Fósiles marcianos

ALH 84001, es una diogenita de color marrón oscuro de 1,931 kg de peso, que fue descubierto el 27 de diciembre de 1984 por una expedición del Instituto Smithsoniano estadounidense en la Antártida. Su nombre proviene de Allan Hills, el área antártica donde fue encontrado, y de la fecha. Es uno de los 57 meteoritos provenientes de Marte hallados hasta el 2008.

Vista microscópica de la estructura interna del ALH 84001

Se estima que el ALH 84001 se formó en Marte hace 4,500 millones de años y que agua líquida, rica en dióxido de carbono, se filtró en su interior hace unos 3,600 millones de años. Marte recibió el impacto de un meteorito unos 16 millones de años atrás que expulsó al ALH 84001 fuera del planeta y, después de vagar por el espacio exterior, llegó a la Tierra hace unos 13,000 años. El meteorito contiene el isótopo nitrógeno-15 en cantidades muy similares a las halladas en la atmósfera de Marte y desconocidas en el resto de lugares del Sistema Solar analizados, lo que llevó descartar la teoría de que proviniera del asteroide Vesta como se creía en un principio.

Basándose en el estudio de unas formaciones semejantes a las bacterianas en su interior, el 7 de agosto de 1996 la NASA anunció que una posible primitiva forma de vida microscópica podría haber existido en Marte hace más de 3,000 millones de años pero el 16 de enero de 1998 la revista Science Magazine publicó un artículo en el que se rebatía esta posibilidad con evidencias aportadas por la Institución Oceanográfica Scripps de la Universidad de California: había pruebas claras de contaminación del hielo antártico circundante en el meteorito.

La raiz de las discusiones estriba en el origen de los cristales de magnetita presentes en  ALH84001. La magnetita es un mineral ferroso con propiedades magnéticas. En la Tierra, las bacterias del suelo en presencia de algo de agua, secretan este mineral en sus células. El estudio de 1996 sugirió que algunos cristales de magnetita  asociados con glóbulos de carbonato en el meteorito ALH84001 son de origen biológico puesto que comparten muchas características con las de las bacterias en la Tierra. Por contra otros científicos argumentan que la magnetita presente en el ALH84001 fue probablemente  formada por procesos inorgánicos, y que esos mismos procesos pueden ser recreados artificialmente  en el laboratorio calentando carbonatos en un proceso conocido como descomposición térmica, formando magnetita idéntica a la hallada en el meteorito marciano.

Recientemente un equipo del Centro Espacial Johnson ha realizado un nuevo estudio en el que se ha reevaluado  la principal hipótesis alternativa no biológica que afirma que la descomposición por calentamiento o mediante choque produjo los cristales de magnetita. Los autores sostienen que sus nuevos resultados no apoyan la hipótesis de calentamiento para la formación de estas estructuras. Los investigadores concluyen que la explicación biogénica es la hipótesis más viable para el origen de las estructuras de magnetita.

“Creemos que la hipótesis biogénica es más ahora fuerte que cuando se propuso hace 13 años”, añadió Gibson, científico de la NASA.

Además del nuevo artículo sobre el ALH84001, el equipo del JSC ha publicado un documento que identifica formas o morfologías en los meteoritos marcianos conocidos semejantes a las formas de microfósiles y formas microbiana en muestras de la Tierra. Estas nuevas formas, visto con un microscopio electrónico de barrido, se denominan “biomorfos” debido a su gran parecido con las formas con características de origen biológico conocidas en la Tierra. Los biomorfos  observado en los meteoritos serán el tema central para estudios más detallados del equipo del JSC, como exámenes químicos y análisis isotópicos.

Parece que se nos han adelantado. Los marcianos han venido a la Tierra antes que nosotros a Marte.

Referencias:

http://www2.jpl.nasa.gov/snc/

http://www.odiseacosmica.com/2010/05/mediante-el-uso-de-los-instrumentos.html

http://es.wikipedia.org/wiki/ALH84001#cite_note-disbelief-2

Share

  • Sería la confirmación de que hay (o hubo) vida fuera de la Tierra. Ahí es nada.

    Ya estarán los dos rafas maquinando cómo esos microbios se convirtieron en los 13 linajes de la Atlántida y de ahí a los Rootchilds reptilianos…

  • Esa teoría de que la vida microbiana está por todo el Universo, siempre me ha parecido muy estimulante. Así pues, la vida sería como las semillas de las plantas que van de aquí para allá hasta que encuentran un lugar idóneo para desarrollarse. Es tan poética, que me encanta.

    Así pues, somos extraterrestres. Y seguramente la vida ha debido fructificar en otros rincones del Universo…

    :droga:

  • Micu dijo:

    Esa teoría de que la vida microbiana está por todo el Universo, siempre me ha parecido muy estimulante. Así pues, la vida sería como las semillas de las plantas que van de aquí para allá hasta que encuentran un lugar idóneo para desarrollarse. Es tan poética, que me encanta.

    A mí sí que me ha encantado este apunte tan poético el que comentas, qué bonica concepción de la vida universal :lloro:.

    Lo que encuentro que este tipo de hallazgos/estudios son temas sumamente delicados donde los magufos pueden encontrar un enorme filón para hablar desde polinización a meteoritos artificiales donde los ET’s envían su ADN para crear seres a su semejanza y bla, bla, bla… (donde digo “bla, bla, bla…” se puede insertar cualquier teoría intervencionista extraterroide).

    Vamos, que como de costumbre, todo suele salirse un poco-bastante de madre en provecho de algunas “mentes pensantes”.

    Saludos cordiales.

  • Estoy repasando los artículos que tienes publicados y he encontrado este que me ha hecho recordar una noticia que leí en un blog, UNIVERSITAM, voy a buscarlo y pongo el enlace.
    Lo encontré:

    http://universitam.com/academicos/?p=8034
    Un saludo

  • Estoy convencido de que el universo esta lleno de vida, incluso con seres mas inteligentes que nosotros, existirán planetas maravillosos, con civilizaciones sorprendentes. Quien sabe en que confines del universo están, seguramente nos extinguiremos, ante de entablar contacto con ellos.

  • incluso con seres mas inteligentes que nosotros

    Eso no creo que sea muy dificil, la verdad :nose:

  • Reflexiones Profundas dijo:

    incluso con seres mas inteligentes que nosotros

    Eso no creo que sea muy dificil, la verdad

    Coincidimos; RP: No me atreví a comentarlo.

  • ““Creemos que la hipótesis biogénica es más ahora fuerte que cuando se propuso hace 13 años”, añadió Gibson, científico de la NASA.”

    Creo que lo que estaba diciendo realmente era “estamos más necesitados que nunca y queremos llamar la atención”.

    Independientemente del origen marciano del pedrolo, está claro que el origen de la vida es mineral, y probablemente ligado a violentos procesos mecánicos. Las bacterias de este planeta, conocidas, segregan cantidad de cosas que podemos encontrar aquí y en el espacio en diversas formas minerales. El mismo comportamiento bacteriano sugiere lo resistente y pertinaz e inevitable surgimiento de la vida; si ponemos una colonia de bacterias en una cápsula de petri y miramos como se comportan aisladas de su medio, para conseguir la energía necesaria para su replicación empezarán a comerse sus heces y sus cadáveres hasta su extinción. La poética visión de Micu podemos sustituirla por otra no menos poética en la que el universo entero es una explosión de vida, que en ocasiones tiene la fortuna de poder comerse algo más que su propia mierda…


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Notificarme por email de los comentarios de esta entrada. También puede suscribirse sin comentar.