Mothman: el hombre polilla

El hombre polilla ha sido parte del folclore local de Point Pleasant (una pequeña ciudad en la frontera de Virginia Occidental) desde que fue avistado por primera vez en 1966.

Los avistamientos de la criatura se asociaron con el colapso del Puente de Plata sobre el río Ohio, en 1967, que mató a decenas de personas, lo que hizo que algunos residentes consideraran los avistamientos de Mothman como un mal presagio (aunque el colapso del puente ocurrió más de un año después de que se informaron los primeros avistamientos, lo que hizo que la conexión, en el mejor de los casos, fuera débil).

Si bien la leyenda de Mothman se ha convertido en una curiosidad nacional y una atracción turística, los primeros informes de noticias sobre avistamientos iniciales sugieren que las autoridades creían que era un ave de aspecto inusual. Aproximadamente en el momento en que se vio por primera vez, el entonces alguacil del condado de Mason, George Johnson, dijo que la criatura probablemente era un un tipo de garza.

 

Pero eso no detuvo la propagación de la historia, con la ayuda de reporteros crédulos que escribieron historias sobre un misterioso y enorme monstruo volador que aterrorizaba a la ciudad. El medio local Athens Messenger publicaba en noviembre de 1966 un atículo titulado «El monstruo no es una broma para quienes lo vieron».

Contribuiría a extende el mito la publicación de un libro en 1975 («Las profecías de Mothman»), o la exposición de una película en 2002 protagonizada por Richard Gere, con el mismo nombre.

 

El 1 de diciembre de 1966, las autoridades y un biólogo local dijeron a Associated Press que creían que se trataba de una grulla gris que se había salido de su ruta migratoria normal. Este pájaro tiene casi la altura de un hombre y tiene una envergadura de casi dos metros y medio. Debido a que no se solía ver a esta especie en la región, su apariencia no era familiar para la comunidad local, lo que causó cierto temor.

Durante los siguientes tres días, al menos ocho personas informaron sobre varias criaturas similares. El 18 de noviembre, dos bomberos voluntarios, el capitán Paul Yoder y Benjamin Enochs, dijeron que vieron lo que parecía un pájaro muy grande con grandes ojos rojos.

Lo que es innegable, es que ya nadie quiere saber la verdad de lo ocurrido en 1966, y que el hombre polilla ha pasado a formar parte de la historia de Point Pleasant, en el que se ha convertido en su principal foco te atracción turística. La criatura tiene una estatua en el centro de la ciudad, un festival y un museo dedicados a él, y múltiples negocios locales que lo usan como un atractivo para los clientes.

  • Buahh…. Mientras solo sea el hombre polilla, con un spray de Raid me lo cargo. Le meto un pelotazo de alcanfor que lo flipa

  • Todo lo escrito en la entrada vale lo mismo para los platillos volantes, las caras de Bélmez o cualquier otra tontuna similar.

    Mitos y folclore de los que se sigue hablando porque cierto periodismo les sigue dando bola y por los intereses comerciales creados.

    Roswell por ejemplo,como el pueblo de marras del hombre polilla,ha encontrado un filón inagotable en explotar el tema.

  • @ José Martín:

    Entiendo todo lo malo que puede tener (o tiene) los mitos y folclore (especialmente su explotación comercial). Pero creo que es importante preguntarnos porqué a día de hoy los hombres y mújeres siguen necesitando mitos y leyandos para afrontar la realidad. Quicir, mas allá de que la realidad sea una mierda, quizás la especie humana tiene algo de mito y folclore desde siempre. Empezando por las manos pintadas en cuevas remotas.

  • @ qwerty_BCN:

    Estoy seguro de que yo mismo ya me he expresado alguna vez por aquí en términos parecidos. Podemos despotricar de la memez intrínseca de según qué mitos, pero creo que es interesante la creencia en los mismos, vista como un fenómeno en sí mismo. Porque ese es un fenómeno bastante más real e inequívoco que los propios disparates en lo que se cree.

    Al fin y al cabo, aquí estaríamos hablando de sociología y antropología, que son disciplinas bastante más sobrias que la ufología y similares.

    Digo yo…


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies