Las momias gigantes de Irán

rey“Hace más de un siglo una sociedad secreta descubrió una cueva oculta en las profundidades de la Tierra. Dentro de la cueva habían varios gigantes en un estado de animación suspendida. Varios de estos gigantes se mantuvieron dentro de cápsulas de cristal que alteraban el flujo del tiempo utilizando tecnología multidimensional codiciada por humanos y por extraterrestres”.

Estas y otras memeces son difundidas en varios vídeos que muestran una figura de forma humana, que reposa en un féretro de paredes doradas.

Este bulo se remonta a noviembre de 2008, fecha en la que durante unas obras en la ciudad iraní de Hasanabad se encontraron 5 enterramientos, de los que se recuperaron restos humanos, brazaletes de bronce y piezas de cerámica.

enterramiento

En los días siguientes a este hallazgo, se empezó a extender un hoax que rápidamente alcanzó eco mundial, gracias a la difusión que le otorgaron medios para-anormales, e incluso sitios algo más serios. Según esta noticia, en vez de 5 tumbas se habrían encontrado 6, que se correspondían con la momia de un rey y sus 5 guardianes. La noticia era respaldada por un breve vídeo en el que se podía ver la momia. Tenía la piel y la barba rojiza, y posaba con una placa dorada con forma de pez sobre el pecho, que parecía llevar inscripciones cuneiformes grabadas.

La distribución del bulo fue realizada por un falsificador que trataba de “colocar” una reliquia falsa. Algo parecido pasó unos años antes, en el 2000, cuando la policía de Pakistán confiscó una momia persa que trataba de ser introducida en el mercado de antigüedades.

El director del patrimonio cultural del Kurdistán confirmó en su día que se trataba de una falsificación, cuyo autor fue detenido en la ciudad de Maragheh. La figura era un maniquí con una peluca y una tabla sobre el pecho con garabatos que pretendían hacerse pasar por escritura cuneiforme. El autor confesó que con el engaño pretendía obtener dinero al colocar la falsificación haciéndola pasar por un hallazgo auténtico, aunque el trabajo era tan burdo, que no podía engañar a ningún especialista. La limpieza del cuerpo y del interior del ataúd, así como de los objetos que allí se encontraban, eran un signo inequívoco de que se trataba de la obra de un torpe falsificador.

Pero siempre hay gente dispuesta a rescatar viejos bulos, y hacerlos pasar por nuevos tras algún ligero retoque. Y este es el caso de David Wilcock, que utilizó este vídeo en uno de sus programas de Gaiam-TV. David ha rescatado el vídeo de la mano de Corey Goode, un teórico de la conspiración OVNI que dice que aprendió todos los misterios de la antigua tierra durante su participación en un “programa espacial secreto”.  Gracias a estos dos personajes, el vídeo está de nuevo en circulación desde hace un año.

Según Goode, estas momias son de gigantes que hace 10.000 años utilizaron una tecnología de origen extraterrestre para mantenerse en un estado suspendido, inmerso en una burbuja temporal en la que se resguardaban del paso del tiempo, que a ellos no les afectaba de la misma manera.

Respecto a la escritura de la tabla del pecho, Goode decía que se trataba de una escritura proto-sumeria, que antecedió a la cuneiforme.

¿Evidencias de lo que dice? Ninguna, por supuesto. Pero ¿a quién le importa?


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Trackbacks / Pingbacks



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR