El gran engaño del nacionalismo catalán

pitos al himno

Para mi sería más cómodo pasar de puntillas ante el vergonzoso comportamiento de las hinchadas de los clubes del Atlétic de Bilbao y del FC Barcelona, que tuvieron durante la interpretación del himno nacional en la final de la copa del rey celebrada ayer. Seguro que muchos de los lectores del blog se van a sentir molestos conmigo después de leer esta entrada, de igual modo que muchos cristianos se molestan cuando escribo sobre religión. Pero si obvio este tema, no sería coherente conmigo mismo. Hace 6 años creé este blog con la intención de desacreditar las mentiras que circulan por la red, y esta es una de ellas, aunque no se limite al marco de las redes sociales.

Hace unos días, Piqué, jugador del FC. Barcelona, decía en los medios, que quizá más que quejarse, habría que preguntarse por qué la gente pita al himno. Y eso me pregunto yo. ¿Por qué, Piqué?

¿Quizá por la monarquía que tenemos, que cuando estábamos en lo peor de la crisis, decidió irse a cazar elefantes? No soy monarquico, y el Rey Juan Carlos no es santo de mi devoción, por ese tema en concreto y por muchos otros. Pero el Rey Felipe lleva muy poco tiempo en el cargo, y de momento no se le conoce ninguna fechoría. La monarquía no es elegida por la gente, y por eso no me gusta. Pero que haya un jefe de estado que perdure a los gobiernos que se suceden cada 4 años y que le dé una línea de continuidad a la nación (principalmente en relaciones internacionales) no es malo.

No. Nuestra monarquía no es la razón. En todo caso, los dos personajes que le flanquean se merecerían mucho más la pitada que él. Y el de la izquierda, Artur Mas, es el que más de los dos. Hace unos días anunció que no iba a tener dinero para pagar a los proveedores de la Generalitat, mientras que al mismo tiempo repartía 7,2 millones de euros entre los medios de comunicación afines, o abría la enésima embajada de un estado inexistente.

 

¿Será acaso por el estado de penuria económica en el que está sumida parte de la población catalana (y del resto de España)? Tampoco. En 2009 la final de copa del rey tuvo como protagonistas a los mismos contendientes, e igualmente se pitó a la bandera, al himno y al rey. Por entonces, aunque la crisis económica estaba ya arrastrando a España al precipicio, las consecuencias todavía no habían sido dramáticas sobre la población. Incluso el presidente Zapatero avisaba de que empezaban a aparecer brotes verdes, que presagiaban el resurgir económico.

 

¿Y entonces, cuál es la causa, Piqué? La causa es que hay un porcentaje muy alto de la población que es tremendamente manejable (entre la que te encuentras tú), y que se creen los cantos de sirena que alguien viene a contarles: el hombre no viajó a la Luna, la tierra es hueca, o Cataluña es un país ocupado y sometido por el centralismo español.

Pero ¿cuál es la verdadera historia de Cataluña? A diferencia de Escocia, Cataluña nunca ha sido un estado independiente. El origen de Cataluña y el de España han estado ligados desde el principio. Tras la ocupación romana, y su posterior declive, Roma aceptó entregar Hispania al pueblo germano de los visigodos a cambio de que dejasen de saquear Italia. Los visigodos se instalaron inicialmente en la ciudad Tarraconense (Tarragona).

En el siglo VIII, los árabes invadieron la península sin encontrar prácticamente resistencia, ya que los visigodos, que ya controlaban toda Hispania, se encontraban en medio de una guerra civil por la sucesión. Los musulmanes ya habían traspasado los pirineos cuando los Carolingios reaccionaron y los hicieron retroceder, ocupando el norte de Cataluña y Aragón como franja de seguridad ante las tropas árabes. A finales del siglo IX, el monarca carolingio Carlos el Calvo designo a WIfredo el Velloso como conde de Barcelona. Esta sería la última designación hecha desde la monarquía franca, ya que desde Wifredo el título pasó hereditariamente a su descendencia. Carlos el Calvo se dirigía a los habitantes de Barcelona como “Godos e Hispanos”, lo que deja a las claras que el origen de los habitantes de Cataluña es el mismo que el de resto de España, y no una mezcla anglo-aria como quieren hacernos creer algunos nacionalistas.

A medida que el Imperio Carolingio  se debilitaba, los condados españoles fueron adquiriendo más poder y autonomía. En el siglo XII por ejemplo, el condado de Barcelona amplió su extensión hacia el Mediterráneo bien por la fuerza o bien por enlaces matrimoniales. El enlace matrimonial más importante fue el que ocurrió entre Ramón Berenguer IV y Petronila de Aragón, que provocaría la unificación de Aragón y Cataluña.

En 1469, Fernando II de Aragón se casó con Isabel la Católica, Reina de Castilla unificando ambos reinos, aunque cada uno mantuvo sus instituciones políticas, su moneda y sus leyes. La relación de los reyes católicos con Cataluña era tan normal como con cualquier otra región de sus reinos. Una anécdota curiosa es que cuando Colón regresó de su primer viaje, los reyes se encontraban en Barcelona negociando la devolución del Rosellón y la Cerdeña.

La línea sucesoria continuó desde los Reyes Católicos hasta Carlos II, que no tuvo descendencia. A raíz de ello, surgió la disputa entre Luis XIV de Francia y el emperador Leopoldo I, de la casa Habsburgo, debido a que ambos estaban casados con infantas hijas de Felipe IV (padre de Carlos II). La sucesión degeneró en una guerra en la que se implicaron España, Paises Bajos, Alemania, Austria e Italia. Los apoyos a una u otra dinastía estaban divididos en España. Castilla apoyaba a Felipe V ( por la parte de los Borbones) e inicialmente Aragon (y Cataluña) también.

Desde 1700 a 1705 los catalanes están a favor de la línea Borbónica. Incluso en 1700 Felipe V juró el fuero catalán. Pero en 1705 la oligarquía catalana percibió que las batallas en Europa se estaban decantando por el archiduque Carlos (en contendiente por la línea Habsburgo) y decidieron cambiar de bando y ponerse de su lado.  Esto Felipe V lo percibe como una deslealtad, que finalmente terminó en un sitio de la ciudad de Barcelona durante más de un año. Pero repito, los barceloneses estaban luchando por darle la monarquía de España al archiduque Carlos, no por su independencia. Como anécdota, el General Antonio de Villarroel, que dirigió la defensa de Barcelona ante las tropas de los Borbones les lanzó esta arenga a sus soldados el día 11 de septiembre de 1714, día en el que finalmente la ciudad capituló: “Estáis luchando por nosotros y por toda la nación española”. Precisamente ese día, es el que en Cataluña se celebra la Diada, aunque muy pocos de los que acuden a las manifestaciones con emblemas independentistas conocen la verdadera historia de aquel día.

El movimiento nacionalista catalán surge bastante más tarde, en el siglo XIX, como una corriente de ideología política, y se afianzó en el siglo XX a raíz de la turbulenta fase previa a la guerra civil española. La actual situación proindependentista catalana, es el resultado de muchos años de repetir las mismas mentiras por los dirigentes nacionalistas, que al final han calado en la población. Ya sabéis, una mentira dicha mil veces se convierte en verdad. Si además se controlan los medios de comunicación y el sistema educativo, todo es mucho más sencillo.

¿El objetivo de la independencia? Cataluña aporta al sistema fiscal español más dinero del que recibe, de la misma manera que le ocurre a otras comunidades autónomas. Las cuentas que se hacen los dirigentes autonómicos son fáciles: si no tengo que compartir con el resto de España, podré capear esta crisis sin tener que hacer recortes ni aplicar una política de austeridad. Esa política de austeridad es mejor que la haga el resto de España. Pues señores míos, y apelando a la misma libertad de expresión que ustedes ayer, mi más sonora pitada para ustedes.

  • @Lamentira
    Considero adecuado que aborde temas políticos e históricos aquí, pero debe hacerlo con más rigor y precisión, en aras del escepticismo que aquí se fomenta.
    Aparte de los hechos históricos que usted olvida en su recuento y que ya varios foristas le han recordado (sin que haya rectificación al respecto) le recuerdo que también usted olvida la tendencia separatista que tomó mucha fuerza en Cataluña entre 1640 y 1659 en el contexto de la guerra de los Treinta Años, y como resultado directo de la iniciativa de la Unión de Armas impulsada por Olivares. En este caso, como en el de los años de la Guerra de Sucesión, fundamentalmente se trataba de la defensa de los fueros y la autonomía local, esto es, mantener el statu quo que mantenía a Castilla y Aragón como entes distintos. Como se podría decir «juntos pero no revueltos».
    De otro lado, minimiza usted el peso de los austracistas, que predominaron a lo largo de todo el conflicto, y cuya idea de lo que era Cataluña era muy distinta de la de los botiflers. También es inexacta la interpretación realizada de esto, pues se desconoce el predominio austracista en Cataluña durante la Guerra de los Nueve Años.
    Ahora bien, es preciso que este tema del nacionalismo deje de abordarse como otra teoría de la conspiración o corriente magufa. Creo que lo más adecuado es abordarla de forma científica. Por eso es necesario retomar la categoría de «comunidad imaginada» usada por Benedict Anderson, y denostada hasta la saciedad por @Tru, a pesar de que nos permite entender de una forma más profunda los sentimientos y las motivaciones de quienes se sienten parte de una nación u otra. Es prudente dejar de hablar de lo que CiU haga, diga o deje de hacer, porque eso sería desconocer la voluntad popular o el sentimiento de pertenencia nacional de muchos catalanes.
    Un buen ejemplo de la actitud objetiva y sin desprecios hacia el tema catalán es la que expone en diferentes entrevistas el profesor John Elliott, a quien cito a continuación:
    http://www.elmundo.es/la-aventura-de-la-historia/2014/09/18/541a84f622601dc6688b456b.html
    Aquí Elliott resalta las tensiones y las disparidades regionales, fuerzas centrífugas que han influido a largo plazo en la historia peninsular. Además, invita a desmitificar la historia, cosa que creo no logra este artículo, al ofrecer una visión cándida de una unidad española sin fracturas, de una armonía y paz sospechosamente perfectas. Elliott también habla de la cultura del pacto, clave para entender la política del Antiguo Régimen.
    http://www.abc.es/cultura/libros/20131217/abci-john-elliott-entrevista-condeduque-201312171028.html
    En este otro texto, Elliott presenta una visión mejor contextualizada de lo que pasaba en Cataluña durante los siglos XVII y XVIII.
    http://www.publico.es/culturas/john-h-elliott-todavia-piensan.html
    Aquí se insiste en el carácter de la monarquía española y sus tensiones, lo que contrasta con la visión aquí vertida, que habla del «orden y la unidad» asociadas a la existencia de la monarquía.
    Y valga la aclaración de que este autor no es un nacionalista catalán, ya que en el siguiente enlace ofrece una visión crítica de la manipulación de la historia catalana e identifica hitos del avance económico y social de esa región en los siglos XVIII y XIX:
    http://www.lavanguardia.com/opinion/articulos/20130109/54358916974/elliott-y-el-debate-catalan-francesc-de-carreras.html

    http://demoniosdelmedioda.blogspot.com/2012/10/john-h-elliot-cataluna-no-era-mas.html
    http://www.lavozlibre.com/noticias/ampliar/656042/el-historiador-john-elliott-los-jovenes-catalanes-aprenden-una-historia-falsa
    En los anteriores enlaces se menciona el importante tema de la enseñanza de la historia y su manipulación con fines políticos. Pero la solución no es la de señalar que el defecto está en hablar de Cataluña y no de España y de que se tenga que hablar de la unidad española de forma acrítica en las escuelas, ya que eso también sería politización y manipulación. Lo que en realidad debe hacerse es abrir el paso a visiones científicas de la historia como la defendida por Elliott a las escuelas, para que las personas puedan ser intérpretes críticos de su propia historia. A propósito del tema, un artículo escrito por Joaquín Prats:
    http://www.ub.edu/histodidactica/index.php?option=com_content&view=article&id=80:la-ensenanza-de-la-historia-y-el-debate-de-las-humanidades&catid=24:articulos-cientificos&Itemid=118
    En conclusión, si se desea abordar de forma escéptica y científica el nacionalismo, lo correcto es hacerlo como fenómeno histórico y no como una corriente magufa más.
    p.d: los enlaces retirados corresponden al periodico el pais, abc y vanguardia, de entrevistas dadas por Elliott sobre el tema catalán.

  • baneeustesss dijo:

    … así que estamos mejor que con Paquito????

    01010110 11000011 10101001 00100000 01100001 00100000 01100100 01110010 01101111 01100111 01100001 01110010 01110100 01100101 00100000 01110001 01110101 01100101 00100000 01100101 01110011 00100000 01101100 01101111 00100000 11000011 10111010 01101110 01101001 01100011 01101111 00100000 01110001 01110101 01100101 00100000 01110011 01100101 01100111 01110101 01110010 01100001 01101101 01100101 01101110 01110100 01100101 00100000 01110011 01100001 01100010 01100101 01110011 00100000 01101000 01100001 01100011 01100101 01110010 00101110 00100000 01001001 01101110 11000011 10111010 01110100 01101001 01101100 00100000 01100100 01100101 01101100 00100000 01100011 01110101 01101100 01101111 00101110

  • @ El Barto:

    Precisamente, y como dije, lo de «comunidad imaginada», desde el punto de vista antropológico, no es lo que yo «denosto», es lo que me parece apropiado. Antropológicamente explica los nacionalismos dentro de otros nacionalismos que tratamos. Lo que trato de poner a caldo son las vías para llegar a esa definición, las tres paradojas, con mayor o menor fortuna. Pero desde un principio, para valorar, notar, premiar,… la actividad política,…precisé en que a mí me vale el valle de Odón como una nación, Torremolinos o Castellón. Me da igual, es política. Otra cosa es ver la historia, y ver los estados existentes, y analizar su magnitud, tamaño, pegamento, y ver que variables antropológicas entran en juego. Unas necesidades, un lider, y unos patitos; los estados actuales son una organización social bastante elaborada, respaldada por mucha experiencia y en constante evolución, y que la antropología tiene ahí cancha en la medida que explique las motivaciones de los hombres para montárnoslo como nos lo montamos.

  • El Barto dijo:

    le recuerdo que también usted olvida la tendencia separatista que tomó mucha fuerza en Cataluña entre 1640 y 1659 en el contexto de la guerra de los Treinta Años, y como resultado directo de la iniciativa de la Unión de Armas impulsada por Olivares.

    En realidad de separatista nada. Tras una simple semana de República Catalana, lo que hizo Cataluña fue cambiar de rey y tomar a Luis XIII como rey, en lugar de a Felipe IV.

  • Hola, gracias por el debate.
    @DocHalliday
    Suscribo completamente a su comentario.

    @Tru
    Es bueno que coincidamos en que enfocar el análisis del nacionalismo como «comunidades imaginadas» sea correcto.
    Creo que las diferencias que hemos sostenido se deben a su enfoque de lo vernáculo y tradicional como algo ahistórico. No quiero negar que la lengua y las costumbres tradicionales tengan una larga duración, pero el hecho de cimentar en estos elementos la identidad de las personas es algo eminentemente moderno y reciente. Antes de eso la identidad se basaba más en el linaje, la religión y los fueros locales; era lo que se denominaba como «natural» más que como «tradicional».
    La identificación de las tradiciones parte más del siglo XIX, en el caso español, del hispanismo cultivado por Menéndez y Pelayo y sus seguidores.
    A propósito del tema de las tradiciones Eric Hobsbawm ha compilado una serie de artículos en el libro «La invención de la tradición» que sugiero consultar.

    @Javi
    Creo que su interpretación minimiza los hechos, presumo que sin segundas intenciones. Uso el término separatismo porque es el que se usa en la bibliografía seria sobre el tema, y porque realmente no encuentro que se pueda denominar de otra manera a una revuelta que segregó a Cataluña del resto de España, realmente Cataluña se separó de la monarquía hispánica, y esa situación se prolongó durante más de diez años, por lo que no fue «poco o nada». El hecho de que se hayan unido a otro país como Francia no niega el carácter separatista de la rebelión, ya que esa unión se dio por motivos militares y estratégicos, más que por sentirse franceses, además del hecho de que para unirse a Francia debieron antes separarse de Castilla. Lo que creo que intenta afirmar es que no fueron independentistas, con lo que coincido, ya que ese concepto es más de carácter moderno, y además, no lo uso en ninguna parte.
    A propósito del separatismo, le recomiendo el siguiente enlace, donde se usa el término separatismo:
    http://www.artehistoria.com/v2/contextos/1763.htm

  • Reconozco que sólo me he leído las primeas 5 páginas de comentarios, porque ya eran repetitivos.
    Espero que Menti no me censure esta entrada, como hizo con las últimas.
    Menti es muy libre de postear sobre lo que quiera, pero en esta ocasión ha «meado fuera de tiesto» que decimos por aquí. Tanto rigor que intenta demostrar para desmontar conspiraciones y magufadas y este tema lo despacha equivocándose en la pregunta y explicando una historia que interesará a 4 personas.
    La pregunta correcta era: Por qué los aficionados vascos (a los que nadie a mencionado, hay mucha catalanofobia por ahí), y catalanes pitaron el himno español?
    Un médico intentaría averiguar por qué a alguien le duele la barriga, aquí sólo importa si se tira pedos o no.
    Supongo que son muchas las razones para la pitada. Descontento social, el hecho de que digan «no pitéis». Mostrar la disconformidad con una institución como la monarquía impuesta por un dictador, los errores constantes del padre del rey, su inmensa fortuna, etc.
    Yo pité desde mi casa y lo hice como rechazo a un himno y a una bandera que durante años fueron símbolos franquistas. Ya se que pitarlos es gravísimo, pero apalizar durante el franquismo a alguien por llevar una ikurriña o una senyera, ni siquiera estelada, eso era normal, como encarcelar y torturar catalanes y vascos. Pitar es mucho mas grave, más violento. Cuánta incultura hay en este foro.

  • La música es un idioma universal que tiene la capacidad de unir lo que otros separan.

  • Un articulo sesgado de nuevo.
    En 1700 muere el Rey de Castilla y Aragon, Carlos 2 ‘el hechizado’ sin descendencia. https://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_II_de_Espana
    El trono recae en su pariente mas cercano vivo, el Archiduque de Austria.
    Pasado un tiempo despues de su muerte, y sin aun jurado ante las cortes, aparece un misterioso testamento de Carlos 2, indicando a los Borbones de Francia como sucesores.
    Hubo una guerra entre los dos bandos.
    Catalunya (y en extension la Corona de Aragon) lucharon por la verdad y la justicia. Por su rey y por Espana.
    Finalmente solo Catalunya continuo luchando sola durante 1 ano, sin aliados y frente a 2 ejercitos. El 11/Sep/1714 cae la ciudad. Muere 2/3 partes de la poblacion y sus leyes y organismos son eliminados.

    Despues de la derrota, se cuestiona el concepto de Espana y el papel de Catalunya dentro de ella, y alli nace el embrion del Nacioalismo Catalan.

    En 2014, analisis grafologicos modernos muestran que el testamento de Carlos 2 era FALSO, y el verdadero rey habia de ser el Archiduque de Austria.
    http://www.abc.es/espana/20150120/abci-falsificacion-testamento-carlos-enigma-201501191941.html

    Alguien se ha disculpado con Catalunya? Se le han devuelto los furos y leyes?

    La imagen de desprecio de Espana contra Catalunya es constante, especialmente durante los gobiernos de un partido politico. Este el cual continua siendo masivamente votado, pese a los escandalos de corrupcion, abuso y nepotencia.

    No creo que el foco sea el porque el Nacionalismo Catalan. El foco es que tal y como esta el pais y quien lo gobierna: porque las demas regiones no quieren irse?

  • @ mirfueja:

    Desde 1700 a 1705 los catalanes están a favor de la línea Borbónica. Incluso en 1700 Felipe V juró el fuero catalán. Pero en 1705 la oligarquía catalana percibió que las batallas en Europa se estaban decantando por el archiduque Carlos (en contendiente por la línea Habsburgo) y decidieron cambiar de bando y ponerse de su lado. Esto Felipe V lo percibe como una deslealtad, que finalmente terminó en un sitio de la ciudad de Barcelona durante más de un año.

    Cuando desde niño te han estado metiendo en la cabeza que existe un Dios que vive en el cielo, que lo ve todo, y que atiende tus plegarias, es muy duro cambiar de mentalidad, y reconocer que ese Dios no existe.
    Lo mismo pasa cuando en vez de religión, en la escuela y en la tele te están metiendo en la cabeza continuamente versiones de la historia que se han tergiversado.

  • @ mirfueja:

    Vaya visión tergiversada de la historia pueden manejar ustedes con tal de salirse con la suya. Tal parece que Cataluña luchó para los dos bandos ¿donde queda esa narrativa épica del honor y la verdad frente a esto?

    mirfueja dijo:

    En 2014, analisis grafologicos modernos muestran que el testamento de Carlos 2 era FALSO, y el verdadero rey habia de ser el Archiduque de Austria.

    Eso no es cierto, un «análisis grafologico» no es concluyente, lo que llevo al Hechizado a decantarse por el duque de Anjou, fue la gran influencia que los franceses ejercían sobre su corte y que era un pelele. Y al final es irrelevante porque sin importar el testamento lo que realmente definió de quien seria el trono fue el resultado de la Guerra de Sucesión.

    mirfueja dijo:

    Alguien se ha disculpado con Catalunya?

    Hablar de disculpas es completamente absurdo.

    Se le han devuelto los furos y leyes?

    ¿Quieren los catalanes leyes y fueros medievales?

    ¿Quien eres tu para hablar en nombre de todos los catalanes?

  • @ mirfueja:

    El trono recae en su pariente mas cercano vivo, el Archiduque de Austria.
    Pasado un tiempo despues de su muerte, y sin aun jurado ante las cortes, aparece un misterioso testamento de Carlos 2, indicando a los Borbones de Francia como sucesores.

    Carlos II murió el 1 de Noviembre de 1700, el 6 de Noviembre llegan las noticias a Versalles, el 16 del mismo mes Luis XIV informa de que acepta el testamento de Carlos II, y el 4 de Diciembre Felipe de Anjou parte hacia España. Demasiado rápido, no cuadra demasiado con la cronología que propone usted.

    Catalunya (y en extension la Corona de Aragon) lucharon por la verdad y la justicia. Por su rey y por Espana.

    Ah, no se olvide de que también lo hicieron en un intento de recuperar el Rosellón (y tal vez habría que añadir algunas gotas de resentimiento por la ocupación en las décadas de 1640 y 1650).

    El 11/Sep/1714 cae la ciudad. Muere 2/3 partes de la poblacion y sus leyes y organismos son eliminados.

    «Citation needed», lo que he encontrado es que hubo entre 6850 y 8500 muertos y heridos en el sitio de Barcelona (el sitio entero, desde julio de 1713 hasta el 12 de septiembre de 1714, no solo en la batalla final) de 10000 combatientes. De ahí puede salir perfectamente el 2/3 que comenta usted por lo que hay dos errores en su afirmación: 1. no es solo por la batalla del 11 de septiembre y 2. es sobre los combatientes, no toda la población (la población estimada de Barcelona en 1700 es de 34000 habitantes).

    Así que, o aporta citas de su afirmación o quedará como un vano intento de apelar a la compasión.

    Despues de la derrota, se cuestiona el concepto de Espana y el papel de Catalunya dentro de ella, y alli nace el embrion del Nacioalismo Catalan.

    Mire usted, yo creía que eso era cosa de la época postnapoleónica, del siglo XIX, que es la época en que aparecen los nacionalismos por toda Europa… Después de la derrota lo único que piden es la vuelta de los fueros, nada más.

    especialmente durante los gobiernos de un partido politico. Este el cual continua siendo masivamente votado, pese a los escandalos de corrupcion, abuso y nepotencia.

    ¿CiU?


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies