La crisis del diésel

DIESEL.png

Si eres propietario de un vehículo diésel, se aproximan malos tiempos para tu movilidad y tu economía. Lo malo es que todavía no está claro con qué tipo de automóvil podrías sustituirlo, si es que tu economía te lo permite. ¿Por qué los gobiernos europeos se están poniendo tan intransigentes con este tipo de motores? El diésel, ¿está muerto?

Todo empezó en septiembre de 2015 con el escándalo del “Diesel Gate”, en el que se descubrió que Volkswgen “falseaba” las emisiones de contaminantes aplicando regímenes especiales de consumo cuando el vehículo no estaba en movimiento (lo normal al pasar los test de emisiones). Las emisiones reales de contaminantes, pueden llegar al 40% por encima de los valores nominales. En los motores diésel, esto es especialmente grave por los óxidos de nitrógeno que libera, mayores que en los motores de gasolina, y las micropartículas o PM2,5 (partículas de diámetro inferior a 2,5 micras), que son tan finas que pueden incluso llegar al torrente sanguíneo o acumularse en los alvéolos pulmonares. Estos contaminantes pueden producir asma y alergias, padecimientos cada vez más comunes en las grandes ciudades.

Es común oir que los motores diesel son más limpios que los gasolina, aunque esto no es del todo cierto. La capacidad energética por litro es mayor en el gasoil, lo que produce un menor consumo a los 100km, y por consiguiente, una menor emisión de CO2. Pero en el resto de contaminantes, los diésel son mucho más sucios.

Este menor índice de emisiones de CO2, y el hecho de que sea el combustible utilizado por profesionales del transporte (taxistas, caminoneros, agricultores…) llevó a los gobiernos de Europa a mejorar su fiscalidad frente a los gasolina. En los últimos 20 años, el consumo de gasoil se ha disparado en Europa, en comparación con el de gasolina.

dieselvsgasolina

Fuente: Wood Makenzie

Europa es el principal mercado de los vehículos diésel (un 70% de las ventas de todo el mundo), pero la CE anunció en noviembre del año pasado restricciones a su circulación, que llevarán a su práctica prohibición en los próximos años. De momento, muchas de las grandes ciudades europeas estudian implantar (o lo tienen implantado ya) restricciones en el acceso a la almendra central de las ciudades en episodios de alta contaminación. En concreto en España, no se podrán vender coches con motores que utilicen combustibles fósiles a partir de 2040, y 10 años mas tarde, su circulación estará prohibida.

Ante este panorama, los fabricantes están siendo muy cautelosos en sus inversiones. Por ejemplo, muchas marcas ya no producen versiones diésel en sus coches más pequeños, destinados a moverse por la ciudad. Y ante las nuevas y exigentes normativas medioambientales para estos motores, que entrarán en vigor proximanente, los fabricantes afirman que realmente se está expulsando al diésel del mercado.  Muchos de ellos han anunciado ya que en los próximos años no habrá ningún diesel en sus catálogos de vehículos.

La mecánica de un coche eléctrico es mucho más sencilla, y posiblemente las marcas opten por estas motorizaciones en el futuro, como de hecho lo están empezando a hacer ya. De todas maneras, un coche eléctrico no podrá nunca sustituir a uno de combustión. Presentan problemas que los motores actuales tienen superados, como el reabastecimiento y la eficiencia para mover cargas pesadas. Si bien las baterías de un coche eléctrico pueden recargarse usando carga rapida (al menos, parcialmente), ésto reduce drásticamente la vida útil de las baterias. Además, tenemos la tendencia a llamar coche limpio al coche eléctrico, sin paranos a pensar de donde sale la energía electrica con la que le hemos cargado. En 2018, por ejemplo, el 60% de la producción eléctrica tiene un origen no limpio.

2018 electricidad.png

Fuente: REE

La renovación de las cadenas de producción a la que se verán forzadas las marcas, posiblemente les lleve a reconsiderar la ubicación de las fábricas, ubicándolas en paises de bajo coste laboral. Esto es especialmente grave en España, donde la automoción es el 10% del PIB del país.

Algo similar ocurre con las empresas petrolíferas. Ante el panorama poco definido de hacia donde se orientará el mercado de la automoción, están diversificando sus fuentes de ingresos, y minimizando riesgos en las inversiones en yacimientos petrolíferos. Esto se refuerza más aun con la bajada del precio del combustible de los ultimos dos años. Actualmente, las petroleras no invierten en yacimientos si no pueden recuperar lo invertido en menos de 5 o 6 años.

Hace unas semanas, Antonio Brufau, presidente de Repsol, advertía en una entrevista al Finantial Times que pronto veremos una crisis en el suministro de petróleo por esta causa. Esta crisis producirá un aumento de los precios, lo cual puede acelerar el tránsito al motor electrico.

Sobre este último punto, hay una teoría muy curiosa que ha salido en prensa hace unos dias. La formula Antonio Turiel, físico, matemático e investigador del CSIC. Turiel afirma en su blog Oil Crash, el cual enlazo por si Antonio quiere participar en la discusión que espero que se produzca en este post, que la razón que subyace detrás de las últimas prohibiciones al gasoil, no es que es contaminante, sino que se está agotando.

Nunca me han gustado los agoreros, aunque sean ciantíficos, por lo que he investigado un poco sobre el tema. Según un estudio de la consultora estratégica Bain & Company, existen yacimientos petrolíferos suficientes para 120 años más. La consultora constata que el consumo de petróleo ha aumentado un 30% en los últimos 25 años, si bien la base de reservas ha aumentado en el mismo periodo en la misma proporción. De esta forma, las reservas globales se han mantenido desde mediados de los años ochenta.

El gasoil es un producto resultante del refino del petróleo. De cada barril de petróleo se obtienen estos porcentajes de derivados:

barril.png

De las dos gráficas anteriores se deduce que en Europa sobra muchísima gasolina y falta gasoil. El proceso de refino de las petroleras tienen cierto margen para inclinar la producción más hacia la gasolina o hacia el gasoil, pero nunca hasta llegar al nivel de demanda requerido. Afortunadamente, en los EEUU el balance es al contrario en favor de la gasolina, lo que produce un intercambio de carburante entre ambos continentes.

world.png

Por lo tanto, sí que hay petroleo suficiente por lo menos para un siglo, y por lo tanto, hay gasoil para un siglo. No hay ninguna conspiración de los gobiernos que nos oculte el futuro desabastecimiento de combustible, más allá del que los propios gobiernos pueden provocar anunciando que el “diésel está muerto” lo que llevará a las petroleras a no invertir en la explotación de nuevos yacimientos y esta vez sí, producir un desabastecimiento.

En cualquier caso, los ciudadanos nos vemos otra vez atrapados en el cortoplacismo de los políticos, que toman medidas en contra de un tipo de motorización sin tener definida una ruta hacia un sistema alternativo. La consecuencia, por lo menos en mi caso, es aguantar con el vehículo actual hasta que se defina el mercado, o hasta que se caiga a pedazos.

  • @ LaBúsqueda:
    @ lamentira:
    @ Tru:

    Tru dijo:

    Más,la especulación, caso del petróleo y las ingentes reservas, las variables stock, en manos de gente que puede esperar, con mucha capacidad de endeudamiento para que otros competidores compren caro, si bien deriva la producción energética a otras fuentes, también desvirtúa las curvas en su inercia y los comportamientos del mercado acaban siendo más impredecibles, lo que, por lo dicho, favorece a los mejor situados. Capitalismo salvaje, fastidiar al vecino.

    Sin embargo de lo anterior, reafirmando el punto, algo que puede leer en el primer enlace que deja, es que por ejemplo los japoneses pueden fabricar ciertas cosas con la mitad de energía que los chinos, o dicho de otra forma, pueden fabricar una misma cosa con la mitad de energía llegado cierto punto de producción marginal. Las consecuencias de esto en los ápices estratégicos de las empresas se resumen en la siguiente frase al acabar las reuniones: “Para competir con los chinos nos conviene que suba el precio del petróleo”, lo cual no deja de ser una paradoja, pues a medio y largo plazo las seguirán pasando canutas con su balance energético…su deuda pública está para esas cosas.

    Saludos a todos.

    Un pregunta de un aficionado:

    Estamos asistiendo al desarrollo de otra guerra comercial. Carezco de suficiente información contrastada, pero yo apostaría a que los EEUU están tratando de estropearles la fiesta a los chinos para tratar de retrasar todo lo posible su apuesta por alcanzar el liderazgo en materia de desarrollo tecnológico. Supongo que el desarrollo chino hará un daño creciente al complejo industrial en EEUU y que esto representa para los yankees fuertes inversiones crecientes…o montarles una guerra fría en toda regla a los chinos.

    Ya hemos visto antes esto, cuando EEUU consiguió hundir la economía soviética a base de subir las apuestas. Fueron tiempos felices para el complejo industrial militar. Ahora volvemos a leer declaraciones y desplantes de Trump en la prensa que recuerdan poderosamente los trucos de los trileros, ¿donde está la bolitaaaa?.

    Tal como está el tablero todo pasa por el control de la energía. Energía que los chinos necesitan masivamente para poder seguir creciendo por encima de un índice de crecimiento del no-se-cuantos, so pena de que se les caiga el tinglao y tengan problemas en casa, algo que puede ser muy malo también para los demás.

    ¿No les convendría desarrollar a toda velocidad tecnologías propias (combustibles, plásticos, etc) que les independicen todo lo posible del petróleo y que representen un factor estratégico que les permita reducir el periodo de transición hasta afianzar el liderazgo?. Pienso que cuanto más largo sea el periodo de interinidad, con la inestabilidad que puede generar, más riesgo existe de que se acabe desarrollando una guerra de verdad, con misiles y todo eso.

  • lamentira dijo:

    @ Tru:

    …osea, que si un gobierno dice, “el diesel está muerto”, van las empresas y le hacen caso…

    :facepalm:

    No es exactamente así. EL gobierno dice que el diésel está muerto…, y a la vez anuncia una subida de impuestos que afecta solo a este carburante, e impone restricciones al tráfico especialmente a estos vehículos.
    Además anuncian que los controles a los que van a someter a estos motores van a ser mucho más restrictivos. Para superarlos, las empresas tendrán que invertir mucho dinero en diseñar unos motores diésel que cumplan esta normativa, encareciendo los precios.
    Las empresas no le hacen caso, pero los ciudadanos si. Y si los ciudadanos no compran estos coches, las empresas dejan de fabricarlos.
    Cuando la ministra decía que el diésel está muerto, sabía muy bien lo que estaba diciendo.

    Sin ánimo de polemizar, sigue sin pillar el punto.

    Disculpe que me exprese tan crípticamente ante lo meridiano que veo el asunto.

    Con el tema de la manipulación de los controles de emisiones, se vio que tanto Estados como empresas estaban al tanto de lo que sucedía. Un secreto a voces que se destapa para empezar a matar el diésel.

    Las empresas reorganizan sus divisiones, las marcas ya han superado el shock, el prestigio no se ve afectado, pues parte de la culpa la absorben los Estados, que además protegerán (y dejarán producir lo que les dé la gana) a las joyas de la corona, léase, verbigracia, Audi, jugada en la que después todos lavarán la cara, empresas, Estado y público, léase consumidores/electorado, acordando todos que se cambiará la normativa ecológica, cuando lo primero y más importante es que se cumpla, sea la que sea…caramelitos en la puerta del colegio me decía mi abuela que no cogiese que tenían droga dentro.

    Primero se produce, y luego el Estado cuenta lo que cuenta. Ese es el orden de las cosas, no al revés.

    A veces la gente se queja, el Estado reacciona a las quejas, y las empresas cambian la producción o la manera de producir, que también funciona, una vez haya X fiambres por aceite de colza, se caigan tantos niños en un looopping de una montaña rusa…más ya hablamos de negligencias y tim0s que suponen un peligro evidente para el consumidor, más cuando hay que hacer caso a esa gráfica del barril de petróleo en que se ve que se saca menos diésel de él que gasolina…las empresas son las que saben lo que se hacen, para ellas, los Estados son el conjunto de leyes a las que deben agarrarse para funcionar en cada sitio donde quieran hacerlo, entre otras externalidades, que pueden ser modificadas, y los Estados saben lo que les conviene, por paganos, no por productores, que no producen nada, y las curvas de transferencia de recursos de recursos, las manejan las empresas, no los Estados, principalmente…a los Estados les valen para saber cuanto se puede encarecer tal producto o subproducto, pero las empresas y sus holdings le sacan mucho más partido. El crudo vale para muchas cosas.

    ¿Hubo algún tipo de campaña para concienciar de no consumir diésel?

    Bueno, llevaban 8 años, o vaya usted a saber, saltándose los controles vigentes, y eso dio que hablar…podía haber dado que hablar hace 5 o 6 años…alguna vez tenía que ser, que sea en el mejor momento.

    Y aquí es cuando volvemos al punto de las quejas y la intervención estatal; no se si hay más coches que bicis, lo dudo, pero como medio de transporte habitual, quizás si…probablemente si, en este país al menos…solo que, el carácter de las quejas es otro…que si diésel o eléctrico, gasolina o eléctrico…nada de bicis, eso es deporte. La gente se suele quejar cuando no le alcanza el monedero, y he ahí que la gráfica del barril ilustre por quién doblan la campanas si se quiere ahorrar crudo…se saca más gasolina de él. Y los motores de gasolina son más económicos para el productor. Todo por la pasta.

    Pero los Estados hacen lo que deben, normativas, otra cosa es que se corrompan y no las auditen por las razones que sean…entre otras porque las empresas no las cumplan.

    Siempre fui un neohegeliano convencido del poder de las ideas para cambiar el mundo, y lo sigo siendo, más ello no quita, que las ideas de la masa consumidora, sus querencias, que tratarán de ser rápidamente absorbidas por el mercado, con oferta, al final sean las ideas de los que tienen la sartén por el mango una vez el precio haya conciliado ambas posturas…no sé si me explico…la inercia social, sus cambios en la forma de pensar y en lo que querrán, más o menos guiados por publicaciones de todo tipo, como no puede ser de otra manera, cultura, tiene un peso en lo que se producirá y lo que se dejará de producir, y dentro de una cultura estrictamente racional, ya solo deberíamos hablar de petróleo para ver cómo vamos deshaciéndonos de él.

    En este particular caso, lo racional, lo ecológico coincide con este tránsito y afortunada “muerte del diésel”, un hidrocarburo menos en definitiva, de darse tal situación a fin de cuentas, y todos contentos.

    Bien con “altas miras”, las de la sapiente y racional masa, o ignorante y desaforada, más siempre guiada, que para algo somos masa, o con las miras de los particulares beneficiarios del negocio en cuestión, el precio es el que tiene la última palabra para atemperar las discusiones y marcar el ritmo de este tránsito.

    El problema es confundir la palabra “precio” de ver las “buenas obras” cumplidas, satisfacer a la masa, con “premio”, en nuestra meritocrática sociedad…pero que bueno es Amancio…

    A veces el camino fácil no es el mejor, y en este de la energía lo llevamos…¿crudo?

  • Doc Halliday dijo:

    ¿No les convendría desarrollar a toda velocidad tecnologías propias (combustibles, plásticos, etc) que les independicen todo lo posible del petróleo y que representen un factor estratégico que les permita reducir el periodo de transición hasta afianzar el liderazgo?

    Al respecto de lo anterior, no sabría que decirle, Maestro.

    EEUU y China siempre tienen sus tiras y afloja y muchos de ellos cara al público para afianzar sus valores patrios por aquello de compararse y pintar demonios. En lo económico China parece sigue teniendo un férreo control sobre su mercado y abrir la lata es toda la pretensión occidental y toda la baza China para adentrarse en occidente a cambio.

    Pero sobre este párrafo, de eso se trata…dejar bailar a unos con la más fea mientras utilizas los réditos que sacas por celestino para situarte en el escenario futuro.

    Una pista de baile nuevecita con chicas más guapas..y luego, vuelves a cambiar la orquesta…el desarrollo tecnológico es constante, y si bien se forjan emporios en base a tecnologías, ya no estamos en los 30, o los 60, u 80, y en pocos años ya compites en otro régimen una vez se conjuga la ventaja que optienes de ellas…más todo hay que verlo con una perspectiva histórica, y aquí investigan quienes investigan, o patrocinan quienes patrocinan, o a la postre compran las patentes quienes las compran, y el dinero llama al dinero.

    Por ello, en este particular asunto, regido por la escasez sin que la tecnología haya podido hacer gran cosa al respecto sin tropiezos económicos, la política tiene más peso todavía, y en cualquier momento alguien puede decidir tocar una marcha militar en la discoteca, o la puta al río.

    He ahí que todos queriendo crecer, nos sea difícil desprendernos del petróleo, pues la inversión de capital para el tránsito a lo renovable es inimaginable…ha de darse paulatinamente, y habrá que hacerse a la idea de decrecer…hay mucha tontá a la venta…una sociedad que consuma y produzca cultura sería más ecológica, política, sana, aparte de lo necesario. Reducir los consumos energéticos es crucial, para lo que la tecnología ayuda en la producción de terminales más eficientes, y métodos de producción energética más limpios, aún con una TRE más baja.

  • [yt]ssXoTPXd7ZI[yt]

  • El código del enlace va entre [yt][/yt]

  • Gracias @kamu Syldeck
    Es cosa de escribir desde el smartphone, por mucho que amplies la pantalla los enlaces de video se incrustan muy difícil.
    Y escribiendo siempre me dejo alhuna letra fuera o errónea

  • @ Mescalero:

    De nada.

    Que estés bien.

  • @Lamentira

    En esta publicación se intenta decir, básicamente, que debemos quedarnos con los combustibles fósiles, que el problema con los mismos se puede reducir al de los impuestos verdes que no limpian el ambiente sino los bolsillos de los sufridos contribuyentes.

    Bueno, hay que comenzar por reconocer que limpian algo más, las ganancias de las empresas como Repsol.

    También hay que reconocer algo más, y es que si en España los coches eléctricos no son limpios debido a la falta de generación eléctrica limpia, esto no se debe a su inviabilidad técnica, sino a las pésimas decisiones políticas adoptadas por Rajoy en su mandato.

    Antes de este, España había invertido ingentes recursos en las energías alternativas, siendo pionero a nivel europeo y mundial en la materia. Sin embargo, el PP eliminó las subvenciones y exenciones, desestimulando la limpieza energética.

    Claro, pero ahí @Lamentira no habla de que se afectaron los bolsillos de los contribuyentes (al eliminar subvenciones y exenciones eso fue lo que pasó) o de que no hubo energías limpias.

    Si España quiere volver a ponerse a la vanguardia en términos energéticos, tendrá que asumir muchísimos más costos que los que hizo con anterioridad.

    En un contexto económico como el actual, producir bienes y servicios con combustibles fósiles resulta cada vez menos competitivo en términos económicos, ya que esto implica un mayor gasto de recursos naturales, mayor pago de dinero a cambio de la misma energía (teniendo en cuenta el costo alto de los hidrocarburos, cuya producción está y seguirá estando cartelizada) y el costo de la contaminación.

    Invitar a la sociedad española a reducir la competitividad de su economía es no solo temerario sino suicida. Pero bueno, Don Quijote también era temerario y suicida, ¿no?

    @DocHalliday
    @Tru

    El tema con la “guerra comercial” debe observarse a partir del concepto de “creación destructiva” propuesto en la teoría económica por Joseph Schumpeter.

    Lo que sucede con China es que encontraron el modo de producir una tecnología y de distribuirla de una manera ostensiblemente más barata. Y eso desplaza inevitablemente a sus poco eficaces competidores.

    Esos competidores, usualmente empresas de Estados Unidos, ya no están innovando y se anquilosaron. Quieren hacer como hizo IBM en gran parte del siglo XX, controlando el mercado cautivo e impidiendo cualquier avance tecnológico para mantener su posición monopólica.

    Esa posición de monopolio la está horadando China con su proyecto “Made in China 2025” que pretende poner a la industria de ese país a la vanguardia del mundo. Lo que puede suceder es lo que pasó cuando Apple innovó y socavó el control de IBM.

    Ahora bien, la guerra comercial corresponde a la lucha de las empresas estadounidenses por asegurarse un mercado cautivo, a pesar de tener costos más altos y ser menos competitiva. Por eso tanta insistencia en que China no “viole” las normas estadounidenses de propiedad intelectual.

    De todos modos, a largo plazo, gracias a la “creación destructiva”, serían las empresas chinas las que ganen cuota de mercado (incluso si Estados Unidos endurece su guerra comercial y hace que China colapse) y las occidentales las que la pierdan.

    Es más, China ya se aseguró que, así Estados Unidos le imponga normas leoninas de propiedad intelectual, sus empresas sigan innovando a un ritmo acelerado, ya que el Gobierno y el sector privado han invertido el dinero suficiente en crear universidades y centros de investigación que ya forman una red potente desde la cual generar nuevas tecnologías.

  • Yo Propongo coches eléctricos con generador termoeléctrico de radioisótopos, como el Robet Curiosity.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies