Milagro en Legnica

Milagro en LegnicaEl Obispo de Legnica (Polonia), Mon. Zbigniew Kiernikowski, aprobó el 17 de abril la veneración de una hostia sangrante que “tiene las características distintivas de un milagro eucarístico”.

Para los menos religiosos, una hostia sangrante no es el resultado de una pelea por una discusión de tráfico, sino un milagro similar al que ocurrió en el siglo octavo en Lanciano. Según los escritos antiguos, en torno al año 700, en la ciudad de Lanciano (Italia) un monje fue encargado de celebrar una misa en el Monasterio de San Longino. Al pronunciar las Palabras de la Consagración (ya sabéis “Este es mi cuerpo y esta es mi sangre”), el monje pudo ver cómo el pan se transformaba en carne y el vino en sangre, la cual se coaguló en cinco glóbulos, tantos como llagas sufrió Cristo en la cruz. La sangre y el pan se conservan como reliquias en la Iglesia de San Francisco de Lanciano.

En 1971 Odoardo Linoli,un profesor de anatomía e histología patológica, analizó los restos y confirmo que se trataba de tejido cardíaco humano y la sangre era de tipo AB.

Algo sorprendentemente parecido es lo que pasó en Legnica en la Navidad de 2013. Durante el proceso de la Eucaristía una hostia consagrada cayó al piso en la parroquia polaca de Saint Jack.

La liturgia de la comunión tiene contemplada la manera de proceder en estos casos.

Si la hostia se le cae al comulgante y el suelo está limpio, el sacerdote la recogerá y se la pondrá en sus manos. Si se le cae al sacerdote, la guardará para consumirla él mismo más tarde. Pero si la hostia cae al suelo, y éste está muy sucio, o se le ha caído de la boca al comulgante, habrá que disolver la hostia en una copa con agua.

Cuando el sacerdote fue a comprobar si la hostia estaba ya disuelta, comprobó que había aparecido una mancha roja que parecía sangre.

Mons. Stefan Cichy, entonces Obispo de Legnica, creó una comisión para analizar lo ocurrido, y se enviaron muestras a analizar.

En sitios web de orientación cristiana se afirma que el comunicado médico final del Departamento de Medicina Forense comunicó que “en la imagen histopatológica, se encontraron fibras de músculo estriado transversal similares a las que se encuentran en el corazón”. También en esos sitios se dice que “las pruebas determinaron que el tejido era de origen humano, y hallaron que presentaba señales de sufrimiento.” (sic)

Me he criado como católico (aunque en la actualidad me considero agnóstico), y siempre pensé que la consagración del agua y el pan en sangre y vino, era un símbolo que quería representar la unidad de la comunidad cristiana en torno a Jesucristo. Pero aparentemente tiene unas connotaciones mágicas que desconocía. No solo por la milagrería que orbita en torno a las hostias sangrantes, sino por el tratamiento especial que se le otorga a un trozo de barquillo después de haber pronunciado unas palabras mágicas. Sin ánimo de molestar a los más creyentes, me parece un acto que no dista mucho de aquellos por los que hace unos siglos se quemaban a las mujeres en la hoguera.

Normalmente la Iglesia es muy prudente a la hora de aceptar un hecho insólito como milagro, ya que si se demostrase a la postre que se trataba de un fraude, se le caerían los palos del sombrajo que se han montado a lo largo de los últimos 2.000 años. Pero en este caso la Iglesia se puede respaldar en los resultados presentados por un análisis científico. ¿O no?

Como suele ocurrir en estos casos, la parte interesada ha sesgado las evidencias para orientar las pruebas a la tesis que se defiende.

El pasado 12 de abril, la comisión de sacerdotes que están estudiando este suceso dio una rueda de prensa en la que se informó de su estado actual. Dijeron que para constatar si se trataba de carne y sangre humana, se le entregó a una universidad de medicina de Wroclaw un fragmento de la hostia y parte del líquido de la copa que la contenía. Monika Maziak, portavoz de la universidad, anunció tiempo después que en el análisis no se habían encontrado muestras de fibras cardíacas ni rastro de ADN humano.

Tadeusz Dąbski

Tadeusz Dąbsk, uno de los sacerdotes de la comisión, afirmó que no se quedaron satisfechos con este resultado. Enviaron más muestras a la Universidad Pomeranian de Szczecin, y el día 11 de abril el Dr. Engel (de esa universidad) encontró restos de musculo cardíaco humano en la hostia, y … agarraros porque esto sale de la boca de un Dr de universidad,

Los cambios que mostraban las fibras son característicos de los que ocurren en la agonía.

Al obispo le ha faltado tiempo para pedirle a la parroquia que habilite una zona de culto para la hostia, ya que se prevé que los fieles acudan de forma masiva en peregrinaje en cuanto que la noticie empiece a difundirse.

En este punto no sé si aportar mi opinión o dejarlo aquí. Pero si una universidad analiza la muestra y no encuentra rastro de sangre ni fibras musculares, y al poco se le envía otra muestra a otra Universidad y sí que lo encuentra… o alguien lo ha puesto ahí, o alguien está mintiendo. Y mientras tanto, pasemos el cepillo.

  • Javier dos dijo:

    yo no soy un antiateo

    Javier dos dijo:

    Yo no he dicho que el ateísmo sea el problema, ni he usado el silogismo que me adjudicas de comunismo malo, ateísmo malo…

    Pues entonces has montado una confusión monumental.

  • Javier dos dijo:

    Eres igual que los sofistas que he comentado antes por ahí… con gente como tú es imposible debatir.

    Traducción: “No tengo argumentos así que te acuso de sofista, que además no sé lo que significa, pero queda culto”.

    Javier dos dijo:

    En el mundo actual, capitalista, consumista y hedonista, con el mayor grado de ateísmo de la historia de la humanidad, ¿tenemos un nivel moral, ético y espiritual superior al de siglos pasados?

    Ah, que ahora pasamos del comunismo al ateísmo. O sea, para evitar hablar de religión, que es de lo que hablamos, pues nos metemos en política.

    Pues mira, chaval, una lección de Historia que te vendrá bien. Cosas que tenemos ahora que no teníamos hace unos siglos y que tu religión ni se acercó a sugerir:
    1. Derechos Humanos.
    2. Abolición de la esclavitud.
    3. Igualdad de derechos de la mujeres.
    4. Libertad de religión.
    5. Libertad de pensamiento.
    6. Derecho a sanidad.
    7. Derecho a educación.
    8. Derecho la libertad sexual.
    etc, etc. Y sí, antes de que salgas por Peteneras, hay mucha gente que no disfruta de ello, pero hace unos siglos, nadie se planteaba siquiera pedirlo.

    Javier dos dijo:

    El comunismo (ausencia total de religión), ha mejorado en algo al ser humano, previamente “engañado” por las religiones?

    Aprende lo que es el comunismo antes de criticarlo.

    Y ya puestos, te estudias cómo estaba la población sierva del Imperio Ruso antes de la Revolución Bolchevique.

    Javier dos dijo:

    Yo por mi parte lo dejo aquí.

    ¿Otra vez? ¿Cuántas van? :meparto: :meparto:

    Javier dos dijo:

    @ Trueno:
    Suerte que los ignorantes tengamos más educación y buenas maneras que los “instruidos”.

    Hombre, el que se había ido. :silba: :silba:

    Javier dos dijo:

    tan sólo he puesto el ejemplo del comunismo como sistema ateo por excelencia

    Lo que demuestra que no tienes ni pajolera idea de lo que es el comunismo, ni de lo que es el ateísmo.

  • Claudio dijo:

    Pues entonces has montado una confusión monumental.

    Ninguna confusión, eso se llama hipocresía, a el solo le gustan los ateos calladitos que no critican. Pone su supuesta tolerancia que tiene ateos que son cercanos a el, como una falacia de autoridad.

  • Javier dos dijo:

    @ doc halliday:
    Si a estas alturas alguien niega que el comnismo ha cometido los genocidios mayores que se puedan cuantificar (se estima en más de 100 millones de personas), superando incluso al fascismo, además de haberse destapado como un sistemas totalitario contra creyentes, homosexuales… torturas, cárceles y violación de todo tipo de derechos humanos…, a parte de la ruina económica y la putrefacción de sus dirigentes y afines al régimen, privilegiados sobre el resto de la población… yo poco más tengo que añadir.

    ¿y todo este discurso lleno de candor anticomunista que tiene que ver con que los demás seamos o no seamos creyentes?.

    Desde el principio se ha dedicado usted a hacer poesía tras poesía, pero no contesta argumentos, tan solo salta a otra cosa sin responder y vuelve de nuevo a hacer poesía de nuevo.

    ¿Quiere realmente discutir algo en serio o sólo se va a dedicar a revolotear de flor en flor con sus peculiares homilías?

  • Javier dos dijo:

    Yo no he dicho que el ateísmo sea el problema, ni he usado el silogismo que me adjudicas de comunismo malo, ateísmo malo… tan sólo he puesto el ejemplo del comunismo como sistema ateo por excelencia, que no ha demostrado ser la solución de nada, sino todo lo contrario.

    No, no ha utilizado la identificación entre ateismo y comunismo y ambos malvados. Se ha limitado a decir que:

    tan sólo he puesto el ejemplo del comunismo como sistema ateo por excelencia, que no ha demostrado ser la solución de nada, sino todo lo contrario.

    Cosa que, claramente no tiene nada que ver, no.

  • Javier dos dijo:

    A lo mejor el que sí eres “anticreyentes” eres tú; y en ese caso deberías hacértelo mirar.

    Que sencillo resulta decir cualquier cosa que nos complazca. Aquí vale todo, menos razonar.

    MaGaO, hijo, ahora eres un devorador de creyentes: ¡Bienvenido al charter del infierno a donde iremos a pudrirnos los ateos, los mecánicos de motos, algún electricista y los comunistas (únicos culpables de la educación para el mal).

  • doc halliday dijo:

    Javier dos dijo:
    A lo mejor el que sí eres “anticreyentes” eres tú; y en ese caso deberías hacértelo mirar.
    Que sencillo resulta decir cualquier cosa que nos complazca. Aquí vale todo, menos razonar.
    MaGaO, hijo, ahora eres un devorador de creyentes: ¡Bienvenido al charter del infierno a donde iremos a pudrirnos los ateos, los mecánicos de motos, algún electricista y los comunistas (únicos culpables de la educación para el mal).

    Y los diseñadores de carcasas de portátiles. No puede quedar libre ni uno de ellos.

  • Javier dos dijo:

    @ MaGaO:
    No, yo no soy un antiateos, tengo amigos y familiares ateos.

    ¿Te he acusado yo de algo? Porque, hasta donde recuerdo (y he revisado los comentarios) ni te he mencionado. Por cierto, tener amigos ateos me suena a una eslogan muy criticado por la comunidad LGTB: yo no odio a los gays, tengo amigos que son gays.

    Me valen todas las personas que acepten a los demás con sus creencias o sin ellas,

    Y empiezas a confundir churras…

    es decir, a los que saben respetar y aceptar a los otros;

    …con merinas, una vez más: la falta de respeto a las creencias de otros no implica una falta de respeto a esos otros. Es falta de respeto a las creencias de otros. Por ejemplo, a ti pueden no convencerte las creencias animistas del África Central como a mí y no por ello dejas de respetar a quienes las profesan. La diferencia está en que a mí tampoco me merecen respeto tus creencias y tú decides que eres especial y que te falto el respeto a ti. Lo cuál, todo sea dicho, es otra creencia que tampoco respeto.

    tan sólo he intentado razonar que el mal está en las personas (y cuando a éstas se las educa por y para el mal), no está en las religiones ni en ningún otro sitio propiamente dicho.

    Cuando una creencia incluye en sus textos de referencia la bondad de ciertos actos aberrantes, dicha creencia es mala. Independientemente de lo buenos que sean quienes la profesan.

    A lo mejor el que sí eres “anticreyentes” eres tú; y en ese caso deberías hacértelo mirar.

    Usando tu propio argumento erróneo… yo no soy anticreyentes, tengo amigos y familiares creyentes. Otra cosa es que no esté de acuerdo con sus creencias.
    No me queda más que felicitarte por nombrarme sin venir a cuento y psicoanalizarme a partir de las pocas palabras que he escrito en esta entrada. Llegarás lejos (sí, es sarcasmo).

  • @ MaGaO:

    :-D

    Me cuenta uno de los míos, que ha regresado muy decepcionado de las mismas puertas del infierno, porque han puesto un cartel que reza: “completo” y que le ha dicho el portero que ya no queda nada libre, que si quiere entrar que tendrá que hacer una solicitud y pagar un buen dinero.

    Que las pocas plazas que quedan están reservadas a los VIP´s: La gente que se cuela en las páginas escépticas a llamarse buenos católicos y que se dedican a perseguir a los ateos y a tratar de cargarles con todos los males de la humanidad.

  • @ doc halliday:
    Y una Gallinula Chlorops como una olla: no me dejo los dedos y los ojos intentando abrir portátiles en el trabajo para que estos engendros se vayan ahora de rositas a tocar la lira.

  • @ MaGaO:
    :alaba:

  • Reconozco que somos lo peor de lo peor y además lo somos por vicio:

  • Para los que tengan algún problema con ello, “como distinguir si uno es ateo”. Una guía para que alguno saque alguna conclusión que tenga utilidad en su vida.

  • Javier dos dijo:

    ni he usado el silogismo que me adjudicas de comunismo malo, ateísmo malo… tan sólo he puesto el ejemplo del comunismo como sistema ateo por excelencia, que no ha demostrado ser la solución de nada, sino todo lo contrario.

    Por supuesto, lo uno no tiene nada qué ver con lo otro. :facepalm:

    Me valen todas las personas que acepten a los demás con sus creencias o sin ellas, es decir, a los que saben respetar y aceptar a los otros

    Muchacho, las ideas no tienen derechos humanos; las personas, sí. Tú mismo has criticado al comunismo, una idea. ¿Hipocresía? ¿Dónde?

    Si tú tienes derecho a decirme que me iré al infierno solo por no creer en lo mismo que tú, yo tengo todo el derecho de decirte que tu creencia es basura. No puedo respetar una creencia que de por sí falta el respeto al ser humano en primer lugar.

    La misoginia, la homofobia, etc. también son ideas. Siguiendo tu razonamiento, ¿debo respetarlas también?

    Por cierto:

    A lo mejor el que sí eres “anticreyentes” eres tú

    Yo no soy anti-creyente, son anti-creencias-estúpidas, siempre y cuando me afecten de algún modo. Ni loco iría de casa en casa a predicar mi ateísmo, esa sería una enorme falta de respeto. Yo critico a la religión en donde corresponde, y cuando corresponde. (Por ejemplo, cuando alguien viene a predicarnos su palabra única y verdadera).

    Como repito, la fe religiosa es: “Cree esta tontería porque sí, no razones, no dudes, no cuestiones, solo obedece”. La fe religiosa es el culto a la irracionalidad. ¿En verdad piensas que eso es algo que merezca respeto?

    Me pregunto si vos estarías de acuerdo con que en la escuela le enseñen a tus hijos que los dioses hindúes son reales y que está mal dudar de su existencia. Que tienen que asistir a los cultos a Shiva y Brahma y dar sus ofrendas o de lo contrario arderán por siempre en el infierno hindú.

    Total, “las creencias religiosas deben respetarse”, ¿cierto?

  • MaGaO dijo:

    tan sólo he intentado razonar que el mal está en las personas (y cuando a éstas se las educa por y para el mal), no está en las religiones ni en ningún otro sitio propiamente dicho.

    Cuando una creencia incluye en sus textos de referencia la bondad de ciertos actos aberrantes, dicha creencia es mala. Independientemente de lo buenos que sean quienes la profesan.*

    Como decía El Rubio, en esta vida hay dos tipos de personas: los que piensan que las religiones son creadas para el hombre por el hombre y los que piensan que son de origen divino.

    No entiendo porque si no es aceptable que los nativos norteamericanos tengan ese color de piel por castigo lo puedan ser aceptar disertaciones de arbustos parlantes o el que alguien camine sobre las aguas. Dirán que no todo hay que tomárselo literalmente, que hay contextualizar las expresiones pero que todo lo que era válido ayer lo es hoy y lo será mañana. Es interesante la gimnasia mental que llegamos a hacer para justificar lo que sabemos que es injustificable.

    En fin…
    Sun salud☼.

    * En negrita la parte de MaGaO

  • @ Elfumador:
    Definitivamente lo dejo, tú te lo guisas todo y tú te lo comes… tú hablas por los demás y tú contestas. Es imposible. Como decimos en España: Para ti la perra gorda. Tan sólo te diré una cosa, no estoy contra los ateos, conozco gente muy razonable y dialogante, con la que tengo gran amistad. Lo tuyo, y lo de alguna gente como tú, no es problema de ateísmo sí o ateísmo no, sino de intolerancia, provocación y mala educación; harías lo mismo si fueras creyente, pero al revés. Me retiro, ahora sí de verdad.

  • @ Javier dos:

    Huye palurdo huye… :malo:

  • @ Javier dos:

    Tolerar las estupideces es mala educación.

  • @ Javier dos:

    tú hablas por los demás y tú contestas

    No. Yo hablo por mí.

    intolerancia, provocación y mala educación

    Por supuesto. Si me dicen que estoy equivocado y que me iré al infierno por la eternidad, es algo que debe respetarse. Si contesto que el que está equivocado es él y que el infierno no existe, estoy siendo intolerante, provocativo y tengo mala educación. Claro que sí.

    Ahora resulta que tenemos que ser tolerantes con ideas que promueven el racismo, la homofobia, el odio, etc.

    Anda ya, que puse un par de imágenes bien ilustrativas por nada.

    Me retiro, ahora sí de verdad.

    :saludo:

  • Javier dos dijo:

    Me retiro, ahora sí de verdad.

    Por decimo séptima vez :-D

  • @ doc halliday:
    Un bigote como debe ser… Estilo Guillermo I de Alemania o Francisco José I de Austria… Yo alguna vez he pensado en dejarme un Napoleón III pero nunca lo he llevado a cabo, tal vez en el futuro.

    @ Javier dos:

    [A Javi] Haces un manejo tendencioso de los textos.

    El clásico de argumento de “me gusta, ergo hay que interpretarlo literalmente” y “no me gusta, ergo hay que interpretarlo metafóricamente”.

    El Evangelio es mayoritariamente un mensaje de paz, amor, hermandad

    el Evangelio, bien entendido, no hace daño a nadie

    Vamos a ver un poco la tolerancia para los no seguidores, a ver si hay que darles a ellos también paz, amor y hermandad:
    Mateo 10:14-15, “Y si alguno no os recibiere, ni oyere vuestras palabras, salid de aquella casa o ciudad, y sacudid el polvo de vuestros pies. De cierto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma y de Gomorra, que para aquella ciudad.”
    Marcos 9:42, “Cualquiera que haga tropezar a uno de estos pequeñitos que creen en mí, mejor le fuera si se le atase una piedra de molino al cuello, y se le arrojase en el mar.”
    Lucas 19:27, “Y también a aquellos mis enemigos que no querían que yo reinase sobre ellos, traedlos acá, y decapitadlos delante de mí.”
    Juan 15:6, “El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.”

    Que cosas más bonitas que se desea a los ateos… Y todas en el nuevo testamento y por cada uno de los cuatro autores, para que no haya confusión.

    En el mundo actual, […], ¿tenemos un nivel moral, ético y espiritual superior al de siglos pasados?

    Cualquiera que responda “No” a esta pregunta necesita graduarse la vista, estudiar historia o mirar unas cuantas estadísticas como la esperanza de vida.

    El comunismo (ausencia total de religión), ha mejorado en algo al ser humano, previamente “engañado” por las religiones?

    Y aquí tenemos el premio gordo de la falacia y la falta de comprensión, aquí tenemos la frase que la enfadado a todo el mundo y que usted no se ha dado ni cuenta “comunismo=ateismo”, cuando (como mucho, siempre) solo se da la implicación de izquierda a derecha.

    Lo tuyo, y lo de alguna gente como tú, no es problema de ateísmo sí o ateísmo no, sino de intolerancia, provocación y mala educación

    Eso lo dice el que, desde el principio, nos ha acusado de tendenciosos, ha identificado totalmente comunismo y ateismo, se ha hecho la víctima, etc.

    Proyección pura y dura.

    Me retiro, ahora sí de verdad.

    No caerá esa breva.

  • @ Someone:

    @ doc halliday:
    Un bigote como debe ser… Estilo Guillermo I de Alemania o Francisco José I de Austria… Yo alguna vez he pensado en dejarme un Napoleón III pero nunca lo he llevado a cabo, tal vez en el futuro.

    ¡Eso es algo que hay que probar al menos por un tiempo!, el resultado puede ser espectacular…

    Aunque Christine opina que en mi caso, el resultado no es tanto el buscado (“Dr. Livingstone, I presume?”) como el obtenido: un acusado parecido con algo a mitad de camino de el malo de una película turca de época, o tal vez un aristócrata decandente inglés del XIX (aunque puedo utilizar el título de Baron por derecho propio, christine solo me lo consiente en relación a mi sexo, no a mi status). A mi me parece que tiene un aire un tanto motero que no me disgusta.

    Pero queda genial. De veras, y es un gustazo cuando tienen que hablar contigo y no encuentran la manera apropiada de hacerlo…

  • @ Someone:
    Es indignante lo que has hecho. Se puede estar a favor o en contra de la religión, hasta ahí correcto; pero lo que no se puede es adulterar a capricho los textos. Invito a la gente a que vaya a las citas que has dado ahí del evangelio y compruebe que las has adulterado y has añadido lo que te ha dado la gana… En ningún sitio dice “pequeñitos que creen en mi”, ni dice “que no querían que yo reinase sobre ellos, traedlos acá, y decapitadlos delante de mí”. Has adulterado lo que te ha dado la gana, además de poner frases sueltas sacadas de contexto para que suenen a favor de obra, lo cual es muy rebuscado. Yo soy una agnóstica que pasaba por aquí y no suelo escribir casi nunca, pero con las mentiras no puedo, chico, vengan de quien vengan.

  • Javier dos dijo:

    Lo tuyo, y lo de alguna gente como tú, no es problema de ateísmo sí o ateísmo no, sino de intolerancia, provocación y mala educación; harías lo mismo si fueras creyente, pero al revés.

    Estupendo, somos malos por que somos malos y ni siquiera se plantea la idea de que no sea así. Es usted juez y fiscal. No necesita a nadie, perfecto, muy propio de ese cristianismo suyo de opereta.

    Y ya que usted se toma la molestia de explicarnos a los demás cómo debe ser un ateo, yo me voy a permitir el lujo de ponerme en la piel de un creyente y dedicarle mi particular homilía. Además, le desafío a que encuentre la menor brizna de error en ello.

    Y una última recomendación que no consejo. Hágase mirar lo suyo, en el cielo no admiten a cualquiera y corre usted el serio peligro de hacernos compañía en otro lugar. No juegue con su salvación, que es cosa muy seria.

    ¿Por qué Jesús dijo a sus discípulos que no juzgaran?

    «No juzguéis y no seréis juzgados; no condenéis y no seréis condenados; perdonad y se os perdonará» (Lucas 6,37). ¿Acaso no es necesario juzgar si no queremos tirar la toalla ante lo que no está bien? Sin embargo, los apóstoles Santiago y Pablo, tan distintos uno de otro recogen el mandamiento de Jesús casi con las mismas palabras.

    Santiago escribe: «¿Quién eres tú para juzgar a tu prójimo?» (Santiago 4,12). Y Pablo: «¿Quién eres tú para juzgar a un criado que no es tuyo?» (Romanos 14,4).
    Jesús, que conoce el corazón humano, no ignora las motivaciones más escondidas.

    Dice: «¿Cómo puedes decir a tu hermano: Hermano, déjame sacarte la mota de tu ojo, cuando no ves la viga que hay en el tuyo?» (Lucas 6,41). Indicando con ello que puedo estar sirviéndome de las faltas de los demás para reafirmar mis propias cualidades. Las razones para juzgar a mi prójimo fomentan mi ego (véase Lucas 18,9-14). Pero si estoy al acecho de la mínima falta de mi prójimo, ¿acaso no será para no tener que enfrentarme con mis propios problemas?

    Los miles y miles de faltas que le encuentro tampoco prueban que valgo más que él y la severidad de mi juicio me sirve para esconder mi propia inseguridad, mi miedo a ser juzgado.
    Jesús habló dos veces del ojo «enfermo» o «malo» (Mateo 6,23 y 20,15). Califica de este modo a la mirada enturbiada, voluntariamente cegada por nuestro deseo de hacer de la verdad un esclavo obediente a quien manejar a nuestro antojo. El ojo enfermo, envidia y juzga al prójimo al mismo tiempo.

    Ya no veo la realidad como es, incluso puede ocurrir que juzgue a alguien por un daño imaginario que nunca ha cometido. El ansia de dominación también puede incitar a juzgar. Es por ello que, en el pasaje ya citado, Pablo escribe: «¿Quién eres para juzgar un criado que no es el tuyo?». Quien juzga a su prójimo se erige en amo, y usurpa, de hecho, el lugar de Dios. Ahora bien, estamos llamados a «considerar a los demás como mejores» (Filipenses 2,3). No se trata de desacreditarse, sino de ponerse al servicio de los demás en lugar de juzgarles..

    Los verdaderos cristianos no obran como usted lo ha hecho.

    Que tenga un buen día.

  • @ Mentira:

    La pena es que en mi casa no hay una sola Biblia física para terminar de comprobarlo, pero vamos, que de diez que he mirado en Internet en todas dice casi exactamente eso mismo, y no veo razones para pensar que no quieren decir lo que quieren decir.

    Ahora, si tú puedes enlazar la verdadera Biblia, que supongo será la tuya, y demostrar que eso no está escrito en ella…


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies