Espanya ens roba també la Història

La charla que dio Víctor Cucurull no es reciente, es de 2014, pero el tema sí que es de actualidad. Los catalanes independentistas son especialistas en tergiversar la actualidad, pero también la historia. Como prueba de ello, esta intervención de Cucurull, a caballo entre lo hilarante y lo patético.

Los independentistas llevan más de un siglo divulgando su versión de la realidad, enfatizando en su relato del sitio de Barcelona durante la Guerra de Sucesión de la corona española (sucesión, y no secesión).

Cucurull menciona este suceso cuando afirma que Cataluña lleva invadida por las fuerzas imperialistas 300 años. Lo que para Cucurull y el independentismo fue el inicio de esa ocupación, fue en realidad la disputa entre dos dinastías europeas por heredar la corona de Carlos II, que no dejó descendencia. Antes del siglo XIX Cataluña formaba parte de la Corona de Aragón, que se unió a la de Castilla en el siglo XV para formar la monarquía española al contraer matrimonio los Reyes Católicos. No tenía entidad de estado, aunque sí que mantenían un fuero que les permitía tener sus propias leyes y sus cortes, derechos que perdieron como represalia por defender al archiduque Carlos de los Habsburgo como sucesor de Carlos II.

Para clarificar definitivamente que la lucha no era entre catalanes y castellanos, sino entre españoles, basta con reproducir la última arenga que Antonio de Villarroel (jefe militar al cargo de la defensa de Barcelona) le profirió a sus soldados momentos antes de ir a la batalla:

Señores, hijos y hermanos: hoy es el día en que se han de acordar del valor y gloriosas acciones que en todos tiempos ha ejecutado nuestra nación. No diga la malicia o la envidia que no somos dignos de ser catalanes e hijos legítimos de nuestros mayores. Por nosotros y por la nación española peleamos. Hoy es el día de morir o vencer.

Muchos de los catalanes independentistas que acuden a festejar la Diada (conmemoración de la caída de Barcelona que se ha establecido como día de Cataluña), creo que desconocen esto.

Pero sin más preámbulo veamos el vídeo. Es en realidad un extracto del original, que dura dos horas, pero con 6 minutos ya nos hacemos una idea.

Aparte de lo ya mencionado, Cucurull deja perlas como estas:

Cataluña existe desde el siglo VII a.C.:

Como el propio Cucurull deja entrever un poco más adelante en el vídeo, posiblemente se esté refiriendo a la cultura pre-romana de los Tartessos. Sin embargo la zona que actualmente ocupa Cataluña, formaba parte del área en la que residían los Íberos, no los Tartessos. Estos ocupaban además todo el sur de la península, por lo que ni remotamente se puede argumentar que eran el pueblo precursor de Cataluña.

La famosa Tartessos no estaba en la zona de Cádiz o Huelva sino que es la actual Tortosa (Tarragona)

Los tartessos son considerados la primera cultura de occidente. Se ubicó en el oeste de la comunidad de Andalucía y sur de Portugal. La primera referencia a Tartesso proviene del historiador griego Hecateo de MIleto, aunque su ubicación no está clara incluso en la actualidad. Sin embargo, la mayor concentración de yacimientos arqueológicos, se encuentran en la región de Huelva, Sevilla, Badajoz y Cádiz, bastante lejos de donde Cucurull pretende ubicarla (Tortosa, en Tarragona).

En 987 Cataluña adquiere su soberanía

Lo primero que hay que corregir, y en negrita, es que Cataluña nunca ha sido un reino, sino que formó parte de la corona de Aragón, que entre los siglos XII y XV, comprendía a la propia Aragón, Valencia, Mallorca, Sicilia, Córcega, Cerdeña, Nápoles, los ducados de Atenas y Neopatria y los distintos condados catalanes. Los independentistas catalanes siempre han intentado apropiarse de la identidad del reino de Aragón bajo el concepto de los Países Catalanes, término que no existió hasta finales del siglo XIX, que coincide con el inicio de las reclamaciones independentistas.

Tras la ocupación de la Hispania Visigoda por los musulmanes, el Imperio carolingio estableció una franja defensiva como frontera meridional con los musulmanes. Esto supuso la ocupación por los francos durante el último cuarto del siglo VIII de las actuales comarcas pirenaicas y de Gerona, así como de Barcelona en el año 801. El antiguo territorio visigodo se organizó así en diferentes condados dependientes del rey de los francos.

En el siglo IX y X el imperio carolingio se debilitó, momento que aprovecharon los condados catalanes para tomar cada vez más autonomía. Wifredo «el Velloso» fue el último conde nombrado por los reyes francos, que gracias a su lealtad a la monarquía consiguió aglutinar 5 de los condados de la franja hispánica.

En el 877 el emperador carolingio Carlos «el calvo» fue llamado por el Papa para que le ayudase contra los musulmanes que habían tomado el sur de Italia. Antes de su partida, decretó varias medidas para agilizar la gobernabilidad de su imperio en su ausencia, en lo que se conoce como las «Capitulaciones de Quierzy». Una de esas medidas era que un titulo nobiliario pasase a los herederos a la muerte del noble al que le hubiera sido otorgado.

Lo que ocurrió en el 987, fue que Almanzor había iniciado un ataque a los condados catalanes que culminó con la destrucción y el saqueo de Barcelona en el 985. Tras esa derrota, Borrell II, conde de Barcelona, envió un emisario a Córdoba para rendirles vasallaje, lo que hizo innecesario que se lo rindiese también al rey franco, que por cierto había ignorado las suplicas del conde de Barcelona para que les ayudase contra los musulmanes.

Por esta acción, los independentistas argumentan que Cataluña adquirió soberanía, ya que se desligaron de los carolingios, lo que omiten es que lo hicieron porque hincaron la rodilla ante los musulmanes.

Dice Cucurull, que Cataluña fue independiente desde entonces hasta 1714. No es cierto. En el siglo XII, el conde Ramón Berenguer IV se casó con Petronila de Aragón, hija de Ramiro II «el Monje», lo que supuso la unión de la Casa de Barcelona, que controlaba la mayor parte de los Condados catalanes, y del Reino de Aragón. La historia siguiente la sabéis. En 1469 Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón contrajeron nupcias, volviendo a unificar los territorios invadidos por los musulmanes siglos atrás.

Todo lo que era la Magna Grecia es lo que constituyó el Imperio Catalán

Falso. Cucurull está atribuyendo a Cataluña las conquistas que consiguió el reino de Aragón entre los siglos XII y XIV. El condado de Cerdeña, el reino de Sicilia y el ducado de Atenas fueron conseguidos por los sucesivos reyes aragoneses, no por los condes catalanes.

Santa Teresa no era de Ávila. Era catalana y fue 41 años abadesa del Monasterio de Pedralbes (Barcelona)

Los independentistas no dudan en apropiarse de la nacionalidad de importantes personalidades como Santa Teresa de Ávila, Cristóbal Colón, Cervantes, Américo Vespucio, Hernán Cortés, Bartolomé de las Casas, Magallanes, la propia Santa Teresa o incluso Marco Polo tendrían nacionalidad catalana. No me extrañaría que un día saliesen con que el abuelo materno de Neil Armstrong era de Casteldefels.

Las evidencias de la catalanidad de la santa es que no escribía bien en castellano y que había una abadesa que también se llamaba Teresa, (Teresa de Cardona Enrique, hija Joan Ramon Folch, duque de Cardona y prima hermana del rey Fernando el Católico). Demoledora evidencia.

El Quijote fue un libro escrito originariamente en catalán

La conclusión a la que llegan los orgullosos investigadores del Institut Nova Historie, un organismo subvencionado por un ayuntamiento gobernado por CiU, es que El Quijote se escribió en catalán por Joan Miquel Servent, hijo de un hereje que fue quemado en la hoguera, razón por la cual el autor se tuvo que cambiar el nombre por el de Miguel de Cervantes. La versión castellana de El Quijote, solo es una “mala traducción” del original catalán.

Se desconoce por qué el Quijote empieza diciendo «En un lugar de la mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme» y no «En un lugar del Ampurdán…». Si la subvención hubiese sido mayor, a buen seguro habían llegado al a conclusión de que la Biblia también había sido una traducción del catalán.

América tiene su nombre gracias a un catalán

Américo Vespucio fue un exporador florentino que tomó parte en al menos dos viajes al nuevo mundo. Tuvo una participación tan importante en su exploración, que le pusieron su nombre al continente: América.

La genealogía de Américo está muy estudiada. Su nombre en italiano era Amerigo Vespicci y era hijo de un notario florentino llamado Nastagio y de Lisa de Giovanni, que cambió su residencia a Sevilla por negocios, donde tuvo la ocasión de entablar amistad con Cristobal Colón (que por cierto, para estos mismos investigadores también era Catalán).

El catalán no ha dejado de hablarse nunca en América, nunca. Del norte al sur, pasando por el centro

El catalán no es lengua oficial en ningún país latinoamericano. Los pequeños reductos en los que aun se habla catalán fuera de España son regiones de antigua dominación del reino de Aragón.

  • Sin ánimo de meterme en cuestiones independentistas, cuando me tocó visitar Barcelona a principios de siglo -antes de los smartphones y la navegación autónoma- en ocasión de encontrarme perdido, se me da por pedirles indicaciones a un par de transeúntes, que venían charlando animadamente entre ellos en castellano. Ante mi pregunta, los dos comenzaron a darme las direcciones del caso, pero en catalán.

    Naturalmente, se me ocurrió decirles que si venían hablando en castellano, por qué me contestaban en catalán, y que no les entendía todo lo bien que hubiera sido el caso si hubieran seguido hablando como antes. Y su respuesta fue que era mí problema si no entendía el catalán, porque estaba en Cataluña. Creo que mi puteada se escuchó desde Buenos Aires…

  • Uyyy Don Mentí!
    Pandora’s box is open.

    No voy a entrar (de momento) en el tema; sólo un par de apuntes:

    Víctor Cucurull es un pseudohistoriador, lo cual lo dice todo; no goza la menor credibilidad en cataluña; para mí no es un ejemplo válido de nada excepto de un personaje que te puede demostrar en 10 minutos que tu madre desciende de Isabel la Católica.

    El tema de Villarroel, lo plantea usted completamente sesgado; habría mucho que hablar, como casi todos los protagonistas de 1714 (y aledaños) tiene claroscuros evidentes.

    P.S. Creo que se ha dejado usted a Da Vinci, que era obviamente catalán, personaje vinculado a la casa Real catalana de Nápoles, pariente de los Borja y que pinta unos cuadros con unas montañas que se parecen mucho a las de Montserrat

  • Luiggi dijo:

    Sin ánimo de meterme en cuestiones independentistas, cuando me tocó visitar Barcelona a principios de siglo -antes de los smartphones y la navegación autónoma- en ocasión de encontrarme perdido, se me da por pedirles indicaciones a un par de transeúntes, que venían charlando animadamente entre ellos en castellano. Ante mi pregunta, los dos comenzaron a darme las direcciones del caso, pero en catalán.

    Naturalmente, se me ocurrió decirles que si venían hablando en castellano, por qué me contestaban en catalán, y que no les entendía todo lo bien que hubiera sido el caso si hubieran seguido hablando como antes. Y su respuesta fue que era mí problema si no entendía el catalán, porque estaba en Cataluña. Creo que mi puteada se escuchó desde Buenos Aires…

    Serían unos boludos.
    Capullos los hay en todas partes.

  • jeopardize dijo:

    Pandora’s box is open.

    :-D Ya sabes que me va la marcha.

  • Lo que no cuentan los catalanes es que el origen del sentimiento independentista se originó después de la guerra contra EEUU de 1898 en la que se perdió Cuba.
    esto originó que el algodón cultivado en Cuba y que era transformado en las textiles que rodean Barcelona dejara de ser llevado allí. Provocando que el gran competidor contra España (Inglaterra) se beneficiase.
    ya en el s. XX el malestar por la perdida económica de una parte burguesa catalana, provocó presión para que la corona les otorgara privilegios que suplieran esa perdida de ganancias, algo que llevó a cabo Miguel Primo de Rivera aupandose en su dictadura con el apoyo de esa burguesía.
    Impuso unos fuertes aranceles a los ingleses y exenciones fiscales a las textiles catalanas que por ejemplo las textiles bejaranas si tenían que pagar.

    Realmente ese sentimiento fue minoritario, solo apoyado por una mínima parte de la población, pero con mucho dinero y que podía ejercer mucho poder y presión para no perder ni una perra ni un privilegio.

    como véis los tres acontecimientos de la historia que se han marcado los han impulsado siempre los mismos y por el mismo motivo. La diferencia de ahora con la de hace 100 años son los medios de comuni… Manipulación, el control social de los políticos autonomicos desde educación hasta leyes lingüísticas.

    cada uno que tenga el sentimiento que quiera, pero por lo menos que sepa a que obedece. Que no te hagan bob0 jacobo

  • Luiggi, no sé con que clase de majaderos te encontrarías en Barcelona, lamento lo que cuentas porque no es normal en absoluto. Soy de BCN y si hablas en español te respondemos en la misma lengua de manera automática sin nigún problema, mas aún al detectar a los 2 segundos que el interlocutor no es catalanoparlante.

    Es posible que lo cuentes porque fue una excepción que te molestó (y con razón) no porque fuera la regla.

  • jeopardize dijo:
    Serían unos boludos.
    Capullos los hay en todas partes.

    Nikos dijo:

    Luiggi, no sé con que clase de majaderos te encontrarías en Barcelona, lamento lo que cuentas porque no es normal en absoluto. Soy de BCN y si hablas en español te respondemos en la misma lengua de manera automática sin nigún problema, mas aún al detectar a los 2 segundos que el interlocutor no es catalanoparlante.

    Es posible que lo cuentes porque fue una excepción que te molestó (y con razón) no porque fuera la regla.

    Exactamente, no lo tomo por regla, pero los nacionalismos me dan un cierto escozor que me supera…

    Calculo que escucharme hablar con acento argentino habrá motivado en parte su reacción. Esa fue mí primera interacción con la gente de Barcelona, y he de decir que en París obtuve reacciones similares al pedir indicaciones en inglés, por no ser capaz más que de sospechar el francés. Sin embargo, mis otras interacciones con los barceloneces en mí breve estadía en esa ciudad (en un bar, por más datos) fueron extremadamente placenteras!

    Como dicen por ahí, es imposible hacer un mundo a prueba de estúpidos, los estúpidos evolucionan muy rápido, y se multiplican aún más rápido.

  • @ lamentira:

    ¿Cherry picking, estimado?.

    Que tengas ganas de meterle el dedo en el ojo a los indepes no es argumento lo bastante sólido como para convertir, por arte del mismo, a los catalanes en algo que no son.

    Ni ser moro es lo mismo que ser terrorista islámico, ni haber nacido en catalunya te convierte en un peligroso cabeza hueca… Salvo en el magín de cabezas escasamente amuebladas y proclives a argumentos como los que llevaron a judíos y gitanos a Mauthausen.

    Pero claro, es más fácil acudir a la inquisición que hacer política.

    Ya lo dije en su momento y me ratifico: Las banderas no se comen y los himnos tampoco. Me da lo mismo que catalunya sea o no sea independiente, hágase esto a conveniencia de todos aquellos que algo tengan que ver con ello. Lo que realmente me importa es cuanto va a costar esto, si nos lo podemos permitir y que quede claro a quien le compete pagar la factura.

  • Venga, para los curiosos de estas cosas:

    https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/1409737.pdf

  • Al hilo de todo este tira y afloja, hay que añadir que, al margen de lo que la psiquiatría tenga que decir sobre el discurso de Víctor Cucurull o del chamanismo cerril y racista del señor Torra, o de la ceporra ignorancia sobre casi cualquier cosa que tenga que ver con la Catalunya real de una buena proporción de los que se dedican a quemar contenedores a deshoras y fijándonos en esa misma Catalunya real, hay alguna cosa que decir:

    Uno de los elementos que aparecen el discurso indepe es apelar a la superior capacidad de gestión que tienen las instituciones públicas catalanas, lo que les permite echarle la culpa de los problemas de eficiencia a la actual dependencia de las instituciones españolas, y, cuando por fin se liberen del control de la Administración, se supone que darán un gran salto en sus capacidades (Ferran Mascarell, exdelegado de la Generalitat en Madrid: El argumento no es que ‘España nos roba’, sino que el Estado es ineficiente).

    Lo cierto y verdad es que las instituciones del autogobierno catalán adolecen de deficiencias similares y peores en algunos casos, a las del resto del Estado. El grado de corrupción en la gestión política del Govern se encuentra prácticamente a la cabeza de las comunidades autónomas más irregulares. A la práctica del 3% con el que se engrasaba la maquinaria de la antigua y prácticamente hegemónica CDC (Convergència i Unió), y que ha llevado al procesamiento de la mayoría de los tesoreros del partido, igualito que ha ocurrido con el Partido Popular, hay que sumar el presunto enriquecimiento ilícito de personas del núcleo del expresidente Jordi Pujol (familia, Millet, Prenafeta, Sumarroca, Maciá Alavedra y demás).

    Han venido siendo frecuentes las denuncias de amaños en las adjudicaciones y resulta sumamente llamativa la alta concentración de contratos de la Generalitat en unas pocas empresas desde antiguo, y que ha continuado igual en tiempos más recientes (base de datos de la Fundación Civio para el periodo 2009-2015, por ejemplo).

    Este grado de corrupción se produce con la permisividad de los funcionarios. Algo que se explica por el dominio casi mafioso que produce la politización indepe de la Administración autonómica, donde se sabe que la carrera de los funcionarios depende de las decisiones de los políticos. La no separación de las carreras de los funcionarios y de los políticos es el peor modelo para controlar la corrupción y mejorar la eficiencia administrativa. Y es el modelo vigente en España, y en mayor grado, en Catalunya.

    En una Administración que se mueve al ritmo de los intereses de alguien que ejerce una influencia hegemónica es más que probable (a los hechos me atengo, ¿han terminado ya de asomar a la prensa los escándalos de corrupción en la administración durante los años dorados del Partido Popular en el poder?) que se dé una innecesaria proliferación de organismos donde enchufar a tu gente (¿se acuerdan de donde empezó Santi Abascal?) y de contratados públicos incorporados con escasa transparencia. En Cataluña esto se ha dado en grado sumo, donde se daba la inercia de inflar el número de contratados de libre designación en tiempos del tripartito, donde algunos puestos se multiplicaban por tres para que todos tuvieran sitio para colocar a su favorecido.

    La mala gestión y el despilfarro en las inversiones, tan frecuentes en las administraciones públicas españolas, se han dado igualmente en Catalunya. Por ejemplo, igual que el aeropuerto de Castellón, el aeropuerto de Lleida con el agravante de que la Generalitat estuvo subvencionando a Spanair para que volara desde Lleida (y el contribuyente pagaba el disparate dos veces).

    Pero el caso más flagrante de despilfarro y de mala gestión es el de las líneas 9 y 10 del metro de Barcelona. Las obras comenzaban en 2002 presupuestadas en 2.000 millones y debían finalizar en 2007. En 2017, 15 años después de comenzadas ya se llevaban gastados casi 17.000 millones. Según opinión algún colega que sabe de estas cosas, el diseño se había realizado sin estudios suficientes y las adjudicaciones se hicieron sin que las empresas hubieran presentado proyectos constructivos concretos. Naturalmente, en algunos tramos adjudicados se pagaron las correspondientes mordidas del 3%. Hombres del procés como Santi Vila y Josep Rull estuvieron directamente implicados en la dirección política del proyecto. Otros casos de pagos de comisiones están judicializados, como el del Palau y el de los Sumarroca.

    La Administración catalana parece estar al orden del día en materia de incumplimientos, como ocurre en el resto del Estado español. Las enormes irregularidades en los concursos públicos que ya hemos comentado, la violación de normas en ese terreno y los fraudes de ley presuntamente han sido harto frecuentes, desarrollando una política clientelar por parte de la Generalitat, por ejemplo cuando participó activamente para que la concesionaria de autopistas ACESA incumpliera normas y sentencias judiciales y pudiera seguir explotando a los usuarios de importantes autopistas.

    O sea, que con estos mimbres no se qué clase de cesto piensan que van a hacer, francamente. En definitiva, que no se puede sostener la pretensión de que Cataluña no prospera por que está presa en la ineficiencia del Estado español. La gestión pública catalana es igual de mediocre que la española, pero contagiada del supremacismo que cultivan señores como el molt honorable president Torra y otros de su cuerda que parecen querer sumergirse placenteramente en la cerrilidad de los nacionalismos de inspiración más virulenta.

    Y esto lo comenta uno que se quiere europeo antes que otra cosa. Recuerden por favor que ni las banderas ni los sacrificios en el altar de la patria dan de comer… Salvo a unos pocos avispados…

  • Me mata lo del Quijote :meparto:

  • @ Doc Halliday:

    Totalmente de acuerdo con lo que dices en tu comentario de las 12:38.

    Soy catalán no independentista y recuerdo perfectamente cuando en los 90 la clase política nacionalista se inventó la expresión «oasis catalán»,para tratar de vender la especie que todos los males de corrupción,inconpetencia y sectarismo político que aquejaban a los políticos «mesetarios» eran desconocidos en Cataluña.

    Y al final el «oasis catalán» resultó ser la charca infecta del 3%.

  • @ Luiggi:

    Antes era ocasional comentarista en algún periódico catalán de las noticias políticas sobre el «prusés»,y me llamó mucho la atención comprobar que había no pocos argentinos/as (me imagino que afincados en Cataluña no hace demasiados años) que se han convertido al independentismo más furibundamente anti-español.Rivalizando incluso con los indepes nativos que tienen catorce apellidos catalanes.

    Es algo que me deja perplejo y a lo que no encuentro explicación.

  • @ José Martín:

    Saludos cordiales.

    En realidad el manejo que se hace de ideas como «patria» y similares siempre me ha dado un poco de repelús por lo que tiene de excluyente y generador de casi todos los conflictos que ha padecido la humanidad, si descartamos las carnicerías en nombre de la religión.

    En mi caso, a sabiendas de que es la desigual distribución de la riqueza lo que está en el origen real de todos los males que acabo de mencionar (y de todos los demás), lo que me preocupa es precisamente esto, Primero que nada, cuanto nos va a costar la broma, si nos podemos permitir este lujo, y quien la va a pagar.

    Ya lo he comentado otras veces, me tiene sin cuidado el nacionalismo de cualquier signo, opino lo mismo que Liberty Balance: “Donde cuelgo mi sombrero, esa es mi casa”

    Este modo de plantear las cosas consigue conciliar el disgusto y la reprobación de todos, sin excepciones ni matices. Y sin embargo, creo que es el más apropiado: Luz y taquígrafos. Exponer los hechos en su verdadera magnitud, despojados de ideología y mitología, cuantificando gastos e ingresos y viabilidad. Y sobre todo, averiguando quien gana y cuanto, quien pierde y cuanto y la justicia del criterio que se aplica para hacer semejante distribución de cargas. Nada de excusas hechas con banderas o devociones.

    Simplemente perque no em rota dels collons aceptar que exista un principio superior ajeno a nosotros que dicte que siempre sean los pobres los que se tengan que joder y pagar de su bolsillo las aventuras de aquellos a los que no les duele y que terminan ganando siempre más.

  • @ José Martín:
    No eres el único al que le llama la atención. Por éstos lados también los hay, y lo peor es que jamás pisaron España, y mucho menos Cataluña.

    Pero bueh, es algo cultural también, como bien lo expresa Luis Solari:

  • Yo te lo resumo (mejor Mafalda):

  • @ Sere:

    Respuesta: no, todo eso es falso.

    Y tratar de obtener la fecha para un apocalipsis basándote en buscar en la biblia puede resultar un pesado ejercicio físico para la vista, pero no vas a obtener nada más que eso, tener la vista cansada.

  • Lo que comentaba en mi primer post:

    https://www.elnacional.cat/es/cultura/pseudohistoria-contra-catalunya-vicent-baydal-cristian-palomo-institut-nova-historia_468915_102.html

    Lo siento Don Mentí, pero artículo totalmente sesgado…

  • @ jeopardize:

    Cataluña ha sido tan nación de realidad histórica como la atlántida.

    Para que el nacional cite al profesor catalán que pone al mismo nivel estudios históricos «españolistas» que catalanes, hay que tener mala leche. Cuando nunca en la historia de España se ha negado nada que no existiera en ninguna de sus regiones, por que nunca hubo nación catalana, como tampoco los magufos entienden la analogía de platón ni siquiera la unión de los condados de esa región.
    ni antes con la marca hispánica, ni con el reino hispano visigodo, ni la provincia hispania de roma, ni la región cultural ibera, etc…
    queréis presumir de dialecto? Perfecto, pero en Malpartida de Plasencia también tienen el suyo, salvo el trabajo hecho para crear el catalán como idioma de los distintos dialectos, al igual que se hizo con el euskera batua.

    http://historico.aragondigital.es/movil/noticia.asp?notid=109135

    Para escribir tanto en un blog de escepticismo das bastante vergüenza ajena

  • @ Mescalero:

    Hombre, como no. El enésimo intento de buscar camorra con el asunto de las lenguas…

    Un dialecto es una variación de un idioma que puede derivar en la creación de un idioma nuevo o no. El castellano, catalán o italiano son idiomas con un profundo arraigo e historia en diferentes naciones y todos tienen en común el ser dialectos del latín.

    Bueno… Es posible que el castellano sea un dialecto, deformación del valenciano clásico, que se habla fuera de la Comunitat.

    http://www.proel.org/index.php?pagina=mundo/indoeuro/italico/romance/iberorromance/catalan

  • @ Doc Halliday:

    Y llevas todo el día dandole vueltas para esto? Con el coñazo de sobas que eres en este blog? Pues ya te podías haber esforzado más.

    NO. El catalan no es un idioma puesto que no existió nunca como tal, es una unificación moderna de dialectos. Esto ni le resta ni le da mérito. Pero ya está bien de mentir, la historia es la que es guste o no.
    esto no lo exime de su parecido al castellano antiguo o las muchas lenguas romance.

    El único idioma de la península no derivado del romance son los distintos dialectos vascuences, que se sospecha vinieron de una inmigración muy temprana de áfrica.
    como tampoco el vascuence era uniforme ni se hablaba en Bilbao o Álava se unificó para crear el euskera batúa con el mismo propósito que el catalan.

    El castellano antiguo nace de la necesidad de comunicación entre las distintas poblaciones, de ahí que incorpore las vocales vascas. Su éxito radica en que sin parecerse a ninguno le sirva a todos. Y se expande como todas las grandes lenguas, por que soluciona una necesidad siendo adoptado por toda la población.

    Y a esto añado por que españa es la nación culturalmente más romana de europa, aparte de la más antigua. Multitud de pueblos y culturas han pasado por la península o se han asentado en ella, dejando consigo parte de su cultura ya sea en palabras, usos o costumbres.pero la cultura predominante que ha llegado hasta nuestros días y nos ha conformado es la romana.
    El Español deriva de una lengua romance, del Latin vulgar que dejaron los romanos, conservamos hasta nuestros días su modelo administrativo, el derecho romano del que emana el poder intelecual de la escuela de salamanca, nuestra forma de conquista y civilización, nuestra religión, la visión aristotélica, cultura culinaria, el regadío, arado romano, hasta la obsesión por las obras públicas xd, etc etc…
    Tanto es así que con la invasión goda, estos no conservan su lengua y le ponen de nombre visigotia al reino, sino que adoptan la cultura romana como suya y la mantienen haciendo frente a la árabe.

  • Mescalero dijo:

    Y llevas todo el día dandole vueltas para esto? Con el coñazo de sobas que eres en este blog? Pues ya te podías haber esforzado más.

    Lo siento, pero esta vez tampoco hay premio.

    Una pena lo tuyo, la verdad. Sigue sin dársete bien el ad hominem y creo que me gustabas más cuando te dedicabas a publicar fotos de penes. Eras más entretenido. Ahora en cambio parece que ha decaído la chispa, te sigue faltando ingenio, como de costumbre, pero es que además no le pones vigor.

    Es como si te faltase algo, no se exactamente el qué. Tal vez magnesio… o potasio. Hablalo con tu farmacéutico a ver qué opina.

    Si, si todo eso de la admiración por los latines y los romanos y nuestro glorioso pasado de conquista y el marco incomparable, el brazo incorrupto de santa teresa, la boina del invicto caudillo de las españas, una teta disecada de Agustina de Aragón y un dentista de león, la tuna compostelana y las ubérrimas razas y prietas las filas y todas esas cosas maravillosas, si… ¡Que bonito!

    …A propósito, ¿ya te he comentado que:

    Doc Halliday dijo:

    Un dialecto es una variación de un idioma que puede derivar en la creación de un idioma nuevo o no. El castellano, catalán o italiano son idiomas con un profundo arraigo e historia en diferentes naciones y todos tienen en común el ser dialectos del latín.

    O sea, que el Catalán es un idioma. Siento estropearte el botijo que has montado, pero es que la vida es así.

  • Gato:

    Me parece que debieras dejar de sacar lo de los penes cada cierto tiempo, no sé a otros y puedo estar equivocado, pero creo que te afectó bastante.

    Eso es todo, te lo digo en buena.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies