Los astrónomos muertos

astronomos muertos

Hasta el el último momento del fin del mundo que tuvo lugar el pasado 27 de septiembre, estuvieron apareciendo evidencias de un encubrimiento del gobierno de los Estados Unidos al apocalipsis que nos sacudió. El 20 de septiembre aparecía en el “prestigioso” periódico electrónico “el intransigente” un artículo en el que se relacionaban las muertes de dos astrónomos americanos, Brian Marsden y Allan Sandage, a manos de la CIA, para acallar el descubrimiento del fatídico evento que nos llevó a todos a la muerte hace una semana. La eficiencia de la CIA es tal, que todos hemos muerto, pero no nos hemos dado cuenta.

El artículo decía así:

Brian Marsden Geoffrey y Allan Rex Sandage murieron con cinco días de diferencia. Curiosamente, ambos se encontraban investigando el cometa Elenin y sus posibles implicancias. Tanto el primero como el segundo, falleció por una encefalomielitis aguda. Sus pares sospechan que pudieron haber sido asesinados.

Algunos aventurados aseguran que la extraña enfermedad puede ser rápidamente inoculada con un arma de aerosol, a menudo utilizada por la CIA (Centro de Inteligencia Americana). Las razones de su deceso habían permanecido ocultas desde el año pasado.

Los astronomos, según cuentan sus allegados, estaban amenazados por el gobierno de Estados Unidos por sus avances investigativos respecto al cometa Elenin y su afán por hacer pública la información. Será por eso que, días después, la NASA salió al cruce dando a conocer “oficialmente” la trayectoria del cuerpo espacial. Esta, sin embargo, sería falsa.

Efectivamente ambos astrónomos murieron con 5 días de diferencia. A partir de ahí, podéis dejar de leer el artículo porque el resto es todo mentira. Una vez más se ha tomado un hecho casual y se le ha buscado un argumento para convertirlo en una pieza más en la teoría de la conspiración en torno a Elenin. Algo parecido a las coincidencias de las alineaciones del cometa con la Tierra y el Sol que provocaron los terremotos de Japón, Chile y Nueva Zelanda (aunque estas alineaciones fueron aproximadas, como se puede apreciar en el siguiente esquema).

alineacion

Ni Marsden ni Sandage estaban investigando al cometa Elenin en el 2010. Brian Marsden se jubiló en 2006 pasando a ser director honorífico del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics. Allan Sandage se había [Enlace retirado] aunque había estado trabajando activamente hasta agosto de 2010, cuando su enfermedad (cáncer de páncreas) le obligó a dejarlo y a guardar reposo.

Ninguno de los dos murió de una encefalomielitis (inflamación del encéfalo y de la médula espinal). Como ya he mencionado, Sandage murió de cáncer de páncreas, y Marsden murió de una leucemia complicada con una neumonía.

Además de todos estos detalles, el cometa Elenin no fue descubierto hasta el 10 de diciembre de 2010, 3 semanas después de la muerte de los astrónomos.

El tiempo pone a cada uno en su lugar, y el lugar en el que han quedado el intransigente, starviewer, maestroviejomisionesonline, y muchos otros no es muy bueno.

Leopoldo Zambrano, colaborador de este blog, ha publicado en el suyo un extenso artículo sobre este tema que considero de lectura recomendada.

  • edgar dijo:

    @ lamentira:
    ¿Y dónde va a ir?
    Don Menti ¿no se da cuenta? jebus va venir para dirigir al Real Madrid y por fin (con la gracia divina) hacerlo campeón de champions.

    No creo que ni el propio Jesua pueda lograr tal milagro :-P :-D

  • Que dice? astrónomos Mexicanos?
    La costumbre o la mala costumbre de referirse a los habitantes de Estados Unidos como americanos. Europeos sabed que eso molesta a los demás americanos.

    Brian Marsden no fue británico?. Sólo esa dudita.

    Buen artículo y gracias por la información ;)

  • Gazú dijo:

    @ lamentira:
    ¿Te refieres a la teoría o al hallazgo en su nariz?
    (Creo que este video ameritaba un post).
    Un saludo Don Menti.

    debe ser un cuajarón de sangre… claro, como Gaete y Salfate jalan de la misma

  • Reflexiones profundas dijo:

    Para estos señores iluminados, las abejas están vibrando con una vibración más alta (lo que quiera que sea esto) y por eso están viajando a la cuarta dimensión.
    Para mí lo primero sería verificar si el hecho es cierto, es decir si realmente hay menos abejas, y luego a lo mejor resulta que su desaparición se debe a causas más banales como una bacteria, un virus o un hongo.

    Acá en Chile, al menos, las Melíferas están siendo depredadas por las Chaqueta Amarilla (muy masificadas en la Quinta Región al menos, y me consta: son plaga) o ataques de hormigas a los panales y cajas de crianza


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR