El lado oscuro de la ciencia

doofersmith

Hoy en día nadie con sentido común puede creer que la ciencia es, o ha sido, mala para la humanidad. Es cierto que en alguna ocasión se ha utilizado la ciencia con fines destructivos, pero con toda certeza, esas ocasiones han tenido más que ver con políticos y militares que con científicos. Gracias a la ciencia, la esperanza de vida se ha alargado enormemente, la información fluye a nivel global, e incluso hemos sido capaces de pisar la Luna, un primer paso para asegurarnos la inmortalidad como especie, si consiguiésemos algún día colonizar un planeta extrasolar.

Pero sin embargo, muchos divulgadores del pensamiento mágico, están en contra de la ciencia y los científicos. Esta resistencia era liderada hace siglos por la iglesia, y hoy su puesto ha sido ocupado por los charlatanes antisistema, que han sustituido los púlpitos por atriles y blogs, y que afirman sin ningún pudor que el SIDA es una falacia, que la Tierra está hueca, que el calentamiento global no se está produciendo, que las estelas de los aviones son fumigaciones con productos tóxicos o que las vacunas producen autismo.

Pero antes de colocar la etiqueta de buenos y malos a unos y otros, hay que tener en mente que los científicos son ante todo seres humanos, y como tales tienen las mismas debilidades que el resto de las personas. Alguno de ellos siente “la llamada de la fuerza”, y se pasa al lado oscuro. En algunas ocasiones esto ocurre después de conseguir el reconocimiento de toda la comunidad científica. En otras, el objetivo es precisamente conseguir este reconocimiento.

Un caso de este último tipo, es el que se destapó el año pasado con Diederik Stapel como protagonista, decano de la Escuela de Ciencias Sociales y del Comportamiento de la Universidad de Tilburg (Holanda), que fue descubierto por sus propios colegas como el autor de varias falsificaciones en los datos de sus estudios, los cuales habían sido publicados en revistas tan prestigiosas como Science.

Pim Levelt, presidente del comité encargado de la investigación comentaba que alrededor de 30 documentos publicados en revistas revisadas por pares estaban falsificados.

Diederik Stapel

Stapel tras ser descubierto, se mostraba arrepentido:

No fui capaz de aguantar la presión para sumar puntos, para publicar, para tener siempre lo mejor. Quería demasiado y muy rápido. Y en un sistema en el que hay poco control, donde la gente trabaja normalmente sola, escogí el camino equivocado.

Para Dan Ariely, catedrático de psicología y conductas económicas de la universidad de Duke, seguramente Stapel no empezó así. Posiblemente en alguna ocasión dio un paso en la dirección equivocada, que fue lo suficientemente pequeño como para poder ser racionalizado o justificado por su propio pensamiento consciente. Ese pequeño paso quizá le fuese inexorablemente llevando a una pendiente resbaladiza donde ya no pudo volver sobre sus pasos.

Dan Ariely

Para Dan Ariely, que recientemente ha publicado el libro “The (honest) truth about dishonesty” (la honesta verdad sobre la deshonestidad), todos engañamos.

La gente trata de conseguir dos objetivos. Por un lado nos gusta vernos como personas con una honestidad intachable, y por otro nos gusta beneficiarnos de ser deshonestos. Somos capaces de conseguir las dos cosas en la medida en la que podamos racionalizar esas deshonestidades, es decir, en la medida en la que seamos capaces de autoconvencernos de que estamos obrando con un buen fin. 

En el otro grupo de casos, en los que se pasa al lado oscuro tras conseguir el reconocimiento y la fama, tenemos varias personalidades. Linus Paulling fue un brillante químico que obtuvo dos premiso Nobel, uno en química y el Nobel de la paz. Durante sus últimos años Pauling llegó a convencerse de que una dosis alta de vitamina C era un buen tratamiento contra el cáncer y llegó a creer en la falsa medicina ortomolecular.

Linus Pauling

Como consecuencia, Pauling es hoy más recordado por sus charlatanerías que por sus investigaciones en el campo de la química. Se ha demostrado que ni siquiera administrado masivas dosis de vitamina C se obtiene un resultado positivo en el tratamiento del cáncer.

Louis Ignarro, Nobel en medicina, tardó mucho menos tiempo que Pauling en pasarse al lado oscuro. Aprovechándose del aura de premio Nobel, aceptó dinero de Herbalife para promocionar uno de sus productos (la arginina) como una cura para todas las enfermedades cardiacas.

Louis Ignarro

Otro caso muy sonado fue el de Andrew Wakefield, cuyas investigaciones vinculaban la vacuna triple vírica con el autismo. Esta investigación, que fue publicada en 1998 por la revista médica ‘The Lancet’, estaba formulada en base a datos falsos con la intención de lucrarse. Wakefield había sido contratado por Richard Barr, un abogado que reclutaba a padres de niños autistas para demandar a los fabricantes de la vacuna, recibiendo 180€ a la hora, más gastos, por sus servicios de asesoría científica al abogado.

Andrew Wakefield

Además, se barajó la idea de montar una empresa para explotar los supuestos resultados de la investigación, con previsiones de ganancias millonarias. En concreto, se llegaron a estimar retribuciones por un valor superior a los 33 millones de euros al año por un kit de diagnóstico que se quiso comercializar.

Como consecuencia, se destapó el tarro de la conspiranoia contra las vacunas que todavía hoy persiste.

Pero quizá el caso más llamativo de todos es el del virólogo francés Luc Montagnier, que obtuvo el premio Nobel de medicina por el descubrimiento del VIH.

Luc Montagnier

Hace casi dos años, unas declaraciones suyas parecían refrendar la homeoatía. Según Montagnier, una disolución que contiene ADN de un virus o bacteria puede emitir ondas de radio que inducen a las moléculas del agua de su alrededor a organizarse en nanoestructuras, que a su vez pueden emitir esas mismas ondas de radio y replicar el proceso. Esto sugiere que el agua puede retener estas propiedades incluso aunque ya no queden rastros del patógeno, lo que fue adoptado inmediatamente por los homeópatas como un respaldo a sus teorías.

Montagnier, en otro orden de cosas, también apareció en la película negacionista del SIDA “House of numbers”, afirmando que el SIDA puede ser evitado con suplementos alimenticios.

Mientras esperábamos si algún otro científico obtenía alguna evidencia de la milagrosa réplica de material genético en el agua, Montagnier puso el ojo en otro de los grandes temas del lado oscuro de la ciencia: el autirmo y su relación con las vacunas infantiles. Desgraciadamente para Luc, mientras estaba metiendo la nariz en este tinglado falaz, se destapó la trama de Andrew Wakefield. Pero eso no debió de ser suficiente para retraer a Montagnier, ya que ambos siguen con el tema. La última semana de mayo pasado se celebró en Chicago una conferencia de 5 días de duración en la que se le iba a contar “la verdad” sobre el autismo a los familiares de niños afectados. Su verdad era realmente tratar de venderle a los padres desesperados,  tratamientos alternativos como el método “Anat Baniel”, dietas especiales, terapias de oxígeno hiperbárico, o quizá el más peligroso de todos, la castración química. Y allí estaban aportando el halo de credibilidad a tanta charlatanería el señor Montagnier y Wakefield.

Lo curioso de todo esto, es que los charlatanes borregueros que atacan duramente a la ciencia cuando les lleva la contraria, inmediatamente toman por bandera las intervenciones de estos personajes, difundiéndolos a los cuatro vientos. Los que no conocen toda la historia, se quedan solo con que el mensaje ha salido de la boca de un premio Nobel, que es evidentemente lo que unos y otros persiguen.

 

Referencias

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/11/02/biociencia/1320265403.html

http://www.united-academics.org/magazine/20971/interview-dan-ariely-the-honest-truth-about-dishonesty/

http://scienceblogs.com/insolence/2010/11/23/luc-montagnier-the-nobel-disease-strikes/

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/01/12/noticias/1294819509.html

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2010/02/02/medicina/1265125537.html

http://www.theaustralian.com.au/news/health-science/nobel-laureate-gives-homeopathy-a-boost/story-e6frg8y6-1225887772305

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2010/05/24/medicina/1274695315.html

http://www.forbes.com/sites/stevensalzberg/2012/05/27/nobel-laureate-joins-anti-vaccination-crowd-at-autism-one/

  • Reflexiones Profundas dijo:

    Ya llego nuevamente el lector cabreado

    ¿quiere ser mi amigo?

    Proposición indecente. Estaba por poner un trailer de la película pero me parece demasiado offtopic.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  • @ lector:

    Thumb up 0 Thumb down 0

  • Vamos a ver, os tengo dicho que cerréis con llave el frenopático, que luego los pacientes se escapan.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  • en todo caso el chanta sos vos, porque Luc Montagnier ganó el premio Nobel por haber descubierto el vih, trabaja sobre el tema y si el considera que un organismo sano puede librarse del virus, debe tener razón. La gran mayoria de quienes se infectan tienen habitos de vida poco saludables : uso de drogas,duermen poco, se alimentan con pocos antioxidantes, usan antibioticos de manera abusiva o estan expuestos a enfermedades de manera frecuente.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  • @ Nexo:
    Montagnier es co-descubridor el virus. Pero de ahí hacia adelante sus aportes se han ido empobreciendo hasta el límite que ya hemos discutido.

    http://www.lamentiraestaahifuera.com/2011/01/26/y-casi-me-hace-dudar-que-el-vih-cause-el-sida/

    Es muy probable que la necesidad de atención pública, y más importante, recursos del publico lo han llevado a la charlatanería.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  • Decir que Linus Pauling es más recordado por su charlatenería que por sus contribuciones a la química como las escalas de electronegatividad, las reglas de estructuras cristalinas o el modelo de enlaces híbridos que llevan su nombre, es cuanto menos síntoma de haber tratado poco con la química, cuando no una falta de respeto a la memoria de uno de los mayores científicos de la historia. La mancha que pueda suponer en su carrera su deriva y su apoyo a conjeturas desechadas por el consenso científico no debe servir para hacer una causa general a la única persona que ganó dos premios Nobel a título individual (Química y Paz)

    Thumb up 0 Thumb down 0

  • Dalet.

    Busque en google “Linus Pauling megadosis vitamina C” y luego “Linus Pauling escalas de electronegatividad” (sin las comillas) y analice los resultados, luego si eso ya comentamos algo.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  • dalet dijo:

    Decir que Linus Pauling es más recordado por su charlatenería que por sus contribuciones a la química como las escalas de electronegatividad, las reglas de estructuras cristalinas o el modelo de enlaces híbridos que llevan su nombre, es cuanto menos síntoma de haber tratado poco con la química, cuando no una falta de respeto a la memoria de uno de los mayores científicos de la historia. La mancha que pueda suponer en su carrera su deriva y su apoyo a conjeturas desechadas por el consenso científico no debe servir para hacer una causa general a la única persona que ganó dos premios Nobel a título individual (Química y Paz)

    Yo a Linus Pauling no lo conocía por el asunto de la vitamina C y la medicina ortomolecular hasta que alguien lo usó como autoridad al respecto.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  • sugeriría que aprendieres lectura y redacción…. PERO SIN EMBARGO ???? JODER!!! QUE ME CORTEN LAS MANOS SI ESCRIBO ESO!!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  • @ DANO:
    No sé a quién sugieres aprender lectura y redacción, pero sospecho que es al tipo al otro lado del espejo ;-)

    Thumb up 0 Thumb down 0

  • Lo del caso de herbalife lo conozco bien, tengo una amiga totalmente abducida por esta secta( no se puede llamar de otro modo), y en esa empresa nadie dice ni una verdad, son todos unos incultos sin formacion abducidos con sus cursos y sus ansias de triunfar,,, vamos una panda de fracasados y depresivos,,, dios me libre que algun familiar o amigo caiga en sus manos

    Thumb up 0 Thumb down 0


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Notificarme por email de los comentarios de esta entrada. También puede suscribirse sin comentar.