El último peldaño de Sánchez Hermosilla

   Un soneto me manda hacer Violante,

            que en mi vida me he visto en tal aprieto…

…escribía Lope de Vega, y en aprieto similar me he visto cuando La mentira está ahí fuera me preguntó si podía hacer un comentario sobre la intervención de D. Alfonso Sánchez Hermosilla, del Centro Español de Sindonología, en el programa de Onda Regional de Murcia, El Ultimo Peldaño (08/06/2012, audible aquí ). Pero mi apuro es mucho mayor que el del ladino de Lope, que utilizaba su supuesto trance como pirueta poética para hacer alarde de sus habilidades métricas. Y es que La mentira me pide que comente algo que está fuera de mis posibilidades. Me explico: El Dr. Sánchez Hermosilla habla del Congreso sindonista que tuvo lugar en Valencia el pasado Abril y nos explica que fue un congreso lleno de científicos, que presentaban ponencias científicas para gente científica, que su organización, el CES, es plenamente científica y que trabaja más científicamente que nadie los temas científicos que se le encomiendan, esto es el Sudario de Oviedo y la Sábana Santa. Y yo tengo que aclarar que de ciencia no sé mucho. He leído manuales de divulgación, algo más de filosofía de la ciencia y artículos sobre algún tema concreto que podía entender, pero que me encuentro en la imposibilidad de evaluar correctamente. En estas condiciones, ¿cómo voy a hacer un comentario sobre temas tan científicos como los que nos presenta el Dr. Sánchez Hermosilla? Vaya apuro.

Pero como un encargo es un encargo, voy a intentar salir del paso como pueda. Me centraré en una cosa que me ha llamado la atención y que me parece que merece destacarse. Y es que el Sr. Sánchez Hermosilla nos da una noticia, una primicia que según él se presentó en el Congreso de Valencia, que debería ser propagada a los cuatro vientos: un profesor cuyo nombre él no recordaba muy bien, puesto que tuvo que consultar sus papeles, de una universidad que no recordaba ni bien ni mal, había presentado una ponencia donde demostraba matemáticamente que los cálculos de la datación por radiocarbono que habían fechado el lienzo de Turín en torno a 1350 habían sido falseados de resultas de los incendios que tuvieron lugar en el siglo XVI y en el XX. También la datación del Sudario de Oviedo, que había enviado la tela al siglo VII o principios del VIII, fue alterada por la misma causa. Según sus cálculos matemáticos la fecha real de ambas piezas sería el siglo I. Ni más ni menos. Este trabajo despierta el entusiasmo del Sr. Sánchez Hermosilla, que proclama definitivamente descartadas las respectivas dataciones mediante un método científico cien y por cien, y tiene tiempo de dedicar su conmiseración a los “pobrecitos” escépticos que no tienen otra manera de negar la autenticidad de los Santos Lienzos que esas fracasadas pruebas de radiocarbono.

 

Paul Klee: Die Zwitschermaschine

 

En mi modestia voy a atreverme a aportar al Sr. Sánchez Hermosilla algunos datos que parece desconocer, junto con el nombre de la Universidad que él había olvidado. Dejemos aparte su afirmación de que todas las pruebas contra la autenticidad de los lienzos sean las dataciones de radiocarbono. No es correcto. A lo largo de mi blog (La sombra en el sudario),  iré aportando otras ideas al respecto, pero ahora vamos a hablar de olvidos o desconocimientos más concretos.

El trabajo al que hace referencia no es una primicia. D. Francisco Alconchel Pecino es Profesor Colaborador del Departamento de Física Aplicada de la Universidad Politécnica de Madrid, y tiene una bibliografía no muy extensa entre la que se encuentra una publicación de la UP del año 2004: Corrección a la edad radiocarbónica de la Sindone debido al… Que el prof. Alconchel ocupe un escalafón inferior en un departamento de una Universidad más bien secundaria en el mundo académico internacional y haya hecho un descubrimiento trascendental que puede modificar la datación de numerosos objetos de manera drástica (¡varios siglos!), no es demasiado probable, pero no debe ser descartado a priori. Casos más raros se han visto y los grandes genios empezaron todos desde abajo. Pero hay otros datos que, por decirlo de manera coloquial, me ponen la mosca detrás de la oreja.

En primer lugar, el Sr. Sánchez Hermosilla, es un entusiasta partidario de la relevancia del descubrimiento. Ahí es nada algo que hace polvo todas las críticas de los “escépticos”. Pero, ay, el Sr. Sánchez Hermosilla no es un experto en arqueometría o dataciones por radiocarbono. Es médico forense. Su opinión, por entusiasta que sea, tiene tanto peso como la de Ud., la mía o la de mi amigo astronauta. Sin embargo, el Sr. Sánchez Hermosilla, a lo largo de la entrevista, nos informa que los estudios que avala el CES son un prodigio de cautela heurística y se someten a numerosas revisiones por expertos cualificados. Incluso más cualificados que los propios autores, dice. ¿Ha ocurrido lo mismo en este caso? Pues parece ser que no. Durante ocho años la teoría del prof. Alconchel ha tenido tiempo de ser sometida a la crítica de expertos cualificados en arqueometría. Para ello debería haberse presentado en algún congreso o ser publicada en una revista especializada donde, dada la trascendencia de sus descubrimientos, habría sido criticada convenientemente. También habría podido cumplirse con un requisito de toda teoría, someterse a verificación empírica. Como mínimo, el autor podría haber enviado su trabajo a los laboratorios implicados en su crítica (Tucson, Zurich, Oxford y Toronto), para que pudieran explicar cómo habían cometido un error de tal calado o justificarse de otra manera. Al parecer nada de esto se ha hecho. Durante ocho años el trabajo de Alconchel ha dormido el sueño de los justos de toda publicación sin mayor importancia académica y sólo ha despertado para presentarse en un congreso de creyentes en el sindonismo, no cualificados para evaluarlo. Quizás a ellos, como al Sr. Sánchez Hermosilla, el lenguaje matemático de la ponencia les haya causado gran impresión. A mí su impresión no me impresiona. Qué le vamos a hacer.

En segundo lugar, el trabajo del prof. Alconchel suena tremendamente parecido a los del Dr. Kuznetsov, que hace años removieron las aguas del sindonismo. También el físico ruso había “descubierto” un importante factor de alteración del carbono 14 debido a la acción de los incendios. Ni que decir tienen que, antes de descubrirse que se trataba de un fraude monumental1, el profesor Kuznetsov, supuesto premio Lenin de las Ciencias, fue tratado en el mundo sindonista como un héroe que había aniquilado la fiabilidad de la datación de 1988. Pero Kuznetsov fue más osado que nuestro investigador patrio. Publicó su trabajo en una revista de prestigio e involucró en sus chapuzas y mentiras al laboratorio de Tucson. Este respondió contundentemente a su pretensión de que un incendio podía producir una alteración del C14 significativa (tesis similar a la del prof. Alconchel), y la investigación posterior del CICAP2 destapó todo el pastel. Es decir, Kuznetsov hizo lo que debía con un trabajo indebido. Y se produjo la contrastación que en el caso presente no se ha hecho. Quizás el caso del profesor de la Politécnica sea inverso, es decir, sea un trabajo correcto presentado incorrectamente. Pero eso, pese a los entusiasmos de Sánchez Hermosilla, sólo se podrá saber cuando la contrastación se haga como es debido.

Lo que es tanto más necesario cuanto que las tesis de Alconchel son sorprendentes en más de un punto. A mí, especialmente, me resulta insólito que los cálculos matemáticos puedan ser tan asombrosamente coincidentes que rebajen la edad de cinco dataciones diferentes justamente en los siglos precisos para que las dos reliquias cuadren con el siglo I. Que los respectivos incendios (más el catalizador que el profesor supone), no dejen la cosa en una fecha indeterminada, sino en los seis y trece siglos respectivos para que los datos cuadren en la fecha hipotética de la muerte de Jesús de Nazaret, francamente, me resulta digno de un relato de historia ficción. Quizás por eso se explique que el Dr. Sánchez Hermosilla no vaya con sus historias a medios académicos, congresos y revistas científicas, sino que se encuentre molestamente encajado entre unos cuantos misteriólogos que hablan de astronautas extraterrestres en un programa de misteriomanía. Yo de él me preguntaría por qué demonios le invitan a estos sitios.

Y ya he llegado al fin de mi apuro.

 

   …Contad si son catorce y ya está hecho.

 

 

 

Notas:

 

1. Fraude que, tras las reiteradas denuncias del CICAP (Gian Marco Rinaldi), fue reconocido en el ámbito del sindonismo. A pesar de lo cual sigue citándose en muchas páginas sindonistas.

 

2. Comitato Italiano per il Controlo delle Afirmazione sull Paranormale. Cfr. algunos trabajos en el Dossier que le dedica al asunto Gian Marco Rinaldi…

  • :alaba:

    Siento envidia insana por no ser el autor de este artículo, pero es un honor para mi que colabores en este blog.

    Recomiendo a todos los lectores de la mentira está ahi fuera el tuyo, La sombra del sudario, que ahora que compruebo que lo has hecho público, añado al blogroll. Espero que sigas regalándonos alguna de tus colaboraciones aunque tengas el tuyo propio.

     

    También quiero decir que desde este blog se le guarda el máximo respeto a Sánchez Hermosilla, al que he consultado sobre otros temas con anterioridad, y a la dirección de «el último peldaño».

    Le pedí opinión a Mo, porque cualquier afirmación extraordinaria (la diga quien la diga) merece ser analizada desde un punto de vista crítico. Esa es la virtud del método científico. Todo lo falsable tiene que tratar de ser falsado. 

    Borraré cualquier comentario despectivo contra S. Hermosilla, o contra Joaquin Abenza.

  • Genial, Mo. Y me alegro que por fin hayas decidido crear tu propio blog. :aplauso:

  • Enorme David Mo.

  • El tono de la entrada, tras haber escuchado el programa, no viene a cuento. Si el intercambio atómico, los incendios y la plata como catalizador son una argumenación química errónea, me gustaría una entrada didáctica en esa línea. El tono burlesco de misteriólogos y demás giros rozando, sino entrando en el ad hominem, definen el motivo de la entrada.

    ¡Qué obsesión con la iglesia! Una cosa es que podamos estar de acuerdo en la crítica, y otra perder la perspectiva dejando un porcentaje de crítica personal absolutamente injustificada. El tonito es de una falta de clase absoluta; los jaleos, tristemente marca de la casa.
    Esta entrada es un error. 

  • El tono de la entrada, tras haber escuchado el programa, no viene a cuento. Si el intercambio atómico, los incendios y la plata como catalizador son una argumenación química errónea, me gustaría una entrada didáctica en esa línea.

    El tono es el único que se puede usar cuando se escuchan los mismos «argumentos» desmentidos mil veces una y otra vez.

  • @ Javi:
    Bueno, pues haz una entrada explicando porqué el C 14 no se comporta a esas temperaturas y en presencia de plata como el tipo dice que lo hace.
    Ya puestos que nos cuente el proceso para realizar una copia de sudario, que en definitiva era de lo que iba el congreso sentando unas bases mínimas para entrar al estudio de la misma.

    Que allí no estuvo Cristo… Ellos son los primeros en huir de tal afirmación. El máximo interés de Hermosilla es comprender cómo se puede llegar de forma artificial a las marcas de sangre que allí aparecen. De verdad, me asombra esta entrada. Creo que LaMentira no ha tenido tiempo de escuchar el programa; dudo que admitiese el tono destructivo de la entrada.

  • Bueno, pues haz una entrada explicando porqué el C 14 no se comporta a esas temperaturas y en presencia de plata como el tipo dice que lo hace?

    Eso no da para una entrada. Simplemente los procesos químicos como los incendios se producen a energías mucho más bajas que los procesos nucleares como la desintegración radiactiva y no pueden afectarla. De hecho, es una de las primeras cosas que se aprende sobre radiactividad en el instituto, que la desintegración radiactiva es independiente del entorno químico en el que se encuentra el átomo.
    El que un «experto» se pase eso por el forro no merece nada más que burla.

  • @ Javi:
    Vaya, en dos líneas era posible entonces…
    Gracias. 

  • @ Javi: Hola Javi. yo también tenía entendido lo que explicas, que la desintegración radioactiva no depende de las influencias del  entorno —como presión, temperatura, reacciones químicas y otros—. Cada radionucleido está caracterizado por su  vida media.
    Pero me queda una duda con respecto a algo que leí hace tiempo en el blog de ciencia kanija. Copio un extracto.  Que consecuencias podría tener, en la datación?, no lo apliques al sudario, me refiero en forma genérica.

    «En los últimos años, no obstante, un número de nuevos resultados han amenazado con dar la vuelta a esta descripción. Distintos grupos han demostrado que el índice de decaimiento alfa, beta y captura de electrones depende de la temperatura y de si están colocados en un material aislante o conductor. Esto es apasionante porque genera la posibilidad de tratar los residuos radiactivos. Pero también genera un problema para los físicos de partículas cuyo Modelo Estándar asume que los índices de decaimiento no pueden verse influidos por factores externos»

    Los resultados anómalos son desconcertantes. Un grupo encontró que el emisor alfa polonio-210, cuando se coloca en un contenedor de cobre a 12 Kelvin tenía una vida media de un seis por ciento menos que a temperatura ambiente. Otro informe afirmaba que la vida media del emisor beta(-), oro-198, era de un 3,6 por ciento más larga a 12 Kelvin que a temperatura ambiente. Y otro grupo demostró que la vida media del berilio-7, el cual decae por captura de electrón, depende del material en el que esté colocado, incrementándose en un 0,9 por ciento en el paladio a 12 Kelvin y un 0,7 por ciento en el indio a 12 Kelvin. Incluso hay una teoría para explicar qué está pasando: que un efecto de apantallamiento a temperatura ambiente dentro de los contenedores metálicos influyen en la captura de electrones. Esto, por supuesto, tiene que afectar a todos los núcleos que decaen de esta forma.
    Y si estas confusas afirmaciones no son suficientemente duras, otro grupo afirma que los índices de decaimiento están influidos por la distancia de la Tierra al Sol.

    Artículo Completo en:  http://www.cienciakanija.com/2009/10/30/%C2%BFlos-indices-de-decaimiento-nuclear-dependen-de-la-temperatura/ 

     De antemano gracias, y si no tiene nada que ver…disculpas por adelantado.

    :-) 

  • «Un grupo encontró que el emisor alfa polonio-210, cuando se coloca en un contenedor de cobre a 12 Kelvin tenía una vida media de un seis por ciento menos que a temperatura ambiente.»
     
    Sospecho que pocas cosas,que se hayan datado, han podido estar a 12 Kelvin ( unos 261º C BAJO CERO)

  • No se puede discutir un artículo que no se conoce, y menos si uno no es físico. Pero el primer supuesto que, según Sánchez Hermosilla, mantiene el trabajo rompedor de Alconchel, esto es, que el calentamiento por encima de 200º del lino afecta a sus medidas radiométricas, fue especialmente desmentido por Jull, Donahue y Damon en un artículo publicado en Journal of Archaeological Science: «Factors Affecting the Apparent Radiocarbon Age of Textiles…» (http://sindone.weebly.com/uploads/1/2/2/0/1220953/damon_vs._kouz.pdf ) . Lo único que digo es que antes de adherirse al entusiasmo militante de Sánchez Hermosilla habría que esperar una discusión de este nivel. Y que llevamos ocho años esperando, según parece.
    Recuerdo que no estamos hablando de alteraciones en la precisión de las fechas, sino de alteraciones que afectan a 13 siglos. Como dice Rinaldi, aún cuando el error en la datación de 1988 hubiera sido de unos doscientos años, que no era inusual en la época, no variaría la afirmación de que el lienzo de Turín es medieval.

  • @ Pame:
    No conocia ese articulo. Si fuera cierto, la verdad es que seria un resultado muy interesante. No sabria decirte que hay de cierto en eso, sin embargo, veo que el articulo original esta publicado solo en ArXiv que es un repositorio de articulos sin revision y es de 2009. El que no haya salido nada mas desde entonces me hace pensar que todo haya quedado en un bluff. De hecho, en el mismo articulo de cienciakanija dice que otro grupo intento reproducir los resultados y no encontro dependencia alguna con la temperatura. Aqui tienes otro trabajo que intenta verificar esa afirmacion y no encontro nada. Si encuentras algo mas, por favor, pasamelo. Es un tema muy interesante. Gracias.

  • ATOM, por favor sigue la norma 6:

    Los comentarios escritos en mayúsculas serán borrados.

  • Interesante el artículo de ciencia kanija. Igual, como dice Javi, hay que tener en cuenta que es de 2009. Hice una búsqueda de artículos desde 2008 sobre el tema y no parece que se haya escrito mucho sobre el tema (sobre decaimiento beta vi un par de enlaces, pero desde acá no tengo acceso así que no pude leer), así que habrá que esperar nuevos resultados. En particular, sobre la posible variación de la vida media con la distancia de la Tierra al Sol ya me interesé en su momento, y básicamente hay un solo grupo tirando de esta idea en contra de los resultados de los demás.

    De cualquier manera, me pareció entender que lo que dice Alconchel no es que la temperatura afecta al proceso de decaimiento de los radioisótopos, sino que las temperaturas alcanzadas en el incendio modificaron la concentración C14/C12 por algún otro proceso. No encontré una versión libre del documento que cita David, así que no puedo ver las cuentas que hizo Alconchel (tampoco es que haya buscado mucho, realmente), sin embargo hay que tener en cuenta que las cuentas en el mejor de los casos servirían para descartar las dataciones anteriores, y no para establecer una nueva datación. Para hacer un avance en esta última dirección es necesario hacer un estudio experimental que permita relevar, de existir, la dependencia de la concentración de radioisótopos con la temperatura del ambiente, para diferentes muestras en diferentes condiciones, etc, etc.

  • Nicolás dijo:

    me pareció entender que lo que dice Alconchel no es que la temperatura afecta al proceso de decaimiento de los radioisótopos, sino que las temperaturas alcanzadas en el incendio modificaron la concentración C14/C12 por algún otro proceso.

    Buen apunte. Pueden estar equivocados, como lo estuvieron los de los neutrinos, pero salta a las claras que no se trata de tendenciosos «misteriólogos», como hace ver el tono de la entrada. ¿Y si llegado a este punto cambiamos el texto? Ya está bien de meter a todo el mundo en el mismo saco de rafapal o Guerrero.

    No se puede llevar el escepticismo al nivel de secta con dogmas inamovibles. Ser escéptico no es eso, y tengo unos cuantos detectados:

    —Todo lo que tiene que ver con la figura de Cristo, patrañas.

    —Cualquier insinuación a antiguas civilizaciones con alto grado de tecnología, hinvestigadores.

    —El cambio climático, absolutamente todo, humano.

    Eso sí, con la guillotina de la ciencia: pruebas. Cuando les conviene, pruebas, cuando no, como con el rastro de nuestra descendencia, son difíciles de hallar y no se dedican recursos a buscarlas.

    Si hay pirámides por todo el planeta, lógico, no sabían sobre cimientos, y es la estructura más fácil. Cuando cortan, encajan y mueven increíbles diseños y tamaños de rocas, es que suponemos que los antiguos eran tontos, y no, eran muy espabilados. Tanto, que hacían la gran pirámide para meterse dentro y resucitar. Y en vez de cuatro caras, ocho, porque da un bonus.

    Si hay cambio climático enteramente producido por el hombre, no es otra cosa que una sintomatología de superpoblación. Y si hay superpoblación, y ese es el problema, ¿quién está intentando atajar el problema? Uy, calla, calla, conspiranoico loco, ponte el gorro de aluminio.

    No es nada sano cierto tipo de escepticismo. Esta entrada es un ejemplo de acoso y derribo hacia gente que tiene una mirada —más sana— de las cosas. 

  • @ JFRM:
    No JFRM. El que intenta hacer comulgar con ruedas de molino a los demas sin aportar pruebas en el mejor de los casos, e inventandoselas en el peor, va en el mismo saco que Rafapal y compañia. Por lo menos para mi. Otro tema, es por ejemplo, el grupo que ha presentado aqui Pame. Pueden estar equivocados, pero es una investigacion honesta.
     
    El resto de tu comentario, un hombre de paja de libro.

  • Como solo podemos referirnos  a los hechos y no las elucubraciones y deseos más fantásticos y cuando me refiero a hechos me refiero que incluso una hipótesis o una teoría se basa en hecho reales medibles y registrados. Así pues, no existe documentación valida que respalde nada de posibles modificaciones en el tiempo de vida del átomo y lo de la distancia de la tierra al sol solo me produce risa.
    La sábana santa, así como el códice voynich son solo falsificaciones bastante comunes en esa época.

  • Pues despues de leerme la conclusión del paper y el artículo de ciencia kanija, o no me he enterado de nada o lo que se hace es confirmar las mismas apreciaciones de Pierre Curie: la temperatura no afecta al decaimiento nuclear.

    We have measured the half-life of 97Ru in ruthenium
    metal at room temperature and at 19K, and have found
    the results to be the same within 0.1%.

    Y luego de comentar los resultados de otos grupos que sí que observaron una dependencia dice:

    Obviously we cannot comment on the validity of the
    7Be measurement itself, but we can certainly refute
    any suggestion that the half-lives of ecdecays in general exhibit significant temperature dependence when the source is placed in a metal host.

    Es decir, lo mismo que decía Javi.

  • @ JFRM:

    Discrepo. A mi parecer, el tono de la entrada es acorde al tema y a los comentarios de Sanchez Hermosilla en el programa de radio. Creo que las dudas que plantea David son las mínimas que cualquiera debería plantearse respecto al tema.

  • No estoy de acuerdo que despectivamente se diga que el «ultimo peldaño» es un programa de «misteriomanía». es claro que hablan de temas esotéricos, pero en muchos programas han enfrentado las diferentes posturas. 

    No es un programa esotérico mexicano, esos si no tienen mama. :facepalm:  

  • @ edgar:
    Si habla de fenómenos paranormales dándole valor científico a cualquier opinión, entonces es como cualquier programa esotérico.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies