¿Estamos solos en el Universo?

Desde que el hombre ha tenido conciencia de su existencia, ha mirado hacia arriba y ha contemplado con ansiedad la inmensidad del Cosmos. Lo normal es pensar que en esa inmensidad llena de estrellas, tendría que haber algún sistema solar con un planeta parecido al nuestro, en el que se haya producido ese milagro inexplicable de la vida inteligente.

La vida inteligente engendrada en ese hábitat, tendría siempre los días contados. En una carrera contra reloj, esta especie tendría que adquirir la capacidad de desarrollar ciudades en el espacio, o en otros mundos, antes de que su estrella en su proceso evolutivo se convierta en gigante y devore su planeta natal, calcinándolo. Si para ese momento, esa vida inteligente no ha colonizado otros sistemas solares perecerá, y no dejará ningún testimonio de su existencia, salvo alguna nave de exploración, que al estilo de nuestras Voyager viajen sin rumbo en el espacio.

Placa incrustada en la sonda Pioneer 10. Es posible que sea uno de los pocos legados de la humanidad en el Cosmos

A los humanos nos quedan 5000 millones de años para emanciparnos y abandonar el hogar donde hemos nacido. Para entonces, el Sol será una gigante roja y la Tierra habrá sido esterilizada. Parece mucho tiempo, pero es una chispa en la inmensidad temporal del Universo. Si el encontrar un piso habitable es una tarea difícil para un joven, no os podéis imaginar lo difícil que es encontrar otro mundo habitable para nuestra especie.

¿Pero son realmente las condiciones que se dan en nuestro planeta tan raras?

La ecuación de Drake trata de estimar el número de civilizaciones inteligentes que podría haber en nuestra galaxia. Esta ecuación requiere asignar unos valores estimados a unas variables para obtener el resultado final. El valor que obtuvo Drake fue de 10 civilizaciones detectables. Como era de esperar, cada persona que leía su formulación tenía su propio criterio para los valores a aplicar a la ecuación, dependiendo de su grado de optimismo o pesimismo en relación a la posibilidad de encontrar vida extraterrestre.

La paradoja de Fermi se concibió antes que la ecuación de Drake, y postula que hay una contradicción entre la creencia común de que el universo alberga numerosas civilizaciones inteligentes, y la completa inexistencia de evidencias de tal afirmación (en forma de sondas o transmisiones) que indican, o que tal suposición es errónea, o que nuestras observaciones son defectuosas o incompletas.

La búsqueda de otro planeta habitable para el hombre puede ser misión imposible

Existe una teoría, llamada la “Tierra rara”, desarrollada por el paleontólogo Peter Ward y el científico planetario Donald Brownlee, de la Universidad de Washington, que dice que las formas de vida multicelulares, y especialmente las inteligentes, son una excepción en el universo, ya que para que aparezcan es preciso que se den unos requisitos muy particulares y un gran número de coincidencias. Así, citan la necesidad de que el planeta ocupe una posición en una zona del cosmos rica en elementos pesados, como el hierro, la existencia de un cuerpo gigante en el sistema, como Júpiter, que desvíe las lluvias de cometas, o de un gran satélite –la Luna–, que estabilice la rotación planetaria.

Un reciente estudio de Duncan Forgan y Ken Rice, basado en la teoría de la “Tierra rara”,  consistía en la fabricación de  una galaxia virtual, simulando la real en la que vivimos, y realizaron sobre ella 30 simulaciones estadísticas. En su galaxia virtual, la vida sólo se formaba en los planetas similares a la Tierra, de la misma forma que sucede en la hipótesis de la Tierra rara.

Basados en los datos empíricos obtenidos en los estudios de Vukotic y Cirkovic se modelizaron los parámetros de las simulaciones virtuales de existencia de la galaxia. Forgan simuló la hipótesis de la Tierra rara permitiendo vida animal – el único tipo de vida a partir de la que pueden surgir civilizaciones inteligentes – sólo si la masa de los mundos hogar era de al menos una Luna (para mareas y estabilidad axial), y si la estrella madre tenía al menos un planeta con una masa de al menos 10 veces la de la Tierra, en una órbita exterior (para reducir la muerte desde los cielos debida a asteroides y cometas).

Las buenas noticias son que galaxias como la nuestra deberían alojar cientos de civilizaciones inteligentes. Las malas noticias son que durante el tiempo en que tal civilización podría comunicarse con un ET – entre cuando sea lo bastante avanzada tecnológicamente y cuando sea aniquilada por su sol convirtiéndose en gigante roja – no hay, en la mayoría de simulaciones, ninguna otra civilización (o si las hay, está demasiado lejos).

Referencias:

http://www.cienciakanija.com/2010/02/18/si-la-tierra-es-rara-puede-que-no-tengamos-noticias-de-et/

http://www.muyinteresante.es/ique-es-la-hipotesis-de-la-tierra-rara

Share

  • Interesante el artículo, pero siempre me molestaron un poco esas teorías, como la de la tierra rara y las ecuaciones de Drake.

    Lo de la Tierra Rara, es una hipótesis bastante infalsable, teniendo en cuenta que estamos descubriendo exoplanetas desde hace menos de diez años.

    Por otro lado está el hecho también de que el hecho de que la vida en la Tierra sea nuestro único ejemplo, no necesariamente tendría que haber formas de vida similares en otros lugares. Podría haber algo totalmente desconocido e inimaginable. Lo cual también es infalsable e incomprobable.

    En cuanto a la ecuación de Drake, creo que no sirve para nada, porque si bien es correcta, no tenemos los valores de las variables más importantes, lo que la hacen bastante inútil.

    A la pregunta de: ¿Estamos solos en el Universo?

    Yo respondo: No lo sabemos, pero resulta interesante investigarlo.

  • Yo opino que todas esas ecuaciones y cálculos obtenidos fallan en cuanto aun no conocemos suficiente sobre el universo oscuro (real) y las condiciones que se dan en los planetas con posibilidad de albergar vida, tal como la conocemos. Como dice “ezeqdb” el que hubiese formas de vida inimaginables para nosotros aún, nos complicaría mucho la posibilidad de ser capaces de encontrarla o de saber distinguirla.

    Y algo mas, quizás no seamos nosotros los que encontremos otras vidas, quizas sean ellas las que nos encuentren a nosotros, o si este fuera otro blog, diría: o quizas ya nos hayan encontrado. :)

  • Se ha abierto otra variable o factor a añadir a la ecuación de Drake, que abre el abanico de posibilidades, bastante diría yo. Son los satélites que orbitan planetas gigantes gaseosos a la distancia adecuada de su estrella. Son mucho mas probables ya que abundan estos gaseosos, están protegidos por su campo magnético, estables en su rotación aunque siempre presenten la misma cara, y protegidos de los impactos mayores ya que el gigante atraería la mayoría. No sé, qué pensais?

  • Stradivarius:

    Podrías haber comenzado distinto tu mensaje: “Después de ver Avatar, se ha abierto otra variable..” xD

    Pero tienes mucha razón. Creo que es un factor muy importante que aumenta considerablemente las posibilidades de encontrar vida allá afuera, hace tiempo que se especula sobre las posibilidades de que haya un océano debajo de la superficie de Europa (Jupiter), y eventualmente alguna forma de vida.
    Si esto es así, podría aumentarse considerablemente las probabilidades de encontrar algo en algún lado. Sobre todo porque la mayoría (todos) de los exoplanetas que hemos descubierto son gigantes gaseosos. Aunque no se sabe si se debe a que son más o simplemente a que son más fáciles de encontrar.

  • Mu gracioso ezeqdb. :D

    Si no fuera porque la película se basa en teorías ya existentes desde hace un lustro. Pero hablando de Avatar, alucinante la nave interestelar, ya puestos podríamos comentar sobre ella, je je.

    En cuanto a variables, estas siguen incrementandose. Se especula con que las estrellas mas adecuadas para albergar vida en alguno de sus planetas son las enanas naranjas, son mas longevas que la nuestra y estables en su brillo. También se habla de franjas estrechas de “ricitos de oro” en enanas rojas, que aunque por efecto marea, el planeta siempre presente la misma cara a su estrella, en la zona de penumbra, y por efecto de balanceo en orbitas muy elípticas, podría favorecer condiciones propícias para el agua líquida.

    Ahora va a resultar que tenemos muchos vecinos, eso si, muy poco ruidosos. XD

  • @ ezeqdb: La ecuación de Drake no tiene nada de falso. Es una forma perfectamente válida evaluar la probabilidad de que haya más planetas con vida inteligente. El problema obviamente son los valores numéricos que hay que insertar en sus variables. Encontrar valores que realmente correspondan con la realidad es casi imposible.

    Pero yo pienso que debe haber cientos, sino miles de civilizaciones extraterrestres dispersas por todo el universo. Por dos razones:

    1. Tan sólo por el increíble número de estrellas que existen en una sólo galaxia. Y desde el descubrimiento del primer planeta extrasolar ha subido nuestro estimado sobre la probabilidad con la que una estrella puede tener planetas. Incluso si sólo una estrella en mil tiene planetas, estamos hablando de mil millones de planetas en una galaxia! Y se estima que existen cien mil millones de galaxias en el universo. No importa que tan improbable sea que un plantea tenga una luna y que al rededor de la misma estrella haya un planete gigante que desvíe asteroides. Hay tantos, pero tantos planetas en el universo que es por más pequeña que sean las probabilidades de condiciones óptimas para la vida, el número de planetas señala que debe haber muchos con las condiciones necesarias.

    2. La probabilidad de que emerga la vida una vez que se den las condiciones necesarias. En nuestro sistema solar existen 8 planetas, de los cuales sólo uno tiene las condiciones óptimas -- y en el que se dió la vida! Eso me hace pensar que la vida es algo casi inevitable tan pronto se dé la oportunidad.

  • Basta que hubiera en cada galaxia un único planeta similar a la Tierra (hecho que parece matemáticamente muy improbable) para que existieran miles de millones de ellos.

    Estaba yo viendo un vídeo hi-res de imágenes del Hubble tomadas de la galaxia M66 (en Leo), a 35 millones de años luz de aquí, y de ahí pasé a los grupos locales, los supercúmulos, el Gran Atractor, la Gran Muralla, la gran muralla Sloan… y me di cuenta de lo pequeños que somos, y de mi incapacidad para comprender distancias astronómicas, así que busqué una comparativa para intentar tomar una mínima idea (Wikipedia)

    Imagínese un modelo reducido en el que el Sol esté representado por una pelota de fútbol (de 220 mm de diámetro). A esa escala, la Tierra estaría a 23,6 m de distancia y sería una esfera con apenas 2 mm de diámetro (la Luna estaría a unos 5 cm de la tierra y tendría un diámetro de unos 0,5 mm) . Júpiter y Saturno serían bolitas con cerca de 2 cm de diámetro, a 123 y a 226 m del Sol respectivamente. Plutón estaría a 931 m del Sol, con cerca de 0,3 mm de diámetro. En cuanto la estrella más próxima (Próxima Centauri) estaría a 6.332 km del Sol, y la estrella Sirio a 13.150 km.

    Ya las siguientes distancias dentro de la propia galaxia me exceden de hacerme una imagen de las mismas, para qué seguir más subiendo la escala….

    Lo dicho, la Tierra, es un incidente insignificante en el universo :miedo: pero que fuera aislado y único sería un hecho absurdo (a mi entender)

  • Hace 6 días os ponia un artículo en el que se decia que podrían abundar los planetas como la Tierra en la Via Lactea. Ahora viene la de arena. Ahora parece que no.

    http://www.cienciakanija.com/2010/04/18/las-posibilidades-de-descubrir-vida-inteligente-en-nuestra-galaxia-son-increiblemente-bajas/

  • Cuando leí ese articulo lo que pensé es -no se aclaran- Pero vamos a ver, si se ha encontrado agua en Marte y hasta en la Luna, puede que se haya desarrollado vida en nuestro propio sistema solar en algún momento de la historia en ellos o en cualquier otro, o incluso que la vida inteligente no tenga para nada que ver con la forma a la que estamos acostumbrados a atribuirla.
    Pero pensando en formas de vida con las que podamos comunicarnos, seguro que no tardan mucho en decir de nuevo que es mayor de lo que se piensa. (si no se juegan los fondos del SETI y similares ;-) )

  • Lo curioso de la ecuacion drake, es que en ella, el valor a la forma de vida, se basa en el carbono (osea, nosotros), ¿pero, ya han añadido en la ecuacion las probabilidades de encontrar formas de vida basadas en el arsenico? y ¿en otros elementos quimicos?.

    El problema de la busqueda, radica, en que las bases estan mal formuladas.

    La terra es plana….Somos el centro del universo…. y creemos que solo hay vida basada en el carbono….

    A la ecuacion Drake, valdria añadirle toda la lista de elementos quimicos posibles.

    Tarde, pero interesante.

  • ¿Como que no? La vida es abundante y variada por tos laos.

    http://img600.imageshack.us/img600/4905/planetac.jpg

  • “tierra rara” confunde vida con vida humana. Todos los hombres son mortales. Socrates es hombre. Socrates es mortal. Chato, chato. Lease “Metodo cientifico” de Sabato.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Notificarme por email de los comentarios de esta entrada. También puede suscribirse sin comentar.