10 libros sobre escepticismo y ciencia para leer y regalar

Mala cienciaMala ciencia (Ben Goldacre)

¿Cómo sabemos si un tratamiento funciona, o si algo produce cáncer? ¿Quién intentó convencernos de que la vacuna triple vírica podía provocar autismo? ¿Comprenden la ciencia los periodistas? ¿Por qué buscamos explicaciones científicas para problemas sociales, personales y políticos? ¿Son tan diferentes los médicos alternativos y las compañías farmacéuticas, o sólo emplean los mismos viejos trucos para vendernos diferentes tipos de pastillas?Estamos obsesionados con nuestra salud, y constantemente nos bombardean con informaciones imprecisas, contradictorias e incluso erróneas. Hasta ahora. Ben Goldacre desmantela con maestría la pseudociencia que se esconde tras muchos remedios supuestamente milagrosos, y nos revela la fascinante historia de cómo llegamos a creer lo que creemos, proporcionándonos las herramientas para descubrir por nosotros mismos la ciencia fraudulenta


pensar rapidoPensar rápido. Pensar despacio (Daniel Kahneman)

Daniel Kahneman, uno de los pensadores más importantes del mundo, recibió el premio Nobel de Economía por su trabajo pionero en psicología sobre el modelo racional de la toma de decisiones. Sus ideas han tenido un profundo impacto en campos tan diversos como la economía, la medicina o la política, pero hasta ahora no había reunido la obra de su vida en un libro.
EnPensar rápido, pensar despacio, un éxito internacional, Kahneman nos ofrece una revolucionaria perspectiva del cerebro y explica los dos sistemas que modelan cómo pensamos. El sistema 1 es rápido, intuitivo y emocional, mientras que el sistema 2 es más lento, deliberativo y lógico. Kahneman expone la extraordinaria capacidad (y también los errores y los sesgos) del pensamiento rápido, y revela la duradera influencia de las impresiones intuitivas sobre nuestro pensamiento y nuestra conducta. El impacto de la aversión a la pérdida y el exceso de confianza en las estrategias empresariales, la dificultad de predecir lo que nos hará felices en el futuro, el reto de enmarcar adecuadamente los riesgos en el trabajo y en el hogar, el profundo efecto de los sesgos cognitivos sobre todo lo que hacemos, desde jugar en la Bolsa hasta planificar las vacaciones; todo esto solo puede ser comprendido si entendemos el funcionamiento conjunto de los dos sistemas a la hora de formular nuestros juicios y decisiones.
Al implicar al lector en una animada reflexión sobre cómo pensamos, Kahneman consigue revelar cuándo podemos confiar en nuestras intuiciones y cuándo no, y de qué modo podemos aprovechar los beneficios del pensamiento lento. Además, ofrece enseñanzas prácticas e iluminadoras sobre cómo se adoptan decisiones en la vida profesional o personal, y sobre cómo podemos usar distintas técnicas para protegernos de los fallos mentales que nos crean problemas. Pensar rápido, pensar despacio cambiará para siempre nuestra manera de pensar sobre cómo pensamos.


cosas rarasPor qué creemos en cosas raras (Michael Shermer)

Las ideas más peregrinas tienen hoy que adoptar una vestidura «científica» para obtener credibilidad. No son ahora extrañas las «pruebas» de abducciones extraterrestres o de poderes telepáticos o los «documentos» que respaldan que el Holocausto nunca ocurrió.

 

 

 


espejismo de dios El espejismo de Dios (Richard Dawkins)

Dawkins afirma la irracionalidad de la creencia en Dios y el daño que la religión ha infligido a la sociedad, desde las
Cruzadas hasta el 11-S. Con rigor e ingenio examina a Dios en todas sus formas, desde el tirano obsesionado por el sexo del Antiguo Testamento, hasta el benigno relojero celestial de la Ilustración y muestra cómo la religión alienta las guerras y fomenta el fanatismo.

J. Craig Venter, decodificador del genoma humano, ha dicho: «Richard Dawkins es el visionario más importante de nuestro tiempo. A través de su exploración de la evolución de la vida basada en los genes, su trabajo ha tenido un
profundo efecto sobre gran parte de nuestro pensamiento colectivo y El espejismo de Dios continúa su tradición de provocar la reflexión».


dios no es bueno

Dios no es bueno (Christopher Hitchens)

Una extraordinaria polémica contra la religión, de la mano de uno de los más brillantes intelectuales.
Siguiendo la tradición de Por qué no soy cristiano, de Bertrand Russell, Christopher Hitchens presenta el argumento defnitivo contra la religión. A través de una interpretación profunda y erudita de las principales ideas religiosas, Hitchens demuestra que la religión, producto del hombre, es peligrosamente represiva y distorsiona la explicación de nuestro origen en el universo. El autor propone una vida laica, basada en la ciencia y la razón, en la que cielo e inferno ceden su lugar a la visión del universo del telescopio Hubble.


el mundo y sus demoniosEl mundo y sus demonios (Carl Sagan)

¿Estamos al borde de una nueva edad oscura de irracionalismo y superstición? En este libro conmovedor el incomparable Carl Sagan demuestra con brillantez que el pensamiento científico es necesario para salvaguardar nuestras instituciones democráticas y nuestra civilización técnica. El mundo y sus demonios es el libro más personal de Sagan, y está lleno de historias humanas entrañables y reveladoras. El autor, con las experiencias de su propia infancia y la apsionante historia de los descubrimientos de la ciencia, muestra cómo el método del pensamiento racional puede superar prejucios y supersticiones para dejar al descubierto la verdad, con frecuencia, resulta sorprendente.


fronteras ciencia Las fronteras de la ciencia. (Michael Shermer)

«Las personalidades heréticas, tan presentes en las pseudociencias, tienen que atemperar sus creencias. Los escépticos, que tanto abundan en la ciencia, necesitan que cierta audacia modere su escepticismo. Cuando un herético se encuentra con un escéptico surge un científico creativo.»Michael Shermer.
No es fácil determinar si una teoría novedosa, quizá revolucionaria, debe admitirse en el seno de la ciencia o considerarse pseudociencia. Criterios que deberían ser puramente objetivos se rigen demasiadas veces por la moral, los prejuicios y el conservadurismo. ¿No fue herética en un principio la cosmovisión de Copérnico? Entonces ¿por qué llegaría a integrarse en el corpus ortodoxo de la ciencia? Las fronteras de la ciencia describen la delicada tensión entre el científico y el poeta, el filósofo y el artista, el pragmático y el visionario que siempre es necesaria para hacer ciencia, en un recorrido heterogéneo, repleto de ingeniosos apuntes biográficos, históricos y psicológicos.


gran diseñoEl gran diseño (Stephen Hawking)

La primera gran obra en casi una década de uno de los grandes pensadores de nuestro tiempo. Una obra imprescindible con nuevas respuestas a las cuestiones últimas de la vida.
Aun antes de aparecer, este libro ha venido precedido, en todos los medios de comunicación, de una extraordinaria polémica sobre sus conclusiones: que tanto nuestro universo como los otros muchos universos posibles surgieron de la nada, porque su creación no requiere de la intervención de ningún Dios o ser sobrenatural, sino que todos los universos proceden naturalmente de las leyes físicas.
En efecto, este libro de Stephen Hawking y Leonard Mlodinow sobre los descubrimientos y los progresos técnicos más recientes nos presenta una nueva imagen del universo, y de nuestro lugar en él, muy distinta de la tradicional e, incluso, de la imagen que el propio Hawking nos había proporcionado, hace ya más de veinte años, en su gran libro Historia del tiempo. En él el gran físico nos explicaba de dónde procedía el universo y hacia dónde se encaminaba, pero aún no podía dar respuesta a importantes preguntas: ¿por qué existe el universo?, ¿por qué hay algo en lugar de nada?, ¿por qué existimos nosotros?, ¿necesita el universo un creador? En los últimos años, el desarrollo de la teoría M (en realidad toda una familia de teorías enlazadas sobre física cuántica) y las recientes observaciones realizadas por los satélites de la NASA, nos permiten ya enfrentarnos a la pregunta fundamental: la Cuestión Última de la Vida, el
Universo y el Todo. Si esta teoría última es verificada por la observación científica, habremos culminado una búsqueda que se remonta a hace más de tres mil años: habremos hallado el Gran Diseño.


todo eso¿Qué significa todo eso? (Richard Feynman)

En este libro extraordinario se publican por primera vez las famosas conferencias que pronunció Richard Feynman en la Universidad de Washington, en las que habló de certeza e incertidumbre en la ciencia, del conflicto entre ciencia y religión, de las causas de la desconfianza general hacia los políticos, y de las creencias irracionales que han invadido esta era «acientífica», desde la fascinación por los ovnis hasta la fe en las curaciones milagrosas, pasando por la astrología y la telepatía, sin olvidar los constantes insultos a la inteligencia humana que se hacen cotidianamente a través de la publicidad.


cerero rocaCerebro de broca (Carl Sagan)

Este libro trata de dar soluciones a todos los interrogantes que el hombre se ha planteado sobre los orígenes de la conciencia, la vida sobre en nuestro planeta o la posibilidad de vida inteligente en otro lugar del cosmos. A través de sus brillantes páginas, el lector se va adentrando, poco a poco, en la compleja maquinaria del Universo, en el apasionante mundo de la ciencia.

 

 

 

 

Sugerido por Listerium

  • @Busgosu

    La sociedad humana individualiza sólo puede ver en sus miembros, buenos y malos, de hay las leyes para sostener ese tira-afloja que les une, antes de que se rompa en pedazos.

    No Busgosu, si le vamos a mirar el lado malo a la sociedad humana, es mejor mirar que la sociedad aglutina a los individuos y los asocia en grupos, porque la masa actúa como un rebaño que puede seguir a un sólo pastor, y es más fácil luego dirigir a un grupo de pastores, que controlan a su vez a unos rebaños, que intentar controlar a individuos desperdigados, que somos más difíciles de manejar.

    Respecto a lo de los buenos y malos y tira y afloja, La dualidad es algo que nos persigue desde nuestro nacimiento, hombre-mujer, listo-tonto, guapo-feo, rico-pobre, etc.

    Yo me muevo en variables con salidas analógicas, y no me gustan las variables digitales (todo-nada).

    Para mí, nada es bueno o malo, para mí, todo depende del cristal con que se mire, yo no me muevo entre el blanco y el negro de forma dual, para mí hay una infinita gama de grises entre esos dos extremos.

    El problema principal radica en poder observar y diferenciar los diferentes tonos de grises. Ahí está la esencia de observar.

    Cuando se rompa ya escucharan, mientras tanto soportaran las pretensiones personales, de la lucha de individuos por subir por la pirámide del juicio individual.

    Esto no lo entiendo Busgosu, pruebe de nuevo por favor.
    ¿que es lo que se va a romper? ¿la sociedad humana?

    Lo de la lucha de individuos por subir por la pirámide del juicio individual, me lo tiene que explicar con peras y manzanas, no he entendido un carajo de lo que quiere decirme con ello.

    Las leyes no están para proteger lo social, sino para proteger lo individual por encima de lo social, sino como iba a existir el capital, que determina que hay tipos que han hecho más por la sociedad que otros, y por ello son premiados con la posibilidad de exprimir al resto.

    Sí y no a lo que me dice Busgosu, aunque no coincido en las formas, en el fondo estoy de acuerdo con usted en esto que plantea.

    A mi también me parece una aberración que un policía, un militar, un médico, un juez, un profesor, o cualquier otro funcionario público, cobre menos de 1500 euros por su trabajo, y que un concejal de un ayuntamiento, cobre 3000 euros, más dietas, por decidir de que color va a comprar los voladores y bombas de las fiestas del pueblo o a que amigacho le va a dar la subvención.

    Pero su forma de actuar, a mí modesto entender, no es la correcta, pero claramente puedo estar equivocado.

    Esta forma de proceder social se contradice con todas las realidades naturales y con las leyes termodinámicas, que son incompletas porque el individualismo se hace presente con la separación en sistemas, que quiere decir: todo esta relacionado pero como el “yo” diga.

    No soy biólogo, pero creo que el uso y costumbres, y la aparición de castas es algo heredado de nuestro pasado animal.

    Abejas reinas, machos dominantes, etc, etc.

    de casta le viene al galgo, y al final por mucho que algunos se empeñen en darnos un carácter divino, no somos mas que simples bichos mas evolucionados en algunos aspectos que otros seres con los que compartimos casa.

    Las leyes de la termodinámica las tiran por el suelo todos los días los mismos que las recitan con tanta elocuencia oral, para luego en la practica de su vida negarlas sí o sí.

    ¿que carajo tiene que ver la termodinámica con las relaciones humanas y las sociedades creadas por nosotros? :nose:

    La primera obedece a leyes naturales, que se cumplen sí o sí.

    Las siguientes obedecen a leyes humanas, que a veces se cumplen y otras veces no, además los que generan esas leyes humanas siempre las hacen con puertas falsas por las que salir corriendo cuando se las vayan a aplicar a ellos dichas leyes.

    La física, creo que no tiene atajos, ni puertas falsas.

    (hasta que llegamos al nivel cuántico, eso es harina de otro costal)

    El individuo quiere más de lo que necesita, nunca tiene bastante y para eso tiene que explotar la energía de sus miembros. Como es imprescindible disponer de estos recursos humanos para tales fines, lo llaman sociedad para el bien común; común e intereses individuales desproporcionados no pega ni con el mejor pegamento social, de ello el invento este de sociedad antisocial.

    Eso depende del individuo, no es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita.

    No tengo apego hacia las cosas, sólo siento cierto apego hacia las personas.

    Lo pueden llamar como les dé la gana, religiones, ciencia social, educación, moralidad, comunismo, capitalismo…, me da igual como lo llamen, para mí no ha existido ningun estado social realmente social, porque no se puede sacar nada más de un ser con una concepción particular de la realidad.

    Yo pensaba igual que usted hasta hace bien poco, el navegar por esta web durante varios años y lo que me ha ocurrido en este lapso de tiempo en mi vida fuera de la red, me han hecho replantearme muchas cosas.

    Cuando veo la televisión y los programas que salen, me siento triste porque creo que no tenemos futuro como especie.

    Pero luego navego un poco por la red y encuentro multitud de cosas que me hacen sentir orgulloso de ser una persona, y que quizás, puede que al final, sí que tengamos futuro como especie, y que este futuro sea mejor para todos.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR