Posts Tagged ‘Sábana Santa’

El último peldaño de Sánchez Hermosilla

   Un soneto me manda hacer Violante,

            que en mi vida me he visto en tal aprieto…

…escribía Lope de Vega, y en aprieto similar me he visto cuando La mentira está ahí fuera me preguntó si podía hacer un comentario sobre la intervención de D. Alfonso Sánchez Hermosilla, del Centro Español de Sindonología, en el programa de Onda Regional de Murcia, El Ultimo Peldaño (08/06/2012, audible aquí ). Pero mi apuro es mucho mayor que el del ladino de Lope, que utilizaba su supuesto trance como pirueta poética para hacer alarde de sus habilidades métricas. Y es que La mentira me pide que comente algo que está fuera de mis posibilidades. Me explico: El Dr. Sánchez Hermosilla habla del Congreso sindonista que tuvo lugar en Valencia el pasado Abril y nos explica que fue un congreso lleno de científicos, que presentaban ponencias científicas para gente científica, que su organización, el CES, es plenamente científica y que trabaja más científicamente que nadie los temas científicos que se le encomiendan, esto es el Sudario de Oviedo y la Sábana Santa. Y yo tengo que aclarar que de ciencia no sé mucho. He leído manuales de divulgación, algo más de filosofía de la ciencia y artículos sobre algún tema concreto que podía entender, pero que me encuentro en la imposibilidad de evaluar correctamente. En estas condiciones, ¿cómo voy a hacer un comentario sobre temas tan científicos como los que nos presenta el Dr. Sánchez Hermosilla? Vaya apuro. Leer Más...

Más »

Raymond Rogers y la Sábana Santa (I). El Jinete Solitario de la «Sindonología»

No soy un adicto a los juegos de azar, pero me juego el cuello a que nadie ha oído hablar por ahí de la ciencia llamada “bustodenefertitilogía” o de la “venusdemilología”. No arriesgo mucho, la verdad, porque no existen. No existe una ciencia específica que se encargue de investigar el busto de Nefertiti del museo de Berlín o la Venus de Milo del Louvre. Sin embargo, existe una ciencia única en el mundo, la “sindonología”, que pretende concentrarse en un solo objeto de estudio: la Sindone de Turín, el lienzo que se conserva en la catedral de San Juan Bautista de esta ciudad, en el que figura la doble imagen de Jesucristo. Leer Más...

Más »

La datación del Sudario de Turín (y III). Las críticas.

Y llegamos por fin a la cuestión que ha motivado esta serie: las críticas a la datación del Sudario de Turín.  Uno de nuestros lectores nos dejó la dirección de esta página que, a pesar de no ser nada original, es un buen ejemplo de cómo funciona el mundo de la sindonología y de lo crítico que hay que ser cuando a uno le cuentan algo, incluso aunque suene muy científico.

La página en cuestión hace un totum revolutum de cuatro «teorías» de por qué la prueba del 14C se equivocó al datar el Sudario de Turín.  Como suele ser habitual en estas lides, lo primero que llama la atención no es lo que dicen, sino lo que no dicen:  ¿Qué les hace pensar que la datación fue errónea?  Pues simple y llanamente que contradice el dogma que ellos ya tienen a priori: el sudario envolvió a Jesucristo.  Cualquier evidencia de lo contrario está equivocada, cualquier indicio que se pueda usar a favor es una prueba indiscutible.Lo segundo que llama la atención es que las cuatro hipótesis planteadas son contradictorias entre sí.  Si una es cierta, las demás son falsas.  O hay contaminación bacteriana, o un remiendo o alteraciones químicas… pero ¿todo a la vez?Así que vayamos a analizar los puntos que se exponen uno por uno. Leer Más...

Más »

La datación del Sudario de Turín (II). Los resultados.

Continuando con la serie dedicada a la datación del Sudario de Turín, vamos a ver exáctamente cómo se realizó la datación de la tela.Las primeras propuestas de datación por radiocarbono surgieron a finales de los años 1970, cuando se creó el STURP (Shroud of Turin Research Project), un grupo dedicado a intentar autentificar el sudario y que prácticamente monopolizó el acceso a éste durante su existencia.  Sin embargo, en aquella época, la tecnología disponible imponía el uso de una cantidad de muestra excesivamente grande para su datación (recordemos que la datación por radiocarbono es una técnica destructiva). Leer Más...

Más »

La datación del Sudario de Turín (I). Qué es la datación por radiocarbono.

El Sudario de Turín, como cualquier asunto en que intervenga la religión, o sea, la superstición y la irracionalidad, permanece artificialmente en un estado de polémica artificial incluso cuando su origen se ha dado por zanjado, dado que quién basa su visión del mundo en una idea absurda y dogmática no puede aceptar cambiarla por mucha evidencia de su error que aparezca.En el caso del sudario, a lo largo del siglo XX, a medida que su estudio iba incorporando investigadores no cegados por su fe, empezaron a encontrarse pruebas de que no era más que una de las muchas reliquias falsas que proliferaron por Europa durante la Edad Media.  Cada una de esas pruebas era negada sistemáticamente por los creyentes: documentos medievales donde se explica que se había encontrado al pintor, restos de pintura, análisis anatómicos y pictóricos…  Pero nada de esto era suficiente.  Finalmente, tras muchos años de debate se consiguió que la Iglesia Católica aceptara someter a la sábana a una prueba que debía resultar definitiva: su datación por 14C.

Empezando por el principio

¿Qué es la prueba del 14C y cómo funciona?

Lo que determina que un átomo sea de un elemento y no de otro es el número de protones que contiene su núcleo.  En condiciones normales, el número de protones determina el número de electrones que contiene el átomo, y el número de electrones es el que determina sus propiedades químicas.  Si un átomo tiene 26 protones, será hierro, si tiene 79, será oro.  Sin embargo, en la mayoría de los átomos, el núcleo también contiene neutrones.  Al contrario que los protones, los neutrones no tienen carga eléctrica, por lo que no influyen en el número de electrones que tiene el átomo, y por tanto, sus propiedades químicas no varían al cambiar el número de neutrones.  Esto hace que todos los elementos se compongan de diferentes isótopos, es decir de átomos que tienen el mismo número de protones, pero diferente de neutrones. Leer Más...

Más »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies