¿Un mamut?

mamut

Editado el 16 de Febrero de 2012: según se publica en el blog “la ciencia es bella” el vídeo del mamut es un montaje de Michael Cohen utilizando como base este otro vídeo de las montañas Sayan.


 

Según publicaba el pasado día 8 el periódico británico “The Sun”, un empleado del gobierno ruso captó en Siberia una secuencia en la que parece verse cruzando un rio un mamut, mamífero que se estima que desapareció de la faz de la Tierra hace 6.000 años. El vídeo es este:

Nuevamente The Sun publica un vídeo con la marca de Michael Cohen. Video extraño + Michael Cohen = FAKE. Ya ha ocurrido otras veces [1] [2]. En este caso cabe la duda de si es un montaje o un video real que se hace pasar por lo que no es. Si miramos atentamente un fotograma del animal notamos varias cosas raras.

oso

En primer lugar (1) la trompa no sigue la línea de la cabeza, frente y nariz, como cabría de esperar. Las orejas (2) parecen muy pequeñas y en una posición muy alta para ser un elefante. El montículo de la frente (3) tampoco se corresponde con la anatomía de elefantes o mamuts, y se aprecia un hocico (4). Creo que el video de Cohen es algo similar a esto, pero con una resolución mucho peor (intencionadamente, por supuesto).

Share

Bill Wood en el Proyecto Camelo

bill wood

Lo que en muchos sitios alternativos como Trinity a Tierra, Rafapal y Despertares entre otros apareció como la revelación de un héroe, que se atrevió a informar a la opinión pública de los sucios manejos que el gobierno de los Estados Unidos estaba realizando sobre el devenir de la historia de la humanidad, se está convirtiendo en estos últimos días en una opereta rocambolesca, de la que siento vergüenza ajena incluso al informar de ello.

La versión subtitulada al español que aparece en estos medios [1][2][3], contiene únicamente los últimos 45 minutos de una entrevista más extensa que le realizó Kerry Cassidy, líder del Camelot Project, y que fue publicada a mediados de enero pasado. En la entrevista, Bill Wood se presentó como un un ex-NAVY SEAL que durante los años 1992 a 2000 trabajó en misiones de alto secreto, bombardeando ubicaciones de Oriente Medio, siendo obligado a matar civiles y a entrenar terroristas (los mismos que luego realizarían el ataque del 11S). Además habría trabajado en el Área 51 como un especialista psíquico para observar el futuro más allá del 2012, utilizando para ello un dispositivo de tecnología alienígena llamado Looking Glass. Y todo ello sin aportar ni una sola prueba, no solo a la audiencia, sino que parece que tampoco a Kerry Cassidy. Esto de la credulidad se cultiva con el uso, hasta llegar a un punto en el que algunos son capaces de tragarse cualquier cosa, porque le suene bien, o porque se parezca a algo que le haya oído a otro charlatán, que por otra parte tampoco aportó ninguna prueba.  Me estoy refiriendo ahora a David Wilcock, que ya habló de este supuesto dispositivo en una larga conferencia en Los Ángeles hace unos años. Este es un segmento de la charla en el que se habla de Looking Glass.

La entrevista

Quizá alguno haya pensado que se me olvidó una T en el título de esta entrada, pero no. Pienso que el Camelot Proyect es un CAMELO con mayúsculas. SCAM-elot Project, lo apodan en inglés (scam=engaño). Gracias a este reportaje, Kerry Cassidy ha quedado expuesta como una periodista completamente falta de rigor y que no investiga sus fuentes antes de entrevistarles. Como consecuencia, solo le queda huir desesperadamente hacia delante, al estilo de Rafa Guerrero con el OVNI gallego.

La entrevista empieza así:

Kerry Cassidy: Algunos de los testimonios de Bill podrían ser considerados como una violación de su juramento a la Seguridad Nacional, por lo que a modo de descargo Bill nos dirá algo.

Bill: Hola. En primer lugar quiero desvelar a todo el mundo que estoy escribiendo una novela de ficción sobre esta entrevista y las cosas que se dirán en ella. La razón de esta entrevista es la de promocionar este libro, que es , por supuesto, de ficción.

O sea, que está diciendo por adelantado que todo es pura ficción, pero tenemos que entender que no lo es. Un poco complicado.

Durante todo el tiempo Bill cuenta historias aparentemente científicas, en las que mezcla referencias a la teoría de cuerdas con multi-líneas temporales que concluyen en el 2012. Inicialmente dice que no se consigue ver nada detrás de diciembre de este año utilizando el Looking Glass, y posteriormente dice que hay dos alternativas: la primera es una ascensión de consciencia y la segunda es una catástrofe. Más complicado aún.

Algunos errores son más evidentes, como cuando dice que se dispone de tecnología para desplazarse justo al límite de la velocidad de la luz a Marte, tardando un día en el viaje. Pero el tiempo máximo que tarda la luz en ir de la Tierra a Marte es 22 minutos, por lo que eso de “justo al límite” es algo relativo.

Unos días después de publicar la entrevista, se realizó una conferencia en directo entre Bill Ryan, David Wilcock, Kerry Cassidy y el propio Bill Wood en la que se confirmó que el nombre de Bill era ficticio, se atajaron varias acusaciones de falsedad en los datos proporcionados en la entrevista, y se habló bastante sobre el dispositivo Looking Glass. Bill tuvo varias contradicciones al describir el dispositivo, como decir que tenía forma cúbica. Rápidamente Kerry Cassidy entró en su ayuda apuntándole la descripción de Wilcock de los tres anillos y Bill se corrigió. Pero aun así, se le vio tremendamente dubitativo cuando le pidieron una estimación de la altura del aparato (claro indicio de que estaba improvisando). De hecho la cifra que dio (3 metros) es ínfima comparada con el dato de Wilcock, que básicamente nos dice que es igual al dispositivo que aparece en la película Contact.

Project-Looking-Glass

El personaje

Pero a medida que fue pasando el tiempo, fueron apareciendo más datos de Bill Wood. Por ejemplo, su verdadero nombre, William Neal Brockbrader, así como que alguien le había encontrado en un registro web de crímenes sexuales, por lo que pasó un tiempo en la cárcel. También encontraron que había participado en otras actividades como la de promotor de sistemas de energía libre.

Posteriormente Don Shipley, un SEAL jubilado como SEAL Senior Chief tras 24 años de servicio y varias condecoraciones, y que ahora se dedica a desenmascarar a los que falsamente se autoproclaman como SEALS, realizó una entrevista en una cadena de radio , en la que afirmaba que no hay ningún registro que indique que Bill Wood, o alguno de sus alias hubiese pertenecido al cuerpo de los SEALS en ningún momento.

don-shipleyLa respuesta de Bill Wood ha sido la de retar a Don para que le le someta a una prueba de Drown Proofing para demostrarle que es un SEAL. Una respuesta infantil, que naturalmente ha sido desestimada por Don.

Y esto aun no ha acabado.

Share

El origen de la escritura cuneiforme: ¿El primer sistema contable..?

Hace relativamente poco, y en estas mismas líneas, hablamos de los dos pilares fundamentales en que se basaba la organización social teocrática mesopotámica. Uno de estos pilares eran los rituales templarios, siendo el otro el que involucraba a su “herramienta de perpetuación” y registro. Liturgias mesopotámicas que reglamentarían los aspectos administrativos, legislativos y educativos de las actividades del templo en su función primordial, y única, como centro económico de las antiguas ciudades-estado sumerias. Éstas ordenanzas se prolongarían en el tiempo hasta prácticamente su desaparición como centros urbanos y religiosos, ya inmersos en los años de nuestra era, y que sin duda fueron recogidas por otras muchas corrientes religiosas de germen mediterráneo para regir sus posesiones mundanas. Éste hito de longevidad en sus preceptos solamente puede ser debido a la existencia a un medio de comunicación de ideas y asientos que fuera extraordinariamente flexible y duradero: La escritura cuneiforme.

Bola de arcilla y sus "cálculos". Garantía de una transacción/asiento contable. Periodo Elamita. IV milenio a.c. Šušan/Susa (Montes Zagros). Shush (Irán)

Como consecuencia de los diferentes descubrimientos de las primeras tablillas cuneiformes encontradas durante del siglo XIX, se llegó a la conclusión, después de su estudio y catalogación,  que determinadas peculiaridades encontradas en los distintos  textos eran la resultante de una evolución. Fruto de estos trabajos y dentro del global conjunto sacado a la luz, se descubrieron unas  primigenias representaciones que  resultaron ser dibujos de diferentes objetos, haciendo pensar que se estaba ante una pretérita fase pictográfica dentro de la escritura mesopotámica. Durante el siglo XIX y principios del XX ésta teoría se fue afianzando como la única explicación posible ante tales hallazgos, hoy día pensamos que tales propuestas pudieron no ser plenamente correctas. Desde hace algunos años se sostiene que, a diferencia de las anteriores hipótesis que proporcionaban un significado “alegórico” a tales signos, muy posiblemente tales representaciones lo que nos transmitan sea  la  realidad, en toda la extensión de la palabra.

Desde 1970, ésta alternativa visión constituye una nueva etapa en la comprensión del origen de la escritura. Las primeras alusiones  a tal posibilidad corresponden a las excavaciones realizadas en la ciudad de Susa,  finales del IV milenio a.c., por P. Amiet en 1966 y que fueron recogidas por  D. Schmandt-Besserat, en 1992, después de realizar un estudio cronológico y estratigráfico de los hallazgos. Dos acontecimientos constituyeron el sostén de la teoría: Los descubrimientos realizados en la ciudad de Nuzi - yacimiento correspondiente al II milenio a.c. y situado en el norte de Irak -  y los anteriormente mencionados de Susa.

Ya en 1920 los arqueólogos habían señalado, en el yacimiento de Nuzi, la existencia de un ovoide de arcilla cocida que estaba acompañado de pequeños objetos con representaciones y que portaba un inscripción. El asiriólogo A.L. Oppenheim (1959) tradujo el texto: ” Seis ovejas, ocho chivos adultos, cuatro corderos, seis cabritos, un macho cabrío, tres cabras , sello de Ziqarru, el pastor” . Así, el conjunto posiblemente evidenciaría que el citado pastor se habría hecho cargo de un número determinado de animales, siendo el sello plasmado el “recibí” de la transacción. También sería posible suponer, según Oppenheim, que los veintiocho pequeños objetos encontrados correspondieran al número total de los animales relatados en la inscripción y que por tanto, cada uno de ellos, pudiera ser asimilable con un “cálculo” o ficha de ábaco - los denominados en acadio como “abnu” que traducido viene a ser “piedra” y que ya eran mencionados en otros textos conocidos - . La explicación más plausible de la aparición tanto de “cálculos”, como de la inscripción en la pieza, hace pensar que el pastor que rubricó el citado convenio era analfabeto.

Asiento contable. Palacio de Nuzi. Periodo acadio-hurrita. II milenio a.c. Yorghan Tepe (Irak)

La segunda evidencia, de la hipótesis que se propone, procede de la ciudad de  Susa en los Montes Zagros. Se trata de bolas de arcilla que llevan impresos objetos geométricos e impresiones de sellos datados en el IV milenio a.c., encontrándose también pequeños objetos cuyos símbolos parecían corresponder con los dibujados en la bola. Estos símbolos tenían una evidente semejanza con la iconografía  encontrada en la parte superior de las más antiguas  tablillas de cálculo numérico mesopotámico y por tanto,  pudieran ser relacionadas con un mismo uso. En estudios posteriores, P. Amiet (1986), se descubrió que algunas de éstas bolas esféricas estaban rellenas de agujeros, advirtiendo su radiografía,  la existencia de “cálculos” en su interior., lo que haría relacionar su utilización con algún  método de llevaduría contable.

Partiendo de estos descubrimientos,  D. Schmandt-Besserat, puso su atención en numerosos pequeños objetos realizados en arcilla desecada, descubiertos en yacimientos correspondientes con los finales del periodo neolítico pre-cerámico A,  datados aproximadamente en el año  8500 a.c.  y  consideró la posibilidad que éstos también formaran parte de algún tipo de rudimentarios “cálculos”, cuya utilización se extendería hasta el IV milenio a.c. en la Baja Mesopotamia y los Montes Zagros. No tenemos conocimiento que estos cálculos dispusieran de algún tipo de recipiente contenedor, pero se piensa que durante el IV milenio a.c. comenzaron  a  ser depositados dentro de éstas bolas de arcilla, para antes de sellarlas, proceder a indicar en la superficie su contenido. Este procedimiento permitiría mantener  intacta e inviolable la información que guardaban , actuando como certificación de la transacción, utilizándose ésta primera escritura como descripción del  asiento y  que, a su vez,  era acompañada de la estampación del sello de una de las partes de la operación, bien como  “acuse de recibo”,  bien como “el acepto” de la bola y su contenido como garante de la transacción. La hipótesis de  D. Schmandt-Bessera nos propone que la primera escritura cuneiforme procedería de éstas primigenias prácticas contables. Prácticas que con posterioridad desecharían el uso de las bolas en los asientos, ante la conclusión que una superficie de arcilla, las tablillas,  proporcionaban  la misma información y eran menos onerosas en el tratamiento.

Tabla de cálculo mesopotámica. Periodo de Uruk III/Jemdet Nasr, 3100-2900 a.c. .

Por otro lado,  existen detractores a ésta teoría los cuales argumentan que hay piezas con pictogramas que no son los denominados “cálculos” – caso por ejemplo de determinadas placas o etiquetas de arcilla correspondientes al periodo de Uruk,  3750-2900 a.c. aprox., que se utilizaban para identificar el contenido de determinados recipientes  –  o el hecho que la utilización de cálculos se extienda desde el IX milenio a.c.  hasta la época helenística, siglo III a.c - desubicándolos temporalmente con el nacimiento de la escritura -., así como que  la convergencia entre los cálculos y los primeros signos de escritura es sólo formal y en algunos casos,  un posible fruto de la casualidad (Glassner, 2000)

Glassner (2000) afirma que es poco probable que la escritura pudiera acontecer a partir de un sistema contable que utilizara cálculos, ya que su concepción está al servicio de un sistema lógico que no es el  “lingüístico”.  Argumenta Glassner que  la bola encontrada en Nuzi en el II milenio a.c. corresponde con la explicación dada,  – en definitiva, el texto de la bola de Nuzi,, es un resumen de otro concierto más extenso encontrado en una tablilla cuneiforme y que corresponde con ésta primera en lugar y fecha – pero esto lo único que demostraría es que existe la posibilidad de la existencia de dos sistemas paralelos en el tiempo con dos lógicas diferentes, ya que la escritura cuneiforme haría necesaria la creación de un bagaje de signos, semi-pictográficos o abstractos, que, combinados o no,  reflejaran conceptos , bien reales bien abstractos,  y que evidenciarían la necesidad de una creación premeditada, así como su coherencia desde el primer momento de su concepción.

Etiqueta mesopotámica. Periodo Uruk II/III año 3.200 a.c. aprox. Vorderasiatisches Museum, Berlin. Photo by Olaf Tessmer

Según Ö. Tunca, también las conclusiones de Glassner tienen sus debilidades y  éstas se basan en el soporte documentario mesopotámico que utiliza para su hipótesis. No cabe duda que el autor trata los datos extraídos de las mas antiguas tablillas, pero también es cierto que lo hace  aplicando equivalencias de lectura sumerias, en un momento del tiempo,  donde  la escritura cuneiforme está relativamente consolidada y  la anterior contabilidad elemental mediante cálculos  ha sido ya superada. Tal circunstancia dejaría de nuevo en el aire la hipótesis de un estructurado y pretérito sistema escritura originario.  Por otro lado, la hipótesis de Glassner,  en ausencia de una prueba absoluta (Englund, 1988), y aún suponiendo que la “lengua materna” de las símbolos fuera el sumerio, resulta difícil de admitir que los  nuevos grafismos que la escritura cuneiforme utilizara, unos cuantos siglos mas tarde, ya existieran en el momento temporal de la aparición de los primeros símbolos.  Por último, nos propone Tunca que el hecho que los dos sistemas permanezcan en el tiempo no es óbice para afirmar que la escritura cuneiforme no proceda de las bolas de arcillas, así como de las primeras tablillas de cálculo,  - aquí añado que debemos pensar que la mayor parte de la población mesopotámica era analfabeta y  que concordaría su utilización con una necesidad social – pues resulta evidente que existen multitud de paralelismos históricos de utilización dual de sistemas, uno más antiguo y otro mas moderno, debido a multitud de circunstancias tanto económicas como sociales.

Como conclusión, podemos afirmar que la creación de la escritura no responde a la evolución y resultado de un “hecho feliz”. Por el contrario, el interés actual de los arqueólogos es responder a las preguntas de cual es el origen y término de la escritura cuneiforme.  Las dos hipótesis presentadas posiblemente sean dos aspectos de un mismo acontecimiento.  Es innegable  que la bolas que contienen cálculos, así como las tablillas numéricas, son evidencias de un determinado sistema de contabilidad y que su evolución estratigráfica ésta suficientemente documentada en Susa por Englund en 1988. Por otro lado, parece también evidente que los  dos sistemas  utilizados responde a una misma lógica numérica, siendo,  ésta a su vez,  la  misma utilizada por tablillas posteriores en el tiempo y  de las que se tiene la certeza que corresponden a tales usos. Ö. Tunca , de ésta guisa, nos propone el  siguiente esquema evolutivo:

1. Periodo de utilización simple de los cálculos. Desde el Neolítico hasta aprox. el año 3.400 a.c.  Constata la existencia de una contabilidad elemental.

2. Periodo de las bolas de arcilla.  y que contienen en su interior los cálculos. Entre el 3.400 y el  3.300. a.c. aprox. Las bolas llevan impresos cilindros-sello. Se trata de “transacciones garantizadas”. Las inscripciones contemplan referencias a productos agropecuarios dentro de un sistema comercial de intercambio. Algunas bolas poseen inscripciones relatando su contenido.

3. Periodo de las tablillas numéricas.  Entre el 3.300 y el  3200 a.c. aprox.  Las primeras tablillas de arcilla planas o cóncavas llevarían impresiones de cálculos o el dibujo de tales cálculos  realizados directamente  sobre la tablilla con un cálamo. En éstas tablillas aparecen también la impresión de cilindros-sello para su autenticación.

4. Periodo de las tablillas numéricas logografiadas. Alrededor del 3.200 a.c.  aprox.  En las tablillas, aparte de los signos numéricos, aparecen dibujos semi-pictográficos o simbólicos, logogramas,  que representan a los objetos involucrados en la transacción.

5. Periodo de la primera escritura proto-cuneiforme. Entre el 3.200 y el  3.100 a.c. aprox. Correspondiente con el periodo de Uruk IV.  Aparece un sistema de grafismo coherente con más de 900 signos entre pictográficos y  semi-pictográficos o simbólicos, realizados sobre tablillas planas y de forma rectangular. No se hace necesaria la aparición de cilindros-sellos  como garantía.  Aparecen las primeras “listas léxicas” o  diccionarios de símbolos.

6. Periodo de la escritura proto-cuneiforme evolucionada.  Entre el 3.100 y el 3.000 a.c.. Correspondiente con el periodo de Uruk III o Jemdet Nasr. Evolucionan los signos hacia una reglamentación de  formas abstractas.  Aparecen los primeros textos literarios, Épica sumeria. A partir de éste momento, aparecerá la época de la escritura cuneiforme que se extenderá en su evolución durante tres milenios más hasta su desaparición como sistema de escritura en Mesopotamia.

Anverso de tablilla proto-cuneiforme sumeria. Periodo de Uruk III. año 3.100-3.000 a.c. Museé du Louvre

Referencias:

“Le origene  et la naissance de la l’ écriture  en Mésopotamie” Önhan Tunca  (2004)

Imágenes:

www.en.finaly.org.

www.comppile.org.

www.arqueolog.com

Share

58 naves se acercan a la Tierra

naves virgo

A finales del 2010 se extendió el bulo de que 3 naves se estaban aproximando a nuestro planeta y que llegarían para finales del 2012. Evidentemente era falso y se fundamentaban en varias manchas en la emulsión fotográfica con la que se realizaron esas tomas. Pero esta vez nos hemos superado.  No son una, ni dos, ni tres. Son 58.

La historia se empezó a propagar en diciembre del año pasado, por medio de un video de youtube. Es este:

Las manchas son reales. Podéis verlas en Googlesky escribiendo las siguientes coordenadas “-5.685302,  32.093971” (sin las comillas), y comprobaréis que efectivamente allí están todas, perfectamente alineadas y a una distancia igual unas de otras.

Para tratar de ver qué puede ser esto, me voy a skyview, a revisar el material fotosensible registrado en estas coordenadas. Si colocamos las coordenadas “14 08 22.69,-5 40 55.99”, seleccionamos el survey Optico “DDS2 Blue” y le damos al submit (el que está justo encima) obtenemos la siguiente toma:

skv972050518074

Que se corresponde con la siguiente sección de Googlesky:

skyview

Notad que en la imagen de skyview se aprecia una estela que recorre horizontalmente toda la fotografía y que enlaza todos los puntos azules que aparecen en Googlesky.

Y entonces, ¿qué son esos puntos azules?

La imagen fue grabada con el UK Schmidt Telescope en Australia. El tiempo de exposición fue de 60 minutos utilizando un filtro azul. Durante ese tiempo un satélite surcó el trozo de cielo que se estaba fotografiando dejando esa estela. Si pincháis en la siguiente fotografía veréis una panorámica de su recorrido.

satelite

Y ¿por qué se ven los puntos y no el resto de la estela? Al realizar fotografías nocturnas del cielo se tienen que utilizar largos tiempos de exposición (60 minutos en este caso) para que el mayor número de fotones impacte en el material sensible y lo impresione.  Pero debido a la rotación de la Tierra, el telescopio tiene que disponer de un mecanismo de corrección que automáticamente lo vaya moviendo en sentido contrario. Normalmente utilizan para ello algunas estrellas como referencia. Por ello hay unos pequeños segmentos que se impresionan dos veces en el recorrido del satélite, y estos puntos más brillantes es lo único que ha quedado al realizar la composición final de todos los colores.

Sugerido por Daniel

Referencias:

http://en.wikipedia.org/wiki/Astrophotography

http://skyview.gsfc.nasa.gov/tempspace/fits/skv972050518074.jpg

http://www.abovetopsecret.com/forum/thread786646/pg2

Share

3 días de oscuridad

oscuridad

El Señor le dijo a Moisés: «Levanta los brazos al cielo, para que todo Egipto se cubra de tinieblas, ¡tinieblas tan densas que se puedan palpar!»Moisés levantó los brazos al cielo, y durante tres días todo Egipto quedó envuelto en densas tinieblas. Durante ese tiempo los egipcios no podían verse unos a otros, ni moverse de su sitio. Sin embargo, en todos los hogares israelitas había luz.

Éxodo 10:21-23

La idea de los tres días de oscuridad nos lleva persiguiendo desde hace mucho, pero de un tiempo a esta parte está siendo especialmente cansina. Íbamos a sufrirlos en el momento de máxima aproximación de Elenin a la Tierra, los sufriremos cuando pasemos por el cinturón de fotones,  Kaoru Nakamaru nos dice que el próximo diciembre tendremos tres días de oscuridad en el momento en el que ascendamos a la quinta dimensión, también se asocia esta idea con el cambio a una nueva era anunciado por los indios Hopi, el fin del calendario maya, las profecías de Nostradamus o los misterios de la virgen de Fátima.

Incluso para algunos, esto ha pasado ya. Concretamente en Buenos Aires, en agosto del año pasado.

¿Es esto posible? Pues si. Esto pasó el día 12 de agosto, pero no estaba causado por un castigo divino a los argentinos, sino por una tremenda tormenta de granizo.

La granizada más fuerte se produjo, precisamente, entre las 12:00 y las 12:30, tanto en varios barrios del sur de la Ciudad de Buenos Aires como en localidades del oeste del conurbano, donde llegaron a caer piedras “del tamaño de un huevo de gallina”, según describieron vecinos de esas zonas.
Más temprano, el mismo fenómeno -aunque con menor intensidad- se había producido entre las 9:00 y las 10:00 de la mañana, en distintas zonas de la Capital y el conurbano, en momentos en que el cielo se cubrió por completo de nubes negras y prácticamente “se hizo de noche”.
Ya en pleno mediodía, otra vez volvió a “hacerse de noche” y en unos minutos se registró otra intensa caída de granizo -esta vez con piedras mucho más grandes, de hasta cinco centímetros- que se notó en barrios como Constitución y La Boca y en localidades como San Justo y Ramos Mejía.

Cadena 3

Pero ¿de dónde viene esta historia recurrente de los tres días de oscuridad?

Como ya habéis leído más arriba, en el libro del Éxodo se tomó el número de 3 días de oscuridad como un buen número para un castigo. Suficiente para molestar, pero no tanto como para que sea una verdadera putada.

El número 3 es recurrente en la Biblia: la santísima Trinidad, los tres días de muerte de Jesús antes de la resurrección, las tres veces que negó Pedro a su Señor… El tres es un número asociado con la divinidad, pero la idea que subyace, es la de 3 días de dolor y purificación tras los que llega un renacer y una nueva vida llena de plenitud. Pero esta purificación no se alcanza por un proceso místico, sino por cauterización:

Levántate, oh espada, contra el pastor, y contra el hombre compañero mío, dice Jehová de los ejércitos. Hiere al pastor, y serán dispersadas las ovejas;y haré volver mi mano contra los pequeñitos. Y acontecerá en toda la tierra, dice Jehová, que las dos terceras partes serán cortadas en ella, y se perderán; mas la tercera quedará en ella.

Zacarías 13:7-8

Pero quien tomó esta idea y le dio forma de profecía fue la Beata Ana Maria Taigi (1769-1837):

Después de purificar al mundo y a su iglesia, y de arrancar de cuajo toda la mala hierba, preparaba un renacimiento, milagroso triunfo de su misericordia, y mi mano todopoderosa volverá a imponer el orden ahí donde es impotente el esfuerzo humano.

Dios enviará dos castigos: uno en forma de guerras, revoluciones y peligros originados en la tierra; y otro enviado del cielo. Vendrá sobre la tierra una oscuridad intensa que durará tres días y tres noches. Nada será visible y el aire se volverá pestilente y nocivo y dañará, aunque no exclusivamente, a los enemigos de la religión.

Durante los tres días de tinieblas la luz artificial será imposible; sólo las velas benditas alumbrarán. Durante estos días de tinieblas los fieles deben permanecer en sus casas rezando el santo rosario y pidiendo a dios misericordia.

Millones de hombre morirán por el hierro, unos en guerra, otros en industrias civiles; otro millones perecerán de muerte imprevista. A la prueba le seguirá un renacimiento universal. Este cambio ocurrirá cuando parezca que la iglesia ha perdido los medios humanos de hacer frente a las persecuciones.

Como veis, no ha cambiado mucho la cosa en los últimos 200 años. Solo los nombres de los charlatanes y el tamaño del megáfono.

 

Referencias:

http://www.newadvent.org/cathen/14430b.htm

http://www.aguasvivas.cl/revistas/27/numeros.htm

http://www.terra.es/personal/javierou/kylp-div.htm

http://www.mgr.org/threedodEsp.html

http://www.archive.org/stream/lifevenerablean00taiggoog#page/n336/mode/1up

Share