Off Topic

En este espacio podéis tratar el tema que os apetezca.

 
 
  • @ Doc Halliday:
    Se acuerda que hace un tiempo charlamos acerca de la posibilidad o no de contactar a otra civilización extraterrestre, y de cómo yo le comentaba que estábamos aislados en nuestra propia isla desierta, limitados por la velocidad de la luz como para poder comunicarnos?

    Bueno, éste estudio del Future of Humanity Institute de la Universidad de Oxford viene a resaltar que sufrimos del «sesgo del sobreviviente», y que ello nos condiciona a creer que no podemos estar solos en el universo, aún cuando no somos más que el fruto de una serie de eventos afortunados:

    https://www.liebertpub.com/doi/10.1089/ast.2019.2149

  • @ Luiggi:
    Lo que siempre he opinado al respecto es básicamente lo mismo, aún en el caso de que la inteligencia hubiese aparecido en otras partes del universo los límites que nos impone la física hace improbable que llegásemos a tener contacto alguno, por no hablar de que lo más probable, siguiendo nuestro modelo, es que ni siquiera fuésemos capaces de entendernos, el lenguaje es algo único en nuestra especie y parece, según muchos especialistas, exclusivo del sapiens lo que habría sido determinante en nuestra supervivencia a expensas de nuestros primos homo.
    En el supuesto de que se hubiese desarrollado alguna otra civilización, incluso muy cercana, la posibilidad de que su forma de comunicarse podría sernos tan ajena que ni siquiera la reconociera mis como tal y lo mismo a la inversa.
    En nuestro propio entorno biológico la forma más común de comunicación es química. En fin, que estamos solos, dependemos de nosotros mismos para sobrevivir y nos empeñamos una y otra vez en demostrar que el experimento homo es un fracaso biológico.

  • Luiggi dijo:

    Se acuerda que hace un tiempo charlamos acerca de la posibilidad o no de contactar a otra civilización extraterrestre, y de cómo yo le comentaba que estábamos aislados en nuestra propia isla desierta, limitados por la velocidad de la luz como para poder comunicarnos?

    Saludos cordiales, Luiggi.

    Ya lo creo. Al final establecimos esto precisamente, que la posibilidad de tropezar con alguien (si es que se llegase a dar tal posibilidad) era prácticamente impensable. Que tenía que ser una casualidad imposible.

    Sin embargo, diga lo que diga el Instituto, por favor, permítanme conservar mi fe en que puede que un día, tropecemos en nuestro espacio cercano con un un cacharro ridículo, algo parecido a un balón de fútbol con antenas que haga Beep-beep en alienígena todo el rato, con unos dibujos de algo parecido a pulpos saludando en los laterales y unos caracteres de los que salen en los cómics para señalar que se trata de un lenguaje extraterrestre.

    He mirado, y miro, tantas noches hacia el cielo que me falta valor para aceptar que somos una afortunada casualidad, algo extraordinario, y arrepentirme de querer que haya alguien más ahí fuera.

    A un tipo que se pone la camiseta de la Flota Estelar en las Comicon y que daría cualquier cosa por pisar el puente de la Entreprise, sería una crueldad decirle la verdad… ¿No os parece?.

  • Para el que quiera aproximarse un poco al tema:

    https://elpais.com/cultura/2018/12/03/actualidad/1543853832_505578.html

    Escribir sobre Star Trek tiene más peligro que hacerlo sobre cualquier religión: es imposible componer tres párrafos sin incurrir en varias herejías y excomuniones, así que lo más sensato (y cobarde) es avisar de que este texto no habla sobre Star Trek, sino sobre lo que puede significar el renacer de Star Trek en estos tiempos de turbulencia, ultraderecha triunfante y nacionalismos satisfechos.

  • Extraterrestre, ¿verdadero o falso?.

  • Doc Halliday dijo:

    Sin embargo, diga lo que diga el Instituto, por favor, permítanme conservar mi fe en que puede que un día, tropecemos en nuestro espacio cercano con un un cacharro ridículo, algo parecido a un balón de fútbol con antenas que haga Beep-beep en alienígena todo el rato, con unos dibujos de algo parecido a pulpos saludando en los laterales y unos caracteres de los que salen en los cómics para señalar que se trata de un lenguaje extraterrestre.

    ¡Ay! ¡Y cuan poco me apetece a mí también amargarme con la patente falta de solidez de expectativas semejantes!: Pero que algo así fuera a llegar justo a nuestro rinconcito, a donde estamos nosotros y a nuestro alcance, habría de ser asimismo una casualidad inconmensurable… Supongo que siempre podemos hacernos la ilusión de que pueda haber muchos millones de esos objetos, diseminados por toda la galaxia y programados con parámetros de búsqueda que facilitaran el «encontrar» por su cuenta, más allá del «ser encontrados» por casualidad… ¡Pa fantasioso yo, oigan! Yo tampoco quiero perder esa ilusión.

    «TEORÍAS DEL TODO»:

    Bueno que, quería decir que hace ya varias noches que un servidor no pone comentarios por aquí. Me sigo asomando igual a ver qué se cuenta, pero en lugar de dedicar un rato a caer en la tentación de echarme a redactar cualquier parrafada propia (¡cuántas veces demasiado tonta y atolondradamente!) últimamente me dedico más a ir leyendo el libro «Teorías del Todo» de J. D. Barrow: Doc puso el enlace aquí días atrás. Me llamó la atención, pero, donde a la postre tampoco me habría venido bien apuntármelo como para preocuparme de buscarlo y adquirirlo, resultó que en realidad está todo el texto íntegro ahí, on-line.

    Así que me guardé el enlace y lo voy repescando y leyendo, aunque sea a cachitos cortos, y sólo a estas horas intempestivas en que estoy delante del PC… (Me lo habría descargado y todo, pero para eso pide suscripción a «no se qué» o a «no se cuantos» de redes sociales de esas de las que yo sigo viviendo tan desentendido como un cavernícola).

    Aún debo de ir por la mitad o no mucho más, pero ya creo que puedo decir que, efectivamente, me parece un muy buen libro de divulgación sobre las cosas estas de la «Cosmología». Y eso a pesar de lo que yo mismo me pierdo y me disperso cada vez más, según voy avanzando en el texto.

    Con todo, me veo bastante capaz de apreciar de verdad el hecho de que el autor se dedica a ir acotando, y muy primorosamente, todas aquellas consideraciones a las que hay que atender para llegar a… Bueno… A donde sea que vaya a llegar al final, y con respecto a lo que prefigura el propio título del libro.

    Pero, claro: En cualquier caso es un tema de gran envergadura (¡hombre, nunca mejor dicho!¿no?) y, por mucho que pueda estar escrito aquello que se dice: «for dummies», a mí me va faltando cada vez más base como para irme quedando con todo. Puede tener pasajes y momentos de aquellos que a uno le suenan ya como previamente esbozados y asumidos por la propia cabezota, pero según va sumando cosas, y nombres propios también (tanto de físicos como de filósofos) que a uno le pueden sonar, pero que desconoce los pormenores ni intríngulis de su obra y postulados, pues que al final sólo se incrementa la dispersión y la entropía mental de mi muy limitado cacumen.

    Yo, que no he sido nunca estudiante ni jamás he adquirido «hábitos de estudio», me limito a ir leyendo (más lúdicamente que otra cosa) sólo a estas horas. Dedicándole poco rato y empezando por el: «a ver en qué página me quedé ayer, que ya no me acuerdo». Y sin preocuparme de documentarme con información adicional: Si me menciona a Kant, por ejemplo, pues vale que ya me suena el nombre. Pero no se nada de sus ideas como para entender del todo el hecho de que se le mencione «aquí» y «a tal efecto» sin mayor búsqueda y estudio añadido por mi parte. Y así un poco todo…

    Pero bueno: Mis negligencias son problema mío, oigan. El libro me viene pareciendo realmente recomendable para todo aquél que tenga inquietudes sobre lo que «se sabe» o «se puede saber» (o especular siquiera) acerca de la cosmología, la astrofísica y demás, atendiendo a todo lo más disponible y relevante del conocimiento actual. (Y recuerdo que digo esto aún sin haber llegado más que a la mitad, o así, del libro). Que cada cual lo aborde como mejor le venga, si se da el caso y el interés.

    Yo tengo claro que en «X» noches más me lo acabaré de leer del todo. Y que no saldré con muchos más «conocimientos adquiridos» de verdad, porque no los habré sabido asimilar. Pero que me habrá resultado interesante, como ya es patente ahora mismo.

    Y que gracias a Doc por la referencia y el enlace.

    Mientras tanto, en otros momentos del día, al margen de la pantalla del ordenador, me recreo en otras cosmologías más lúdicas, más inventadas, más fabulísticas y accesibles a la fantasía:

    Casualmente o no, hoy me venía bien releerme por enésima vez «La Biblioteca de Babel» de Borges. Nada que ver, claro…

    Y… Bueno: Empieza a ser un poco tarde incluso para mis malsanos hábitos horarios actuales… No se si todavía voy a repescar el enlace a ver, por lo menos, en qué página me quedé ayer del libro. Que ya no me acuerdo…

    Saludos a todos.

  • Alexis dijo:

    Si me menciona a Kant, por ejemplo, pues vale que ya me suena el nombre. Pero no se nada de sus ideas como para entender del todo el hecho de que se le mencione «aquí» y «a tal efecto» sin mayor búsqueda y estudio añadido por mi parte. Y así un poco todo…

    Saludos.

    Uno de los mayores inventos de la historia de la humanidad son precisamente los libros. A su manera, cada libro es muchos libros. Nos permiten ver con los ojos de otros, vivir muchas vidas y llegar a cualquier lugar incluso a aquellos que son inaccesibles por formar parte de la geografía de la memoria o de la imaginación. y, por supuesto, el mismo libro es distinto en manos de cada lector. Y cada vez que uno regresa a ellos se reencuentra con viejos amigos en los que descubrir cosas nuevas, visiones nuevas que cambian con el momento y la edad del lector.

    Uno de los mejores ejercicios que se puede hacer es leer. Precisamente porque la lectura nos lleva a nuevas y fascinantes preguntas que no imaginábamos que pudiéramos hacer. Y cada nuevo libro es otra pieza del inmenso puzzle, cada libro nuevo, reconstruye nuestra visión del mundo, la completa y la profundiza.

    En fin, que a mi me gusta leer, aunque ahora se haya perdido un poco el gusto por el ruido del papel de las páginas, el olor de la tinta y el placer de la posesión de un ejemplar sobre el que hacer marcas y acotaciones.

    Creo que, junto con el sexo, las drogas y el rock and roll, es uno de los mayores placeres que conozco: la lectura.

  • Saludos.

    Gatos los hay de todos los pelajes. Algunos, francamente espectaculares:

    https://www.publico.es/sociedad/victor-lustig-hombre-vendio-veces-torre-eiffel-chatarra-timo-capone.html

  • @ Doc Halliday:

    Totalmente de acuerdo con lo del leer y los libros, Doc… Bueno… Yo sé que no soy la persona más leedora del mundo, ni de muy lejos. Pero, según según cuentan a veces las estadísticas sobre los hábitos lectores de este bendito país, igual hay que lamentar que hasta yo pueda estar por encima de la media.

    Y sí que prefiero también el papel impreso y encuadernado entre las manos. Detalle que acaso se acabe considerando, al final, algo así como una especie de «fetichismo» o de decadente nostalgia, excentricidad irrelevante para el hecho de la lectura en sí… En realidad, el citado texto de «Teorías del Todo» que me estoy leyendo últimamente (gracias a usted) tampoco es mi primera experiencia de relato y/o libro entero que he encontrado y leído (incluso buscado a propósito) así on-line. Pero por ahora no me prodigo mucho en ésto de buscar y leer sobre pantalla textos que ya existan previamente impresos y editados en papel… Lo que pasa es que a uno también le acaba tentando la facilidad de acceder a cosas que no tiene en su biblioteca, y que a lo mejor no le viene bien esforzarse en buscarlas a propósito. Pero que luego resulta que están ahí a mano. (¡Y encima gratis! Que habrá que decirlo también)… Y si en ésto aún he caído poco con textos escritos, sí que tengo bastantes más antecedentes con lo que puedan ser tebeos (o llámesele «cómics») a los que siempre les he tenido también bastante afición.

    De todos modos, y con todo: ¡Qué diferentes son los ratos de lectura tranquila en papel, alejados del PC, de estos aprovechamientos que surgen del embarrarse por aquí a través de la pantalla y tal!

    Bueno, hablando de embarrarse, ya me he liado más de lo que ni pretendía ni auguraba yo antes de ponerme a teclear. Viva la espontaneidad.

    No. Que lo que le quería comentar (en relación al citado que me entresaca) es que, aunque me guste leer, lo que yo no tengo es mucha voluntad como para ser capaz de atarearme tampoco con esfuerzos o entusiasmamientos adicionales, en relación a la misma lectura, que me pudieran llevar de lecturas meramente ocasionales a empeñarme en apurar bibliografías de referencia y rebuscar entre todas las bifurcaciones que éstas ofrezcan. Sobretodo si hablamos de temas de divulgación (por ejemplo, científica). No tengo «sentido del método» para eso. Mi afición a leer siempre queda algo lejos de cualquier «intención sólida» o «voluntad iniciática» así como de «aprender y completar conocimientos»… Simplemente soy más de evasión, ficción y fantasía, que de saber emprender de maneras menos lúdicas, o más «serias», cualquier lectura de cualquier otro género. Aunque sea «didáctica», antes que «lúdica» o de mera evasión.

    Pero bueno: ¡Leer, leo, eh! Por lo menos eso. Siempre se me quedará lo que se me quede.

    Y por cierto, que tengo una cita con la página ciento-cincuenta-y-no-se-cuantos de las «Teorías del Todo» del señor Barrow. Que ya la estoy demorando otra vez un poco demasiado por esta noche… Gracias por todo.

    Buenas noches y, si acaso, hasta mañana.

  • @ Alexis:

    Saludos.

    Internet es a su manera una especie de hiperlibro creciente y cambiante. Un poco al estilo de «el jardin de los senderos que se bifurcan». Internet, es una metáfora del mundo, una representación y un mundo en si mismo.

  • Ecos de Callejón.

    Aviso.

    Un total de 73 mandos del Ejército de Tierra, prácticamente la mitad de los componentes aún vivos de la XXIII promoción de la Academia General Militar (AGM), han suscrito una carta al Rey en la que asumen el discurso y la terminología que empleó Vox en su reciente moción de censura contra el Gobierno.

    Estos militares, que superan los 70 años de edad, están retirados y, por tanto tienen plena libertad para expresarse, sin embargo no lo hacen como ciudadanos sino como militares, dejando constancia de su empleo militar junto a su nombre en un texto dirigido al Rey, que es constitucionalmente el capitán general de los ejércitos, a través del jefe de la Casa Real, Jaime Alfonsín.

    En dicha misiva se asumen las tesis, el lenguaje y los bulos cocinados por Vox. Tras culpar al Gobierno “social-comunista, apoyado por filoetarras e independentistas”, de amenazar “con la descomposición de la Unidad Nacional”, muestran su apoyo y lealtad al Rey “en estos momentos difíciles para la Patria”.

    Esta carta se produce pocos días después de que se conozca una misiva similar procedente de jefes jubilados del Ejército del Aire. Todos ellos pertenecían a la XIX promoción de la Academia General del Aire, con sede en San Javier, Murcia.

    En este país que tanto atraso, represión y muertos ha sufrido por culpa de dictadores proporcionados por la derechona cavernaria y militones salvapatrias de rancio abolengo fascista, con una democracia ya zarandeada por varios intentos de golpe de estado, ¿Es que no hemos tenido bastante?.

    Existe un riesgo evidente para la democracia española en este momento. Pero no es la presencia de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, sino la presencia de Vox. Tanto EH Bildu como Vox tienen derecho a formar parte del sistema político español, pero EH Bildu no supone ninguna amenaza para el mismo, en tanto que Vox sí.

    Desde la lógica democrática, la trayectoria de EH Bildu es mucho más limpia que la de Vox.

    EH Bildu está haciendo lo que desde los Pactos de Madrid y de Ajuria Enea se le pidió al nacionalismo abertzale que hiciera: que abandonara la lucha armada y que defendiera pacíficamente su programa político, integrándose y acatando todos los mandatos del sistema. Es lo que está haciendo.

    ¿Hay alguien que pueda acusar a EH Bildu desde su inclusión en el Registro de Partidos del Ministerio de Interior de alguna actividad contraria a la Constitución? ¿Ha hecho EH Bildu en los últimos años algo comparable a la Operación Kitchen?. Cuando los partidos democráticos le exigían al nacionalismo abertzale que abandonara la lucha armada y que, si la abandonaba, se podría integrar en el sistema político español como un partido más, ¿se lo exigían de verdad o no? ¿La mancha de ETA es imborrable y la de Franco no?. De lo que no cabe duda es de que no ha existido en toda la historia de España ninguna manifestación de ejercicio de la violencia política que se aproxime, ni de lejos, a la que protagonizó el general Franco.

    El terrorismo de ETA ha sido espantoso. Sobre esto el acuerdo es total. Pero a nadie medianamente informado se le ocurriría comparar la violencia terrorista de ETA con la violencia «institucionalizada» del Régimen del General Franco. La distancia entre una y otra es sencillamente inconmensurable.

    Y con esta vocación claramente antidemocrática, populista, este nacionalismo de corte fascista de Vox, es con la que está coqueteando el PP. De aquí es de donde vienen las amenazas para nuestro sistema democrático. Cualquiera que conozca mínimamente la literatura política sobre cómo mueren las democracias, sabe que es así.

    Recuerden: A tejero le trataron a cuerpo de rey, hasta le regalaron un llavero con dos testículos de oro por su inolvidable sacrificio y devoción a la patria, sucede que los que olvidan su historia, están condenados a repetirla. ¿Quieren ustedes ondear banderas y jalear las palabras de los militares nostálgicos?, adelante, pero piensen bien qué es lo que realmente desean… podría llegar a hacerse realidad.

  • @ Doc Halliday:
    https://www.elperiodico.com/es/internacional/20201113/jefe-estado-mayor-eeuu-carga-trump-8202975

    Una sutil diferencia entre militares y conmilitones

  • Ecos de Callejón

    Notas de Sociedad.

    Saludos.

    Siguiendo con las entregas del inagotable culebrón de la corrupción en el PP, una más: La Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional solicita al juez de la Audiencia Nacional que instruye la causa de la ‘Caja B’ del PP nuevas diligencias encaminadas a indagar en contratos por valor de aproximadamente 570 millones firmados por varios ministerios del Gobierno de José María Aznar con uno de los donantes del PP entre 2002 y 2004.

    Para que luego me insistan alguno de ustedes en que la inmoralidad es general y que todos son iguales. Iguales, si… Pero está claro que algunos más que otros. Sería deseable que la derecha fuera capaz de renovarse y romper con un pasado que, como si fuera su sombra, la sigue a donde vaya. ¿Qué crédito se puede otorgar a quienes predican mientras siguen ofreciendo un ejemplo lamentable?.

  • Ecos de Callejón.

    Columna de opinión.

    Saludos.

    Al ver en la tele las imágenes de la imaginativa inauguración del 27% del novísimo hospital madrileño de pandémico propósito que aún carece de quirófanos, de personal médico, de la totalidad de las camas, etc, etc, pues eso, que al ver las imágenes del inacabado hospital, uno puede ver las imágenes del inacabado fiasco de la inacabada ciudad de la justicia, que también ha costado (y aún costará) una pasta gansa al personal. Lo que nos recuerda la figura de una vieja luchadora: Doña Esperanza Aguirre:

    En la España conservadora late un odio cerval a los rojos, que si bien lo mantuvieron silenciado en las primeras décadas del periodo constitucional, su rescoldo latente solo esperaba a ser despertado. No en vano, Esperanza Aguirre es una de las líderes políticas de la derecha que más había hablado del comunismo cuando nadie lo hacía, ni siquiera los propios comunistas.

    Esperanza, entendió perfectamente que para lograr el retorno de una nueva hegemonía de la derecha en España (lo que se definió como «quitarse los complejos»), no sería suficiente con reclamar para sí toda la maquinaria eufemística del neoliberalismo, sino que había que desenterrar y actualizar ese viejo sentimiento que nunca fue realmente miedo al rojo, sino simple venganza por cinco años en los que la clase obrera de entreguerras en España se atrevió a cuestionar el orden social.

    Aguirre lo hace con un sincero y admirable odio de clase. Viene a decir que el comunismo puede despertar la afinidad de la clase trabajadora, pero que revestido, en su opinión, de una coartada humanista, puede atraer el interés de capas medias hartas de la crisis y la corrupción. Afea al que se adhiere a la causa del cambio por un criterio ético sin tener unas necesidades materiales que lo impulsen.

    Aguirre necesitaba, para poder dañar a Podemos, romper un consenso constitucional: el que se refería a que el PC, que tras tragarse el sapo de hacer gigantescas cesiones, fuera reconocido en la política española. La señora Aguirre hace esto para dañar a Podemos, pero sobre todo para recrear una identidad en los suyos.

    Autodenominada liberal, fue una de las figuras importantes del proyecto de restauración reaccionaria, la conjura de diferentes fuerzas políticas, económicas, culturales y mediáticas para, a partir de la derrota del PP en 2004, torcer el sentido común de la sociedad española hacia un rumbo donde fuera posible conciliar la amoralidad neoliberal con los valores ultraconservadores.

    Parte de la derecha entendió que si bien Aznar tuvo en su última legislatura una amplia mayoría absoluta, no pudo aplicar su programa de Gobierno por culpa de una férrea contestación social, razón por la que no quedó más remedio que variar el equilibrio y conducir y situar la hegemonía cultural del país en una línea es derechista diáfana.

    A mediados de la pasada década el PP había gestionado la mayor concentración de poder institucional que se ha dado en la España democrática, pero había afrontado un problema similar al de Aznar: concitaba la mayoría del voto, pero carecía de la mayoría social para aplicar sus recortes sin despertar una fuerte hostilidad entre amplias capas de la población.

    Las redes sociales, útiles para pulsar la identidad ideológica, que es la triste reducción a la que se ve sometida la política en nuestros tiempos, nos decían que en aquel momento la derecha sociológica se identificaba con el apelativo «LET», liberales en Twitter, utilizando la bandera de la UE como símbolo grupal. Era a lo más que se llegaba. Una potente retórica en defensa del salvajismo del libre mercado, la pérdida de soberanía y el ya abandonado proyecto austericida alemán.

    Saltando a nuestro presente, a finales de abril de 2020, empezamos a vislumbrar la caída de la curva y una salida a las durísimas semanas de la primera ola de la pandemia. Todo está cambiando camino de la postnormalidad, también la derecha. Todo los esfuerzos emprendidos desde 2004 encuentran el momento para expresarse. Si la crisis catalana dio la oportunidad de cuajar la existencia (con el otoño rojigualdo) a los ultras, también permitió que uno de los pupilos de Aznar llegara a la presidencia del PP. Hubo más motivos, desde la galopante corrupción gestionada por el ala de Rajoy hasta el odio concienzudamente sembrado contra Unidas Podemos: se tiró con bala, desde las tribunas de la derecha pero también desde las de centro progresista para impedir que la coalición llegara al Gobierno.

    Ya no quedaba ningún elemento de la derecha que se definiera como LET ni vehiculaba su identidad a través de la bandera de la UE. Ahora la habían cambiado por una serpiente. La bandera de Gadsen, la enseña de algunas milicias norteamericanas del siglo XVIII, reutilizada por los seguidores más radicales de Trump, reaparece como forma de reconocimiento entre una parte de la derecha dura española, especialmente la madrileña (al búnker y los ultras les dejan los símbolos imperiales y franquistas). Ayuso está a punto de convertirse en la líder de esta nueva corriente.

    Miguel Ángel Rodríguez, el Steve Bannon vallisoletano, guía sus pasos. La exageración, la mentira, la agitación de sus bases estalla a finales de mayo: se intenta hundir al Gobierno con la connivencia de algunos personajes mediáticos de relumbrón, el dinero del empresariado ideológicamente adicto y algunos jueces y uniformados con tendencia a reescribir el resultado de las urnas. Tranquilos, conoceremos más detalles en unos años, ahora nadie quiere reabrir esas semanas en las que en España se jugó con fuego.

    Aznar y Aguirre, como caras visibles del proyecto de restauración reaccionaria, han conseguido sus objetivos, pero no de la forma que esperaban. Hoy el PP compite con otros dos partidos y Casado, después de haber derrocado a Álvarez de Toledo y dado calabazas a Vox, se deja querer de nuevo por Pedro Arriola. Sin embargo, aunque Trump abandone la Casa Blanca, seguirá sentado en la puerta del Sol.

    Un tercio de la sociedad española mira a la derecha “iliberal” con curiosidad y hasta con algo parecido a una suerte de simpatía: se les queda corta la mano de hierro de la Thatcher y recurren como símbolo, en una suerte de posmodernismo reaccionario, a una serpiente sobre un fondo amarillo que parece, más que un símbolo conservador, el logo de una organización terrorista del universo Marvel. Se nota que la derecha española no ha sabido cimentar en la realidad un proyecto propio, quedando reducida a ser compañera de viaje de ese sector más cercano a Varsovia y Budapest que a Berlín.

    Una pena, ché. Necesitamos una derecha como la de otros países, europeista y moderna, cuando lo que tenemos es una tribu de simples iliberales aficionados a la bronca, herederos directos de un pasado tan cercano que sigue generando causas en los juzgados, de bandolerismo económico impresentable del que no consiguen librarse.

    Lo dicho, una pena.

  • Doc Halliday dijo:

    En la España conservadora late un odio cerval a los rojos, que si bien lo mantuvieron silenciado en las primeras décadas del periodo constitucional, su rescoldo latente solo esperaba a ser despertado.

    No sabe hasta qué punto. Para quien quiera hacerse una idea, que lea esto:

    https://www.infolibre.es/noticias/politica/2020/12/02/el_chat_xix_del_aire_los_mensajes_los_altos_mandos_del_ejercito_retirados_que_suenan_con_fusilamientos_golpes_estado_113934_1012.html

    Por lo demás, el «hospital de pandemias» es un auténtico disparate. Si un hospital de tales características vuelve a ser necesario, lo será cuando los hospitales normales colapsen, y para que esto ocurra es necesario que la pandemia tenga una gran velocidad de contagio y expansión; y los virus más apropiados para tal tarea serían aquellos que se difunden por vía aérea… ¿Y contra tal amenaza qué construyen? ¡Un hospital sin paredes, puertas, ni vía de contención alguna…!

    ¿Y si la próxima pandemia la ocasiona un virus de un tipo como el ébola, a cuyos afectados se les aislaba en habitaciones, sin permitirles ni abrir las ventanas, y procurando mantener dentro una presión negativa?

    Y por si esto fuera poco, no se molestan ni en poner quirófanos… Eso no es un hospital, eso es un almacén temporal a granel de enfermos en espera a su traslado definitivo a la morgue.

  • Un grupo de WhatsApp formado por altos mandos militares firmantes de una carta al rey destapa la afinidad de algunos de sus integrantes con la ultraderecha y el franquismo
    Desde el móvil de quien encabeza la misiva a Felipe VI, el antiguo general de división Francisco Beca, llegó al chat este mensaje: «No queda más remedio que empezar a fusilar a 26 millones de hijos de puta»
    Uno de los participantes reenvía un audio con la voz de Santiago Abascal en el que se puede escuchar: «Me dicen que es obligatorio saludar a este grupo. Un abrazo a todos y ¡Viva España!»

    Este es el repugnante texto del enlace que nos deja Spoiler, repito, repugnante.
    Esto es terrorismo, esto es golpismo esto tiene que ser perseguido juzgado y condenado.
    Estos son los Patatriotas del cortijo de siempre y estos cobran de nuestros impuestos.
    Y todavia hay quien aplaude a estos… estos… no tengo palabras.
    Si algo tengo ahora mismo que reprochar al actual gobierno es que no se tomen acciones decididas contra estos put0s terroristas chupasangres y quienes les jalean y les rien las gracias.
    Basta ya!!!

  • Desde luego que es gordo todo esto, incluso aunque quede sólo como cosas «de boquilla», ¡pero que ya, ya, lo que expresan!. Le he echado un vistazo y encuentro que menos mal que alguien pone un poco de sentido común (copio y pego):

    «Pero Curro [apodo amistoso para Molina] para que mueran hay que fusilarlos y hacen falta 26 millones de balas!!!!!!!!!!»

    ¡Menos mal que alguien se preocupa de la necesidad de no malgastar la munición patria! Que todos los que estén en la lista (esos, supongo que «aprox.», 26 millones) se queden quietos mientras los fusilan. ¡No vaya a costar más de una bala por persona, encima!

    Aunque también se me ocurre que 26 millones es mucha gente (¿cuántos somos en España hoy en día?). Yo no me prodigo como «activista», ni siquiera como «opinador», de nada, de temas políticos o ideológicos. Pero… ¡A ver si voy a estar yo también en la «lista» esa! Aunque sólo sea porque… Yo qué se… Porque no me da por votar a Vox.

    Eso me preocuparía un algo, la verdad: Uno siempre puede ser víctima colateral de un terrorismo u otro. O ni siquiera «colateral» incluso, atendiendo al mucho más indiscriminado «yihadismo» ese que se da hoy en día… Pero entre 26 millones de ciudadanos, del total de los que seamos, y… A lo mejor descontando niños (si es que tienen la deferencia de no pretender fusilar a niños)… Pues me llega a parecer que no se si, ni siquiera yo, tengo muchos números como para estar «fuera de esa lista»…

    En cuyo caso, igual nunca me habría sentido yo tan expresamente señalado como «objetivo real» por parte de terrorismo alguno…

    Vale: ¡Corten!

    P.S: Ruego no me contesten magnificando en demasía un comentario que en ningún caso pretende ser otra cosa que una «reacción espontánea» cualquiera a otros comentarios precedentes, y que a mí tampoco me sale más que en ésta forma como de «humorada macabra», así en el momento. Ya digo y repito que no soy ni «activista» ni «opinador» de nada, cuando se trata de políticas ni de ideologías… No, al menos, así por Internet… En la vida cotidiana todos tenemos (supongo) ineludibles «cuñados» (literales, o en el actual sentido figurado de la palabra) con quien habérnoslas cara a cara… Yo aquí entro prefiriendo siempre muy mucho los temas de «marcianadas» y «cosas cósmicas», por así decir. Y a lo mejor acabo lamentando las pocas veces que llego a soltarme siquiera un poquito, por mera inercia, sobre temas o consideraciones sobre los que uno no sabe cuan fina tiene la piel cualquiera de los demás…

    Me perdonen, si acaso.

    Saludos y buenas noches.

  • A lo mejor si empiezan a matar a gente les hacen caso y les dan un sitio en el gobierno como a los de eta, que llevan matando 60 años. Y con ellos los rojos no os rasgais las vestiduras

  • Spoiler-man dijo:

    No sabe hasta qué punto. Para quien quiera hacerse una idea, que lea esto:

    Saludos.

    Este tipo de comportamientos deberían ser tipificados como apología del franquismo. Esta gente tiene una versión abiertamente falseada de la historia reciente y son elementos que están participando en la guerra abierta que se mantiene contra el gobierno para derrocarlo, y que para conseguir esto, todo vale, incluidas las mentiras.

    Todo esto forma parte de una estrategia y es fácil llegar a esta conclusión simplemente observando cuales son los contenidos que se barajan y cual es el lenguaje común a todos los vectores de ataque.

    Estos militares retirados pretenden con estas acciones, con este tipo de comportamiento filofascista, provocar que otras promociones de los tres ejércitos puedan ir decantándose por expresar también este mismo pronunciamiento.

    Y no hace falta ser muy listo para ver de donde sale todo esto, cual es la estrategia y que objetivo tiene. La derechona cavernaria recurre al manual de combate una vez más.

    ¡Rojos os vais a cagar de miedo en los pantalones con la que se os viene encima!

    ¡No va a haber suficientes tapias para tanta rojo que fusilar!

  • Militares retirados lanzan proclamas franquistas y amenazas de muerte en un chat, aunque luego se achantan y dicen que sólo es lenguaje coloquial o que les han robado el móvil

    Cagones, cobardes, miserables, unos mierdas

  • Saludos.

    cuando hago el comentario de que estas cartas dirigidas al rey, que esta manera de tratar de mover voluntades de otros militares de otras promociones para que se pronuncien para presionar a las instituciones del estado, al mismo tiempo que se agita la calle, cuando digo que esto encaja dentro de una estrategia trazada y dirigida desde hace meses desde el interior de Vox, no lo digo por simple maledicencia. Existe una clara voluntad de intentar derrocar al gobierno por cualquier medio al alcance.

    De hecho, hace algún tiempo que nuestra inteligencia militar anda con la mosca detrás de la oreja con estas cosas y otros intentos. Intentos que, afortunadamente, ya no es posible que lleguen a obtener el eco suficiente entre las fuerzas armadas, como para ir más lejos. Estrategias trazadas por algunas cabezas muy calientes y poco realistas que desearían tener a otro caudillo «por la gracia de dios» salvándonos la patria una vez más.

    Tal como he repetido unos cientos de veces, la sustitución de la política por la simple estrategia para conseguir el poder lleva aparejada la erosión de la democracia y de las instituciones. Erosionar las instituciones, malbaratar el crédito de la gente con un lenguaje vacío de contenido pero lleno de hipérboles, poner en solfa torticeramente los valores democráticos, y sacar a la gente a la calle llamando a la desobediencia y tratando de convertirla en guerrilla urbana, puede llevarnos a convertir en inviable nuestra democracia.

    El partido popular ha estado jugando con fuego desde hace una temporada. De hecho, de este comportamiento irresponsable ha acabado derivando el retorno de la ultraderecha de más rancio abolengo fascista al parlamento. Como consecuencia de ello se da la aparición de esta estrategia de demolición de la democracia desde dentro que se viene fraguando en el seno de Vox desde su radicalización sucedida hace pocos meses y que se solapa con la estrategia seguida desde el pp desde hace mucho, de atacar al enemigo con toda cosa al alcance de la mano y utilizando todos los medios para difundir bulos para provocar un cambio de voluntad en los votantes.

    Intentos soportados en mentiras insostenibles como que este es un gobierno ilegítimo, o bien apelando a que se trata de un gobierno «ideologízado» tratando de hacer ver que la izquierda es mala por tener ideología de izquierdas, mientras que ellos son buenos por tener una ideología de derechas: un argumento acojonante donde los haya.

    Sin embargo, hay que recalcar que el daño ya está hecho. Estas cartas ponen al actual jefe de los tres ejércitos en la tesitura de tener que decidir cómo va a actuar dentro de su responsabilidad para dar respuesta a esta absurda situación.

    Afortunadamente, aunque se pretendiera, no parece ni lejanamente posible que las fuerzas armadas pudieran sopesar de ningún modo el emprender un pronunciamiento. Este es el año 2020, estamos lejos incluso del último intento de golpe con Tejero al frente y que ya carecía del soporte social necesario para poder triunfar o sostenerse en el poder. Lo que no es descartable en absoluto es la necesidad de estar atentos y prevenidos frente a lo que está sucediendo y a su posible deriva, a través de los esfuerzos de los ultras y reaccionarios, buscando hacer caer al estado democrático en pro de una ya imposible regresión histórica.

    Por otro lado, no puede quedar sin respuesta, desde la propia institución armada, lo que está sucediendo. Respuesta que sin duda debe incluir de algún modo la censura de los promotores de esta situación, además de las medidas disciplinarias a que hubiera lugar en lo tocante a la posible participación de cualquier militar en activo, teniendo muy presente nuestro ordenamiento jurídico al respecto.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies