reflejada por las bombillas del local eran de color azul.

    La pregunta sería si la luz azul como decían, produce fatiga en el ojo o no.

  • @ Joaquin:
    Si reflejara una fraccion significativa de luz azul, verias todo de color amarillo o rojizo.

    Por lo que describes, parece ser simplemente una capa de material antirreflectante, que suele tener un color azulado. Si es asi, lo unico que hacen esas lentes es reducir la cantidad de reflejos en las lentes, lo cual, en condiciones de poca luz o frente a una pantalla, si que hace que alguna gente sienta menos cansancio, pero no tiene nada que ver con la “luz azul”, es simplemente que tienes menos reflejos. En ese caso, aunque te decidas a cambiarla, te recomendaria que cambiaras de optica, porque no tienen ni idea de lo que estan vendiendo.

  • Mañana me traen las gafas y te comento, supongo que será lo segundo que has dicho, que es antirreflectante, pero como me contaron lo de la luz azul pues me acordé de esta entrada y preferí comentarlo.

    Lo de cambiarme de óptica lo veo más difícil porque me hacen un 45%, supongo que el fabricante de las lentes les habrá contado cuáles eran los efectos de estas lentes y ellos habrán dicho “amén padre”.

  • Hace tiempo que quedó demostrado que esos filtros era un “saca-dinero”.

    http://ocularis.es/blog/?p=1288

    http://naukas.com/2013/12/23/informe-pelicano-reticare-y-la-luz-toxica/

    Además éste artículo sirve de referencia en la publicación.

  • Buenos dias, a raiz del tenor de las apreciaciones tanto del articulo como de los participantes, desearia colaborar con los estudios mas precisos desde lo que puede aportar la los analisis realizados en los laboratorios de fisica alemanes del Prof. Dr. Balck http://www.biosensor-physik.de/ el cual entre los inumerables experimentos emprendidos ha estudiado en profundidad el tema del estres provocado por la iluminacion LED.
    En ese tenor, si ustedes leen -ya porque entienden el aleman o porque usan Bing o SDL- las 45 hojas de reporte el tema es mucho mas delicado que simplemente usar un filtro para la tablet o celular pues estamos rodeados de iluminacion LED y en consecuencia sus efectos colaterales propios de una nueva tecnologia http://www.biosensor-physik.de/biosensor/led-stress.htm#kapitel-06.
    En mi opinion si uds. tienen iluminacion con lamparas Led en su casa -como yo tenia en todas mis habitaciones y salas- les recomendaria que en algunas las reemplacen con lamparas halogenas de bajo consumo Osram para mitigar el electroestres de este tipo de iluminacion barato.
    Finalmente, desde la mirada de la sociologia de la tecnologia, debemos tener en cuenta que una innovacion o difusion de una nueva tecnologia normalmente no se basa en la posible reparacion de los efectos indesables de la anterior, sus motivos suelen ser economicos o de reduccion de costos de mano de obra y demas variables. EL Dr. Christensen, quien ha sido el que ha expuesto y divulgado el concepto de desarrollo disruptivo que lleva a nuevas tecnologias emergentes no incluye -ni tal vez importe a quienes leen los papers- los aspectos de impactos ambientales ni efectos colaterales de la implantacion de una tecnologia disruptiva o nueva.
    Menciono algunos ejemplos mas modernos que el simple problema de donde ubicamos los desechos nucleares; en el tema de las malezas que invaden suelos cultivables y se vuelven resistentes al glifosato por ej. antes se analizaba solamente el tema del biotipo resistente y se perdia la complejidad del sistema en su totalidad, porque al dejar de lado el aspecto biologico del sistema -un insecto o un hongo o maleza se vuelve resistente tal vez en un tiempo mucho menor que en el de desarrollar un producto- el sistema manifiesta los problemas rapidamente y nos damos cuenta tarde como el circulo se cierra sobre si mismo y que debemos enfrentar al tema mas alla del control quimico.
    Hoy estamos abandonando las tecnologias de producto, las estrellas pocos año atras, por tecnologias de procesos, esto es irreversible pero lo sabemos RECIEN DESPUES de que los problemas aparecieron, no antes.
    Es decir, alguien tiene que ir pensando que haremos con los celulares cuando nos podamos comunicar a traves de una interface cerebral, asociada a los lentes que presenten una imagen holografica de la ex-pantalla obsoleta, ademas de ocupar los dedos en otra cosa… Saludos cordiales.

  • @gonzalezvazquez

    Hum… “Osram para mitigar el electroestres”

    ¿Por qué OSRAM? En su día me dió por comprar bombillas halógenas (pero porque no había LEDs con 6500k de temperatura de color, ni de 5 mil y pico: Soy grafista y me importa mucho la exactitud del color) y que yo recuerde, había otras dos marcas de igual fama/importancia, o mejores.

    ¿”Electroestrés” ? Yo he tenido luces LED en un escritorio antes usado por mi padre, y los dos super relajaditos, siempre… ¡5 LEDs justo en el techo, justo encima del puesto de trabajo! Ningún problema de estrés o de ciclos de sueño…

    Yo no sé qué habrá de cierto en toda esa teoría de la tan mencionada empresa, mi instinto me dice que poco o nada, pero suelo ser precavido con todo, sobre todo en temas de salud. Pero vaya, si se trataba de demostrar la nocividad de las pantallas retroiluminadas con LED, desde luego no han dado con la forma correcta y mínimamente convincente de hacerlo. Ni hemos visto ningún artículo que refute lo que aquí, en Ocularis, y varias otras páginas, se han detallado como fallos enormes en el proceso. Su respuesta fue una inicial de censura, luego otras de mera confrontación, sin más, o usando una pretendida autoridad sobre la materia, luego que si es que hay grandes intereses en grandes y oscuras compañías para producir LEDs, pero no respuestas de nivel científico que refuten los errores tan bien detallados en distintas webs.

    El LED en las pantallas puede que no esté bien implementado, no lo sé. Pero sí que noto que en miles de temas están proliferando empresas,(o incluso simples listillos aislados) sobre todo en temas relacionados con la salud, que auguran todo tipo de males. Y generan pingües beneficios alrededor de ellos. Tenemos que estar bien precavidos de tal fenómeno, sobre todo los que nos preocupamos de la ergonomía y llevar una vida sana,(y otras personas, en el campo de la adivinación, el tremendismo, etc) porque puede ser francamente insano en sí seguir todo tipo de “afirmaciones” lanzadas por la empresa x ó y, incluso aunque se revista todo de trazas de honorabilidad y “ciencia”. A mí no deja de parecerme peculiar que los canales que más han apoyado a esa empresa son de determinado círculo o grupo de poder… Si alguno ha visto una entrevista o publireportaje sobre el mencionado producto en la Sexta(aunque ahora están con Antena 3…) o Cuatro, agradecería que lo pusiera.

    Aunque incluso si se hubiera dado, nada demostraría: Sólo es necesario un equipo o redacción que no compruebe nada, o lo compruebe pero se apunte a un posible pequeño pico de audiencia, sea lo que sea. Y esto sucede en cualquier cadena. Pero me llama la atención el conjunto de cadenas que se apuntaron de inmediato a esa publi, la verdad. Sólo digo que me resultó curioso, el timing(como una campaña orquestada) y las que fueron, no implico nada más.

    Personalmente, me encantaría que existieran estudios serios de verdad sobre pantallas LED, OLED, plasma y TFT. Y tanto desde el punto de vista de la salud, como de temas para mí muy interesantes, como la precisión en el color, el espectro máximo de perfil sRGB y Adobe RGB que puede cubrir tal o cual tecnología… Como diseñador, uso un TFT, pero porque en la fecha, no había ningún monitor LED aún con esa precisión en el color.

    Y como digo, no acabo de encontrar estudios serios sobre la cuestión TFT vs LED. Lo más parecido a algo que me inspire alguna confianza, es este documento del departamento de Energía de Estados Unidos, donde parece que el estudio concluye que no hay un daño considerable en personas que no tengan una sensibilidad especial. (esto pasa con casi cualquier producto). Concretamente, éste era el pdf :

    http://global-off-grid-lighting-association.org/wp-content/uploads/2013/09/opticalsafety_fact-sheet.pdf

    La cosa es que esos filtros se siguen vendiendo, y por alguna extraña asociación de ideas, me acuerdo del escándalo que se montó con la llegada de los primeros ordenadores, las “gafas amarillas”, los filtros de pantalla…Lo que mi oculista y mi médico me recomendaron en su día(que aquello era un bluf)…O incluso como cuando con la aparición de muchos inventos tecnológicos, (hasta el tren) se aventuraba siempre gente a relacionarlo con magia chunga, brujería, etc. Y no digo que no se llegue a demostrar que el LED es dañino (o los móviles, o el wifi, o el microndoas, o etc). Pero que veo que hay muchas empresas que se benefician inmensamente del “por si acaso”…y esto sí que es un hecho comprobable (no lo afirmo de la empresa en cuestión). En fin, ojalá se investigue más, pero en serio…

    Mientras tanto, sigue quedando stock a la venta en El Corte Inglés. Y a deducir por el tiempo que pasa, ya se habría agotado si no es porque les siguen mandando existencias (y el C.I. poniéndolo a la venta, claro. )


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies