Un científico estadounidense descubre una trama en torno al SARS-CoV-2

Jesse D. Bloom, investigador del Fred Hutchinson Cancer Center de Seattle, asegura que ha recuperado hasta 13 secuencias genéticas que científicos chinos subieron a la base de datos del Instituto Nacionales de Salud de EEUU, correspondientes a muestras de los primeros casos de COVID en Wuhan, y que posteriormente pidieron al organismo que fuesen borradas.

Bloom ha publicado su investigación en bioRxiv, un repositorio en línea de acceso abierto que recopila publicaciones de artículos relacionados con las ciencias biológicas que aún no han sido revisados por pares. En este caso, más que ser revisado por pares, tendría que ser revisado por alguna agencia de inteligencia, porque el hallazgo desprende un hedor a encubrimiento gubernamental que tira para atrás.

Os dejo un extracto del documento:

Los primeros informes fuera de China a finales de diciembre de 2019 enfatizaron en el papel del mercado de mariscos de Wuhan, que inicialmente se sugirió como el origen de la zoonosis (salto de un virus desde un animal al ser humano). Sin embargo, esta teoría se volvió cada vez más débil a medida que se supo que muchos de los primeros casos no tenían conexión con el mercado. Finalmente, el director chino de los CDC, Gao Fud, descartó la teoría.

De hecho, hubo informes de casos que precedieron con mucho al brote en el mercado de mariscos de Wuhan. «The Lancet» describió un caso confirmado que no tenía relación con el mercado cuyos síntomas comenzaron el 1 de diciembre de 2019. El «South China Morning Post» describió nueve casos de noviembre de 2019, incluidos detalles sobre la edad y el sexo de los pacientes, y señaló que ninguno se confirmó como «paciente cero». El profesor Yu Chuanhua de la Universidad de Wuhan dijo al Health Times que los registros que revisó mostraban dos casos a mediados de noviembre y un caso sospechoso el 29 de septiembre. Aproximadamente al mismo tiempo que la entrevista del profesor Chuanhua, los centros de control de enfermedades chinos emitieron una orden que prohibía compartir información sobre la epidemia de COVID-19 sin aprobación, y poco después el profesor Chuanhua volvió a contactar con el Health Times para decir que los casos de noviembre no se podían confirmar. Luego, el Consejo de Estado de China emitió una orden mucho más amplia que requería la aprobación central de todas las publicaciones relacionadas con COVID-19 para garantizar que se coordinaran los movimientos. En 2021, el informe conjunto OMS-China descartó todos los casos reportados antes del 8 de diciembre como no COVID-19, y revivió la teoría de que el virus podría haberse originado en el mercado de mariscos de Wuhan.

En el caso de Wuhan, a pesar de que tiene laboratorios de virología avanzados, solo hay muestras irregulares de secuencias de SARS-CoV-2 de los primeros meses del brote explosivo de la ciudad. Solo un puñado de secuenciaciones se han realizado en Wuhan anteriores al final de enero de 2020. Esta escasez de secuencias podría deberse en parte a una orden de que laboratorios chinos no autorizados destruyan todas las muestras de coronavirus desde el comienzo del brote, alegando razones de «seguridad biológica».

Aunque existe un debate sobre cómo el SARS-CoV-2 entró en la población humana, se acepta universalmente que proviene de los coronavirus de murciélago. Pero las primeras secuencias conocidas de SARS-CoV-2, que en su mayoría derivan del mercado de mariscos de Wuhan, presentan más diferencias con estos coronavirus de murciélago que otras secuencias recolectadas en fechas posteriores fuera de Wuhan. El análisis de estas nuevas secuencias del virus en Wuhan que he conseguido recuperar, sugiere que las primeras muestras de Wuhan que han sido el foco de la mayoría de los estudios, incluido el informe conjunto OMS-China, no son completamente representativas de los virus realmente presentes en Wuhan.

Durante el curso de mi investigación, leí un artículo de Farkaset al. (2020) que analizaba los datos de secuenciación del SARS-CoV-2 del Archivo de Lectura de Secuencias. La mayoría de los datos de este estudio se refieren a un proyecto (Bio-Project PRJNA612766) de la Universidad de Wuhan. Como nunca había encontrado ninguna otra mención de este proyecto, realicé una búsqueda en Google de «PRJNA612766», sin conseguir resultados positivos. Luego busqué en el SRA del NCBI. Aquí el sistema me informó de que esta secuenciación se habían eliminado. La SRA está diseñada como un archivo permanente de datos de secuenciación. La documentación de la SRA establece que después de cargar una ejecución de secuenciación, “ni sus archivos se pueden reemplazar ni se pueden cambiar de nombre”, y que los datos solo pueden ser eliminados por el personal del SRA a instancias de su autor original.

Los metadatos en la primera tabla complementaria de Farkaset al. (2020) indican que las muestras en el proyecto eliminado PRNJA612766 fueron recolectadas por Aisu Fu y el Hospital Renmin de la Universidad de Wuhan. La búsqueda de estos términos en Google reveló que las muestras estaban relacionadas con un estudio publicado como preimpreso en Rxiv a principios de marzo de 2020, y posteriormente publicado en la revista Small en junio de 2020.

No encontré el motivo por el que sus autores decidieron borrar la secuenciación, por lo que envié un correo electrónico a los dos autores para preguntarles por qué los habían eliminado y para solicitar detalles sobre las fechas de recolección de las primeras muestras ambulatorias, pero no recibí respuesta.

Como indiqué, no se pudo acceder a ninguna de las ejecuciones de secuenciación eliminadas a través de la interfaz web de la SRA. Sin embargo, la SRA ha comenzado a almacenar todos los datos en las nubes de Google y Amazon. La interfaz web de la SRA para otras accesiones de secuenciación, señaló que los archivos SRA a menudo están disponibles en enlaces a la nube como https://storage.googleapis.com/nih-sequence-read-archive/run/ <ACCESSION> / <ACCESSION>. Probé a descargarme el archivo de la cache de la cloud y tuve éxito.  Utilicé esta misma estrategia para descargar los archivos SRA para 97 de las 99 ejecuciones de secuenciación correspondientes a las 34 muestras de epidemia temprana positivas para SARS-CoV-2 y las 16 muestras de hospitales de febrero.

El análisis de estas secuencias conduce a varias conclusiones. Primero, las secuencias del virus que fueron analizadas en el informe conjunto OMS-China, no son representativas de todo el SARS-CoV-2 en Wuhan al principio de la epidemia. Los datos eliminados, así como las secuencias existentes de pacientes infectados, muestran que las primeras secuencias de Wuhan a menudo portaban la mutación T29095C y tenían menos probabilidades de portar T8782C / C28144T que las secuencias del informe conjunto OMS-China.

No hay ninguna razón científica plausible para la eliminación de estas secuenciaciones. Se obtuvieron con la aprobación de los pacientes y la secuenciación no muestra evidencia de contaminación. Por lo tanto, parece probable que se hayan eliminado estas secuencias para ocultar su existencia. Esto sugiere un esfuerzo poco entusiasta para rastrear la propagación temprana de la epidemia.

Según dice Bloom en su estudio, el gobierno chino ordenó la destrucción de todas las muestras de coronavirus existentes, por motivos de seguridad, ante la posibilidad de que esas muestras sirviesen para propagar aun mas la enfermedad. Lo que no encaja en esta orden «bienintencionada» es la petición de que toda la información sobre el coronavirus se diese centralizadamente (es decir, que la dé el propio gobierno chino). Mensaje que fue captado por los científicos chinos de forma clara, que se apresuraron a eliminar toda la información que habían publicado con anterioridad, ante la posibilidad de que fuesen considerados enemigos del estado, algo que tiene consecuencias más que series en el estado totalitario chino. Desde luego, una secuencia genética almacenada en el disco duro de un ordenador del SRA no parece que tenga un riesgo biológico para la humanidad.

A mediados de julio expiran los 90 días que Biden le dio a la agencia de inteligencia americana para mostrar sus conclusiones sobre el origen real de la pandemia. Esperemos a ver cuál es el resultado.

  • Biden y Fauci no eran los que decían que el virus no era de un laboratorio? Al igual que Obama? Que (creo) en 2008 prohibió la experimentación con virus covid en EEUU (y los mandaron a China)

    Conspiranoico!

  • Cuando la administración anterior ya insinuaba esto, todos los corifeos decian que eran fake news, ahora que ya no está todo cambió. Lastima que hayan llevado a la ciencia a un plano político, donde ya nadie tiene credibilidad.

  • Desde luego, una secuencia genética almacenada en el disco duro de un ordenador del SRA no parece que tenga un riesgo biológico para la humanidad.

    Matías Prats dijo:

    Parece que el gobierno chino no quería que los ordenadores tuvieran… un virus.

  • :meparto:

  • La revista Discovery DSALUD, en el número de este mes, publica ¡El magnetismo que producen las vacunas es real!

    Según publica la revista «A muchas personas a las que se inoculan vacunas para la Covid-19 se les pegan luego imanes y objetos metálicos en los brazos. No es un bulo sino algo real y constatado. Oficialmente no tiene explicación porque se supone que no contienen material magnético ni pueden magnetizar las moléculas de hierro del cuerpo así que los vacunólogos y los autodenominados «verificadores» han optado por ¡negar el propio hecho! Les da igual que decenas de miles de personas -cientos de médicos incluidos- lo hayan comprobado e Internet esté plagado de vídeos que así lo constatan. Sin embargo es algo real y tiene al menos una posible explicación: que se usen en ellas nanopartículas magnéticas, especialmente en las vacunas ARN mensajero de Pfizer y Moderna. Y eso sería gravísimo.»

    https://www.dsalud.com/reportaje/el-magnetismo-que-producen-las-vacunas-es-real/

  • Y si lleva materiales magnéticos, ¿por qué el líquido inoculado es transparente?.

  • @ Oso:
    Vaya, menudo hacha el tal José Antonio Campoy. Conoce el tratamiento del cáncer y también el método para adelgazar más eficaz del mundo. Con ese talento, seguro que aún le quedan numerosos e importantísimos aportes a la humanidad.

  • Oso dijo:

    La revista Discovery DSALUD, en el número de este mes, publica ¡El magnetismo que producen las vacunas es real!

    «A muchas personas a las que se inoculan vacunas para la Covid-19 se les pegan luego imanes y objetos metálicos en los brazos. No es un bulo sino algo real y constatado…

    decenas de miles de personas -cientos de médicos incluidos- lo hayan comprobado e Internet esté plagado de vídeos que así lo constatan…

    Vale. Pues: A «muchas», que luego resultan ser «decenas de miles», de personas, cientos de médicos (no veo nombres, al menos en el fragmentillo de muestra) y muchos vídeos. Todo según «esa» revista…

    Mmmmhhh…

    Parece mucho, pero a mí me falta algo…

    ¿Algún testimonio de primera mano, entre los que escriben aquí?

    ¿Alguien ha hecho la prueba después de vacunarse, o conoce a alguien que se lo haya demostrado en persona?

    A mí, en muy poquitos días, me toca mi segunda dosis de Pfizer. No se me ocurrió probar nada con la primera, pero me comprometo a intentar pegarme algún clip o algo en el brazo tan pronto me pongan esa segunda (que probarlo no cuesta nada) e incluso a preguntar a cualquier conocido recién vacunado, o con quien coincida en la misma sesión de vacunación.

    Y ya luego les cuento lo que haya sido mi propia constatación sobre esos superpoderes magnéticos… Pero que si se sigue quedando en «cosas que te cuentan que les han pasado a otros», pero que no pasa de ahí, pues…

    Bueno, que ya diré algo…

  • No mola.

    Si todos vamos a ser Magneto, ¿nadie va a ser el doctor Xavier, Cíclope o Lobezno?

  • Oso dijo:

    La revista Discovery DSALUD, en el número de este mes, publica ¡El magnetismo que producen las vacunas es real!

    Según publica la revista «A muchas personas a las que se inoculan vacunas para la Covid-19 se les pegan luego imanes y objetos metálicos en los brazos. No es un bulo sino algo real y constatado. Oficialmente no tiene explicación porque se supone que no contienen material magnético ni pueden magnetizar las moléculas de hierro del cuerpo así que los vacunólogos y los autodenominados «verificadores» han optado por ¡negar el propio hecho! Les da igual que decenas de miles de personas -cientos de médicos incluidos- lo hayan comprobado e Internet esté plagado de vídeos que así lo constatan. Sin embargo es algo real y tiene al menos una posible explicación: que se usen en ellas nanopartículas magnéticas, especialmente en las vacunas ARN mensajero de Pfizer y Moderna. Y eso sería gravísimo.»

    https://www.dsalud.com/reportaje/el-magnetismo-que-producen-las-vacunas-es-real/

    Señor La Mentira… ¿ve a dónde está llegando? Los magufos y conspiranoicos ya no es que no se escondan, es que creen que el blog es de los suyos. Con su actitud está alentando el magufismo más peligroso, que es el representado por estas revistas seudo-médicas que ya enlazan sin ningún rubor.

    Revistas que dicen cosas como que «los virus no causan ninguna enfermedad», que vacunar niños y adolescentes contra la Covid «es un disparate», y que ésta «no es una enfermedad infecciosa, sino autoinmune», que las mascarillas son «ineficaces y perjudiciales para la salud», o que «todas las vacunas contra la Covid son peligrosas». Vamos, que en comparación, lo del magnetismo es un simple chiste disparatado pero inofensivo.

    ¿Piensa seguir colaborando y hacerse cómplice de ello? ¿Es consciente del daño que está contribuyendo a causar? Usted, que se supone que debería ser la primera línea de defensa contra semejantes disparates magufos… ¿va a cambiar de bando? Si hay una línea roja que jamás se debería pasar, es precisamente la que juega con la salud de las personas, poniendo en peligro no solo a los desgraciados ignorantes que les creen, sino que amenazan a toda la sociedad en su conjunto.

    Allá usted con su conciencia.

  • Debo decarar que en lo que a mi respecta, me han estafado.
    Tengo circulando por mis interiores las dos dosis de la vacuna y ná ni ná.No traía nanobots ni me he convertido en un imán caminante. Ya no hay respeto por la Humanidá.
    En fin… :terror:

  • La política está ahí fuera

  • @ Spoiler-man:
    Se ve que por su ideología la culpa debe ser repartida entre todos, lo que le permite poner en marcha el ventilador a conveniencia. Sin embargo, debe saber que existe una responsabilidad individual que cada uno debe asumir. Y si el tal señor Oso no lo hace, no veo a cuento de qué viene echarle la culpa a este blog, si no es por arrimar el ascua a su sardina ideológica.

  • @ Invita2:

    No sé. A ver si en próximas pandemias se lo curran más y tenemos mayor oferta de mutaciones chulas a elegir.

    @ shney:

    Gracias por su testimonio. En breve le añadiré el mío propio, y cualquier otro que pueda cazar por ahí entre conocidos y saludados.

    @ JG:

    Me ha surgido también la intención de poner un comentario en respuesta a lo que dice @Spoiler-man. Mi manera de verlo y plantearlo será otra. Lo de las peleas ideológicas, que tanto triunfa aquí últimamente, yo soy mucho más de eludirlo… Me pongo con ello.

    A seguir…

  • @ Oso:
    muy fiable la fuente, sí… luego la gente se extraña de que haya estafas jajajaja. Nada majete, cuando tengas cáncer ya sabes, ni hospitales ni leches, a junto de Campoy. Pero según él está todo en tu cabeza, “nada tiene que” ver la genética, la edad, la contaminación de toda clase, etc.. no, todo está en tu mente :facepalm::facepalm::facepalm::facepalm::facepalm::facepalm::facepalm:

    “Pero, sin duda, el libro más singular de Campoy nos adentra nada menos que en el mundo extraterrestre. Lo hizo en 1997 con ‘Entrevista a un extraterrestre: Geenom’ (29,90 euros en Amazon), en el que el autor charla supuestamente con un extraterrestre, que además le revela hechos como el origen mental de las enfermedades como el cáncer, que, según él, se puede curar eliminando sentimientos como el rencor o la envidia de nuestras vidas.” :penitencia: :penitencia:

    https://www.elconfidencial.com/tecnologia/2020-12-21/negacionismo-covid-coronavirus-dsalud-jose-antonio-campoy_2873420/

  • @ Spoiler-man:

    Cuando encontré yo este sitio, hace ya algunos años, lo hice googleando cosas sobre Puma Punku. Porque me había llamado la atención el capítulo correspondiente de «Ancient Aliens». Y es que yo estoy a favor de la la razón y de lo bien razonado, pero también parto de ser, y haber sido siempre, más fantasioso que otra cosa. (Alguna vez he llegado a escribir aquí que en el fondo tengo mi corazoncito magufo).

    Lo que me encontré aquí en aquellos tiempos fue un cierto fragor, más bien constante, de discusiones entre magufos, insistentes y recalcitrantes, y usuarios afines a la declaración de intenciones de la página: («¿Por qué este sitio?». Arriba del todo, a la derecha).

    Y eso es lo que tomé yo en su momento como el, digamos, «espíritu», de esta página: Que los más escépticos y bien documentados les plantaran cara, y les razonaran y argumentaran (¡bien duro y en todo el coco!) a los iluminados y psicodélicos que, a pesar de todo, acostumbraban a revolverse y no darse por vencidos.

    Todo ello, en principio, sobre temas de «El Mundo del Misterio (desde un punto de vista escéptico)» como reza por ahí…

    Hoy en día, habiendo yo recuperado, y hasta maximizado, cierta afición (no se si del todo explicable) por dejarme caer por aquí, también me he encontrado con no poca carencia de intervenciones magufas a las que presentar batalla. Y eso no sé si es fruto de un progresivo éxito de los postulados de aquí sobre los cada vez más alicaídos magufos… o sólo mera decadencia de la página.

    Sea como sea, a día de hoy, aquí prima mucho la discusión política e ideológica, y parece haberse ido bastante a la porra lo de las confrontaciones por la conquista del «Mundo del Misterio» que a mí se me habían antojado la «salsa» principal del sitio.

    Un sitio en el que los magufos siempre han entrado tan libremente como cualquier escéptico o como quien fuera. Y de ahí, de hecho, toda la vidilla de pasadas discusiones temáticas. Que aquí puede haber criterios de «moderación», y hasta de «baneo» por parte de Administrador. Pero me parece que no se ha censurado nunca a nadie por entrar diciendo directamente: «Creo en los marcianos, o en la homeopatía»

    Por todo lo dicho:

    (Y disculpe el rollo previo. Que usted mismo me afeó mi falta de capacidad de síntesis, y bien que le di yo la razón… Pero es lo que hay por mi parte).

    No me parece pertinente arremeter contra el Patrón Lamentira porque de repente asome la cabeza por aquí un «creyente» u otro en realidades alternativas raras. ¡Si eso era el pan de cada día de aquí en sus tiempos!

    La cuestión es que siga habiendo bastantes usuarios (más veteranos o menos) afines a los postulados fundacionales de aquí, como para aprontarse a responder y defender esas posiciones ante cualquiera que, libremente, quiera venir también aquí a expresar esas cosas suyas… Y darle un buen repaso… Con réplicas y argumentos sólidos, desde luego.

    Y yo no sería, en cualquier caso, de los más adecuados ni bien documentados para eso. Hago lo que puedo y buenamente me sale de vez en cuando… Pero echo en falta alguna entrada nueva sobre, pongamos, el Monstruo del Lago Ness, y a algún espontáneo que salga con lo del celacanto como supuesta «prueba» de la posible pervivencia de dinosaurios grandes en charcos pequeños. Para despacharme contestándole…

    En fin… No se si me habré explicado como para que usted se haga cargo, por lo menos, de mi manera de verlo.

    Hasta mañana, sea como sea.

    (Y que todo ésto tendría que ir más bien al Off Topic, pero que ha salido aquí y aquí se queda).

  • DSalud es un panfleto que debería estar perseguido por delito contra la salud pública. Pero ahora la justicia está a otras cosas.

    Spoiler-man dijo:

    Señor La Mentira… ¿ve a dónde está llegando? Los magufos y conspiranoicos ya no es que no se escondan, es que creen que el blog es de los suyos. Con su actitud está alentando el magufismo más peligroso, que es el representado por estas revistas seudo-médicas que ya enlazan sin ningún rubor.

    Y qué pudo hacer yo. Hay gente que enlaza a DSalud, otros que enlazan a publico.es… No puedo evitarlo.

  • https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2021/07/31/61052a5dfc6c8380208b45da.html

    Sabiendo que las demás vacunas no estan aprobadas sino en fase de prueba experimental por la urgencia de la pandemia, nadie se pregunta que tipo de efectos a largo plazo puedan provocar?


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies