Raymond Rogers y la Sábana Santa (y IV). Divinas palabras.

 

En la obra de teatro Divinas palabras de Valle-Inclán, una tropa asilvestrada de lugareños trata de linchar a la mujer del sacristán, a la que han sorprendido en flagrante adulterio. El marido, que la ha perdonado, intenta aplacar a la chusma recitándoles el pasaje de la adúltera de los evangelios, pero los beodos se ríen de él y se arman de piedras para lapidar a su mujer. La cosa se pone fea. En ese momento el sacristán vuelve a la carga con una Biblia y recita el mismo pasaje, pero en latín. Los otros se quedan patidifusos, se quitan el gorro y se arrodillan con reverencia. La adúltera se ha salvado. Divinas palabras. En latín, claro.

 

Si a uno le dicen que una mancha de color que se ve en la foto de un tejido implica que hay un remiendo, puede mostrarse escéptico. Pero si de lo que se trata es de una fotografía de fluorescencia ultravioleta o de de rayos X de alta resolución y baja energía o algo así (2002: 22), amigo, la cosa cambia. Uno se saca la gorra y se inclina respetuosamente. Sin embargo es lo mismo. En los dos casos lo que se ha hecho es observar una foto y afirmar que “algo” se ve en ella. Y tiene su cosa que quién afirma que él ve “algo” en las fotos es el mismo que unas páginas más arriba del mismo artículo critica cáusticamente el método de “ver cosas” en fotografías. Raymond Rogers. Pero, claro, las suyas no son fotografías cualesquiera. Son supercalifragilisticoespialidosas.

En realidad, en el caso de que Rogers fuera capaz de diferenciar lo de ver una cosa en fotografías de uno u otro tipo (diferencia que Flury-Lemberg ponía en duda), los que leemos estas cosas, en un 99% de los casos, sabemos más bien poco acerca de imágenes de rayos X de baja energía con alta resolución. Seamos sinceros, de la mayoría de términos técnicos que se utilizan como pruebas irrefutables en las polémicas intersindonistas, no tenemos más idea de lo que dice Wikipedia o similar. Y los “sindonólogos” tampoco, puesto que son en su mayoría médicos, abogados, pastores episcopalianos, químicos hablando de geología, geólogos hablando de historia, etc.,    Tenemos aquí una explicación entre otras de por qué, desdeñando lo sencillo, los sindonistas se lanzan a investigaciones complejas -a veces costosas-, que en el mejor de los casos no demuestran nada y en el peor son castillos de arena. La fascinación por la terminología científica y los aparatos complejos (“divinas palabras”) echa un manto sobre cuestiones elementales que dependen de una lógica precientífica. No voy a utilizar el término sentido común, que lleva a numerosos malentendidos. Con razón dice Dawkins que la ciencia es contraintuitiva. (2000: 195) Pero eso no es incompatible con el hecho de que toda ciencia debe respetar una serie de reglas sencillas de lógica y metodología, comunes a cualquier tipo de pensamiento, científico o no. Porque la más complicada de las elucubraciones fracasa si contraviene el principio de identidad o cae en falacias de tipo elemental. Y Raymond Rogers, pese a su pretensión de ser el más cientificista de los “sindonólogos” cometió unas cuantas.

 

  1. No garantizó la autenticidad de los fenómenos sobre los que trabajaba. Un científico no puede funcionar sobre la base de presuposiciones acerca de los hechos que investiga. Rogers debió asegurarse de que las muestras que tenía eran seguras. Todavía más, cuando surgieron dudas sobre ellas. Un científico no puede decir: “A menos que él [Gonella] mienta otra vez [mis muestras son auténticas]”. (2005b: 1) Esto es una frivolidad inaudita. Debió ser él mismo el que hiciera una sencilla comprobación del origen de las muestras recabando la ratificación del testimonio de Gonella y asegurándose la trazabilidad de su recorrido. Y si no podía hacerlo, debió abandonar la investigación.
  2. Debió contrastar exhaustivamente sus pruebas con algunos datos que las contradecían de manera clara. Por ejemplo, las microfotografías tomadas por STURP que no presentaban ninguna anomalía en la zona.
  3. Debió contrastar sus afirmaciones con bibliografía especializada, no con artículos de otros creyentes como él. No sólo es que no existía bibliografía acerca del fabuloso remiendo imposible, sino que alguna de sus argumentaciones contradice lo que se puede leer en cualquier manual. Una de las supuestas pruebas de que la muestra de la datación es moderna, según Rogers, es que contiene algodón. Y, según él, el algodón solo se fabricó en Europa a partir del siglo XIV. Si hubiera consultado una bibliografía adecuada se hubiera enterado de que tejidos de algodón ya se manufacturaban en Sicilia y España mucho antes y de que el comercio con países que tejían telas de algodón es muy anterior al siglo XIII, por lo que la existencia de hebras de algodón entre las de lino nada podía decir acerca de su datación ante quem ni post quem.
  4. Debió cuantificar y precisar sus hipótesis. La ciencia fáctica ha basado su impulso en la precisión en las medidas y cuantificaciones. Resulta inadmisible que se hable de “evidencias” a favor de un remiendo invisible sin decir jamás cuál es su extensión exacta.
  5. No se puede dar apoyo a una teoría sin revisar la coherencia de le misma. Rogers respaldó una, la del remiendo invisible de Benford y Marino, sin hacer la más mínima observación crítica de las numerosas incongruencias en que estos incurrían en sus escritos. Debió haberse preguntado, por ejemplo, cómo era posible que algunos de los testimonios expertos aducidos por ellos declaraban ver fácilmente el remiendo y otros decían que era imposible verlo.
  6. Debió testar ampliamente su método de datación por la vanilina antes de convertirlo en una contraprueba de la datación por radiocarbono. Debió de preguntarse cómo es posible que nadie antes que él hubiera utilizado este método y, en consecuencia, trabajar con numerosas muestras de diversas edades y circunstancias y publicar sus resultados para asegurarse de que podía oponerlo en igualdad de condiciones a algo tan importante como la ausencia de datos empíricos sobre cualquier tipo de remiendo. En ciencia no todos los métodos de confirmación o refutación tienen el mismo peso. Rogers equiparó lo inseguro a lo cierto.
  7. Por todo lo dicho, y algunas cosas más que me dejo, da la impresión de que, pese declararse incrédulo inicial respecto a la tesis del remiendo invisible, tenía demasiadas ganas de que resultara cierta. Debió ser incrédulo con su propia incredulidad. El sometimiento a duda radical de las propias creencias es un criterio metodológico esencial de la ciencia, ya desde la época de Descartes, no una cuestión de talante más o menos firme que se pueda constatar con las propias declaraciones de intención. Porque esas declaraciones, desprovistas del rigor metodológico, suenan a simples justificaciones.

 

 

En suma, Rogers, deslumbrado por un cientificismo acrítico, cayó en el vicio más común de los “sindonólogos”, magnificar todo lo que sonaba bien y podía corroborar sus hipótesis y minusvalorar pruebas a contrario contundentes. Mucho antes de que Popper insistiera en la falsación de las teorías, los científicos consecuentes sabían que al poner a prueba sus hipótesis debían tener en cuenta las teorías alternativas y considerar si estas pueden dar una explicación de los mismos fenómenos de manera más segura. Así que, desenfundando con demasiada precipitación, el Jinete Solitario de la “sindonología” acabó disparándose en su propio  pie. No puede extrañar que Monseñor Ghiberti, presidente de la Comisión Diocesana de la Sindone, exclamara: “Me asombra que un experto como Rogers pueda caer en tantos errores”. (Marino & Prior: 2008: 21) Creo haber dado una serie de razones para explicar cómo pudo ocurrir tan lamentable acontecimiento.

 

Mientras tanto, los visitantes que acudan a la exposición de Málaga que tiene lugar estos días transitarán admirados entre fraseología pseudocientífica, fotografías “ultravioleta” y aparatos “sofisticados” de 3D. Se quitarán la gorra y encontrarán una razón más para creer en lo que ya creen, aunque no hayan entendido nada de nada. Así funciona la “sindonología”. Así es la fe del siglo XXI.

 

Saludos a todos y todas.

David Mo.

 

 

 Referencias.

 

Antonacci, Mark et allia: Private Internet Debate Challenges Ray Rogers’ Thermochimica Acta Paper, 2005. http://www.shroud.com/pdfs/debate.pdf.

Benford, Sue y Marino, Joe: “Textile Evidence Supports Skewed Radiocarbon Date of Shroud of Turin”, 2002. http://www.shroud.com/pdfs/textevid.pdf

Bunge, Mario: “¿Qué es la ciencia?”, en La ciencia. Su método y su filosofía, Buenos Aires, Ed. Siglo Veinte, 1978.

Dawkins, Richard: Destejiendo el arco iris, Barcelona, Tusquets, 2000.

Flury-Lemberg, Mechthild: “The Invisible Mending of the Shroud, the Theory and the Reality”. (2007), http://www.shroud.com/pdfs/n65part5.pdf.

Lombatti, Antonio: “Indagine critica degli studi recenti sulla Sindone di Torino”, Scienza & Paranormale N. 62, 2005, http://www.cicap.org/new/articolo.php?id=102011

Marino, Joseph G. y Prior, Edwin J.: “Chronological History of the Evidence for the Anomalous Nature of the C-14 Sample Area of the Shroud of Turin”, 2008, http://www.shroud.com/pdfs/chronology.pdf .

Rogers, Ray; Arnoldi, Anna: “Scientific Method Applied to the Shroud of Turin”, 2002, http://www.shroud.com/pdfs/rogers2.pdf .

Rogers, Raymond: “Ghiberti’s pronouncement of my analises”,  2005b, http://www.shroud.it/ROGERS-5.PDF .

Rogers, Raymond: “Studies on the radiocarbon sample from the Shroud of Turin”, Thermochimica Acta, 425 (2005) 189–194, http://www.shroud.it/ROGERS-3.PDF .

Wilson, Ian: “An Appraisal of the Mistakes Made Regarding the Shroud Samples Taken in 1988 – and a Suggested Way of Putting These Behind Us”, 1999, http://www.shroud.com/wilson.htm

Without a Trace: Web de la empresa: http://www.withoutatrace.com/reweaving.html, http://www.thefrenchreweavers.com/. (Consultado: 06/03/2012 9:07)

 

  • No lo dejen a este Rogers que ponga sus manos en la Gioconda.

    La va a cortar en pedacitos y a quemarlos uno por uno si en una de ésas el resultado no le da como lo que quería demostrar.

  • @ Rafa el Gris:
    Bueno, por eso no hay peligro. Rogers murio en 2001.

  • Si a uno le dicen que una mancha de color que se ve en la foto de un tejido implica que hay un remiendo, puede mostrarse escéptico. Pero si de lo que se trata es de una fotografía de fluorescencia ultravioleta o de de rayos X de alta resolución y baja energía o algo así (2002: 22), amigo, la cosa cambia. Uno se saca la gorra y se inclina respetuosamente.

    Es de lo que se trata todo esto. Rogers -así como muchos de sus pares en todas las áreas posibles de la pseudociencia- nunca tuvo la intención de conocer algo, sino simplemente de convencer a otros de lo que él ya sabía.

  • hola, tengo algunas peticiones para nuevos articulos.

    podrian hablar sobre: http://www.25920.cl/25920_archivos/slide0001.htm

    que dicen que habra otro terremoto en Chile y Tsunami entre el 19 y 24 de Marzo, entre las 05:20-06:40 de la madrugada.

    tambien podrian hablar sobre: http://quakeredalert.com/

    un sitio que dice tener un mecanismo para detectar sismos/terremotos por venir.

    gracias.

  • Contundente Sr.Mo

  • Muchas gracias por la serie Mo.
    Entretenida y educativa.

  • Realmente genial, señor Mo!
    Mis felicitaciones.

  • ¿Habrá contra-replica por parte de Maest?jeje,un saludo. Aquí en Málaga ha estado o esta expuesta y fíjate que curioso una replica de la sabana santa,digo lo de curioso porque los sindonologos o como se llamen decían que no se podía replicar.

  • Hace poco leía un enlace que dejo un comentarista, en que se decía que los hilos que tomaron tenía algodón, por lo cual pertenecería al invisible remiendo y ahora está esta noticia, sobre los estudios de Marzia Boi.
    Que complicado es saber a quien has de creer.

    http://elpuertoactualidad.es/?p=24351

  • harto ya de estar harto dijo:

    Hace poco leía un enlace que dejo un comentarista, en que se decía que los hilos que tomaron tenía algodón, por lo cual pertenecería al invisible remiendo y ahora está esta noticia, sobre los estudios de Marzia Boi.
    Que complicado es saber a quien has de creer.

    http://elpuertoactualidad.es/?p=24351

    La verdad es que ya tengo temor de cuotearte debido a tus reacciones extemporáneas, pero lo voy a hacer igual, lo de los pólenes ya fué investigado hace años y lo que sucedió es que un “investigador” adicto a la reliquia confesó que los había plantado él. Harto, es cuestión de creer o reventar. Llama la atención que todavía haya desinformadores que mencionen estos pólenes, no se cansan de pasar papelones. Saludos.

  • @ harto ya de estar harto:
    Que pena que no leyeras la respuesta a ese comentario para saber que eso es un cuento chino. Y que no te molestes en averiguar que los pólenes que ha “investigado” Boi son los que recogió Frei, que están totalmente desacreditados.

  • Pues te equivocas, si leí la respuesta.
    Lo de que está totalmente desacreditados, lo decís los escépticos, porque para los otros, los desacreditados sois vosotros, es el mismo cuento de siempre, unos que si, y otros que no.
    Con lo fácil que sería que los inquisidores dejaran hacer otras pruebas, pero con la Iglesia hemos topado, Sancho.

  • CarlosR, si tú dices algo, que a mi modo de ver, no es correcto, te lo hago saber, y además te digo porqué.
    Tú eres muy dado al insulto y a tratar a los demás de ignorantes, creyéndote que por considerarte escéptico tienes todas las respuestas y además las verdaderas y únicas.
    Otros pensamos que la verdad tiene muchos matices, sobre todo cuando está basada en interpretaciones.
    Y este tema se debatió holgadamente en Magonia.
    Si tomaron o no tomaron el hilo adecuado pues yo no lo sé, si se hizo adecuadamente o no la toma de polen, pues menos. Lo que si puedo decirte es que los escépticos defendían que había pintura en la dichosa tela, pero en ningún documental ni otro lugar que haya leído sobre ese tema dicen que hubiera pintura.
    A mi, sinceramente, me impota un pito si es del siglo I como si es del siglo XII o XII o cualquiera que sea.
    Por otro lado, es que dices cosas que te contradices a ti mismo. Dijiste que el caso Manises estaba resuelto pero me dijiste que no sabías que o quien era la fundación anomalía, por lo que deduzco que para ti, todo lo que digan los escépticos es la única verdad y no hace falta contrastar lo que dicen, pero a otros eso no nos vale, y si vemos que mienten o dicen tonterías, pues lo decimos i gual que hacen ellos con los otros.

  • Pues te equivocas, si leí la respuesta.

    Leer implica algo más que reproducir los sonidos representados por las palabras escritas. Implica el procesamiento de las ideas expresadas. Y ya has demostrado a todos que eres incapaz de hacer nada parecido. Lo tuyo se llama analfabetismo funcional.

  • :meparto: :meparto: :meparto: :meparto: :meparto:
    Javito, a ti en cambio, no sé como no te han dado ya el premio Nobel, pero de tíos ridículos y patéticos.

  • harto ya de estar harto dijo:

    Javito, a ti en cambio, no sé como no te han dado ya el premio Nobel, pero de tíos ridículos y patéticos.

    Lo he intentado, pero me han dicho que te han adjudicado todas las ediciones hasta 2090. :-D

  • @ harto ya de estar harto:
    Ah … claro! de tu parrafazo se desprende que el dibujo de Cristo está hecho con su propia sangre y la ayuda de unos rayos misteriosos venidos del Espiritu Santo, muy ilustrativo y veraz lo tuyo. Un investigador alemán lo ha reproducido perfectamente con tinturas que se elaboraban en la época de la confección del manto, o sea en la Edad Media, ni más ni menos. La referencia no la tengo a mano, búscala tu mismo. Saludos y a seguir instruyéndote.

  • @ harto ya de estar harto:
    Sigues insistiendo con el asunto Maníes :-D he leído la solución en otro sitio que no era la fundación Anomalía y no tenían ninguna referencia a la misma.

  • No se sabe quien es, pero que es del siglo primero, demostrado por intercambio atómico:

    http://ficheros.orm.es:3025/descarga/peldano/20120608UP.mp3

    A partir del minuto 7, crack Sánchez Hermosilla, ZASCA a los escépticos

  • @ JFRM:
    :facepalm: :facepalm: :facepalm: :facepalm:

  • Se refiere también a la de Turín, infiel :-D


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR