Sealand Skull. El cráneo de Dinamarca

sealand skull

En julio de 2007, mientras que se realizaban unas obras de acondicionamiento de las tuberías de alcantarillado en una casa de la isla Sealand en Dinamarca, fue hallado un cráneo humanoide de extrañas facciones. En 2010 fue analizado en una Escuela de Veterinaria, no consiguiendo clasificarlo en una especie conocida. ¿Se trata de un alien? ¿Un viajero en el tiempo? ¿Un humano con una deformidad?… ¿Un fraude?

No se encontraron otros restos en la zona de la obra, que pudieran atribuirse a este presunto ser. Según cuentan, el cráneo fue llevado al instituto Neils Bohr de Copenhague para su datación por C14, resultando que su ubicación temporal debió de estar entre el año 1200 y el 1280.

Como podéis ver en las fotografías, el cráneo tiene muchas similitudes con el de un humano, aunque hay alguna diferencia que descarta que pueda ser de una persona.

skull2

Según  Anton Spangenberg, que escribió una nota sobre este objeto, tal vez alguien lo guardó durante mucho tiempo, y después lo enterró para ocultar su existencia. Es interesante observar que los residentes en Olstykke, en pueblo donde se encontró, hablan de la existencia en tiempos lejanos de un miembro de la Orden de la Luz Pegasus, que custodiaba varios objetos extraordinarios, entre los que se encontraban un cráneo y varios dispositivos de luz indestructibles.

Pero analicemos los hechos desde un punto de vista escéptico.

Este caso presenta todos los ingredientes de un fake, como son:

-El propietario del cráneo no está identificado

-No está disponible para ser analizado

-Solo se han mostrado cuatro fotografías del mismo

-Se habla de análisis científicos realizados, pero éstos no son mostrados.

En el foro abovetopsecrets, un usuario llamó en 2010 al Instituto Neils Bohr para comprobar si era cierto que habían participado en la datación de este cráneo. Le contestaron con evasivas, y posiblemente le tomaron por un chiflado.

Este caso no está muy documentado en internet, por lo que recurrí a un doctor para que me ayudase en el análisis óseo del cráneo. Sus conclusiones fueron estas:

Llama la atención las similitudes morfológicas con un cráneo humano, que sin embargo dejan en evidencia algunos aspectos de esta morfología que difieren de las de una persona.

Así por ejemplo, la fórmula dental es igual que la de un humano en cada hemiarcada dentaria, es decir, dos incisivos, un canino, dos premolares y tres molares, pero a la vez, cada pieza dentaria es diferente a las humanas.

El color de las fosas orbitarias y nasales me parece sospechosamente oscuro. Si el cráneo estuvo enterrado durante varias décadas, lo normal es que todo él tuviese la misma tonalidad.

El cráneo carece de orificios nutricios, por los que pasan los vasos sanguíneos que alimentan la médula ósea.

No hay marcas de inserciones musculares.

No hay orificios de salida para los TODOS  los nervios craneales, sólo unos pocos.

Faltan huesos faciales y sus articulaciones.

La articulación temporo-mandbular es incongruente.

La superficie de los huesos es “demasiado” lisa, sobre todo en un cráneo que se presupone estuvo enterrado.

El color del cráneo esta bien conseguido, pretende simular el efecto tafonómico de un enterramiento, pero no lo suficiente.

A pesar de disponer de una buena dentadura, este ser no podría masticar. Al no haber espacio en el arco zigomático, el músculo temporal no se puede insertar en la mandíbula, y ésta no puede actuar. Tampoco el resto de músculos responsables de la masticación.

arco zigomatico

Además no hay inserciones musculares en el cráneo ni en la mandíbula.

El orificio auricular es diminuto, también sería prácticamente sordo.

Tampoco hay orificios para la carótida y otros vasos sanguíneos. El cerebro no recibe nutrientes ni oxígeno. Ni se desprende de desechos metabólicos. Debe ser muy eficiente.

En resumen, y desde la prudencia a la que obliga un análisis realizado utilizando tres fotografías, todo apunta a que se trata de otro “fake” más, relativamente bien hecho, pero que no puede engañar a un osteólogo.

Poco más que añadir.

  • Ademas esos colmillitos como de vampiro son de risa loca… y el aspecto como todo pulido, ni que hablar del gesto como sonriente que se aprecia en la calavera… No soy medico pero no es difícil suponer esto un reverendo fake. Y uno bastante pobre.

  • Muy buen análisis… Gracias por el artículo.

  • Al inventor de este cráneo hay que darle un premio de ingenio.

  • Pues a simple vista parece falso. Las fotos me recordaros a esos casos de fósiles falsos donde siempre se les pasa la mano en la pátina. La suavidad de los acabados y los arcos supraorbitales son evidentemente modelados.

    Pero por otro lado un modelador profesional de “props” es casi un anatomista y no hubiera tenido errores tan obvios.

  • Gracias por el análisis!

  • Escribiste Dianarca Don menti

  • Trueno dijo:

    Escribiste Dianarca Don menti

    :oops:


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Trackbacks / Pingbacks



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR