Espanya ens roba també la Història

La charla que dio Víctor Cucurull no es reciente, es de 2014, pero el tema sí que es de actualidad. Los catalanes independentistas son especialistas en tergiversar la actualidad, pero también la historia. Como prueba de ello, esta intervención de Cucurull, a caballo entre lo hilarante y lo patético.

Los independentistas llevan más de un siglo divulgando su versión de la realidad, enfatizando en su relato del sitio de Barcelona durante la Guerra de Sucesión de la corona española (sucesión, y no secesión).

Cucurull menciona este suceso cuando afirma que Cataluña lleva invadida por las fuerzas imperialistas 300 años. Lo que para Cucurull y el independentismo fue el inicio de esa ocupación, fue en realidad la disputa entre dos dinastías europeas por heredar la corona de Carlos II, que no dejó descendencia. Antes del siglo XIX Cataluña formaba parte de la Corona de Aragón, que se unió a la de Castilla en el siglo XV para formar la monarquía española al contraer matrimonio los Reyes Católicos. No tenía entidad de estado, aunque sí que mantenían un fuero que les permitía tener sus propias leyes y sus cortes, derechos que perdieron como represalia por defender al archiduque Carlos de los Habsburgo como sucesor de Carlos II.

Para clarificar definitivamente que la lucha no era entre catalanes y castellanos, sino entre españoles, basta con reproducir la última arenga que Antonio de Villarroel (jefe militar al cargo de la defensa de Barcelona) le profirió a sus soldados momentos antes de ir a la batalla:

Señores, hijos y hermanos: hoy es el día en que se han de acordar del valor y gloriosas acciones que en todos tiempos ha ejecutado nuestra nación. No diga la malicia o la envidia que no somos dignos de ser catalanes e hijos legítimos de nuestros mayores. Por nosotros y por la nación española peleamos. Hoy es el día de morir o vencer.

Muchos de los catalanes independentistas que acuden a festejar la Diada (conmemoración de la caída de Barcelona que se ha establecido como día de Cataluña), creo que desconocen esto.

Pero sin más preámbulo veamos el vídeo. Es en realidad un extracto del original, que dura dos horas, pero con 6 minutos ya nos hacemos una idea.

Aparte de lo ya mencionado, Cucurull deja perlas como estas:

Cataluña existe desde el siglo VII a.C.:

Como el propio Cucurull deja entrever un poco más adelante en el vídeo, posiblemente se esté refiriendo a la cultura pre-romana de los Tartessos. Sin embargo la zona que actualmente ocupa Cataluña, formaba parte del área en la que residían los Íberos, no los Tartessos. Estos ocupaban además todo el sur de la península, por lo que ni remotamente se puede argumentar que eran el pueblo precursor de Cataluña.

La famosa Tartessos no estaba en la zona de Cádiz o Huelva sino que es la actual Tortosa (Tarragona)

Los tartessos son considerados la primera cultura de occidente. Se ubicó en el oeste de la comunidad de Andalucía y sur de Portugal. La primera referencia a Tartesso proviene del historiador griego Hecateo de MIleto, aunque su ubicación no está clara incluso en la actualidad. Sin embargo, la mayor concentración de yacimientos arqueológicos, se encuentran en la región de Huelva, Sevilla, Badajoz y Cádiz, bastante lejos de donde Cucurull pretende ubicarla (Tortosa, en Tarragona).

En 987 Cataluña adquiere su soberanía

Lo primero que hay que corregir, y en negrita, es que Cataluña nunca ha sido un reino, sino que formó parte de la corona de Aragón, que entre los siglos XII y XV, comprendía a la propia Aragón, Valencia, Mallorca, Sicilia, Córcega, Cerdeña, Nápoles, los ducados de Atenas y Neopatria y los distintos condados catalanes. Los independentistas catalanes siempre han intentado apropiarse de la identidad del reino de Aragón bajo el concepto de los Países Catalanes, término que no existió hasta finales del siglo XIX, que coincide con el inicio de las reclamaciones independentistas.

Tras la ocupación de la Hispania Visigoda por los musulmanes, el Imperio carolingio estableció una franja defensiva como frontera meridional con los musulmanes. Esto supuso la ocupación por los francos durante el último cuarto del siglo VIII de las actuales comarcas pirenaicas y de Gerona, así como de Barcelona en el año 801. El antiguo territorio visigodo se organizó así en diferentes condados dependientes del rey de los francos.

En el siglo IX y X el imperio carolingio se debilitó, momento que aprovecharon los condados catalanes para tomar cada vez más autonomía. Wifredo «el Velloso» fue el último conde nombrado por los reyes francos, que gracias a su lealtad a la monarquía consiguió aglutinar 5 de los condados de la franja hispánica.

En el 877 el emperador carolingio Carlos «el calvo» fue llamado por el Papa para que le ayudase contra los musulmanes que habían tomado el sur de Italia. Antes de su partida, decretó varias medidas para agilizar la gobernabilidad de su imperio en su ausencia, en lo que se conoce como las «Capitulaciones de Quierzy». Una de esas medidas era que un titulo nobiliario pasase a los herederos a la muerte del noble al que le hubiera sido otorgado.

Lo que ocurrió en el 987, fue que Almanzor había iniciado un ataque a los condados catalanes que culminó con la destrucción y el saqueo de Barcelona en el 985. Tras esa derrota, Borrell II, conde de Barcelona, envió un emisario a Córdoba para rendirles vasallaje, lo que hizo innecesario que se lo rindiese también al rey franco, que por cierto había ignorado las suplicas del conde de Barcelona para que les ayudase contra los musulmanes.

Por esta acción, los independentistas argumentan que Cataluña adquirió soberanía, ya que se desligaron de los carolingios, lo que omiten es que lo hicieron porque hincaron la rodilla ante los musulmanes.

Dice Cucurull, que Cataluña fue independiente desde entonces hasta 1714. No es cierto. En el siglo XII, el conde Ramón Berenguer IV se casó con Petronila de Aragón, hija de Ramiro II «el Monje», lo que supuso la unión de la Casa de Barcelona, que controlaba la mayor parte de los Condados catalanes, y del Reino de Aragón. La historia siguiente la sabéis. En 1469 Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón contrajeron nupcias, volviendo a unificar los territorios invadidos por los musulmanes siglos atrás.

Todo lo que era la Magna Grecia es lo que constituyó el Imperio Catalán

Falso. Cucurull está atribuyendo a Cataluña las conquistas que consiguió el reino de Aragón entre los siglos XII y XIV. El condado de Cerdeña, el reino de Sicilia y el ducado de Atenas fueron conseguidos por los sucesivos reyes aragoneses, no por los condes catalanes.

Santa Teresa no era de Ávila. Era catalana y fue 41 años abadesa del Monasterio de Pedralbes (Barcelona)

Los independentistas no dudan en apropiarse de la nacionalidad de importantes personalidades como Santa Teresa de Ávila, Cristóbal Colón, Cervantes, Américo Vespucio, Hernán Cortés, Bartolomé de las Casas, Magallanes, la propia Santa Teresa o incluso Marco Polo tendrían nacionalidad catalana. No me extrañaría que un día saliesen con que el abuelo materno de Neil Armstrong era de Casteldefels.

Las evidencias de la catalanidad de la santa es que no escribía bien en castellano y que había una abadesa que también se llamaba Teresa, (Teresa de Cardona Enrique, hija Joan Ramon Folch, duque de Cardona y prima hermana del rey Fernando el Católico). Demoledora evidencia.

El Quijote fue un libro escrito originariamente en catalán

La conclusión a la que llegan los orgullosos investigadores del Institut Nova Historie, un organismo subvencionado por un ayuntamiento gobernado por CiU, es que El Quijote se escribió en catalán por Joan Miquel Servent, hijo de un hereje que fue quemado en la hoguera, razón por la cual el autor se tuvo que cambiar el nombre por el de Miguel de Cervantes. La versión castellana de El Quijote, solo es una “mala traducción” del original catalán.

Se desconoce por qué el Quijote empieza diciendo «En un lugar de la mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme» y no «En un lugar del Ampurdán…». Si la subvención hubiese sido mayor, a buen seguro habían llegado al a conclusión de que la Biblia también había sido una traducción del catalán.

América tiene su nombre gracias a un catalán

Américo Vespucio fue un exporador florentino que tomó parte en al menos dos viajes al nuevo mundo. Tuvo una participación tan importante en su exploración, que le pusieron su nombre al continente: América.

La genealogía de Américo está muy estudiada. Su nombre en italiano era Amerigo Vespicci y era hijo de un notario florentino llamado Nastagio y de Lisa de Giovanni, que cambió su residencia a Sevilla por negocios, donde tuvo la ocasión de entablar amistad con Cristobal Colón (que por cierto, para estos mismos investigadores también era Catalán).

El catalán no ha dejado de hablarse nunca en América, nunca. Del norte al sur, pasando por el centro

El catalán no es lengua oficial en ningún país latinoamericano. Los pequeños reductos en los que aun se habla catalán fuera de España son regiones de antigua dominación del reino de Aragón.

  • Anonimo1 dijo:

    Gato:

    Me parece que debieras dejar de sacar lo de los penes cada cierto tiempo, no sé a otros y puedo estar equivocado, pero creo que te afectó bastante.

    Eso es todo, te lo digo en buena.

    Saludos.

    Prueba a traer flores la próxima vez. Si estás pensando en ligar conmigo, piensa que no me conformo con cualquier cosa.

    En cuanto a este gañán que mencionas, no es mal chico no, en el fondo es un buen muchacho. Pero está sin pulir. Como todos los fachas, carece de sutileza, lo suyo es el asalto a la yugular. Está lejos de entender que eso del ad hominem es un arte y que donde las dan…

  • Prueba a traer flores la próxima vez. Si estás pensando en ligar conmigo, piensa que no me conformo con cualquier cosa.»

    No entiendo ese humor cucho.

    Pero supongo que igual va para los demás… que lo disfruten.

  • La editorial Eumo acaba de publicar un volumen coordinado por Vicent Baydal y Cristian Palomo titulado Seudohistoria contra Cataluña, que contiene una documentada crítica del trabajo hecho todos estos años por el Instituto Nueva Historia, y más particularmente por Jordi Bilbeny. El libro es más farragoso que no sería deseable e intenta complementar la crítica a Bilbeny con la crítica a esta cosa de la nueva historiografía española.

    Nada, lo dicho…

    https://www.vilaweb.cat/noticies/bilbeny-altres-editorial-vicent-partal/

  • Henry Kamen: “No hubo Reconquista. Ninguna campaña militar dura ocho siglos”

    https://elpais.com/cultura/2020/02/24/actualidad/1582544863_181774.html?ssm=TW_CC


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies