El cáncer no se cura con bicarbonato

bicarbonato

Javier, un lector de este blog, me enviaba hace unos días el vídeo de un médico italiano, Tullio Simoncini, en el que se afirmaba que el cáncer no está provocado por la reproducción descontrolada de las células cancerígenas, sino como resultado de una infección por hongos.

El tratamiento del cáncer con bicarbonato es una práctica peligrosa, completamente ineficiente y sin ninguna base científica. Las infecciones micóticas oportunistas, como la cándida albicans, son muy frecuentes en pacientes con el sistema inmunológico debilitado o con enfermedades crónicas. Es usual que se presenten estos cuadros infecciosos en enfermos de cáncer, pero esto no quiere decir en absoluto que la causa de la enfermedad sean los hongos, sino que al estar el organismo debilitado es más fácil que la infección ocurra.

En cuanto al “doctor”, Tullio Simoncini fue expulsado en 2003 del colegio de médicos italiano y condenado por estafa. Aunque la causa de la muerte de varios de sus pacientes no fue la aplicación de su terapia, se benefició económicamente de ellos aplicándoles unos métodos no testados anteriormente sobre seres humanos, e infundiéndoles falsas esperanzas. También fue acusado de homicidio involuntario, ya que al parecer laceró el intestino de uno de sus pacientes terminales.

Pero es más, tratar los tumores cancerígenos con bicarbonato sódico ha sido sujeto a una investigación, resultando que además de inútil es potencialmente peligroso.

Pero a pesar de ello, en publicaciones que se autoproclaman dedicadas a la salud, se recogen frecuentemente noticias o eventos relacionados con tratamientos alternativos del cáncer. Por ejemplo Discovery Salud colaboró en la organización en 2009 del III congreso internacional sobre tratamientos complementarios y alternativos al cáncer, al que invitaron a Tullio Simoncini, dedicado ahora a la farándula de las conferencias alternativas. Este era el resumen en DSalud de su intervención:

Tras el descanso de la mañana llegaría el turno de los planteamientos más innovadores. Comenzando por Tullio Somincini, oncólogo italiano que apoyándose en espectaculares imágenes del interior del organismo trató de demostrar que el cáncer está siempre causado por un hongo, la cándida albicans, y que el tumor es el resultado de su invasión más el intento del sistema inmune por contenerlo. A través de los vídeos que mostró se pudo ver cómo se pueden hacer llegar a cualquier órgano soluciones de bicarbonato sódico, una sustancia en su opinión a la que el hongo no puede adaptarse y por tanto es capad de destruirlo. Simoncini denunciaría con contundencia el fracaso actual de la oncología y presentó testimonios visuales de pacientes que habrían revertido su situación con simple bicarbonato sódico.

DSALUD

Share

  • @ Doc Halliday:
    Doc Halliday dijo:

    Ivn dijo:
    Sin embargo dos personas que conozco, se curaron del cáncer con bicarbonato de soda.

    Esto no es mas que una mera opinión suya, a no ser que usted pueda certificar oficialmente, con pruebas demostrables, y de modo fehaciente que ha sido el bicarbonato el agente que ha producido la curación.
    De no ser así, lo suyo no pasa de ser una mera opinión, y la mía sustentada exactamente en lo mismo que la suya, es que no solo está usted equivocado sino que carece de la cualificación neccesaria para apreciar siquiera lo equivocado que está.
    Pienselo un momento:
    Si el bicarbonato hubiese producido alguna curación jamás, ¿no cree que habríamos visto la notica hasta en la prensa del corazón? Los propios enfermos reclamarían ser tratados con bicarbonato en manifestaciones callejeras y tendríamos en televisión tremendos debates acerca de porque nos oculta la administración esta maravillosa medicina. Habría todos los días declaraciones de honestos médicos afirmando y demostrando curaciones y recién curados presentándose en la radio para dar testimonio de ello.
    Esto, de hecho no es así y no he visto un sólo medico defendiendo curación alguna con bicarbonato (y médicos hay muchos, muchos, muchos…). por lo tanto, permítame que dude de sus declaraciones. Resulta que sólo veo a cuatro que no saben una palabra del tema, afirmando espectaculares curaciones…Y yo, con las mismas garantías, le digo que he visto a más de un burro salir volando.

    Simplemente eso no funciona así, conozco personalmente varios casos de médicos de EEUU que por intentar aplicar tratamientos que no encajaban con los protocolos autorizados por la FDA (Food and Drug Administration), han sido proscritos en los círculos de la sanidad oficial, algunos han visto sus clínicas clausuradas y su licencia para ejercer anulada, otros están ejerciendo en países extranjeros, la ciencia oficial trata de desprestigiarlos tanto profesional como socialmente. Esto sucede no sólo en relación con el cáncer sino en temas como el colesterol, por citar uno muy frecuente. Las cantidades en juego en los tratamientos de este tipo son demasiado jugosas como para que la industria internacional de la farmacopea se deje pisar el terreno, los márgenes de beneficio en los casos de la quimioterapia oncológica y la estatinas ara el colesterol son de tal magnitud que pueden permitirse comprar, sobornar, a organizaciones como la FDA o las OMS.

    Thumb up 3 Thumb down 1

  • jolusan dijo:

    Simplemente eso no funciona así, conozco personalmente varios casos de médicos de EEUU que por intentar aplicar tratamientos que no encajaban con los protocolos autorizados por la FDA (Food and Drug Administration), han sido proscritos en los círculos de la sanidad oficial, algunos han visto sus clínicas clausuradas y su licencia para ejercer anulada, otros están ejerciendo en países extranjeros, la ciencia oficial trata de desprestigiarlos tanto profesional como socialmente.

    Si te pones a jugar a lo loco con la salud de tus pacientes ¿qué esperas?

    Esto sucede no sólo en relación con el cáncer sino en temas como el colesterol, por citar uno muy frecuente. Las cantidades en juego en los tratamientos de este tipo son demasiado jugosas como para que la industria internacional de la farmacopea se deje pisar el terreno, los márgenes de beneficio en los casos de la quimioterapia oncológica y la estatinas ara el colesterol son de tal magnitud que pueden permitirse comprar, sobornar, a organizaciones como la FDA o las OMS.

    Ya, ya, ya. Que es todo una gigantesca conspiración entre empresas que están intentando cortarse el cuello entre ellas. ¿Evidencias? Pregunto por preguntar, la verdad: no vas a poder traer ninguna contrastada.

    Thumb up 2 Thumb down 1

  • jolusan dijo:

    , la ciencia oficial trata de desprestigiarlos tanto profesional como socialmente.

    Saludos.
    “la ciencia oficial” no pasa de ser una mera frase hecha. ¿Quien es la ciencia oficial?, ¿Es una entidad que emite comunicados?. En cuanto al hecho de que haya profesionales que pretendan saltarse los protocolos a la torera no es una novedad y representa un peligro, por que no es posible medir el riesgo real que representa esta práctica para los pacientes.

    Esto me recuerda un viaje regional en Rusia de un compañero: Preguntando porqué había tanta diferencia de precio entre los billetes de dos compañías distintas para el mismo destino, le contestan que porque una de ellas es de bajo coste, cosa que se consigue rebajando a la mitad las carísimas, rutinarias e innecesarias inspecciones de seguridad. Mi compañero pagó el billete más caro, evidentemente.

    Volviendo sobre mi anterior comentario: Si hubiera habido alguna curación demostrable debida al bicarbonato, puede usted estar seguro de que la web entera herviría de comentarios y estaría publicado y discutido en todas las redes y foros médicas (los primeros los que quieren derribar “la ciencia oficial”). Tendríamos hasta programas del ScyFy Channel con entrevistas al paciente y en las que se criticaría a “la ciencia oficial” por negarlo. Aparecerían cientos de casos publicados en todo tipo de revistas (hombre, si el bicarbonato cura y la gente que en ello se curase, imagínese) y habría tanta literatura legal y estudios científicos al respecto que no habría manera posible de evitar que los enfermos se manifestasen en las calles.

    Yo fui hace unos años un enfermo a quien la medicina asignaba pocas posibilidades de supervivencia. Le garantizo que si alguien hubiera podido darme la seguridad de la curación mediante un tratamiento cualquiera, (repito:cualquiera, no importa el qué, por disparatado que hubiera parecido) me habría decidido sin dudarlo. La curación me importaba y mucho.

    Pero fuera de la absoluta honestidad y profesionalidad de los oncólogos, no encontré otra cosa que promesas sin ninguna garantía real, manifiestos errores descabellados o simples estafas. Al menos, en la medicina oficial hay sistemas de vigilancia y control y se aplican protocolos de seguridad para garantizar al enfermo la calidad del trabajo que efectúan los profesionales. Que la industria farmacéutica es un negocio, por supuesto, pero creo que en este caso, no es necesario recurrir a la estafa para ganar mucho dinero.

    Thumb up 4 Thumb down 2

  • @ jolusan:
    ¿Tienes evidencias? No, ¿verdad?

    Thumb up 0 Thumb down 1

  • ud tambien pueden estar equivocados pues lo que los mediquitos quieren es que la gente siga gastando una dineral en sus quimio y raditerapias porque no investigan mas a fondo, medicamente y cientificamente si el bicarbonato funciona o no que los mediquitos demustren con pruebas al mundo que realmente no funciona o el miedo de perder los millones de las quimios les duele pero si el italiano tiene razon cuantas vidas el podria salvar y cuantas han matado los médicos que ni siquiera investigan contal de no perder dinero y una persona con cáncer que a lo mejor se muere les aseguro que provaria la medicina del italiano

    Thumb up 0 Thumb down 0


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Notificarme por email de los comentarios de esta entrada. También puede suscribirse sin comentar.

Trackbacks / Pingbacks