Un viaje mágico a través de la Tierra de los errores de razonamiento

razonamiento

Hay varios tipos de errores en el razonamiento analítico a los que todos somos propensos, (quizá algunos más que otros). Estos errores se pueden cometer por accidente y en algunos casos de forma deliberada, con la intención de hacer pasar por buena una idea. Vamos a examinar 4 de estos errores:

  1. Error de tipo I: falsos positivos,
  2. Error de tipo II: falsos negativos,
  3. Error de tipo III: responder a las preguntas equivocadas,
  4. Error de tipo IV: formular la pregunta inadecuada.

A modo de ejemplo vamos a aplicar estos errores a tres situaciones hipotéticas, que de seguro les serán familiares a los fans de escepticismo científico:

  1. Desde el reino de lo paranormal, se anuncia que hay una casa encantada. La hipótesis nula es que no hay ningún fantasma en el edificio, al menos hasta que encontramos evidencia de que existe.
  2. Según los teóricos de la conspiración el gobierno está construyendo campos de prisioneros en los que disponer a millones de ciudadanos. La hipótesis nula es que no existen tales campos, hasta que encontramos la evidencia de que existan.
  3. Y por último, la medicina alternativa afirma que las vitaminas pueden curar el cáncer. La hipótesis nula es que no lo hacen, a menos que esto pueda ser demostrado con pruebas controladas.

Así que empecemos.

Error tipo I: Falso Positivo

Un falso positivo es no creer en la verdad, o más formalmente, el rechazo de una hipótesis nula verdadera (no hay nada allí, aunque creemos que sí que lo hay). En los casos en los que la hipótesis nula es correcta, un error de tipo I la rechaza en favor de una afirmación incorrecta que se toma como cierta. Un error de tipo I se produce cuando la conclusión a la que se llega es falsa, ya sea por basarse en evidencias incorrectas, por aceptar evidencias mal interpretadas, por errar un análisis, o por cualquier otro factor.

En la casa embrujada, un error de tipo I es aquel que se producen cuando no le pasa nada a la casa, pero los investigadores erróneamente llegan a la conclusión de que está llena de ectoplasmas. Por ejemplo, se graba un sonido inexplicable y se considera que es la evidencia de la presencia de un fantasma, o pueden tomarse testimonios de testigos y tomarlas como evidencias.

El teórico de la conspiración comete un error de tipo I, cuando el gobierno no ha construido campos de prisioneros para exterminar a los ciudadanos, pero se encuentra con algo que le hace rechazar la hipótesis nula y concluir que sí que está sucediendo. Tal vez se observan coches sin matricular aparcados en el exterior de un terreno vallado, del que no se sabe qué finalidad tiene, y erróneamente considerarlo como una prueba inequívoca de la existencia de estos campos. Tal vez el analista ha visto tantos videos de YouTube que ha llegado a la conclusión de que tantos teóricos de la conspiración no pueden estar equivocaos. Tal vez simplemente odia al gobierno, por lo que automáticamente acepta cualquier idea que evidencie su maldad.

Por último, la medicina alternativa comete un error tipo I cuando se llega a la conclusión de que las vitaminas tratar con éxito un cáncer aunque en realidad no lo hacen. Tal vez se desconfía de la ciencia médica y erróneamente se concluye que la medicina alternativa es mejor,y que por lo tanto, deben de funcionar.

Error tipo II: Falso Negativo

Los cínicos son los que suelen cometer los errores de de tipo II: la aceptación de la hipótesis nula cuando en realidad es falsa (cuando existe algo, pero se llega a la conclusión de que no existe). Si usted tiene poderes psíquicos, pero yo estoy convencido de que no los tiene, estoy cometiendo un error de tipo II. Los paisanos de Pedro cometen un error de tipo II cuando éste grita “¡el lobo!” y hacen caso omiso de la advertencia pensando que es falsa. El homínido que oye un crujido en la hierba y supone que es sólo el viento comete un error de tipo II, cuando la pantera salta sobre el y lo devora.

Tal vez en algún lugar exista una casa embrujada, y tal vez los cazafantasmas las limpien. Si me río de ellos y desestimo al fantasma cometo un error de tipo II. Si se demostrase que el gobierno realmente está poniendo en práctica planes de exterminio de millones de ciudadanos en los campos de prisioneros, todos los que no nos hemos preocupado por ello (me incluyo) hemos cometido un error de tipo II. El descartar la megadosis de vitamina también sería un error de tipo II si resultase que sí que funciona realmente.

Los errores de tipo I y II  no se limitan al ámbito de la pseudociencia, sino que son también aplicables en la vida cotidiana, en las decisiones empresariales y de investigación. Si soy un vendedor de orgonitas estaré cometiendo un error de tipo I si pongo un tenderete a la salida de una conferencia de físicos nucleares, y estaré cometiendo un error de tipo II si descarto dar una charla en la que afirme que soy la reencarnación de Cristo porque presumo que nadie me va a creer.

Ambos errores Tipo I y II pueden ser sutiles y complejos, pero en la práctica, el error de tipo I puede ser entendido como el idealismo excesivo, la aceptación de cualquier idea nueva, y el error de tipo II, como el exceso de cinismo, el rechazo sistemático de las nuevas ideas.

Error tipo III: Responder a la pregunta equivocada

Los errores del tipo III y IV son un poco más complicados, pero son tan comunes que hace falta entenderlos bien. Un error de tipo III es cuando se responde a la pregunta equivocada, saltándose una pregunta previa que queda sin responder, y por lo tanto se llega a una conclusión que al estar apoyada en una premisa no resuelta, no es válida. Es como responder a un problema cuyo enunciado todavía no se ha formulado.

Los cazadores de fantasmas en la casa encantada cometen un error de tipo III, cuando asumen que la baja temperatura en una habitación tiene como causa la presencia de un fantasma, por lo que llegan a la casa e instalan multitud de termómetros para recoger la lectura de temperatura de cada rincón. Hacen un trabajo perfecto. Reportan las variaciones térmicas del edificio con una precisión asombrosa, pero cometen un error de tipo III, porque nadie ha demostrado que los fantasmas hagan bajar las temperaturas.

Los teóricos de la conspiración cometen un error de tipo III, cuando publican una lista detallada de todos los lugares que han identificado como campos de prisioneros del gobierno. Pero la cuestión no es “¿Dónde están esos campos?”, porque hemos saltado la pregunta realmente importante, “¿existen tales campos?”. Pueden proporcionar un listado kilométrico de sitios sospechosos, pero hasta que se demuestre en primer lugar que cada elemento de la lista es realmente lo que dice ser, la lista no tiene ningún valor.

El vendedor de vitaminas comete un error de tipo III, cada vez que recomiende a un cliente un suplemento o incluso una dosis. Pero se trata de un error de tipo III, porque él está haciendo caso omiso a la pregunta precedente, que es ¿qué vitamina es la que previene o cura qué cáncer?

Error tipo IV: Formular la pregunta equivocada

Mientras que el error de tipo III se suele cometer sin mala intención, el error de tipo IV (formulando la pregunta equivocada) a menudo indica un engaño deliberado. Mediante la selección de la pregunta equivocada sobre la que discutir, es posible tener un mayor control sobre los resultados. La selección de la pregunta equivocada es una gran manera de desviar la atención lejos de la pregunta correcta.

Los productores de programas de misterio saben lo que se necesita para producir un programa de éxito. Ellos saben que no van a tropezarse con ningún fantasma, ni que van a conseguir grabarlo en la cámara. Así que desvían la atención formulando preguntas equivocadas. ¿Podemos obtener lecturas interesantes en nuestros medidores eléctricos y de temperatura? Al estructurar su programa en torno a las preguntas equivocadas, cometen un error de Tipo IV de forma deliberada, con el fin de obtener las respuestas deseadas.

A los teóricos de la conspiración les encantan los errores de tipo IV, ya que es una de las herramientas más eficaces para construir argumentos que apoyan los fenómenos que no existen. Si el teórico de la conspiración nos quiere convencer de que el gobierno está construyendo campos de prisión para esclavizar a los ciudadanos estadounidenses, no es necesario realizar esa pregunta. En su lugar, formulan una gran variedad de preguntas relacionadas que seguro que tienen respuestas positivas. ¿Hay ejemplos de corrupción en el gobierno? ¿El gobierno ha encarcelado a gente en el pasado? ¿Existen leyes que permiten a los gobiernos gozar de más poderes en situaciones de emergencia? ¿Hay parcelas de tierra para el que no hay ningún propósito obvio? Estas preguntas son todos los grandes errores de Tipo IV para un teórico de la conspiración.

Del mismo modo, los defensores de la medicina alternativa pueden formular preguntas de tipo IV para apuntalar sus proclamas de las que no tienen evidencias. ¿Hay ejemplos de corrupción en las grandes farmacéuticas? ¿Alguno de los compuestos naturales tienen un valor terapéutico? ¿Dependen los científicos de las subvenciones económicas? ¿Es la ciencia médica un gran negocio? Una vez más, estas preguntas tienen fácil respuesta positiva y parecen justificar el uso de vitaminas para tratar el cáncer, cuando en realidad, ninguno de ellos tiene alguna relación directa con eso.

 

Así que ahí lo tenemos. Hay cuatro tipos de errores de razonamiento. Cuatro casos que habrá oído mil veces, y que oirá mil veces más. La próxima vez que lea o escuche un documento o programa de misterio o pseudociencia trate de identificar estos errores. Seguro que encontrará muchos. Si consigue familiarizarse con ellos los podrá detectar con más facilidad y también será más difícil que los cometa usted mismo.

Fuente: Skeptoid

  • ¡Ho’tia.., Tru..! 8-O

    Impecable tu exposición y muy acertada.

    Más, y sin ánimo ninguno de rebatirla, he decirte que yo hablo de “no reconocimiento de lo evidente” no como “incapacidad intelectual para hacerlo”,si no como negación consciente o inconsciente de lo racional por diferentes motivos. Es por esto que desligo en el párrafo a los “pesebreros” de los otros grupos citados como exponente no de “la sinrazón por “cuestiones físicas o sociales” y si por cuestiones exclusivamente de enriquecimiento personal a costa de los otros. (Tal vez, y no digo que no, el término puede dar a confusión o estar mal utilizado..)

    Solamente una matización en cuanto a tu texto: tal vez, y según la interpretación que te sobreentiendo, deberías haber considerado también al fanatismo como otra posible “faceta” dentro de las “causas sociales” que señalas.

    Saludos,

  • Lampuzo dijo:

    Solamente una matización en cuanto a tu texto: tal vez, y según la interpretación que te sobreentiendo, deberías haber considerado también al fanatismo como otra posible “faceta” dentro de las “causas sociales” que señalas.

    Pues sí, el fanatismo es un claro ejemplo de la prevalencia de una idea en nuestra cabeza sobre las demás…aunque la mayoría de los fanáticos sean unos idiotas, que no tienen ni culpa ni dolo…

  • @ Tru:

    Lamentablemente cierto..,

    No cabe duda que el fanatismo es fruto de la unión de las dos circunstancias que hemos consensuado.

    Saludos,

  • Gracias, Buen artículo.
    Parece e manual de investigación del History Chanel.

  • Manuel Abeledo dijo:

    @ Amildao:
    Ya ves tú.

    Ya que estamos, dime qué es lo que veo.-

  • @ Nicolás:
    Completamente de acuerdo.

  • @ Amildao:
    Que ni son “psíquicos” ni nada.

  • Manuel Abeledo dijo:

    @ Amildao:
    Que ni son “psíquicos” ni nada.

    ¿Y cómo es que aciertan? Casos Geràrd Croiset y Jeanne Fox p. ej. Mas otros que he visto directamente además de mis propios aciertos que no puedo demostrar; pero esto es lo de menos.-

  • ¿Y cómo es que aciertan? Casos Geràrd Croiset y Jeanne Fox p. ej. Mas otros que he visto directamente además de mis propios aciertos que no puedo demostrar; pero esto es lo de menos.-

    De muchas maneras:

    1. Por lógica. La información disponible es suficiente para acertar.
    2. Dando descripciones tan vagas que sea casi imposible que no se adapte a lo que sea que haya pasado.
    3. Por estadística. Si intervienes en 1000 investigaciones, por muy inútil que seas, estadísticamente, aunque sea por chiripa, en alguna acertarás. Sólo tienes que ignorar las otras 999 veces en tu publicidad.
    4. No aciertas, simplemente te inventas la historia a posteriori.

  • Casos Geràrd Croiset y Jeanne Fox

    Gerard Croiset, intervino en la desaparición de tres niños en Australia. Fracasó, pero consiguió mucha publicidad. Luego, en la desaparición de dos niños en Puerto Rico. Fracasó. Sus únicos éxitos fueron casos de los que no existe evidencia independiente de él.

  • Javi dijo:

    Casos Geràrd Croiset y Jeanne Fox
    Gerard Croiset, intervino en la desaparición de tres niños en Australia. Fracasó, pero consiguió mucha publicidad. Luego, en la desaparición de dos niños en Puerto Rico. Fracasó. Sus únicos éxitos fueron casos de los que no existe evidencia independiente de él.

    Un fallo de mi memoria: Jeanne Dixon.

    Recordé esos casos leidos hace 30 años. Luego no supe más de ellos. Particularmente no he tenido percepciones muy detalladas acerca de personas desaparecidas; pero a partir de propias vivencias supongo que habrá personas con gran sensibilidad para la ubicación de paraderos. He nacido asi, soy asi, y nada de estos asuntos me es extraño; aunque no le creo a cualquiera porque sí. Aun desconfiado, tengo con el descarte, un bagage de información directa que; desde luego, aquí no cuenta. Pero el dato está.-

  • Muy interesante recordar y publicar estas ideas. Aunque no tiene que ver (salvo la coincidencia semántica) me paso muchiiiiisimo tiempo en la consulta explicando que son los errores falsos positivos o negativos de las pruebas diagnósticas. A veces consigo que lo entiendan y otras veces no. Por muchos cuervos que veamos solo podremos decir que en teoria los cuervos suelen ser negros. Si vemos un cuervo blanco si podríamos decir con seguridad que no todos los cuervos son negros ;-)
    Un saludito

  • Javi dijo:

    ¿Y cómo es que aciertan? Casos Geràrd Croiset y Jeanne Fox p. ej. Mas otros que he visto directamente además de mis propios aciertos que no puedo demostrar; pero esto es lo de menos.-

    De muchas maneras:

    1. Por lógica. La información disponible es suficiente para acertar.
    2. Dando descripciones tan vagas que sea casi imposible que no se adapte a lo que sea que haya pasado.
    3. Por estadística. Si intervienes en 1000 investigaciones, por muy inútil que seas, estadísticamente, aunque sea por chiripa, en alguna acertarás. Sólo tienes que ignorar las otras 999 veces en tu publicidad.
    4. No aciertas, simplemente te inventas la historia a posteriori.

    5.- por algo llamado el efecto forer, barnum (decir muchas vaguedades).
    6.- el sesgo de confirmación.
    7.- el psíquico puede usar la lectura en frío.
    8.- decir una cosa y la contraria (ya el cerebro se encargará de seleccionar).
    9.- ¡adular, adular y mucho!
    10.- porque los propios policías que los contrataron no dirán que son un montón de tonterías en las que han creído y han sido engañados porque si no pierden credibilidad y serán el hazme reír, así que mejor dar una imagen de que si acertaron los psíquicos cuando no lo hicieron, los policías tiene el mismo cerebro que los demás por lo tanto también caen en timos.
    :silba:

    Seguro que se me queda alguna más en el tintero :loco:

    ¡Un post excelente! :alaba:

  • @ Reflexiones Profundas:

    Casi aciertas :silba:

    22/2/2012

    2+2+2+2+1+2=11

    Estación 11 de septiembre (Buenos Aires)

    http://es.scribd.com/doc/51024332/EL-11-EN-NUESTRA-HISTORIA

  • Una vez un auto-denominado “experto en culturas orientales” (porque sus padres eran de allí…) me dijo convencidísimo que la gente podía levitar en la India.

    Después pasó esta breve conversación:

    Panda: Eso no es posible porque los humanos no pueden volar.
    “Experto”: Antes de decir eso, dime algo, ¿Haz estado alguna vez en la India?
    Panda: Eso no interesa… las leyes físicas son universales. ¿O acaso dices que no se cumplen en la India?
    “Experto”: Es fácil… contestame… ¿Haz estado en la India?
    Panda: Eso es irrelevante, pero no, no he estado en la India.
    “Experto”: Entonces no hables de lo que sabes!
    Panda: okay… adios…

  • @ Panda:

    Siempre digo que la India es un país privilegiado. :-D


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR