Nubes onduladas que no están causadas por HAARP

altocumulos

Todavía hoy, un año después de que se realizase el último experimento en HAARP, y con sus instalaciones siendo desmanteladas, podemos encontrar referencias en las redes sociales a los terribles efectos a los que se está sometiendo la humanidad, causados por este “arma” de los Estados Unidos.

Las formas que adquieren las nubes en el cielo pueden ser extraordinarias, aunque el origen de esas formas no lo sea tanto. Por ejemplo en la primera fotografía podemos ver unos altocúmulos con forma de rodillo. Esta es una de las apariencias que pueden adquirir estas nubes de media altura (entre los 2 y los 7 km), cuando un frente de aire frio pasa por debajo de ellas. La fricción del aire por su parte inferior provoca que adquieran esta organización.

En nubes de mayor altura, como los cirros, este fenómeno también ocurre. En la siguiente fotografía vemos un grupo de cirrocúmulos adquiriendo forma de onda ante el contacto con un frente frio.

cirrocumulus

Pero hay un fenómeno que es mucho más curioso, y que cuando ocurre produce nubes con esta increíble aspecto:

Se llaman nubes de Kelvin–Helmholtz y ocurren cuando hay una corriente de viento que circula por encima de una capa de nubes a distinta velocidad. En la siguiente animación podemos ver una simulación de la dinámica de fluidos cuando se dan estas circunstancias:

Referencias:

https://en.wikipedia.org/wiki/Altocumulus_mackerel_sky

http://www.windows2universe.org/earth/Atmosphere/clouds/cloud_il.html#Altocumulus_

https://en.wikipedia.org/wiki/Kelvin%E2%80%93Helmholtz_instability


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR