La Atlántida y el triángulo de las Bermudas

atlantis

La semana pasada apareció en varios medios serios una extraña noticia sobre el descubrimiento, en la zona del triángulo de las Bermudas, de las ruinas de una ciudad que podría ser la Atlántida de Platón. Entre esos medios estaba el diario argentino la nación, prensa latinadiario de cuba, perú punto com, RT y muchos otros.

Los comentarios realizados en sus respectivas webs, han provocado que la mayoría de estos sitios las retirasen, y en algunos casos incluyesen una nota de disculpa.  Los que no han borrado la noticia son los blogs magufos, que gustosamente se han prestado a redistribuirla dando en esta ocasión credibilidad a los main-stream media que en otras ocasiones vilipendian.

Tras una primera lectura, la historia me recordaba mucho a la que publicó Weekly World News en 1991, aunque el nombre de los científicos en esta ocasión eran distintos. En el cuento del “periódico/comic” WWN el científico que realizó la investigación se llamaba Verlag Meyer, y en esta ocasión se llaman Paul Weinzweig y Paulina Zelitsky.

Un grupo de científicos canadienses aseguró hoy haber descubierto las ruinas de una ciudad sumergida en el Triángulo de las Bermudas, lo que asociaron con la Atlántida, el mítico continente desparecido hace 10 mil años.
Los investigadores, encabezados por los expertos Paul Weinzweig y Pauline Zalitzki, encontraron mediante un robot los restos de la ciudad, ubicada a unos 700 metros de profundidad, hacia el norte de las costas orientales de Cuba, informó la agencia Prensa Latina.

CONSTRUCCIONES MONUMENTALES
Las imágenes captadas muestran construcciones monumentales, entre ellas, cuatro pirámides gigantes, una de ellas de cristal, así como una esfinge y varios monolitos grabados.
“Es asombroso. Lo que observamos en las imágenes en alta resolución del sonar son llanuras interminables de arena blanca y en el medio de esta bella arena se aprecian claramente diseños arquitectónicos hechos por el hombre. Es como cuando sobrevuelas un proyecto urbano en avión y ves las autopistas, túneles y edificios”, afirmó Zalitzki a Russia Today.

En opinión del científico, el complejo pertenece a un período preclásico de la historia del Caribe y de América Central, poblado por “una civilización avanzada, similar a la cultura de Teotihuacán”.

Diario La Nación (Noticia ya retirada)

Parece que el origen de este bulo proviene de RT.com, medio mencionado en la nota de Prensa Latina, que a su vez era citada en el resto de medios de habla hispana. Esta noticia no es actual, sino que tiene como base otra fechada en diciembre de 2001, la cual está distorsionada con datos falsos, tomados posiblemente de mezclarlo con el bulo de WWN y sus secuelas que circulan por internet.

El 6 de diciembre de 2001 Paulina Zelitsky anunciaba en los medios que había encontrado unas estructuras en el fondo marino de la costa de Cuba.

Un equipo de exploradores declararon el jueves que habían descubierto en el fondo del mar frente a las costas de Cuba, unas estructuras de piedra que podrían haberse construido por una civilización desconocida hace miles de años. Los científicos, que trabajaban para una firma canadiense, dijeron que habían filmado durante el verano las ruinas de una posible ciudad perdida de la península de Guanahacabibes, en el Caribe occidental. Los investigadores advirtieron que no comprender plenamente la naturaleza de su hallazgo y que tienen planificado regresar en enero para un nuevo análisis. Los exploradores dijeron que creían que las misteriosas estructuras, descubiertas a una profundidad de alrededor de 700 metros, podría haber sido construida por lo menos hace 6.000 años, unos 1.500 años antes que las grandes pirámides de Giza en Egipto.

Paulina Zelitsky, ingeniera canadiense de origen soviético, afirmaba que las estructuras recordaban el aspecto de un centro urbano, aunque es una responsabilidad afirmarlo antes de tener mas evidencias.  En julio de 2000 el sonar de su embarcación les devolvió el eco de unas estructuras parcialmente cubiertas de arena. Entre as estructuras se distinguían lo que parecían ser pirámides carreteras y edificios. El pasado julio, y junto a expertos de la Academia Cubana de las ciencias volvieron a la zona abordo  de su embarcación Ulises, y utilizaron un mini-submarino no tripulado para grabar la zona.

La firma canadiense ADC, para la que trabaja  Paulina Zelitsky, es la principal de las cuatro empresas que trabajan junto con gobierno de Fidel Castro (proyecto exploramar) explorando las aguas cubanas en busca de tesoros de buques de la época colonial. ADC ya ha descubierto varios barcos españoles hundidos.

freepublic.com (6 de diciembre de 2001)

En primer lugar, la ubicación del hallazgo es en Guanahacabibes, no en el triángulo de las Bermudas. Hay bastante distancia entre uno y otro.

Guanahacabibes

No se hace referencia a ninguna pirámide de cristal. Esta parte viene sin duda de la historia de WWN.

La historia tiene un gran paralelismo con la del objeto hundido en el Báltico, y como veremos más adelante, también hay similitudes en la intención de los expedicionarios por monetizar el hallazgo.

En la siguiente fotografía Paulina Zelitsky observa una imagen tomada por el mini-submarino en el que se aprecia lo que para ella es una pirámide 1.500 años anterior a las de Giza. Según ella, esas estructuras se construyeron en tierra firme, y debido a la actividad volcánica se hundieron en el fondo del mar.

Pauline Zalitzki

La siguiente imagen muestra el eco del sonar en el que se aprecian las estructuras del fondo marino.

sonar

El geólogo Manuel Iturralde se unió al proyecto exploramar, ya que hasta entonces solo estaba formado por arqueólogos. Para Iturralde se desconoce si el origen de estas estructuras es natural o artificial. No se pudo extraer ninguna muestra de la roca debido a la profundidad a la que se encuentra.

Paulina y su marido, Paul Weinzweig, planificaron una nueva expedición para el año 2002 en el que se utilizaría un nuevo submarino, pero esperaban encontrar un sponsor para financiar su elevado coste de 2 millones de dólares. La pareja estaba esperando ansiosamente que National Geographic pusiese encima de la mesa esa suma de dinero, e incluso liberaron una parte de las imágenes para forzar la situación. Pero las imágenes eran de tan mala calidad que finalmente esa financiación no se produjo, y Paulina y Paul tuvieron que dedicarse a otros proyectos para pagar las facturas. Poco más se ha sabido deellos. Quizá lo único, es que Paulina tuvo problemas con la ley mexicana, arresto de por medio, con cargos por fraude.

Lo que se encuentra en el fondo marino de Guanahacabibes sigue siendo un misterio, aunque posiblemente simplemente se trate de una extraña formación natural más.

Referencias:

http://bibliotecadelmisterio.com/2008/01/el-enigma-de-guanahacabibes/

http://www.morien-institute.org/adclarge6.html

http://www.timstouse.com/EarthHistory/Atlantis/bimini.htm

http://www.abovetopsecret.com/forum/thread374842/pg11

  • @ Lampuzo:

    Gracias por la aclaración, muy amable. Me leo la referencia, que me interesa particularmente y seguimos la conversación.

    Thumb up 0 Thumb down 0


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Notificarme por email de los comentarios de esta entrada. También puede suscribirse sin comentar.

Trackbacks / Pingbacks