El misterio de Puma Punku

Cuando en 1549 el español Cieza de León llegó al alto valle andino de Tiahuanaco, no lejos del lago Titicaca, descubrió unas ruinas extraordinarias.  Ubicada a 20 kilómetros del extremo sur de la parte boliviana del lago Titicaca y a unos 3.840 metros de altitud, Tiahuanaco se extiende sobre unas 420 hectáreas, con vestigios megalíticos que cubren cerca de 16 hectáreas. El paisaje desolado está flanqueado al este y al oeste por dos cadenas montañosas que alcanzan más de 4.700 y 6.000 metros respectivamente. Es difícil imaginar un lugar más impropio para el desarrollo de una civilización avanzada…

El monumento más conocido de Tiahuanaco es la “puerta del sol”, un enorme bloque de piedra erigido y decorado con un fresco.

Puerta del Sol de Tihuanaco

Además encontramos restos de templos (uno de ellos piramidal y otro en parte subterráneo), los vestigios de un palacio, numerosas construcciones e ídolos tallados en imponentes monolitos. Cuando fueron descubiertas por los españoles, las ruinas eran mucho más imponentes, pero los movimientos telúricos, frecuentes en la región, y el desmantelamiento de que fueron objeto los muros de la ciudad para utilizar las piedras en otras construcciones, contribuyeron a su destrucción, hasta que fuera declarado sitio arqueológico. Sólo los bloques de piedra más grandes permanecen actualmente en su lugar. Fue necesario realizar observaciones aéreas para establecer el trazado de toda la ciudad.

Desde la llegada de los españoles, surge la pregunta acerca de la antigüedad de Tiahuanaco. Los indios de entonces eran incapaces de dar la menor información confiable: sólo cuentan que la ciudad fue edificada por gigantes, en una sola noche, antes del Diluvio, y que fue destruida por un enorme terremoto o por los rayos del Sol.

Sobre su origen y datación, otros autores como Daniken, o como Denis Suarat en 1962 en su obra sobre la Atlántida, postulan que nuestro planeta tendría 250.000 años de historia de civilizaciones, en vez de los 6.000 que conocemos. Hace 250.000 años habría habido una civilización muy desarrollada en esa zona. El mar subía hasta esa altura en aquella época y Tihuanaco estaría al nivel del mar. Las construcciones que podemos ver en las ruinas actuales serían por lo tanto un puerto. La causa de que el nivel del mar estuviese tan alto es que la Luna se encontraba tan solo a 5 ó 6 radios terrestres, lo que provocaba unas fuertes mareas que no descendían en todo el día, ya que la Luna daba vueltas a la Tierra a gran velocidad.

Puma Punku, que se traduce en la Puerta del Puma, es parte de las ruinas de Tihuanaco, que es conocida por sus enormes piedras y por la extraordinaria precisión de su corte y colocación. Es uno de esos lugares de los que se dice que las piedras están tan estrechamente concebidas que un cuchillo no se puede insertar entre ellas. Este es otro de los argumentos esgrimidos para afirmar que estas construcciones fueron construidos por una civilización superavanzada, atlante o extraterrestre, siendo considerada la Baalbek del nuevo mundo.

La cultura Tihuanaco es anterior a la Inca, y su cultura en conocida gracias a la arqueología, ya que no tenían lenguaje escrito. Los primeros vestigios de la cultura Tihuanaco datan del 400 a.C. pero no fue hasta el 500 d.C. cuando estuvo verdaderamente desarrollada. En su mejor momento vivían en la zona 400.000 personas, centrándose alrededor de Puma Punku. El comercio y la agricultura eran boyantes. Sin embargo, décadas de sequía sacudieron la zona alrededor del año 1000 y la ciudad de Tihuanaco fue abandonada, disolviéndose sus habitantes por las montañas circundantes.

Lo extraordinario de Puma Punku con respecto al resto de ruinas de Tihuanaku es por ejemplo un conjunto de bloques pétreos con forma de H que encajan con gran precisión.

Otra peculiaridad es la sujeción de baldosas de roca con piezas de cobre. Algunas fueron martilladas en frio sobre las muescas talladas en la roca, y en otras ocasiones el metal derretido se vertía sobre la muesca.

Debido a la regularidad de las formas muchos autores han sugerido que realmente estos bloques no son de piedra, sino que están hechos con cemento. No hay evidencias de que culturas pre-incas tuviesen el conocimiento de la fabricación de cemento y además las pruebas realizadas sobre las mismas indican que no lo son. Los análisis  indican que las hay dos tipos. Los grandes bloques son de una piedra arenisca roja que era extraída en una cantera a 10 Km de distancia. El otro tipo es la andesita ígnea, que se utilizaba para ornamentación y era extraída de una cantera a orillas del lago Titicaca, a unos 90 Km de distancia. Estas piedras se desplazaban en canoas de caña por 80 Km y se arrastraban por tierra los 10 kilómetros restantes.

Mucho se ha hablado del peso de las piedras de Puma Punku. Hay autores que dicen que la más grandes pesa unas 440 toneladas. Yo he visto incluso algunos sitios en los que hablan de 1000 toneladas. Puma Punku efectivamente tiene la piedra más pesada de todas las ruinas de Tihuanaco, que se encuentra en la plataforma de piedra. El peso calculado de ese bloque es de unas 131 toneladas. El segundo bloque en peso es de 85 toneladas. El resto son bastante más pequeños.

No ha quedado constancia de las técnicas que se usaron para trabajar y mover estas piedras, pero este hecho no sirve para afirmar que esta civilización no fuese capaz de ello. El Partenón griego se realizó 1000 años antes que las ruinas de Puma Punku, y sin embargo nadie dice que fue realizado por los extraterrestres.

Puma Punku no es un puerto. Es simplemente una estructura escalonada más de las que se encuentran en Tihuanaco, como Akapana, Oriente Akapana, Kalasasaya, Putuni, y el templo semisubterráneo. Estas formaciones vistas desde arriba son cuadrados esparcidos por la zona. Si en algún momento Tihuanaco hubiese estado cubierto de agua, estas estructuras en vez de puertos serían pequeñas islas, rodeadas por un mar que cubriría hasta las rodillas, demasiado poco profundo para ser navegable. No tiene ningún sentido hacer un puerto así.

Editado 1 marzo 2014. Añado la sección del vídeo de “Refutando Ancient Aliens” en la que se trata Puma Punku

Referencias:

http://enigmas0.iespana.es/tihuanaco.htm

http://skeptoid.com/episodes/4202

http://books.google.es/

http://es.wikipedia.org/wiki/Tihuanaco

  • @ lamentira:

    Ok. siento la metedura de pata…debida a mis sólidos conocimientos en materia de informática…

    A ver si recuerdo la ubicación original y os la paso, un momento…

    http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2570737

    Hay un enlace para la descarga del texto completo:

    http://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/2570737.pdf

    Se trata del informe de un descubrimiento en 2004 de gran importancia en la isla Pariti del Lago Menor del Titikaka, hecho por un equipo de arqueólogos (finlandeses y bolivianos). Se trataba de un profundo bolsón lleno de cerámica quebrada intencionadamente y huesos de animales, que fue atribuido al Tiwanaku Tardío. Y que enlaza con la entrada perfectamente, completando un poco la visión de lo que sabemos sobre el tema.

    Thumb up 1 Thumb down 0

  • @ Elfumador:

    Disculpa, pero yo no hablo de aliens. Sólo digo que la explicación que se da para hacer los cortes rectos con sierras y abrasivos parece dificil de aplicar a los cortes interiores. Yo creo que quizás tuvieran técnicas que no conocemos aún.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  • @ Obelar:
    Puedes creer lo que quieras, pero los cortes interiores no requieren técnicas especiales: con un escoplo, un mazo y algo de ingenio se pueden hacer sin demasiadas dificultades.

    Thumb up 2 Thumb down 0

  • Obelar dijo:

    @ Elfumador:

    Disculpa, pero yo no hablo de aliens. Sólo digo que la explicación que se da para hacer los cortes rectos con sierras y abrasivos parece dificil de aplicar a los cortes interiores. Yo creo que quizás tuvieran técnicas que no conocemos aún.

    Ten presente que el que tú no conozcas la técnica que hay que aplicar, no significa que sea una novedad. De hecho, estas técnicas si son conocidas y aplicadas por los canteros sin necesidad de herramientas muy especializadas y desde hace mucho.

    Otra cosa es que el gusto artístico y la visión del mundo vaya con cada civilización y con cada época. A un escultor romano o griego, le habría repugnado la representación de figuras que se hace entre las civilizaciones preconlombinas y la hubiera considerado de pésimo gusto, sin que esto influya en que fuera capáz de reproducir las figuras. Exactamente a la inversa, el universo simbólico de los pueblos precolombinos nada tiene que ver con el griego o romano. A un escultor precolombino, las estatuas de Fidias o de Praxíteles le habrían parecido un auténtico disparate, Por poner un ejemplo y salvando las distancias.

    A cada grado de civilización le corresponde un progreso tecnológico en consonancia. No cabe pensar en potentes desarrollos en un solo campo de la tecnología, completamente descolgados de todo lo demás.

    Por ejemplo: si consigues un importante avance en metalurgia, automáticamente mejoras tus cosechas por que dispones de herramientas mas eficientes para trabajar la tierra, igualmente mejoras tu construcción por el mismo motivo, liberas excedentes alimentarios que te permiten aumentar la población y esto te hace más apto para la guerra y la conquista (véase lo ocurrido con el hierro en su momento).

    Todo va ligado y en consonancia. Si alguien me cuenta que esos cortes en las piedras sólo pudieron hacerse con unas técnicas que superan nuestra tecnología, entonces los tiawanakos deberían haber poseído al menos un grado de civilización parecido al nuestro. ¿No ha quedado rastro alguno de esto?. Eso es manifiestamente imposible, ¿o tal vez lo que ocurre es que no puede quedar rastro alguno, por que nunca existió tal cosa, salvo en la imaginación de algún escritor?

    Thumb up 2 Thumb down 1


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Notificarme por email de los comentarios de esta entrada. También puede suscribirse sin comentar.

Trackbacks / Pingbacks