¿Qué es esa extraña sombra sobre la ciudad de Pescara?

El usuario de youtube PrimaDaNoi subió a mediados de enero a su canal un extraño vídeo en el que se ve sobrevolar una sombra sobre la ciudad italiana de Pescara. El vídeo es este:

En el foro Godlike Productions un usuario lo ha publicado especulando con la posibilidad de que se trate de un OVNI, un demonio o un fantasma.

La respuesta es muy sencilla. Se trata de una bandada de pájaros. Aquí os dejo más ejemplos en los que admirar cómo un enorme grupo de pájaros es capaz de desplazarse sin chocar unos con otros.

Share

Pedro Gaete declaró “La advertencia sísmica está suspendida”

El 21 de marzo del presente año en el programa chileno “así somos” Salfate (mejor conocido como falsate) alarmó a la población chilena con las declaraciones de Pedro Gaete. Gaete afirmó que se esperaba un megaterremoto en las costas de Chile. Este acontecería del 21 al 24 de marzo. Pueden ver los vídeos aquí [1] [2]. Gaete se la jugaba ya que aseguró que estaba 100% seguro.

Incluso le envió una carta al presidente de Chile, Sebastián Piñera.

¡Pero  no! Cobárdemente suspendió la alarma sísmica. Ayer 22 de marzo en el programa “La Venganza del Pudú” de Radio Horizonte dijo que la alerta sísmica está suspendida. Pueden escuchar la entrevista que le realizaron aquí, a partir del minuto 20:00. Gaete me recordó a Dr Cuántico: en la entrevista mezcla churras con merinas.

Su excusa fue que la energía para utilizar la “arma escalar” ya no estaba disponible. Así EE.UU no podría atacar a Chile y generar el sismo. Esta historia del “arma escalar” viene de un constructor de máquinas de movimiento perpetuo de nombre Thomas Bearden. Según Thomas su máquina funciona con la energía escalar.

En su pagina 25920.cl vemos el cobarde anuncio de la advertencia suspendida.

No es la primera vez que Pedro Gaete se burla en la cara de todos los chilenos. En 2010 afirmó que una llamarada solar partiría en 3 a Chile, por lo que solicitó al capital privado unos 600.000.000 de € para crear 3 esferas geodésicas y salvar a la agente. En 2011 afirmó que el agujero negro Elenin provocaría grandes cataclismos. A finales de 2011 afirmaba que estaba cerca el contacto con los E.T. Pero de pronto Gaete cerró los comentarios de su canal de youtube y desapareció de la escena mediática.

Es allí cuando yo realizo la petición de que Pedro Gaete se disculpe y Gaete haciéndose pasar por una mujer me atacó con la siguiente petición: El reptiliano esceptico es un ciberacosador tengan cuidado con él; se solicita que sea notificado y expulsado.

Toda esta información la pueden consultar en mi blog.

Por último le pido a todos los amigos/amigas de Chile que ignoren a este mitomano. Espero que todo medio de comunicación le cierre las puertas y jamás volvamos a saber de este charlatán.

Referencias: 

http://elreptilianoesceptico.blogspot.mx/search/label/pedro%20gaete

http://www.25920.cl/25920_archivos/slide0001.htm

http://www.horizonte.cl/2012/03/22/jueves-22-de-marzo-3/

 

Share

Un objeto metálico de 200 kilos aparece en un bosque de Siberia

ufosiberia

El pasado domingo un grupo de residentes de la localidad rusa de Otradnensky, ubicada a 3.600 kilómetros al este de Moscú, encontraron esta pieza de metal de 2 metros de diámetro y 200 kilos de peso en una zona de bosque cercana a su aldea. Atraídos por  su forma y su posible procedencia (según ellos sólo podía haber caído del cielo) decidieron remolcarla hasta la ciudad para que fuese inspeccionada por las autoridades.

El objeto, de forma casi esférica y que está abierto por la parte superior, ha sido confiscado por la policía rusa, estando en la actualidad bajo su custodia a la espera de más análisis.

Todavía no se sabe con certeza qué pude ser este trozo de metal. Según Daily Mail la agencia espacial rusa ha descartado que pueda tratarse de de tecnología espacial, aunque las conclusiones se revelarán después de un análisis más exhaustivo.

ufosiberia2

Sin embargo, todos los indicios apuntan a que en efecto se trata de una pieza de un satélite lanzado desde la base de Kazajistán. Los habitantes de Otradnensky afirman que oyeron un gran estruendo en el bosque donde apareció esta pieza en diciembre de 2011. El día 23 de ese mes, falló la tercera etapa de un cohete Soyuz –2 que llevaba en su compartimento de carga un satélite militar Meridian, desintegrándose y esparciendo sus piezas por una amplia zona de la región de Novosibirsk.

El objeto es de titanio, metal que por sus características (ligereza, y resistencia) se usa con frecuencia en aviación, misiles e industria aeroespacial. Su alto costo lo hace prohibitivo para otros menesteres.

Si unimos todos estos indicios, parece que la explicación más razonable es que estamos ante una pieza del Meridian V. La negativa inicial de la agencia espacial rusa, quizá se deba a lo duro que debe de ser encajar dos fracasos consecutivos (Fobos Grunt y ahora este), lo que les deja muy en evidencia.

Referencias:

http://www.digitaljournal.com/article/321607

http://www.russianspaceweb.com/meridian5.html

http://www.nasaspaceflight.com/2011/12/assessing-soyuz-failure-meridian-5-redressing-russias-internal-woes/

http://www.foxcrawl.com/2012/03/22/video-ufo-siberia-metallic-titanium-object-otradnensky/

Share

Cataclismos para el 20 de marzo y 21 de septiembre 2012

Me entero en twitter gracias a Fabian Saez (@fabiansaezp) de la siguiente noticia:  ¡Habrá dos cataclismos! Uno el 20 de marzo y el otro el 21 de septiembre. Esta información proviene del programa argentino “Alternativa Extraterrestre” en su emisión del 6 de marzo. En él se habla de un comunicado emitido por la piloto rusa Marina Popovich (conocida por creer en las visitas extraterrestres) y dos “científicas” rusas: Victoria Popova y Lidia Andrianova.

Nosotras somos dos cientificas rusas – Dr Victoria Popova,  Sc, Ph.D. profesora y Lidia Andrianova, Ph.D. Dr. Victoria Popova tiene más de 100 publicaciones científicas y 14 patentes. Ella es la mejor inventora de la NCC HS.  La Dra. Lidia Andrianova tiene más de 50 publicaciones científicas y 4 patentes. Las tesis de ambas se basó en la investigación del efecto Barkhausen y su aplicación para las pruebas no destructivas y evaluación de materiales ferromagnéticos. Más tarde hemos entendido que sólo el efecto Barkhausen puede explicar el mecanismo de inicio de cataclismos globales.

Toda la información contenida en este sitio web ha sido obtenida a través de la canalización.

En primer lugar, no he podido encontrar ninguna de esas 100 o 50 publicaciones científicas. Posiblemente sean falsas.

Los cataclismos anunciados tienen que ver con lo típico: una erupción solar que terminará con las telecomunicaciones y un masivo terremoto en el Océano Pacífico. Yo la verdad ya estoy cansado de estos sujetos que solo alarman a la gente.

El método que emplearon para descubrir que vienen los grandes cataclismos es el siguiente:

Llegaron a esas conclusiones tras descubrir las comunicaciones extraterrestres en forma de pictogramas que la inteligencia extraterrestre ha colocado en los círculos de las cosechas (Crop Circles) y en los monumentos de piedra en todo el mundo. El grupo ha creado un diccionario de más de 250 pictogramas extraterrestres, de círculos de las cosechas y con la interpretación de los monumentos de piedra como el de Stonehenge, los círculos de piedras de Avebury en el Reino Unido, Machu Picchu, Chavín de Huántar, las líneas de Nazca en Perú, la pirámide de Chichén-Itzá, las pirámides de la Luna y el Sol en México y los Moai de Isla de Pascua, entre otros.

No es posible que el 20 de marzo haya una llamarada solar fuerte, ya que no hay manchas solares que las puedan producir. En estos momentos la probabilidad de una llamarada solar de Clase-X es del 5%.

No tema. Mejor siga la actualidad de la actividad del Sol en solarham e ignore los mensajes de estos magufos que estarán así todo este 2012.

Referencias:

http://sanmalaquias.blogspot.mx/2012/03/cataclismo-para-el-20-de-marzo-2012.html

http://www.ourtransition.info

Share

Raymond Rogers y la Sábana Santa (y IV). Divinas palabras.

 

En la obra de teatro Divinas palabras de Valle-Inclán, una tropa asilvestrada de lugareños trata de linchar a la mujer del sacristán, a la que han sorprendido en flagrante adulterio. El marido, que la ha perdonado, intenta aplacar a la chusma recitándoles el pasaje de la adúltera de los evangelios, pero los beodos se ríen de él y se arman de piedras para lapidar a su mujer. La cosa se pone fea. En ese momento el sacristán vuelve a la carga con una Biblia y recita el mismo pasaje, pero en latín. Los otros se quedan patidifusos, se quitan el gorro y se arrodillan con reverencia. La adúltera se ha salvado. Divinas palabras. En latín, claro.

 

Si a uno le dicen que una mancha de color que se ve en la foto de un tejido implica que hay un remiendo, puede mostrarse escéptico. Pero si de lo que se trata es de una fotografía de fluorescencia ultravioleta o de de rayos X de alta resolución y baja energía o algo así (2002: 22), amigo, la cosa cambia. Uno se saca la gorra y se inclina respetuosamente. Sin embargo es lo mismo. En los dos casos lo que se ha hecho es observar una foto y afirmar que “algo” se ve en ella. Y tiene su cosa que quién afirma que él ve “algo” en las fotos es el mismo que unas páginas más arriba del mismo artículo critica cáusticamente el método de “ver cosas” en fotografías. Raymond Rogers. Pero, claro, las suyas no son fotografías cualesquiera. Son supercalifragilisticoespialidosas.

En realidad, en el caso de que Rogers fuera capaz de diferenciar lo de ver una cosa en fotografías de uno u otro tipo (diferencia que Flury-Lemberg ponía en duda), los que leemos estas cosas, en un 99% de los casos, sabemos más bien poco acerca de imágenes de rayos X de baja energía con alta resolución. Seamos sinceros, de la mayoría de términos técnicos que se utilizan como pruebas irrefutables en las polémicas intersindonistas, no tenemos más idea de lo que dice Wikipedia o similar. Y los “sindonólogos” tampoco, puesto que son en su mayoría médicos, abogados, pastores episcopalianos, químicos hablando de geología, geólogos hablando de historia, etc.,    Tenemos aquí una explicación entre otras de por qué, desdeñando lo sencillo, los sindonistas se lanzan a investigaciones complejas -a veces costosas-, que en el mejor de los casos no demuestran nada y en el peor son castillos de arena. La fascinación por la terminología científica y los aparatos complejos (“divinas palabras”) echa un manto sobre cuestiones elementales que dependen de una lógica precientífica. No voy a utilizar el término sentido común, que lleva a numerosos malentendidos. Con razón dice Dawkins que la ciencia es contraintuitiva. (2000: 195) Pero eso no es incompatible con el hecho de que toda ciencia debe respetar una serie de reglas sencillas de lógica y metodología, comunes a cualquier tipo de pensamiento, científico o no. Porque la más complicada de las elucubraciones fracasa si contraviene el principio de identidad o cae en falacias de tipo elemental. Y Raymond Rogers, pese a su pretensión de ser el más cientificista de los “sindonólogos” cometió unas cuantas.

 

  1. No garantizó la autenticidad de los fenómenos sobre los que trabajaba. Un científico no puede funcionar sobre la base de presuposiciones acerca de los hechos que investiga. Rogers debió asegurarse de que las muestras que tenía eran seguras. Todavía más, cuando surgieron dudas sobre ellas. Un científico no puede decir: “A menos que él [Gonella] mienta otra vez [mis muestras son auténticas]”. (2005b: 1) Esto es una frivolidad inaudita. Debió ser él mismo el que hiciera una sencilla comprobación del origen de las muestras recabando la ratificación del testimonio de Gonella y asegurándose la trazabilidad de su recorrido. Y si no podía hacerlo, debió abandonar la investigación.
  2. Debió contrastar exhaustivamente sus pruebas con algunos datos que las contradecían de manera clara. Por ejemplo, las microfotografías tomadas por STURP que no presentaban ninguna anomalía en la zona.
  3. Debió contrastar sus afirmaciones con bibliografía especializada, no con artículos de otros creyentes como él. No sólo es que no existía bibliografía acerca del fabuloso remiendo imposible, sino que alguna de sus argumentaciones contradice lo que se puede leer en cualquier manual. Una de las supuestas pruebas de que la muestra de la datación es moderna, según Rogers, es que contiene algodón. Y, según él, el algodón solo se fabricó en Europa a partir del siglo XIV. Si hubiera consultado una bibliografía adecuada se hubiera enterado de que tejidos de algodón ya se manufacturaban en Sicilia y España mucho antes y de que el comercio con países que tejían telas de algodón es muy anterior al siglo XIII, por lo que la existencia de hebras de algodón entre las de lino nada podía decir acerca de su datación ante quem ni post quem.
  4. Debió cuantificar y precisar sus hipótesis. La ciencia fáctica ha basado su impulso en la precisión en las medidas y cuantificaciones. Resulta inadmisible que se hable de “evidencias” a favor de un remiendo invisible sin decir jamás cuál es su extensión exacta.
  5. No se puede dar apoyo a una teoría sin revisar la coherencia de le misma. Rogers respaldó una, la del remiendo invisible de Benford y Marino, sin hacer la más mínima observación crítica de las numerosas incongruencias en que estos incurrían en sus escritos. Debió haberse preguntado, por ejemplo, cómo era posible que algunos de los testimonios expertos aducidos por ellos declaraban ver fácilmente el remiendo y otros decían que era imposible verlo.
  6. Debió testar ampliamente su método de datación por la vanilina antes de convertirlo en una contraprueba de la datación por radiocarbono. Debió de preguntarse cómo es posible que nadie antes que él hubiera utilizado este método y, en consecuencia, trabajar con numerosas muestras de diversas edades y circunstancias y publicar sus resultados para asegurarse de que podía oponerlo en igualdad de condiciones a algo tan importante como la ausencia de datos empíricos sobre cualquier tipo de remiendo. En ciencia no todos los métodos de confirmación o refutación tienen el mismo peso. Rogers equiparó lo inseguro a lo cierto.
  7. Por todo lo dicho, y algunas cosas más que me dejo, da la impresión de que, pese declararse incrédulo inicial respecto a la tesis del remiendo invisible, tenía demasiadas ganas de que resultara cierta. Debió ser incrédulo con su propia incredulidad. El sometimiento a duda radical de las propias creencias es un criterio metodológico esencial de la ciencia, ya desde la época de Descartes, no una cuestión de talante más o menos firme que se pueda constatar con las propias declaraciones de intención. Porque esas declaraciones, desprovistas del rigor metodológico, suenan a simples justificaciones.

 

 

En suma, Rogers, deslumbrado por un cientificismo acrítico, cayó en el vicio más común de los “sindonólogos”, magnificar todo lo que sonaba bien y podía corroborar sus hipótesis y minusvalorar pruebas a contrario contundentes. Mucho antes de que Popper insistiera en la falsación de las teorías, los científicos consecuentes sabían que al poner a prueba sus hipótesis debían tener en cuenta las teorías alternativas y considerar si estas pueden dar una explicación de los mismos fenómenos de manera más segura. Así que, desenfundando con demasiada precipitación, el Jinete Solitario de la “sindonología” acabó disparándose en su propio  pie. No puede extrañar que Monseñor Ghiberti, presidente de la Comisión Diocesana de la Sindone, exclamara: “Me asombra que un experto como Rogers pueda caer en tantos errores”. (Marino & Prior: 2008: 21) Creo haber dado una serie de razones para explicar cómo pudo ocurrir tan lamentable acontecimiento.

 

Mientras tanto, los visitantes que acudan a la exposición de Málaga que tiene lugar estos días transitarán admirados entre fraseología pseudocientífica, fotografías “ultravioleta” y aparatos “sofisticados” de 3D. Se quitarán la gorra y encontrarán una razón más para creer en lo que ya creen, aunque no hayan entendido nada de nada. Así funciona la “sindonología”. Así es la fe del siglo XXI.

 

Saludos a todos y todas.

David Mo.

 

 

 Referencias.

 

Antonacci, Mark et allia: Private Internet Debate Challenges Ray Rogers’ Thermochimica Acta Paper, 2005. http://www.shroud.com/pdfs/debate.pdf.

Benford, Sue y Marino, Joe: “Textile Evidence Supports Skewed Radiocarbon Date of Shroud of Turin”, 2002. http://www.shroud.com/pdfs/textevid.pdf

Bunge, Mario: “¿Qué es la ciencia?”, en La ciencia. Su método y su filosofía, Buenos Aires, Ed. Siglo Veinte, 1978.

Dawkins, Richard: Destejiendo el arco iris, Barcelona, Tusquets, 2000.

Flury-Lemberg, Mechthild: “The Invisible Mending of the Shroud, the Theory and the Reality”. (2007), http://www.shroud.com/pdfs/n65part5.pdf.

Lombatti, Antonio: “Indagine critica degli studi recenti sulla Sindone di Torino”, Scienza & Paranormale N. 62, 2005, http://www.cicap.org/new/articolo.php?id=102011

Marino, Joseph G. y Prior, Edwin J.: “Chronological History of the Evidence for the Anomalous Nature of the C-14 Sample Area of the Shroud of Turin”, 2008, http://www.shroud.com/pdfs/chronology.pdf .

Rogers, Ray; Arnoldi, Anna: “Scientific Method Applied to the Shroud of Turin”, 2002, http://www.shroud.com/pdfs/rogers2.pdf .

Rogers, Raymond: “Ghiberti’s pronouncement of my analises”,  2005b, http://www.shroud.it/ROGERS-5.PDF .

Rogers, Raymond: “Studies on the radiocarbon sample from the Shroud of Turin”, Thermochimica Acta, 425 (2005) 189–194, http://www.shroud.it/ROGERS-3.PDF .

Wilson, Ian: “An Appraisal of the Mistakes Made Regarding the Shroud Samples Taken in 1988 – and a Suggested Way of Putting These Behind Us”, 1999, http://www.shroud.com/wilson.htm

Without a Trace: Web de la empresa: http://www.withoutatrace.com/reweaving.html, http://www.thefrenchreweavers.com/. (Consultado: 06/03/2012 9:07)

 

Share