Extraño objeto “flotante” no identificado en el Báltico

ufo

Mirad este curioso vídeo. Fue tomado por un grupo de suecos dando un viaje de placer por el Báltico. Un objeto flota alrededor de la embarcación. Un UFO, donde la F en esta ocasión quiere decir “flotante”.

El vídeo apareció en septiembre de 2011 en el sitio web amarillista sueco llamado Aftonbladet. En esta publicación no se descartaba la posibilidad de que el evento estuviese relacionado con maniobras de un submarino que estuviese usando una boya para comnicarse mientras navegaba en inmersión.

Personalmente creo que también puede tratarse de una broma. En el vídeo se aprecia que detrás de la esfera aparece la estela de un motor. Por la manera en la que se mueve, puede que se trate de un objeto teledirigido por la propia tripulación del barco.

 

Referencias:

http://io9.com/5903058/what-is-this-strange-floating-orb-doing-chasing-boats-in-the-baltic-sea

Via Hoppalong Cassidy

Share

El petróleo ¿es de origen orgánico o inorgánico?

abiotic-oil

El debate sobre el origen del petróleo lleva produciéndose desde el siglo XIX. Entonces hubo quienes sostenían que el origen del petróleo se remontaba a los albores de la Tierra, o que era producido en procesos de química inorgánica en el manto terrestre. Otros en cambio, argumentaban que su origen venía de la descomposición de organismos vivos (principalmente plancton oceánico) que proliferaron hace millones de años, durante periodos relativamente cortos de calentamiento global, y que quedaron sepultadas en el lecho oceánico bajo capas de sedimentos.

Durante la segunda mitad del siglo XX, y debido a los avances en geofísica y geoquímica, la gran mayoría de los científicos se alinearon en el bando de la teoría biótica. Pero un pequeño grupo de científicos principalmente rusos junto a un puñado de científicos occidentales, entre ellos el físico Thomas Gold de la Universidad Cornell, han sostenido (y sostienen) la validez de la teoría abiótica. Según Gold, los  hidrocarburos ya existían en el momento de la formación del sistema solar, y se sabe que son abundantes en otros planetas (Júpiter, Saturno, Urano, y algunas de sus lunas) donde se cree que no hubo vida en el pasado.

La teoría abiótica sostiene que hay depósitos casi ilimitados de hidrocarburos líquidos a gran profundidad en la Tierra. Estas bolsas periódicamente se filtran por las rocas porosas hasta alcanzar una capa no permeable donde se acumulan.

Mientras tanto, las compañías petroleras han venido utilizado la teoría biótica para la prospección de yacimientos de manera exitosa durante las últimas décadas. Si realmente el petróleo se generase en el manto y se filtrase hasta los yacimientos que son explotados, lo cierto es que en en contadas ocasiones se ha observado que vuelva a aparecer petróleo en un pozo ya seco.

Los defensores de la teoría abiótica sostienen también que compañías petroleras, utilizan una técnica incorrecta para realizar las prospecciones ignorando otros muchos sitios donde se producen las condensaciones de petróleo, y perdiendo así la opción de encontrar grandes yacimientos. Pero en realidad, la prospección mejor documentada siguiendo la teoría abiótica fue un sonado fracaso.

¿Petróleo en el núcleo?

Gold tenía razón: hay hidrocarburos en otros planetas, incluso en las profundidades del espacio. ¿ Por qué no podría pasar lo mismo en la Tierra ?

Esta es una pregunta complicada cuya respuesta es sólo parcialmente entendida. Se sabe que los planetas tienen hidrocarburos primordiales (en su mayoría en forma de metano, el más sencillo de los hidrocarburos). Hay ligeras evidencias de la existencia de hidrocarburos primordiales en los planetas rocosos internos (Mercurio, Venus, y Marte). En este último, posiblemente los hidrocarburos se volatilizaron y escaparon al espacio en los inicios del sistema solar. Ciertamente hay evidencias de la existencia de metano en las profundidades de la Tierra: son expulsados al exterior por la cordillera oceánica, presumiblemente ascendiendo desde el manto, aunque la cantidad es pequeña. Menor que la expulsada a la atmósfera por las flatulencias de las vacas.

Un reciente estudio del Departamento de Energía de Estados Unidos y el laboratorio Lawrence Livermore sugiere que pueden haber enormes depósitos de metano en el manto de la Tierra a 100 o 200 km de profundidad. Pero hoy las compañías petroleras son capaces de perforar poco más de 10 km. No existen brocas que puedan soportar las condiciones de temperatura a esa profundidad.

Gold también promulgó la existencia de hidrocarburos líquidos a grandes profundidades. Pero hay un problema con esto: la temperatura a profundidades superiores a los 5 km es lo suficientemente alta como para romper los enlaces de los hidrocarburos. Tras esa ruptura solo queda metano, con un único átomo de Carbono. Los geólogos abióticos afirman la existencia de hidrocarburos en un rango de profundidades entre los 2.500 y los 5000 metros, donde las temperaturas permiten su formación, pero hasta donde sabemos, los estratos del manto no están estáticos y se mueven arriba y abajo a gran velocidad (en términos geológicos), por lo que las condiciones para su formación no se mantienen estables.

La teoría convencional de la formación del petróleo conecta el crudo con un proceso de sedimentación. Y de hecho, casi todo el petróleo que se ha descubierto en el siglo y medio pasados está asociado con rocas sedimentarias. En las capas rocosas que según la teoría de Gold y de los rusos son ideales para la acumulación de petróleo no se ha encontrado ni rastro de hidrocarburos. En contadas ocasiones, una pequeña cantidad de petróleo ha aparecido en rocas ígneas o metamórficas, pero invariablemente se ha encontrado después un gran depósito de crudo en las proximidades asociado a rocas sedimentarias. Ambos petróleos tenían los mismos biomarcadores (tienen el mismo origen), por lo que su presencia en las rocas ígneas o metamórficas se debió a filtraciones desde la bolsa original.

Hace años, Thomas Gold reconoció que la mejor prueba para defender la teoría abiótica sería taladrar la base rocosa de un yacimiento ya vacio para ver si allí había más petróleo. Logró convencer al gobierno de Suecia en 1988 para hacer el taladro. El agujero, que costó millones, solo ha producido 80 barriles. A pesar del fracaso comercial de esta extracción Gold lo utilizó para proclamar que su teoría era correcta, aunque la mayoría de los geólogos son escépticos y creen que el origen de esos 80 barriles de petróleo son las filtraciones del barro impregnado del yacimiento original.

¿Rellenado de yacimientos?

Los defensores de la teoría abiótica a menudo señalan que los yacimientos agotados se rellenan. El ejemplo más citado es Eugene Island, la punta de una montaña sumergida que se encuentra aproximadamente a 130 km de la costa de Luisiana. Esta es la historia tal como la relata Chris Bennett en su artículo sobre ” ¿Petróleo Sostenible ?” en WorldNetDaily.com:

Un depósito de petróleo crudo significativo fue descubierto a finales de los 60. En 1970 una plataforma de extracción llamada Eugene 330 producía cerca de 15.000 barriles diarios de petróleo crudo de alta calidad. A finales de los 80, la producción de la plataforma había caído a menos de 4.000 barriles por día, por lo que se consideró que el pozo estaba vacio. De repente, en 1990, la producción aumentó a 15.000 barriles diarios de nuevo, y las reservas, que había sido calculada en 60 millones de barriles en la década de los 70, se recalcularon a 400 millones de barriles. Curiosamente, la edad geológica medida del crudo nuevo era distinta a la del crudo de los años 70. Análisis de los registros sísmicos revelaron la presencia de una falla profunda en la base de la reserva Eugene Island por la que brotaba petróleo de origen desconocido.

El que brote petróleo de una fuente desconocida suena realmente bien, pero un análisis más profundo revela una causas más prosaica: En el subsuelo había depositos de dos sedimentaciones distintas apiladas, y por la existencia de una falla en la base de la más alta se interconectaron.

Aunque es cierto que las reservas petroleras estimadas de Eugene han aumentado, los números no son extraordinarios. Los autores indican que “de 1978 a 1988, estas operaciones, actividades y factores naturales (incluyendo una mejor técnica de exploración y recuperación) han incrementado la capacidad de crudo recuperable de 225 millones de barriles a 307 millones barriles.”

Biomarcadores

Las proclamas realizadas en nombre de la teoría abiótica son a menudo exageradas.  J. F. Kenney  de Gas Resources Corporations, Houston, Texas, que es uno de los pocos geólogos occidentales que apoyan la  teoría abiótica, escribe:

Competentes físicos, químicos, ingenieros y científicos con conocimientos de termodinámica, sostienen desde el último cuarto del siglo XIX que el petróleo no se origina desde materiales biológicos.

Tras la lectura de esta frase, uno puede asumir que sólo unos seudocientíficos trogloditas confundidos pueden afirmar que el petróleo se origina de materiales biológicos. Sin embargo, las compañías petrolíferas tienen en plantilla a miles de técnicos especializados en esas áreas que sí que abogan por un origen biológico, y ponen en práctica de manera empírica sus conocimientos en la prospección de yacimientos petrolíferos con éxito. Los experimentos de laboratorio han demostrado en repetidas ocasiones que el petróleo es de hecho producido a partir de la materia orgánica sometida a determinadas condiciones de presión y temperatura. En realidad, la situación es justo al reves de lo que dice Kenney: la mayoría de los geólogos asume que la hipótesis abiótica rusa, que es anterior a la teoría de tectónica de placas, es un anacronismo. Hoy sabemos que los movimientos tectónicos son capaces de “descolocar” los estratos rocosos, emplazando estratos sedimentarios más jóvenes (con depósitos de petróleo y de gas), debajo de capas rocosas más antiguas, dando la apariencia de que un yacimiento tiene su origen en el Precámbrico cuando en realidad no es así.

Los geólogos trazan la fuente del carbono de los hidrocarburos por su balance isotópico. El carbón natural es casi en su totalidad C-12, con un 1,11% de isótopo C-13. El material orgánico, sin embargo, normalmente tiene menos C-13 porque la fotosíntesis en las plantas tiene preferencia por el C-12. El petróleo y el gas natural presentan normalmente una proporción de C-12 / C-13 similar al de la materia orgánica, de la que proviene.

Además, el petróleo normalmente contiene biomarcadores porphyrins, termenos, pristane, phytane, cholestane y clorins que están relacionados con bioquímicos como la clorofílica y la hemoglobina. La huella química del petróleo delata si se ha formado, por ejemplo, de algas o de plancton.

Los teóricos de la hipótesis del petróleo abiótico justifican la presencia de biomarcadores químicos por la contaminación por bacterias que viven en las profundidades de la corteza terrestre. Sin embargo, las correspondencias observadas entre los marcadores biológicos y los materiales de base no son casuales, sino sistemáticos y predecibles sobre la base de la teoría biótica.

Conclusión

No hay ninguna manera concluyente de demostrar que no existe petróleo de origen abiótico. Sin embargo la afirmación de que todo el petróleo es de origen abiótico requiere de pruebas extraordinarias, ya que existen innumerables evidencias a favor de la teoría del origen biológico.

Referencias:

http://energybulletin.net/node/2423

Share

Usa la física para probar su inocencia

Hace poco apareció en ArXiv un paper publicado por Dmitri Krioukov, un físico que trabaja en la Universidad de California. Este artículo se titula The Proof of Innocence, y expone el argumento que habría utilizado Dmitri para evitar el pago de una multa que le hicieron por no haberse detenido frente a una señal de alto.

Lo que alega Krioukov es que él sí se detuvo frente a la señal, pero el oficial que lo detuvo no pudo verlo gracias a la conjunción de 3 factores:

1) Un observador ubicado a una cierta distancia perpendicular a la trayectoria recta de un móvil no mide su velocidad lineal, sino su velocidad angular.

2) El auto de Dmitri decelera y vuelve a acelerar en el lugar de la señal relativamente rápido.

3) Durante un corto intervalo de tiempo el oficial no pudo ver el auto de Dmitri porque otro auto obstruía su visión.

Es decir, Dmitri redujo su velocidad de manera brusca y volvió a acelerar en la misma forma durante un corto intervalo de tiempo durante el cual el oficial no pudo verlo debido a la presencia de otro auto. Su defensa radica en mostrar que el oficial no podría distinguir entre esta situación y una alternativa, en la que Dmitri viaja a velocidad constante pasando por la señal como si ésta no existiera.

Para probar esto Dmitri utiliza la premisa 1) y calcula la velocidad medida por el oficial de policía en las dos situaciones y la grafica como función del tiempo.

En la figura de la izquierda se muestra la velocidad medida por un observador a unos 10 metros de la calle, cuando pasa un auto a una velocidad constante de 10 m.s⁻¹. La figura de la derecha muestra lo mismo, pero en este caso el auto disminuye su velocidad hasta detenerse, y arranca con la misma aceleración. En este caso hay 3 curvas para distintas aceleraciones: la roja corresponde a 1 m.s⁻², la verde a 3m.s⁻², y la azul a 10 m.s⁻². Es fácil ver que para valores suficientemente grandes de aceleración la curva de la derecha empieza a parecerse a la de la izquierda, siendo diferentes solo en la zona central, donde la velocidad cae a 0 y vuelve a crecer. Es en este parecido que reside la defensa de Dmitri: Según su versión, llegando a la señal él frenó bruscamente como consecuencia de haber estornudado (declara haber estado muy enfermo), y volvió a acelerar bruscamente para seguir su camino. Debido a la presencia de un obstáculo (otro auto), el oficial no pudo medir la velocidad de su auto durante el intervalo de tiempo en que las velocidades se hacen distintas, y asumió erróneamente que había pasado sin detenerse.

Así, haciendo algunas estimaciones Dmitri muestra que el oficial no pudo ver su auto al frenar y acelerar nuevamente sino que solo pudo medir su velocidad antes y después de eso, justo en la zona en la que la velocidad se comporta igual en las dos situaciones. Brillante, ¿No?… No.

April fool’s day

Lo cierto es que la defensa de Dmitri hace aguas por todos lados. A 10 metros de la zona en cuestión hay que estar medio ciego como para no ver lo que pasa simplemente porque “hay otro auto adelante”. Además no da razón alguna para haber acelerado bruscamente después de detenerse y los tiempos calculados son, por lo menos, muy poco creíbles. Pero esto son detalles. En lo que al argumento en sí respecta, hay una falla insalvable:

La prueba está construida sobre la similitud de dos gráficos de velocidad, similitud que en realidad es irrelevante. Lo que observa el policía al mirar el auto, lo relevante, es la trayectoria del móvil y no su velocidad. Muy poco importa que las curvas de velocidad como función del tiempo tengan zonas similares si lo que percibe el oficial es completamente diferente en los 2 casos propuestos, esto es, la trayectoria de un móvil en movimiento uniforme y otro en movimiento con aceleración constante. Esto, claro, sin contar que la velocidad graficada ni siquiera es la velocidad del móvil sino la variación en el tiempo del ángulo alfa de la figura de la derecha. El autor asume sin demostración alguna (ni necesidad) que esta es la velocidad percibida por el policía.

Todo esto, sumado a que la fecha de entrada en ArXiv fue 1º de abril, me hace pensar que se trata de una simple broma por April Fool’s Day, aunque en Physics Central dicen que podría ser una historia real.

Share

El agujero de Mel: 15 años en busca de una fantasía

mel's hole

El 21 de febrero de 1997, Art Bell entrevistó a una persona que decía llamarse Mel Waters en el programa de radio estadounidense “Costa a Costa AM”. Mel relataba la existencia de un pozo en un terreno de su propiedad, en Manastash Ridge, a unos 30Km de Ellensburg. Este pozo tenía unas extrañas propiedades. Medía tres metros de ancho pero parecía no tener fondo. Más de 20 vecinos de la zona lo utilizaban como vertedero, arrojando en él todo tipo de residuos, pero el agujero no se llenaba nunca. El propio Mel, intrigado, descolgó una plomada atada a un hilo de pescar de 20 libras. Se quedó sin hilo cuando iba por 25 kilómetros y aun no había llegado al fondo.

Otro aspecto que resulta sorprendente de este pozo, atendiendo a las explicaciones de Mel, es que en una ocasión arrojó allí un perro que se le murió y a los pocos días reapareció de nuevo vivo.

El relato despertó una cierta expectación, por lo que Art Bell volvió a contactar con Mel Waters en varias ocasiones más. Pero el elemento clave que hizo que esta fantasía tuviese un eco que perdura todavía es que en el mapa de Terraserver de la zona mencionada por Water, había un rectángulo de color blanco que se interpretó como un intento de censura del gobierno americano, tratando de ocultar el pozo.

ocultacion

La conspiración estaba servida, y los conspiranoicos estaban excitados.

Se crearon muchas páginas web alrededor de las cuales se aglutinaban los amantes de este misterio. De entre ellas, la más importante fue MelsHole.com. Esta página ya no está disponible, pero podemos retroceder en el tiempo y leer los hilos de su foro tal como estaban en sus últimos días, en el año 2009.

En MelsHole.com se encontraron los seguidores más activos, que hicieron una búsqueda por toda la zona utilizando google maps cuando estuvo disponible (2005). Empezaron por la zona que en Terraserver aparecía ocultada y que el googlemaps sí que estaba visible.

desocultacion

Allí no se encontró nada, pero lejos de desanimarles, optaron por buscar en las proximidades. Alguien encontró en googlemaps este punto (click para agrandar), que inmediatamente se convirtió en un posible candidato a agujero de Mel:

hole1

En las imágenes actuales este círculo ya no puede apreciarse. Hay que irse a google earth, seleccionar las imágenes históricas, y elegir las de 2005 para poder verlo. Uno de los participantes de MelsHole.com tomó la iniciativa y se desplazó a la zona. Pero allí no encontró nada. La mancha solo era una sombra de la toma aérea.

garmin

hole1ground

Poco después apareció un nuevo candidato.

hole2

Y de nuevo uno de los participantes se personó en la zona. ¡Allí estaba!

pozo

Mel había contado que el pozo tenía a su alrededor un muro de un metro de altura y que estaba cerca de un camino. Este pozo estaba cerca de un camino y tenía un valla alrededor de más o menos esa altura. Todo “cuadraba”. Al otro lado del camino, el rectángulo que se aprecia desde el cielo se corresponde con una cabaña de madera derrumbada.

casa

La excitación fue tremenda. 9 años después de la entrevista de Mel al fin tenían algo tangible. En la primavera de 2006 se organizó una visita en grupo a este pozo, pero tras un análisis más exhaustivo se pudo comprobar que aquello no era un pozo sino un estanque alimentado por las corrientes subterráneas, que hacía mucho tiempo que se había secado por cambios en las capas freáticas, lo que provocó que la casa fuese abandonada.

pozo2suelo

Tras otros cuantos intentos infructuosos, finalmente el administrador del foro MelsHole.com acabó por desistir y cerró el site en 2009.

Un año antes de eso, un chamán llamado Red Elk intervino también en el programa Costa a Costa afirmando que él había visitado en varias ocasiones el pozo. Se trata evidentemente de un oportunista buscando notoriedad. Entre otras rarezas de este personaje, llevaba un saquito atado al cuello con un trozo de metal que encontró en una carretera y que afirmaba pertenecer a una nave extraterrestre, o afirmaba que una raza de reptiles vive en el subsuelo y rapta a mujeres para utilizarlas como esclavas sexuales.

Red Elk

La explicación al misterio

15 años de ilusión, de misterio, de amigos en la red que se encuentran en persona para compartir aventuras… es algo bonito. Tan bonito como la Navidad, los Reyes Magos, el Viejito Pascuero o el ratoncito Perez, pero igual de falsos. Mel Waters fue un caradura que llamó a Art Bell y le contó una trola.

La historia no tiene por donde cogerla. 20 personas lanzaban allí la basura y los electrodomésticos estropeados, pero sin embargo en la práctica nadie sabía donde estaba. Mel descolgó una pesa atada a un sedal de pesca empalmando carrete tras carrete hasta llegar a los 25 km. No sé exactamente cuánto pueden pesar 25 km de sedal pero seguro que mas de las 20 libras que puede soportar, y seguro que más de lo que puede sujetar Mel sin caer él detrás de la plomada.  Las paredes del pozo según Mel estaban revestidas de piedra. ¿Cómo hicieron para sujetarlas? El capítulo de la resurrección del perro no requiere dedicarle ni un segundo.

Un funcionario de Ellensburg investigó en los registros oficiales y descubrió que ningún terreno había estado bajo la propiedad de ningún Mel Waters. Mel se defendió como se defienden los charlatanes. Unos empleados del gobierno se presentaron en su propiedad, le amenazaron y le compraron sus terrenos a cambio de que se fuese a vivir a Australia y que nunca más mencionase el pozo del misterio. Ellos también hicieron desaparecer el agujero y todo registro de su persona. Ya conocemos este recurso.

En cuanto al rectángulo en Terraserver, éste fue explicado por un empleado de la USGS, fuente de la que se tomaban estos mapas.

Febrero de 2002

Gracias por su pregunta acerca de TerraServer. Hemos sido informados por varias personas en las últimas semanas que las imágenes aéreas en un área cerca de Ellensburg, Washington, no se muestran en TerraServer. Estamos explorando lo que pudo haber sucedido en el tratamiento de estos datos que han impedido que aparezca este mapa.
El área de Manastash que falta, está disponible en el USGS Earth Explorer (http://edcsns17.cr.usgs.gov/EarthExplorer/). Nosotros cargamos los datos allí primero y luego le proveemos de copias a Microsoft para que las publiquen según un acuerdo existente. Tratamos de mantener los mapas de Terraserver actualizados, pero a veces para ocurre algún fallo en el proceso de actualización y no se incorporan correctamente a la base de datos de Terraserver. Ya que TerraServer tiene únicamente la finalidad de mostrar al público los mapas, estos no están tan actualizados como los del USGS.
Gracias por su interés en los TerraServer.

Beth L. Duff

USGS, National Mapping, Business Development
12201 Sunrise Valley Dr., MS500, Reston, VA 20192
703-648-4621, 703-648-4706 (fax), bduff@usgs.gov

http://www.seattlechatclub.org/MelsHole.html

Referencias:

http://en.wikipedia.org/wiki/Mel’s_Hole

http://skeptoid.com/episodes/4156

http://www.seattlechatclub.org/Mel_Hole_Transcripts.html

http://web.archive.org/web/20071018015803/http://www.melshole.com/

http://www.seattlechatclub.org/MelsHole.html

Share

Homeópatas utilizan artimañas legales contra blogueros en Australia y Portugal

cuidado abogado

La homeopatía contiene agua, azúcar y mucha imaginación. Los homeópatas nos dicen que además también contiene una gran dosis de ciencia, aunque no he visto en ningún momento que puedan demostrarlo. ¡Ah! También tiene una cosa más: abogados.

Creo que es importante que se conozcan dos casos en los que los homeópatas están intentando acallar las críticas legítimas abusando de los procesos legales.

En Lisboa, Portugal, el bloguero Luis Graves Rodrigues ha sido demandado por una farmacia homeopática a la que mencionó en una entrada de 2007. En esa entrada Luis contrastaba la persecución del gobierno portugués a los productos farmacéuticos que no han pasado los controles y que se venden fuera del circuito oficial, con la permisividad ante la venta de productos homeopáticos.

En este establecimiento comercial son libre e impunemente vendidos al público, preparados misteriosos a precios astronómicos, aunque sean mistelas compuestas casi sólo por agua y nunca nadie haya conseguido demostrar su eficacia o siquiera su efecto.

Luis expone su indignación ante un sistema de regulación que permite que los productos homeopáticos se vendan como medicina, a pesar de que la regulación sanitaria portuguesa exige que los productos homeopáticos sean etiquetados como “de ningún valor terapéutico probado”. La venta de CDs fuera del circuito oficial se persigue, pero la venta de “medicinas” sin embargo, se tolera.

Esta farmacia homeopática, cerca de 5 años después, acusa a Luis Graves de difamación por lo que deberá comparecer en los juzgados el próximo 17 de abril. Seguro que el Sr. Rodriguez hará un buen papel defendiéndose a sí mismo.

Se trata, obviamente, de una clarísima estrategia de intimidación, que solo persigue el continuar vendiendo impunemente sus «elixires» intentando hacer callar el ejercicio constitucional de la libertad de la expresión de una opinión científicamente fundamentada. Lo cual será obviamente demostrado en el juicio.

Esteremos atentos a lo que ocurre en Lisboa en los próximos días.

Mientras tanto en Australia, la homeópata Francine Scrayen y sus abogados le han enviado una carta de advertencia a bloguero Dan Buzzard. Realmente es asombroso que haya sido tan eficiente en aplicar soluciones legales, mientras que no lo fue tanto en encontrar un remedio para salvarle la vida a su paciente, Penélope Dingle. Trágicamente, la Sra. Dingle murió de cáncer rectal el 25 de agosto de 2005, habiendo pasado por un sufrimiento horrible e innecesario.

Lo que hace este caso de vandalismo jurídico verdaderamente repugnante y despreciable, es que la Sra. Scrayen está imputada en la muerte de Penélope.

Estas alegaciones no son sólo realizadas por blogueros y por la familia de Penélope, sino sobre todo por la misma Penélope. En el transcurso de su tratamiento por la Sra. Scrayen, Penélope iba escribiendo un diario, documentando cada contacto entre ella y su homeópata. Parece que lo hacía, porque estaba convencida de que  iba a necesitar esas anotaciones para un libro que quería escribir acerca de su milagrosa curación homeopática cuando sanase. Cuando era evidente que Penélope iba a morir, escribió una serie de cartas en las que se dejaba en claro que quería que la Sra. Scrayen asumiera su responsabilidad.

Hecho:
Si me hubiera realizado el enema que me mandó a hacer, el cirujano me dijo que mi intestino se habría partido. Si esto hubiera sucedido, en mi estado de debilidad habría sido poco probable que hubiera sobrevivido a la infección.
El cirujano me dijo que “si mi intestino se hubiese partido, habría muerto. Y que él no me podría haber salvado. ”
Me gustaría que reflexionase sobre esto.

Hecho:
Si hubiera esperado otras 48 horas como usted me indicó, para que el remedio actuase, me habría muerto. El cirujano me dijo que no podría haber sobrevivido a otras 48 horas, lo que significa que habría muerto el lunes 13 de octubre 2003.
Reflexione sobre esto también.

Después de su muerte, los hermanos de Penélope le llevaron su diario y sus cartas al Juez de Instrucción y exigieron que se llevase a cabo una investigación. El bloguero Dan Buzzard escribió sobre el informe del forense y expresó sin tapujos su disgusto por las acciones de Francine Scrayen. El médico forense llegó a la conclusión de que:

Acepto que la señora Scrayen cree que la fallecida había sufrido de hemorroides años antes y que el sangrado y el dolor eran “viejos síntomas de esa enfermedad”, aunque un profesional de la salud competente, se habría alarmado por los síntomas y habría aconsejado encarecidamente que se realizasen pruebas médicas adicionales sin demora.

La señora Scrayen no era una profesional de la salud competente. Acepto que la señora Scrayen tenía una mínima capacidad sobre las cuestiones de salud pertinentes, lo que no impidió por desgracia que decidiese tomar a la persona fallecida como paciente.

Lamentablemente en el período comprendido entre abril y mayo de 2003 se desprende que la fallecida decidió rechazar el tratamiento convencional ofrecido por el profesor Platell y se dirigió a los remedios homeopáticos que ofrecía la Sra. Scrayen. Estoy convencido de que la señora Scrayen logró convencer a la difunta de que el tratamiento homeopático que le estaba dando podría proporcionar una cura para su cáncer.

En los meses de abril, mayo y junio de 2003 la fallecida cada vez tuvo más dependencia de la señora Scrayen, llegando en julio de 2003 a estar en contacto con ella casi todos los días. En esta etapa la relación entre la fallecida y Scrayen había ido mucho más allá de una relación profesional normal de paciente / doctor.

Durante el período en 2003 en el que la fallecida confiaba en el tratamiento proporcionado por Sra. Scrayen, no sólo se perdió cualquier posibilidad de que sobreviviera a la enfermedad, sino que sufrió un dolor extremo e innecesario. La investigación concluye que si la cirugía se hubiese realizado al principio, la mayor parte de ese dolor se habría evitado.

Esta situación se agrava aún más por el hecho de que la señora Scrayen aconsejó a la fallecida que evitase tomar medicamentos para reducir el dolor. La fallecida aceptó este consejo y sólo a regañadientes se tomaba algún analgésico.

Esta es la información que Francine Scrayen no quiere que usted sepa. No quiere que nadie sepa que ella no tuvo la capacidad de reconocer la gravedad de los síntomas de Penélope. No quiere que usted sepa que el médico forense llegó a la conclusión de que ella no era una profesional de la salud competente, en absoluto. No quiere que usted sepa que ella le dijo a Penélope que la homeopatía podría curar su cáncer. No quiere que usted sepa que ella convenció a Penélope de que tomar medicación para evitar el dolor intenso podría interferir con la curación que le habían prometido. No quiere que usted sepa que ella persistió con sus consejos, incluso cuando Penélope estaba tan cerca de la muerte que solo la cirugía de emergencia podría salvarle la vida.

¿Alguien puede razonablemente sostener la opinión de que Francine Scrayen está siendo injustamente criticada?

Artículo Original: Skeptic North

Share