Bienvenido Invitado 

Mostrar / Ocultar encabezado

Bienvenido Invitado, publicar en este foro requiere registrarse.





Páginas: [1]
Autor Tema:El comunismo
accountkil-
ler
Avanzado
Mensajes: 225
Permalink
Mensaje El comunismo
on: 18 January, 2020, 01:26
Cita

Ahora ya sabéis por qué algunos políticos dicen que los hijos no pertenecen a los padres, sino al sistema "educativo" PÚBLICO

Doc-
Halliday
Avanzado
Mensajes: 622
Permalink
Mensaje Re: El comunismo
on: 18 January, 2020, 03:59
Cita

Saludos, pequeño fachita.

Como ya sabes, da igual la cantidad de vídeos que puedas colgar para tratar de promocionar a tus colegas del facherío patrio, no voy a perder el tiempo con ello y menos todavía con lo que publique Jano García, que sigue buscando la manera de hacer algo de dinero con lo suyo. ¿Ya ha conseguido que lo financien los de El Yunque?. La última vez que lo vi todavía estaba buscando panolis que le dieran pasta.

Venga, un poco más en serio.

Estimado pequeño facha. Durante los últimos 40 años hemos vivido bajo el dominio de la doctrina neoliberal. A la vista están los resultados en lo tocante a pobreza, desigualdad y demás. Emboscado en un lenguaje aparentemente científico, los economistas neoliberales han estado promoviendo un principio muy sencillo que raramente aparece suficientemente explícito en su argumentario, pero que ha resultado demoledor.

Tal principio es que “la eficiencia del sistema económico requiere incrementar la riqueza de los de arriba (las élites financieras y empresariales, así como las profesionales a su servicio), a fin de que tal riqueza vaya extendiéndose a los de abajo, que son todos los demás”. Este dogma ha estado vigente en las “ciencias” económicas dominantes, alcanzando niveles de extremismo durante la Gran Recesión. Según este dogma (y es claramente un dogma), lo que beneficia a los propietarios y gestores del capital financiero,y de las grandes empresas del país (que son una pequeña minoría de la población), debe beneficiar automáticamente a la mayoría de la población.

El patinazo de tal ideología (podemos llamarlo religión, no se sofoquen) resulta evidente y los datos tozudamente nos muestran otra realidad bien distinta: Las rentas de los propietarios y gestores del capital financiero,y de las grandes empresas del país han ido creciendo muy, muy significativamente durante todos estos años de neoliberalismo imperante, mientras que las de los trabajadores ha ido descendiendo. En todos los países del capitalismo desarrollado, las rentas derivadas del trabajo han ido disminuyendo como porcentaje de todas las rentas, mientras que las rentas derivadas de la propiedad del capital han ido aumentando. Y dentro de la masa salarial, ha habido también, paralelamente, una enorme polarización de los salarios, con una minoría que se ha visto muy beneficiada a costa de una mayoría que se ha visto muy perjudicada.

Y esto son datos que se pueden comprobar objetivamente.

Esto se ha sustentado en una abusiva promoción del neoliberalismo por parte de los establishments. En este escenario, Los economistas neoliberales que aparecían (y en España continúan apareciendo) en los más importantes medios de información, monopolizando el área de lo que se presenta como “ciencias” económicas, marginando, desacreditando y tratando de acallar voces críticas que no comulgaban con las falacias, argumentos y propuestas con las que se bombardeaba al público. Los ortodoxos del dogma neoliberal, marginaban a los heterodoxos, diciendo de ellos que lejos de defender la realidad economía, pretendían deformarla en defensa de una opción política, quedando definidos como “ideólogos” o “demagogos”.Ahora bien, el fracaso del neoliberalismo es tan patente y contundente que no tardaremos en asistir al declive del dogma neoliberal.

Dogma Liberal que empezó con la cruzada neoliberal comenzada por el presidente Ronald Reagan en EEUU y por la Sra. Margaret Thatcher en el Reino Unido, y que se decantó más tarde en lo que se definía como la Tercera Vía en EEUU (Clinton) y en la Unión Europea (Blair, Schröder y Zapatero). Esta revolución causó, finalmente, la Gran Recesión, acentuando todavía más los efectos negativos de tales políticas. Dicho fracaso es también la causa de la crisis de legitimidad política que viven las democracias liberales en EEUU y en Europa, sin embargo, aunque tales políticas neoliberales están desacreditadas extensamente en gran parte de círculos académicos y en algunas agencias internacionales, no lo está tanto en las esferas políticas y mediáticas de muchos países, siendo España uno de ellos (es que no escarmentamos).

Todo lo que criticamos y denunciamos ( por ejemplo: Joseph Stiglitz premio Nobel de Economía en el año 2001, escribió un artículo publicado en la revista Social Europe, The end of neoliberalism and the rebirth of history (26.11.19), en el que señalaba las consecuencias negativas de la aplicación de las políticas neoliberales, que incluían reformas laborales encaminadas a debilitar a los sindicatos y facilitar el despido de los trabajadores, así como políticas de austeridad con el intento de disminuir la protección social mediante recortes del gasto público social) puede aplicarse exactamente igual a España.

España es uno de los países donde tales políticas se han aplicado más clara y contundentemente. Como consecuencia de ello, España ha caído, en cuanto a indicadores de calidad de vida de las clases populares se refiere, a la cola de los países capitalistas desarrollados. Un indicador tras otro muestran que, en temas de bienestar, estamos a la cola de los países a los dos lados del Atlántico Norte. Los elevados (y crecientes) porcentajes de precariedad en el mercado de trabajo, la elevada tasa de desempleo, el bajo nivel de los salarios, la elevada desigualdad en la distribución de la propiedad y de las rentas, el bajo gasto público social, la escasa protección social, etc., muestran que estamos entre los peores, echen ustedes una mirada a los datos y lo verán.

Echen un vistazo a los gurús económicos que aparecen en los grandes medios (radiofónicos y televisivos) y verán que la única diferencia entre ellos es que unos proponen la versión dura del neoliberalismo y los otros su versión blanda, presentando completas inexactitudes (con gran pomposidad y arrogancia) como “verdades científicas”, aunque en realidad sean simples brindis al solo, falsedades que carecen de credibilidad. Y resulta infrecuente que aparezca una voz crítica con todo esto.

Y lo peor del caso es que todo esto que está ocurriendo era predecible.

Efectivamente, las políticas neoliberales que se estaban aplicando en los países capitalistas más avanzados preparaban la enorme crisis económica que acabaría por llegar. La caída de los salarios y de la demanda doméstica, prepararía el terreno, forzando a las familias y a las empresas pequeñas a endeudarse, lo que facultaría a su vez el gran crecimiento del sector financiero, que al invertir en los sectores de mayor rentabilidad como era el sector especulativo de la economía (el inmobiliario era el más extendido) crearía las burbujas que explotando causarían la crisis financiera.

Y todo lo que se predijo, ocurrió. Cuando la reina de Inglaterra preguntó a un grupo de economistas cómo era posible que no hubieran sabido prevenir la crisis, el portavoz de dicho grupo, Luis Garicano, el gurú económico de Ciudadanos, no supo responder, cuando, en realidad, era fácil de ver si uno simplemente hubiera mirado la evolución de la realidad que les rodeaba, en lugar de empeñarse en el dogma.

Los impactos sumamente negativos que presentaban tales políticas se justificaban bajo el lema de que “no había otras alternativas”. Hubo economistas que mostraron la descarada falsedad de tales afirmaciones, señalando que por cada recorte de gasto público social que dañaba a las clases populares, se podría haber hecho otro recorte, sustituyendo al anterior, que hubiera afectado a las clases más pudientes. Y también mostraron que el hecho de que se escogiera una única alternativa posible y no otra se debía precisamente a la enorme influencia que tales clases pudientes tenían sobre el Estado español y sus partidos gobernantes.

Que no le engañen: Es necesario y urgente que esto cambie, porque hay alternativas. Lo que ha faltado hasta hoy ha sido voluntad política para aplicarlas. Así de claro.

Páginas: [1]
Foro Mingle by cartpauj
Versión: 1.0.34; Página cargada en: 0.137 segundos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies