Sobre Schliemann y Troya

Es prácticamente imposible intentar refutar la inexistencia real de lugares míticos como la Atlántida, el Dorado, Lemuria y similares sin que sus proponentes recurran a la falacia ad ignorantiam y a la de la generalización indebida al mismo tiempo recurriendo al ejemplo del descubrimiento de Troya por Heinrich Schliemann.Schliemann era un rico empresario apasionado por la Historia y por la Iliada de Homero.  A pesar de que todos los eruditos de la época consideraban que Troya era un lugar mítico, él estaba convencido de su existencia.  A pesar de todas las críticas y burlas de todos los estudiosos, decidió retirarse de los negocios y dedicar su fortuna a buscar los restos de esa ciudad.  Tras varios años de búsqueda guiado únicamente por las descripciones de Homero, finalmente encontró las ruinas de Troya y sus detractores tuvieron que darle la razón.

Una bonita historia.  Lástima que no sea cierta.

Un rastro histórico

Al contrario que otros lugares míticos, Troya dejó un rastro histórico.  Troya es mencionada en seis documentos diferentes por los hititas en el siglo XIII a.C. con el nombre de Wilusa.  Según Herodoto, antes de cruzar el estrecho de los Dardanelos para invadir Grecia, Jerjes realizó sacrificios rituales en el templo de Troya.  Durante la Guerra del Peloponeso, el comandante espartano Míndaro también visitó el templo troyano para realizar sacrificios.

Alejandro Magno era un gran apasionado de la Iliada.  Él y su compañero Hefestión se consideraban los nuevos Aquiles y Patroclo, y cuando desembarcó en Asia para llevar a cabo su campaña contra el Imperio Persa, lo primero que hicieron fue dirigirse a Troya para realizar sacrificios en honor de los héroes griegos.  En 323 a.C., Lisímaco, uno de los sucesores de Alejandro construyó un templo dedicado a Atenea que fue destruido en 85 a.C. durante el saqueo de Troya por el general romano Cayo Flabio Fimbria durante la guerra de Roma contra Mitídrates VII.  Antes de eso, la ciudad sobrevivió a la invasión de los Gálatas en el siglo III a.C. y fue visitada por el rey Antíoco III en 192 a.C. y por varios personajes ilustres.

Alejandro Magno honrando a Aquiles en Troya.

Julio César se consideraba descendiente de Venus a través del príncipe troyano Eneas, por lo que tras su muerte, su heredero Augusto fundó sobre el emplazamiento de Troya la acrópolis de Ilium, que pobló con soldados de la Decimosexta legión.  En 124 Adriano visitó la ciudad y ordenó varias reparaciones y mejoras y en 214 Caracalla celebró allí el funeral de su favorito Festo (al que había asesinado él mismo).  Después de los saqueos de los Godos en el siglo III, Troya consiguió recuperarse e incluso Constantino el Grande la consideró como un posible emplazamiento para su nueva capital, que acabaría llevando a la antigua colonia de Bizancio.  Más tarde fue visitada de nuevo por el emperador Juliano el Apóstata en 355.

En 402, Sinesio de Cirene menciona a Troya en su Elogio de la Calvicie.  Finalmente, tras un terremoto alrededor del año 500, las menciones a Troya desaparecen.

Como veis, la cantidad de testimonios directos sobre Troya, aunque no es abrumadora, no es escasa, al contrario que de los lugares míticos, cuyas únicas referencias son de su inventor (en el caso de la Atlántida) o cuentos de viajeros contados en tabernas bajo el influjo de vapores etílicos (como en el Dorado).

El descubrimiento

Durante toda la Antigüedad y la Edad Media se consideró a La Iliada como un relato verídico, y los hechos que relata (dioses aparte) como históricos.  No fue hasta la Ilustración que se empezó a poner en duda la exactitud de los hechos relatados.  Sin embargo, nunca hubo una opinión unánime (todavía no la hay) sobre el grado de veracidad del relato de Homero.

En 1822, Charles McLaren, postuló que el emplazamiento de la Ilium romana descrita por Estrabón, y cuyas ruinas se encontraban en la colina de Hissalirk, en Turquía, era el mismo que el de la Troya homérica.  En 1847, el inglés Frederik Calvert, que era cónsul en Turquía compró una granja en Acka Koy que incluía parte de Hissalirk.  Su hermano Frank, que le ayudaba en sus tareas consulares era arqueólogo aficionado y estaba convencido de la historicidad de La Iliada.  Siguiendo la hipótesis de McLaren, Frank realizó varias excavaciones en la colina de Hissalirk durante casi 20 años.  Desenterró el templo a Atenea y parte de la muralla de lo que hoy es conocido como Troya.   Así mismo encontró que el yacimiento consistía en una superposición estratificada de diferentes ciudades. Convencido de haber encontrado Troya, Calvert intentó que el Museo Británico le financiara para poder realizar excavaciones a gran escala, pero sus intentos fueron infructuosos.

En 1868 Calvert se encontró casualmente con Heinrich Schliemann, un rico empresario que también buscaba el emplazamiento de Troya.  Sin embargo, Schliemann, como la mayoría de los historiadores de la época, pensaba que ésta estaba en la colina de Bunarbashi, bajo la acrópolis de Balli-Dagh.  Dado que necesitaba fondos para seguir sus excavaciones, Calvert convenció a Schliemann de que Hissarlik era un emplazamiento mucho más probable para encontrar Troya y se asociaron.

Heinrich Schliemann (izquierda) y Frank Carlvert (derecha).

Tanto Schliemann como Calvert estaban convencidos de que la Troya homérica se encontraba en las capas más profundas, por lo que excavaron con poco cuidado para alcanzar cuanto antes los niveles más profundos e, irónicamente, causaron daños irreparables a los restos de lo que hoy se considera que tiene más probabilidad de haber inspirado a Homero.  La relación entre Calvert y Schliemann se deterioró rápidamente, discutiendo frecuentemente por las prisas de Schliemann por llegar a las capas más profundas y por la publicación de Calvert de un artículo en que decía que el periodo de la guerra de Troya estaba ausente del registro arqueológico encontrado.  En 1873 encontraron varias piezas de oro, que Schliemann bautizó como El Tesoro de Príamo.  Esto lanzó a la fama a Schliemann que, siendo un maestro de la propaganda, consiguió eclipsar el papel de Calvert en el hallazgo de Troya.

Varios años más tarde se descubrió que las ruinas excavadas por Schliemann (Troya II) eran mucho más antiguas de lo que se pensaba.  Las ruinas contemporáneas a la guerra de Troya son las de Troya VI, que muestra señales de haber sido destruidas en una guerra.

Plano del yacimiento arqueológico de Troya y la superposición de las diferentes ciudades desde Troya I (la más antigua) hasta Troya IX (romana).

Sin embargo, aunque existen indicios de que las ruinas de la colina de Hissarlik pueden corresponderse con la Troya descrita por Homero, no lo podemos saber con seguridad.  No se han encontrado inscripciones que nos digan cómo llamaban sus habitantes a su ciudad, y dado que las descripciones de Homero no son exactas, no podemos saber si las diferencias entre su descripción y lo que encontramos son debidas a que estamos en el lugar equivocado o a que Homero se tomó alguna licencia poética.

Referencias

http://www.cosmolearning.com/topics/troy-440/
http://www.livius.org/to-ts/troy/troy_VIII-IX.html
http://books.google.com/books?id=VrHER1jYzhIC&lpg=PA521&ots=E2ukEnFe23&dq=fimbria%20troy&pg=PA521#v=onepage&q&f=false
http://www.goddess-athena.org/Museum/Temples/Troy/
http://books.google.com/books?id=vcu6hCpxp_kC&dq=The%20Plain%20of%20Troy%20Described&pg=PR20#v=onepage&q&f=false
http://library.thinkquest.org/C0119366/eng/schlie.htm
http://www.varchive.org/nldag/idtroy.htm
http://www.varchive.org/nldag/archiss.htm

  • Como dije ayer, el negacionismo de esta web aburre, ¿En qué te diferencias de la gente que se lo cree todo, tú que no te crees nada?

  • Esta es la primera vez que comento, a pesar de que el blog es una de mis visitas obligadas cada día.

    Un artículo fantástico, felicidades. Los crédulos deberían aprender a buscar pruebas antes de lanzar acusaciones sin fundamento. Espera, que estoy pidiendo que hagan cosas lógicas; seré iluso…

  • @da5id

    Fácil: Las pruebas, la aportación de datos y la ausencia de falacias lógicas para apoyar sus tesis. El Sr. lamentira se molesta en comprobar las afirmaciones de unos y otros, contrastarlas, y luego sacar conclusiones en base a eso.

    Lo que deberían hacer los crédulos, vamos. Ahora bien, si te parece un artículo negacionista (que niega porque sí), te ruego que nos expliques por qué, en qué te basas, si existe algún razonamiento o dato erróneo en el artículo… ese tipo de cosas.

    Así habría algo de debate.

  • @da5id: Estoy de acuerdo contigo, el negacionismo que muuuchas veces se tiene aquí toca lo ridículo y absurdo, tanta inteligencia y “análisis” que se pretende demostrar queda en nada, hace exactamente lo mismo que los que ellos llaman pseudocientíficos o “magufos”, pero bueno mucha gente se va dando cuenta y ahora le explicaré el porque este artículo NO tiene sentido, NO tiene una dirección clara,¿que se pretende aquí demostrar con esa información sesgada?, realmente ni lo se pero, queda bastante claro que el negar por negar y el hacer pensar (como siempre) que no existe nada emás allá de un escepticismo que roza en ocasiones la sectarización, lo digo asi de clarito…

    @Javi (el autor de esta gran “iluminación”) :debunker:

    Como le he dicho a da5id, no se sabe realmente que quieres decir o informar con este insulso post, si pudieras poner una conclusión y no marear la perdiz sería de agradecer…
    No me extenderé mucho por que ni hace falta ni merece la pena una contra-argumentación demasiado grande a lo que has escrito…
    Vamos a ver, se te olvida que Edwar Daniel Clarke y John Martin Cripps TAMBIÉN siguieron la pista de Troya y sus inscripciones, ubicándolos en el mismo lugar que Schliemann, segundo los descubrimiento de Schliemann son refundados por varios investigadores como Carl Blegen y reexaminados por Wilhem Dorpfeld y fue quien despues de que muriera Schliemann continuó las excavaciones y descubrió las DIEZ “troyas” y que además trabajó conjuntamente con él en las excavaciones mientras vivía, también se te olvida o pasar por alto (no lo se) mencionar que Troya I fue totalmente destruida y a continuación resurgida por Troya II sin interrupción de tiempo y por la misma cultura, más tarde ya por el 1932 unos estadounidense con William Blegen dirigéndolos retomaron las excavaciones y continuaron la tarea…bueno un largo etc, que lo dicho o estas obviando o simplemente no has querido poner y no se sabe porque…

    Pero la mássss curioso es como empiezas para relatar la historia de Schliemann y haber como lo explicas:

    Una bonita historia. Lástima que no sea cierta

    8-O :mareo: 8-O um um um aver que no es cierto…
    ¿no es cierto que exista troya?
    ¿no es cierto que Schliemann fuera el precursor de las excavaciones y trabajará en ellas?
    ¿no es cierto que Schliemann existiera?
    Podrias basarte en algo más contundente y no obviar toooodo lo que se pude saber, entrecortando la historia sincermamente no se para que interes…
    lo dicho arriba ¿que pretendías demostrar? :mareo:

  • El caso es, ¿que se pretende con este articulo?.

    ¿Negar la existencia de la atlantida, por que la de troya no esta bien explicada?

    Muy bien. Troya existio por que fue descubierta y la atlantida no existe, por que puede que aun no se haya descubierto.

    Es asi de simple, no hace falta publicar un articulo, salvo que, aparte de negar la existencia de todo lo surrealista, se quiera negar nuestro pasado inexplorado.

    Es como intentar negar la existencia de un helado caliente, que paradoja, ¿no?.
    10 años atras hubieses publicado un articulo negando esa posibilidad, aun habiendola documentado con mil documentos cientificos.

    Hoy dia, es una realidad, gracias al avanze tecnologico y sobre todo, por tener la mente abierta.

  • A ver, veo que hay problemas con la comprensión lectora. Desgranemos el artículo, en simple, para que no se alboroten…

    -Motivación del artículo: invariablemente, todos los defensores de la Atlántida cómo algo real recurren a la comparación del caso Troya. ¿Es lo mismo? NO. Sobre Troya existía un rastro histórico a lo largo del tiempo y con fuentes de diveros autores, no sólo Homero. Había indicios de su existencia, citados en el artículo.

    -NO es cierto que todos los historiadores de la época de Schliemann negaran su existencia, como argumentan los defensores atlantes para nuevamente realizar falsos paralelismos. Era un tema controvertido, precisamente por la existencia de indicios que apuntabana su existencia real.

    -- Finalmente, tras su descubrimiento, y a pesar de las evidencias que apuntan a que las ruinas sean las de la auténtica Troya NO existe ninguna prueba de que esto sea así. No podemos asegurar al 100% que eso sea Troya sin alguna inscripción, referencia a algún rey conocido de la ciudad, etc. Podría ser Troya, probablemente, o no.

    -¿Qué pretende el artículo? Desmontar y poner en evidencia la utilización de la falacia de generalización indebida en tanto en cuanto es de los arumentos más utilizados para defender la existencia de la Atlántida.

    No es tan difícil de entender. Esto no es una entrada de Starviewer.

  • Javi, les has hecho lo que se llama un:

    ¡Zas, en toda la boca!

  • @ Dr. Bacterio:
    No se pueden pedir peras al olmo.

  • Pfffffffffffffffffffffffffffff pfffffffffffffffffffff
    Vaya tela! jajaja reir para no llorar…
    mezclando churras con merinas no se puede demostrar nada y este artículo sigo diciendo no demuestra ni ayuda a N-A-D-A coomo dice VGS y da5id…

    a ver dr.bacterio:
    Tus explicaciones son como mínimo vanales, inexactas y abstractas,muy abstractas.., dices que el artículo sirve para hacer un simil entre defensores de la Atlántida y patatín patatán, por los rastros históricos, muy bien, pero como digo eso es mezclar churras con merinas, pues en el artículo parece que pone en tela de juicio precisamente NO el tema de la Atlántida sino el tema de Troya ¿?¿?, algo estudiado en las universidades y dado como descubrimiento arqueológico e histórico irrefutable algo que tanto os gusta…
    También dices lo siguiente:
    “a pesar de las evidencias que apuntan a que las ruinas sean las de la auténtica Troya NO existe ninguna prueba de que esto sea así”
    ummmm 8-O ¿en que quedamos? ¿no se contradice eso que acabas de poner? queremos estar en el blanco con un pie metidito en el negro ¿no?, no me vale… pues hay cientos sino miles de pruebas (y por eso es estudiado a nivel histórico y enseñado en cualquier universidad del mundo) que esas ruinas son Troya, tu dices al que no se pude demostrar al ¿100%? bueno…otro ejemplo más de negacionismo por conducta, de seguirse alabando unos a otros…En la historia si le quieres buscar 3 pies al gato quizá muchos hechos no sean al 100%…

    @NewZealander:
    ummm zas zas zas, que bonito apoyo incondicional haces a todo, ese amigismo y poca aportación no lo entiendo…di algo referente y no te dediques a seguir la estela de lo que te conviene y otros hacen para tu “disfrute” con comentarios VACIOS como el de las peritas al olmo, alomejor las peras están más en tu cabeza ¿no crees? :tepego: , esque da pena ver como se hacen comentarios así de simplistas…

  • Buen artículo Javi.

  • @ sulfúrico:
    Este post es consecuencia del que se tituló el mito de la Atlantida, como efecto de la comparación que hicieron ciertas personas respecto a la veracidad de la Atlantida como en otro momento pasó con Troya o lo que se ha identificado con Troya.
    Lo único que ha hecho el Sr. Javi es deshacer esa posible comparación ya que Troya no sólo aparecia en los escritos de Homero si no que tiene un número convincente de otras referencias a lo largo del tiempo hasta su desaparición.
    En cambio la Atlantida sólo está referenciada en las obras (de ficción) de Platón.
    Con lo que el Sr. Javi logra tirar por tierra la comparación e intencionado paralelismo creado entre la localización de Troya y la supuesta localización de la Atlantida.
    Ni más ni menos

  • @Sulfúrico

    “Pfffffffffffffffffffffffffffff pfffffffffffffffffffff”

    Sopla sopla, si te vieras como yo te veo, ibas a soplar… de vergüenza.

    “Tus explicaciones son como mínimo vanales, inexactas y abstractas,muy abstractas…”

    Para tí, que todavía no has entendido el artículo ni mi explicación. En todo caso, será el autor del artículo quién podrá decir si mi resumen es acertado o no y acorde con lo que quería expresar.

    “dices que el artículo sirve para hacer un simil entre defensores de la Atlántida y patatín patatán,”

    Yo no digo eso. Digo que te leas bien lo que escribí, que tampoco lo has entendido. El artículo pone de manifiesto que el caso de Troya y el de la Atántida NO son iguales. Ni más, ni menos. Lo de la falacia ya no lo pillarás en tres mi años, así que paso de explicártelo. Cúrratelo.

    “pues en el artículo parece que pone en tela de juicio precisamente NO el tema de la Atlántida sino el tema de Troya ¿?¿?,”

    ¿¿¿¿??? Eso digo yo. NO has entendido ni el artículo ni lo que he dicho. ¿Dónde pone en el artículo que lo de Troya sea un invento? Más bien al contrario.

    “algo estudiado en las universidades y dado como descubrimiento arqueológico e histórico irrefutable algo que tanto os gusta…”

    El descubrimiento de las ruinas, desde luego. Su identidad no está soportada por ninguna prueba irrefutable (cómo sería una inscripción en alguno e sus templos haciendo referencia al nombre de la misma).

    “También dices lo siguiente:
    “a pesar de las evidencias que apuntan a que las ruinas sean las de la auténtica Troya NO existe ninguna prueba de que esto sea así”
    ummmm 8-O ¿en que quedamos? ¿no se contradice eso que acabas de poner? queremos estar en el blanco con un pie metidito en el negro ¿no?, no me vale… ”

    Que a tí no te valga a mi me la suda. Que no entiendas que entre el blanco y el negro hay muchos colores es un problema tuyo. No todo es como las matemáticas, y mucho menos la historia.

    “pues hay cientos sino miles de pruebas (y por eso es estudiado a nivel histórico y enseñado en cualquier universidad del mundo) que esas ruinas son Troya, ”

    Pues con una me basta, fíjate. ¿Espero sentado o me callas la boca? El cuento de “Las mil y una pruebas”. Me lo sé. Ahórratelo.

    “En la historia si le quieres buscar 3 pies al gato quizá muchos hechos no sean al 100%…”

    Es que en historia, amigo, el gato a veces tiene 3 y hasta o 4 pies. Si no fíjate el estropicio que hacen los piramidiotas de la historia egipcia.

    Ciertamente es comprensible que traguéis, algunos, con las cosas que tragáis. Ni siquiera sabéis leer.

  • A ver, es interesante que todos parten del punto de que la atlantida solo fue descrita por Platón. Creo que antes de tirar abajo la existencia de lo que hasta ahora es un mito, partiendo de la base de que solo fue descrita por una persona, habria que empezar razonando cual de todas las descripciones de ciudades miticas de tantas civilizaciones que tienen mitos similares a la Atlantida se parece a la que describe Platón, como se ha hecho para documentar tantas cosas y posteriormente, encontrarlas.

    Tu trabajo como esceptico (en una reserca repecto a la Atlantida) deberia ser juntar todos los datos referentes a la existencia de una posible civilizacion como la descrita por Platon, y entonces ahi demostrar con argumentos el porque de su inexistencia a pesar de tantas descripciones similares en distintas partes del mundo. Asi a bote pronto solo me vienen la ciudad Azteca de ¿Aztlán?, Hiva para los pascuenses, La referencia a una ciudad parecida en el libro de los muertos Egipcio, etc…

    Habrias de empezar mirando el punto en comun en la descripcion de la mayoria de civilizaciones importantes del lugar de donde proceden, generalmente una ciudad “gloriosa” que se hundio bajo el mar y del que escaparon sus ancestros, etc…

    Tambien te digo, que para hacer una buena reserca, habrias de viajar a al menos alguna de esas civilizaciones (como yo he hecho) y escuchar los mitos de boca de los descendientes, porque, muy a pesar de la leyenda, en internet no lo encuentras todo.

    Asi que, o bien haz bien tu “trabajo”, y deja de tomartela contra las cosas que te causen rabietas, o quita de tu pagina lo de “el punto de vista de un esceptico” y pon “el punto de vista de alguien que pone lo que se le sale de los huevos”. (No quiero faltar, solo pa’ ponerle un poco de humor a la cosa)

    Un saludo

  • si es que es una tontería intentar discutir con gente como la que hay aqui, ¿Qué sois felices aceptando sólo lo que se puede demostar “cientificamente”? Pues felicidades, que lástima, estareís pensando que la inquisición no continúe quemando en las hogueras a todo aquel que no piense como yo, estareis pensando. Asi que lo dicho, si vosotros sois más felices en vuestra ignorancia que yo en la mia me resulta completamente indiferente, diria que me la suda, como al Dr. Bacterio, pero a mi me enseñaron algo de educación y ha aceptar que no todo el mundo puede pensar como yo.
    Y como dice el refranero español, “no hay más ciego que el que no quiere ver”…

  • da5id dijo:

    ¿Qué sois felices aceptando sólo lo que se puede demostar “cientificamente”?

    Por supuesto que si, eso se llama alergia al dogmatismo y al creer por fe.

    “no hay más ciego que el que no quiere ver”
    Ni mayor creyente que ve lo que objetivamente no se puede ver.

  • jajajajjj pues me alegro por vosotros, ¡¡¡Felicidades!!!

  • @da5id

    “Asi que lo dicho, si vosotros sois más felices en vuestra ignorancia que yo en la mia me resulta completamente indiferente, diria que me la suda, como al Dr. Bacterio, pero a mi me enseñaron algo de educación y ha aceptar que no todo el mundo puede pensar como yo.”

    Si te hubiesen enseñado educación, no entrarías aquí, una casa que no es la tuya, a criticar lo que otro ha escrito sin siquiera haberlo entendido antes. Y como tú, otros.

    Mira, de magufos haciéndose los ofendidos cuándo se quedan sin qué decir, estoy hasta el gorro. ¿vas a contestas a lo que te escribí antes, criticar el artículo con alguna base o te vas a buscar la próxima gilipollez que creerte sin la más mínima prueba?

    ““no hay más ciego que el que no quiere ver”
    Ni más tonto que el que no sabe que es ciego.

  • @Sulfúrico :magufo:

    Lo que yo decía, “El cuento de las mil y una pruebas”. No falla. :-D

    Ni argumentos, ni crítica, ni ideas, ni ortografía… Además, esto no es un patio. ¿Tú que edad tienes?

  • mejor pasemos del :troll: y vayamos a lo importante. La verdad, aún no estamos seguros si de verdad la Guerra de Troya descrita en la Ilíada sea real, pero al menos sabemos que la ciudad existió, y que no fue precisamente un lugar tranquilito para vivir. En pocas palabras, es como una pelicula “basada en hechos reales”. Homero no vivió la guerra de Troya, por lo que solo supo de su historia por el boca a boca de la gente. Bien pudo Homero recontar de una manera más poética la historia guerrera de Troya agregando detallitos aquí y allá para hacerla más interesante.

    Pero de que Troya existió, existió. De eso no hay duda.

    Si se pudo encontrar Troya, se puede encontrar la Atlántida, pero con la única pista que existe, Platón, es como buscar la aguja en el pajar. Si de verdad existió, puede que no sea encontrada nunca. Así como El Dorado, que ya se peinó todo el continente americano a lo largo de los siglos y no aparece esa ciudad.

  • @ sulfúrico:

    Lo siento. Se me acabó la paciencia.

  • “Si te hubiesen enseñado educación, no entrarías aquí, una casa que no es la tuya, a criticar lo que otro ha escrito sin siquiera haberlo entendido antes”
    “Además, esto no es un patio. ¿Tú que edad tienes?”
    y continuas poniendote en evidencia…
    ¿Qué pasa, que para entrar aquí debes estar deacuerdo con todo lo que se dice? Sino, cojo una rabieta y pataleo… A ver si el que esta en el patio eres tú…

  • Último comentario para ti, da5id:

    No veo donde me pongo en evidencia, es más, quién se pone en evidencia, y mucho, eres tú.

    Evidencia de que no has entendido el artículo, evidencia de que no entiendes lo que te digo y evidencia de que no sabes ni lo que escribes.

    “¿Qué pasa, que para entrar aquí debes estar deacuerdo con todo lo que se dice?”

    Por educación, y antes de entrar a comentar a cualquier sitio, aún sin estar de acuerdo en la expuesto, lo mínimo que se le puede pedir a uno, máxime si además va a cargar las tintas de forma peyorativa contra el autor de la entrada, es ENTENDER lo que el autor quiere decir.

    Luego, es también de educación no destrozar el artículo porque sí, porque yo lo valgo. Si lo pones a parir, explica por qué, rebátelo, desmonta sus argumentos… Lo que te pedía antes vamos, y puedo quedarme sentado haciendo ganchillo esperando por tu respuesta. Una respuesta razonada.

    No te he visto hacer ni lo uno, ni lo otro.

    No me vas a robas más tiempo. Aire.

  • @ da5id:

    ¿Qué pasa, que para entrar aquí debes estar deacuerdo con todo lo que se dice? Sino, cojo una rabieta y pataleo… A ver si el que esta en el patio eres tú…

    No, solo debes evitar el comportamiento de :troll: desde el comentario 1.

  • Uff, vaya tela, como han saltado algunos. Se ve que cuando se tocan creencias pseudorreligiosas mas de uno se exalta.

    Por lo menos me alegra ver por comentarios como los de Bacterio o New Zelander que el problema es de comprension de algunos, y no que yo me haya explicado tan mal (por supuesto, si alguien encuentra fallos o cosas poco claras, estare encantado de cambiar lo que sea).

    La motivacion, como han dicho por arriba, ha sido a raiz del post de La Mentira sobre la Atlantida, en el que, como no, salio a relucir el caso de Troya.

    Tanto si la historia romantica de Schliemann contra el mundo fuera cierta como si no, se trata de una falacia logica. Que alguien en el pasado, llamese Schliemann o Galileo, tuviera razon en algo, eso no implica que una hipotesis sea cierta.

    Pero es que, como suele pasar con las historias en las que alguien bueno, muy bueno lucha contra malos muy malos y acaba ganando, la historia es falsa. La vida no funciona asi. La gente no es ni buena, buenisima ni mala, malisima. Somos complejos, contradictorios y con millones de matices. Y los grandes descubrimientos cientificos nunca son obra de un genio aislado que rompe con todo y de la nada se saca una nueva vision de la ciencia. Newton no hubiera desarrollado su ley de la gravitacion si no hubiera sido por Hooke. Einstein no habria publicado su relatividad sin Lorentz o Poincare.

    Pero bueno, hay quien prefiere vivir en una pelicula de buenos y malos. :nose:


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies