¿Qué paso la noche del 1 de febrero de 1959 en los Urales?

DYATLOV PASS

Avanzaba el día 12 de febrero de 1959, y el esperado telegrama no llegaba. Los 9 esquiadores que formaban una expedición liderada por Igor Dyatlov tenían que llegar ese día a la ciudad de Vishay y avisar a sus familiares de que estaban bien. La expedición pretendía ser un desafío, un viaje de la máxima complejidad, considerando las equipaciones disponibles en aquella época.  Partiendo de Vizha y tomarían rumbo hasta el monte Gora Otorten, desde allí, 100 kilómetros más por los Urales hasta Ojkachahl Peak, y finalmente otros 150 km de vuelta hasta Vishay. La mayoría de los esquiadores eran estudiantes del instituto politécnico de Ekaterinburg.

Pero terminó el día 12 de febreroy no hubo noticias de ellos. Esperanzados con la posibilidad de que simplemente se hubiesen entretenido, o que hubiesen decidido ampliar su recorrido, los familiares esperaron unos días más, pero el día 20 acudieron a las autoridades para pedir que saliesen a buscarlos. El mismo día 21 empezaron el rastreo, pero no fue hasta el día 25 cuando avistaron los restos del campamento desde un avión.

Al día siguiente, un grupo llegó por tierra al lugar, y allí encontraron  la tienda de campaña, emplazada en un claro en la ladera de un monte, y signos inequívocos de que algo les había asustado hasta el punto de que apresuradamente rasgaron la tienda con cuchillos desde dentro por los dos lados, y salieron a todo correr sin pararse a vestirse o calzarse. Desde la zona de acampada todavía podían distinguirse en la nieve las pisadas de los jóvenes que corrieron ladera abajo como alma que lleva el diablo en dirección a un bosque próximo.

Siguieron las huellas que se detenían cerca de un árbol al principio del bosque, a unos 1.500 metros del campamento. Allí pudieron ver los restos de una fogata, … y los dos primeros cadáveres. Se correspondían con los de Krivonischenko y Doroshenko, en ropa interior y calcetines.

dyatlov_pass_georgyi_krivonischenkoLos encontraron casi cubiertos por la nieve, las manos llenas de rasguños, causados por arrancar desesperadamente ramas del árbol para alimentar la fogata. Aparte de eso, sus cuerpos no presentaban otras heridas, por lo que su muerte debió de ser causada por la hipotermia.

Desde ese punto salían otras huellas en dirección de vuelta a la tienda. Siguieron los pasos y a unos 300 metros encontraron otro cuerpo, el de Igor Dyatlov, el líder del grupo, yaciendo de espaldas sobre la nieve.  Las huellas seguían hasta un nuevo cuepo, a unos 180 metros del de Igor. Allí estaba Rustem Slobodin. Finalmente, unos 150 metros más adelante encontraron el cuerpo de Zinaida Kolmogorov. Ninguno de ellos presentaba heridas, aunque un análisis posterior del cadáver de Slobodin reveló que tenía una fractura en el cráneo de unos 17 cm, aunque no fue eso lo que le causó la muerte.  Los tres murieron de hipotermia.

equipo 2

El resto de los cuerpos no se encontraron hasta el 4 de mayo siguiente. Estaban en una grieta sepultados bajo 4 metros de nieve. Allí yacía Nicolas Thibeaux, mejor vestido que los demás, pero con una grave fractura craneal. Lyudmila Dubinina, con traumatismo en el tórax que había provocado la rotura de varias costillas, una de las cuales le dañó el corazón. Apareció con la cabeza hacia atrás y la boca abierta. La lengua había sido arrancada. Llevaba puestos los pantalones y zapatos de Krivonischenko. Alexander Zolotarev también con traumatismo torácico y varias costillas rotas, llevaba puesto el chubasquero de Dubinina, que presentaba rastros de radiactividad.

El último en morir fue Alexander Kolevatov, después de ver cómo fallecían el resto de sus compañeros. Su cuerpo era el único de los 4 que aparecieron en la grieta que no tenía heridas graves. Murió de hipotermia.

equipo 3

Lo que ocurrió aquella noche es un misterio, ya que nadie sobrevivió para contarlo. Solo un componente de la expedición volvió con vida, Yuri Yudin, ya que el 28 de enero se sintió enfermo y decidió volver al punto de partida, a un día de camino. Eso le salvó la vida.

Este hecho trágico, es materia prima para los teóricos de la conspiración y los ufólogos. Si unimos el misterio de las muertes, con la opacidad de la investigación llevada a cabo por las autoridades soviéticas, que clasificaron la documentación, y con otros testimonios, reales o fruto del oportunismo, en los que habitantes de zonas cercanas afirmaron haber visto esa noche unas bolas luminosas de color naranja, tenemos una trama perfecta sobre aliens o seres malignos.

La historia da pie a la exageración  y a la fantasía. Muchos de los datos y testimonios sobre este caso se encuentran con seguridad en este perímetro. Afirmaciones de dudosa fiabilidad son por ejemplo la que dice que la piel de los cadáveres presentaba un extraño color anaranjado, el pelo blanco, estaban envejecidos, o que originalmente aparecieron 11 cadáveres, pero dos de ellos fueron retirados a toda prisa. También se dice que en 1990, cuando el expediente se desclasificó, faltaban algunos documentos. En concreto se menciona un sobre, cuyo contenido es un misterio. El resultado de la invstigacioón oficial fue que los esquiadores fueron víctimas de una fuerza desconocida irresistible. La correcta traducción del ruso sería “una fuerza mayor desconocida”. Aunque se parece, no quiere decir lo mismo.

El resultado es infinidad de páginas magufas postulando cosas extrañas sobre esta expedición. En 2010, la serie (por llamarla de una manera respetuosa) Ancient Aliens, dedicó parte de uno de sus capítulos (“Zonas del mal”) a este caso. Más recientemente, Jose Luis Camacho y Vicente Fuentes cubrieron (bastante desafortunadamente por cierto) este incidente, achacándolo, como no, a extraterestres y fuerzas malignas.

Después de leer abundante documentación sobre este tema, creo que la explicación más posible a este misterio es la que os voy a contar. No tengo ninguna prueba, simplemente el sentido común.

Era la sexta jornada de la expedición y ya solo les restaban 15 km para llegar a Gora Otorten. Se encontraban en la ladera de Kholat-Syakhl, un nombre que en mansi, la etnia local, significa la “montaña de la muerte”. La ladera tenía una ligera inclinación, y la ausencia de árboles ponía en riesgo a los montañeros en el caso de una avalancha.  La alternativa era volver atrás y montar el campamento en una zona más resguardada, pero debieron de sopesar el riesgo, y lo vieron tan pequeño que se decidieron por acampar allí.

Las fotografías que se hicieron mostraban que el ánimo de los jóvenes era bueno, sin signos de preocupación.

acampada

A las 6 o las 7 de la tarde cenaron. Después de la cena, alguno de los componentes se retiró a descansar y otros se quedaron fuera. Se mostraban tan tranquilos que incluso se quitaron la ropa para dormir. Aunque en muchos sitios se dice que la temperatura era de 30 grados bajo cero, no creo que durmiesen en ropa interior si hubiesen  esas temperaturas. Posiblemente rondasen los -15ºC.

Entre las 9:30 y las 11:30, ya con todos dentro de la tienda, ocurrió algo que les hizo temer por su vida hasta el punto de hacerlos salir sin detenerse siquiera a abrir la tienda. No pudo ser nada que vieran. Solo algo que oyeran: una avalancha. Pero realmente no hubo una avalancha. Entonces, ¿qué fue lo que oyeron?

La primera pregunta es: ¿cómo suena una avalancha?

Esa zona de los Urales había sido utilizada por el ejército soviético para realizar pruebas, y quizá aquella noche fue elegida para probar un nuevo modelo de avión, el Mig21F.  ¿Fueron estos esquiadores víctimas de un error de interpretación? Los jóvenes corrieron ladera abajo unos 1500 metros, hasta la zona marcada en esta foto, sobre la que se ha superpuesto una foto tomada durante la investigación oficial en 1959.

campamento

Llegaron abajo dispersos, y allí se reagruparon cerca de un árbol grande. Desorientado y agotados debieron de pensar que su campamento estaba sepultado por la nieve. Se encontraron semivestidos y afortunadamente alguien llevaba un mechero. Encendieron un fuego utilizando ramas del árbol que arrancaron subiéndose a el. Es posible que en uno de esos intentos de obtener leña, Rustem Slobodin se cayese y se golpease la cabeza, produciéndose una pequeña fractura en el cráneo. Pasaba el tiempo y cada vez costaba más arrancar ramas, requiriendo subir cada vez más alto a por ellas. Incluso con el fuego el frio era insoportable. Los dos primeros excursionistas murieron. Los que llevaban menos ropa. El lider  del grupo, Igot Dyatlov,  posiblemente propuso volver al campamento para tratar de encontrar la tienda y recuperar mantas y ropa de abrigo. Los más valientes, Slobodin y Kolmogorov, se ofrecieron a acompañarlo. Sus cuerpos ya habían perdido mucho calor, y no aguantaron mucho hasta que desfallecieron.

El resto de esquiadores, al ver que sus tres amigos no volvían, entendieron que algo había salido mal. A la desesperada decidieron avanzar hacia el interior del bosque buscando algún lugar en en el que cobijarse. Encontraron una grieta y decidieron bajar. La terea no debió de ser tan fácil, ya que 3 de los cuatro jóvenes resbalaron y cayeron contra el suelo. Uno resultó con una fractura craneal y dos con las costillas rotas.  A Lyudmila una costilla le punzó el corazón y murió rápidamente. Alexander Zolotarev le quitó a Lyudmila la chaqueta y se la puso. Esa chaqueta tenía restos de radiactividad, posiblemente contaminada en el instituto, por lo que también se encontraron restos de radiactividad sobre él. Todos ellos finalmente murieron.

La boca abierta de Lyudmila y su lengua fuera fue un reclamo para las alimañas, que se la arrancaron y se la comieron. Los cadáveres, expuestos a la luz del sol y el reflejo de la nieve se quemaron adquiriendo un tono anaranjado y con la piel desecada y envejecida. La luz del sol también decoloró el cabello a los que lo tenían más claro.

El hecho de que la causa de las muertes de estos jóvenes fuese el vuelo de prueba de un caza soviético podría ser la causa por la que el incidente hubiese sido clasificado.

Esta explicación concuerda con todas las pruebas encontradas, sin meter en escena a entidades extrañas. Puede que algo no haya ocurrido exactamente así, pero la trama principal seguro que fue esta.

Referencias:

http://www.aquiziam.com/dyatlov_pass_1.html

http://www.aquiziam.com/dyatlov_pass_2.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Accidente_del_Paso_Diatlov

http://skeptoid.com/episodes/4108

  • Interesante testimonio de Alexei Chernyshov, un miembro del equipo de rescate:

    “En la exploración de la tienda de campaña, la impresión es de que los turistas salieron ordenadamente de ella.”

    CarlosR dijo:

    Capítulo February 1-2. 1959. Demás está decirte que lo tengo en inglés y la edición digital. Luego de un párrafo que dice “As is by now routine, Zina and Liuda are first inside…” Y a tres renglones: ” Any unpatched holes in the tent…”

    Ok, gracias!!! Voy a mirar.

  • INFOEXTREM dijo:

    ¿Tenían intención de volver a Labasz y se perdieron?

    Esa hipótesis la hemos barajado desde un principio. En el medio de una ventisca en la cual no se vé nada es posible que se hayan equivocado. Eso sin tener en cuenta que la huída por demás precipitada de la carpa nos hace suponer que estaban escapando de algún peligro que suponían inminente.

  • CarlosR dijo:

    Capítulo February 1-2. 1959. Demás está decirte que lo tengo en inglés y la edición digital. Luego de un párrafo que dice “As is by now routine, Zina and Liuda are first inside…” Y a tres renglones: ” Any unpatched holes in the tent…”

    A mi me sale en la página 383… :nose:

    La verdad que me quedo como estaba…yo creo que esa es la parte donde se imagina lo que paso, pero ese dato…no se.

  • infoextrem dijo:

    Esa hipótesis la hemos barajado desde un principio. En el medio de una ventisca en la cual no se vé nada es posible que se hayan equivocado.

    Cierto y recuerdo que expuse algunas razones que me llevaban a pensar que se dirigieron adrede al bosque, aunque quizá no esté tan seguro…

  • infoextrem dijo:

    Interesante testimonio de Alexei Chernyshov, un miembro del equipo de rescate:

    “En la exploración de la tienda de campaña, la impresión es de que los turistas salieron ordenadamente de ella.”

    Otro dato interesante del testimonio son las huellas que recién se empiezan a notar a unos 30-40 metros de la carpa. Me pregunto porqué…aunque pueda caer nieve nueva en algunos lados y en otros cercanos no, no me parece lógico. Por el lado donde salen hay rastros de orina y no hay huellas … extraño, muy extraño. Este caso está lleno de datos raros o tal vez incompletos.

    infoextrem dijo:

    yo creo que esa es la parte donde se imagina lo que paso

    Pienso que si, pero bien pudo haber tomado datos de alguien de rescate.

  • Es posible que esa noche un pequeño alud haya aplastado la parte media de la carpa, tal cual como la encontraron los primeros rescatistas, y que, por temor a algún otro, consideraran que era necesario abandonar la carpa en medio de la ventisca. El hecho de despertarse en el medio de la noche, unidos al cansancio y estar mal dormidos, provocó que, a pesar de saber que el lugar más seguro y plano a salvo de los posibles aludes donde ir para conseguir abrigos y alimentos era el campamento de suministros, equivocaran el camino y se dirigieran hacia el bosque cercano, todo en medio de la niebla blanca provocada por el “viento blanco”. Pienso que esta explicación es muy creíble, alejada de hechos fantásticos y conspiraciones, después de todo eran solo un grupo de jóvenes que salieron de aventura a hacer lo que más les gustaba, explorar la naturaleza. Hasta es posible que en el medio del escape hayan surgido polémicas de para donde ir, en vista de los dos que se les unen durante el recorrido.

  • CarlosR dijo:

    Me pregunto porqué…aunque pueda caer nieve nueva en algunos lados y en otros cercanos no, no me parece lógico.

    Yo creo que las huellas de esa parte las destruyó el equipo de rescate, que en un primer momento apartó la nieve que cubría la tienda y pisoteó alrededor. Luego, repararon en el resto de las huellas. Ellos mismos reconocen que esperaban encontrarles vivos y que no se preocuparon demasiado en investigar.

    CarlosR dijo:

    Por el lado donde salen hay rastros de orina y no hay huellas

    Ayer me repasé todos los testimonios recogidos durante la investigación (me queda buscar las entrevistas y declaraciones posteriores). Yo tenía entendido que el rastro de orina estaba a la puerta pero parece ser que estaba bastante alejado de la tienda.

    CarlosR dijo:

    Pienso que si, pero bien pudo haber tomado datos de alguien de rescate.

    Pues se lo calla como un judas el tío…

    CarlosR dijo:

    Es posible que esa noche un pequeño alud haya aplastado la parte media de la carpa, tal cual como la encontraron los primeros rescatistas, y que, por temor a algún otro, consideraran que era necesario abandonar la carpa en medio de la ventisca.

    Ya lo comentamos y, como dije, en un principio aposté por esa explicación, pero cuando me enteré del estado en que encontraron el interior de la tienda (todo ordenado, “como si se dispusieran a desayunar o cenar”, “los turistas salieron ordenadamente de ella”)…
    Me es imposible aceptar que, en una situación de emergencia en un espacio tan reducido y con tanta gente, todos los objetos se encuentren perfectamente colocados.
    Y, si tuvieron tiempo de salir tan ordenadamente que no pisaron ni una taza ¿porqué rajaron la tienda en lugar de salir por la puerta? Rajamos la tela y salimos muy tranquilos con cuidadito de no mover nada. Luego nos vamos tranquilamente y caminando al bosque agarraditos de la mano, cantando como la Familia Trapp.

    No lo veo.

    De los testimonios saco algunos datos:

    -- La mayoría de interrogatorios (unos 17) se hacen, bien a los mansi, bien a los vecinos de Ivdel y Vizhay sobre los Mansi. Esto me hace ver que la principal linea de investigación en un principio era un asesinato por parte de los nativos. Las declaraciones, salvo una o dos, les exculpan completamente de ello.

    -- Hay varios testimonios que resaltan la dureza de los vientos en aquella zona.

    -- Hay varios testimonios sobre luces extrañas pero, como ya vimos, ninguno se corresponde con la fecha del 1-2 de febrero.

    -- Al menos dos rescatadores reconocen que la tienda se rasgó y perdió algún trozo mientras la manipulaban para subirla al helicóptero.

    -- Varios rescatadores se sorprenden al comprobar que los objetos dentro de la tienda están ordenados, que salieron de ella con calma y que bajaron tranquilamente hasta el bosque (esto les llevo en parte a pensar que seguían vivos).

    -- No se aprecia ningún signo de lucha o forcejeo en el interior de la tienda.

    -- El rescatador que encuentra el bastón cortado, tras ver que está cortado adrede y que se encuentra encima del resto de objetos, aventura que quizá un miembro del equipo permaneció en ella solo hasta un día entero.

    -- Muchos rescatadores llegaron a la conclusión de que el fuerte viento, o bien provocó el arrastre de un esquiador que se encontraba fuera (haciendo que fueran a buscarle), o bien pudo provocar que la tienda se rompiera, obligándoles a abandonarla.

    Me he ceñido principalmente a las declaraciones que hacen referencia al periodo anterior al 2 de febrero y el descubrimiento de la tienda, el tema de la aparición de los cuerpos ya se tratará más adelante.

  • INFOEXTREM dijo:

    — La mayoría de interrogatorios (unos 17) se hacen, bien a los mansi, bien a los vecinos de Ivdel y Vizhay sobre los Mansi. Esto me hace ver que la principal linea de investigación en un principio era un asesinato por parte de los nativos. Las declaraciones, salvo una o dos, les exculpan completamente de ello.

    Si, desde un principio lo han tratado como un asesinato.

    INFOEXTREM dijo:

    CarlosR dijo:

    Es posible que esa noche un pequeño alud haya aplastado la parte media de la carpa, tal cual como la encontraron los primeros rescatistas, y que, por temor a algún otro, consideraran que era necesario abandonar la carpa en medio de la ventisca.

    Ya lo comentamos y, como dije, en un principio aposté por esa explicación, pero cuando me enteré del estado en que encontraron el interior de la tienda (todo ordenado, “como si se dispusieran a desayunar o cenar”, “los turistas salieron ordenadamente de ella”)…
    Me es imposible aceptar que, en una situación de emergencia en un espacio tan reducido y con tanta gente, todos los objetos se encuentren perfectamente colocados.

    — Muchos rescatadores llegaron a la conclusión de que el fuerte viento, o bien provocó el arrastre de un esquiador que se encontraba fuera (haciendo que fueran a buscarle), o bien pudo provocar que la tienda se rompiera, obligándoles a abandonarla.

    Una hipótesis choca con la otra, si supuestamente uno de los esquiadores fué arrastrado por el viento, ¿porqué saldrían todos en forma ordenada y rompiendo la carpa? el camino lógico sería que saliera un grupo a rescatarlo y no todos, además ¿Para que romper la tienda si fueran esas las circunstancias? Y si se rompiera la tienda podrían haber salido por los agujeron y no cortarlas a cuchillo, otra alternativa sería repararla en forma parcial o protegerse del frío con lo que quedaba, sigo sin entender el porqué de salir con poca ropa y ordenadamente??? si se supone que tenían tiempo para abrigarse.

  • INFOEXTREM dijo:

    CarlosR dijo:

    Por el lado donde salen hay rastros de orina y no hay huellas

    Ayer me repasé todos los testimonios recogidos durante la investigación (me queda buscar las entrevistas y declaraciones posteriores). Yo tenía entendido que el rastro de orina estaba a la puerta pero parece ser que estaba bastante alejado de la tienda.

    En las gráficas aparece a unos 50 cm de la tienda, hacia su costado. Me pregunto si habrán verificado que fuera orina humana, en el caso de un crimen correspondería..

  • CarlosR dijo:

    En las gráficas aparece a unos 50 cm de la tienda, hacia su costado. Me pregunto si habrán verificado que fuera orina humana.

    De los testimonios recogidos en Hibinaud, el único que se refiere a la orina es el de Slobtsov Nemtsov:

    “En ese día no me di cuenta, pero luego he oído a las demás personas que participaron en la búsqueda que no lejos de la tienda de campaña en la nieve había un rastro de orina.”

    Ignoro si, posteriormente, se ha conseguido algún otro dato sobre esto.

    CarlosR dijo:

    Me pregunto si habrán verificado que fuera orina humana.

    No lo creo, pero lo veo lo más probable. Los animales no tienen costumbre de dejar sus marcas “en medio de la nada”, antes eligen un camino, una roca, un tronco…aunque tampoco es imposible…

  • @ INFOEXTREM:
    El testigo Slobtsob Nemtsov ubica el comienzo de las huellas a unos 15 a 20 metros de la tienda, y a unos 50 cm a 1 m de la misma, dice que encontraron distintos pares de zapatillas. Parece que no había tanto orden después de todo. Voy a leer más testimonios.

  • En el diario de Zina Kolmogorova, la misteriosa página 2, menciona que estuvieron cosiendo la carpa junto con Tibo. Y agrega que habia tantos agujeros que tenían suficiente trabajo para todos, pero que el trabajo lo hicieron solo entre los tres. En tono de queja.

    Nota: la traducción es bastante pobre pero en español no se entiende nada. Siempre parecen ser mas prolijas las que están hechas al inglés, cosas de Google.

    Link: https://sites.google.com/site/hibinaud/home/kopia-dnevnika-kolmogorovoj

    2.

    Luda the quick to work, sat down by the of fire. By Nick Thibault changed. The He Began to the write a diary. Of The law is That The until all the work is over, do not Approach the of fire. And SO for They HAD a a long argument, someone sew the tent. the Finally K.Tibo Could not resist and took a of needle. Luda and Remained seated. for We sewed the hole (and there Were SO MANY That the work enough for all But to two two attendants and Luda. Terribly Outraged Guys mix.

  • CarlosR dijo:

    si supuestamente uno de los esquiadores fué arrastrado por el viento

    Eso lo descarto, veamos:
    Según el análisis meteorológico encargado por el “Club Alpino San Petersburgo”, aquella noche sufrieron vientos de hasta 15 m/s (no 30 o 40 como dije más atrás…). Vamos a sumarle, tirando muy a lo alto, otros 5 m/s debido al efecto «pendiente» del viento en una vertiente a sotavento. Juguemos con 20 m/s, que son 72 km/h.

    Según la escala de Beaufort, estaríamos en el nivel 8, con mucha dificultad para andar y voladura de ramas y objetos, pero aún lejos de los niveles 11 y 12 (borrasca y huracán) que sí conllevan el levantamiento de… todo.

    Como dices, tampoco es lógico que salieran todos a buscarle en la misma dirección (si las huellas estuvieran, vamos a suponer, a pares y en distintas direcciones, tendría más sentido).

  • CarlosR dijo:

    Parece que no había tanto orden después de todo.

    Bueno, yo me refiero a dentro de la tienda.

  • INFOEXTREM dijo:

    Bueno, yo me refiero a dentro de la tienda.

    Varios mencionan que había orden dentro. La duda es que hacían esas zapatillas fuera de la carpa contrastando con el orden de adentro, se supone que deberían estar en su lugar correspondiente, tal vez dentro de las mochilas.

  • Hola chicos. Poniéndome al día, luego de unos dias de vacaciones. Sobre el inventario de la tienda:
    Supuesto: Hay 9 personas, y deberían existir al menos 9 pares de botas, ya que según entiendo, ninguno de los cadáveres las tenía puestas.

    Entonces no entiendo esto:
    “On the bottom of the tent 9 backpacks were discovered with various personal items, jackets, rain coats, 9 pairs of shoes. There were also found men’s pants, and three pairs of boots

    Y luego: En el dibujo de la tienda y su inventario:
    “to the left of the entrance, this is where almost all the footwear of the hikers was piled up -- 7 felt boots (valenki) and 6 pair of boots
    Fuente http://dyatlov-pass.com/tent.

    Me faltan botas :penitencia: ??? o alguno de los ellos salieron con botas?? Hay una huella por allí de un bota, pero no me queda claro si es de los chicos del incidente, o de otra persona. .. :box:

  • usuario100 dijo:

    alguno de los ellos salieron con botas??

    Brignolles y Zolotarev estaban bien calzados, Slovodin tenía una valenka en el pie derecho, el resto no tenía calzado. Es posible que alguno hubiera traido calzado de repuesto. También puede ser que alguno en su momento cercabo al final hayan quedado sin calzado, suele suceder que las personas sometidas a un frío prolongado pierden la conciencia y se van quitando la ropa.

    http://dyatlov-pass.com/death

  • INFOEXTREM dijo:

    Ya lo comentamos y, como dije, en un principio aposté por esa explicación, pero cuando me enteré del estado en que encontraron el interior de la tienda (todo ordenado, “como si se dispusieran a desayunar o cenar”, “los turistas salieron ordenadamente de ella”)…
    Me es imposible aceptar que, en una situación de emergencia en un espacio tan reducido y con tanta gente, todos los objetos se encuentren perfectamente colocados.
    Y, si tuvieron tiempo de salir tan ordenadamente que no pisaron ni una taza ¿porqué rajaron la tienda en lugar de salir por la puerta? Rajamos la tela y salimos muy tranquilos con cuidadito de no mover nada. Luego nos vamos tranquilamente y caminando al bosque agarraditos de la mano, cantando como la Familia Trapp.

    No lo veo.

    Vamos a ver qué tal esto, al hilo de todo lo que vamos viendo:

    La tienda no está en buena forma, ha sufrido ya y tiene algún agujero que resulta molesto con el viento. Esa noche el viento sopla con ganas, alguien a salido a mear y, al retornar a la tienda, coincide con una ráfaga muy violenta que rasga la castigada lona montando un pollo monumental, con la lona agitándose violentamente, el desconcierto y el lío correspondiente. Salimos como podemos cada cual por donde puede, incluso rasgando la lona para liberarnos de ella. Ahora no hay tienda y hay que buscar refugio. La temperatura es muy baja, la nieve golpea con fuerza y el viento es muy jodido. No nos podemos quedar, estamos al raso y hay que buscar refugio…

    esto podría encajar. Y si le añadimos la posibilidad de tener algún problema previo asociado, algun herido…Pues ya tenemos un cuadro que suena creíble.

    ¿Objeciones a la hipótesis?

  • CarlosR dijo:

    La duda es que hacían esas zapatillas fuera de la carpa

    Misterio…aunque si admitimos que alguno salió por ese lado, bien pudo arrastrarlo.

    En un interesante experimento realizado en 2010 en el lugar, dejaron una réplica de la tienda expuesta al viento con la puerta abierta.
    Así quedó:

    Si aquella noche, con vientos probablemente más fuertes, la tienda hubiera tenido un corte en el lado de barlovento, creo que el resultado sería el mismo.

    Quiero incidir un poco más en el tema del viento.

    He extraído un perfil de elevación de una linea con dirección noroeste-sureste (la dirección en que soplaba el viento aquella noche) que pasa por el lugar de ubicación de la tienda:

    He recreado en este perfil el comportamiento que habitualmente tienen los vientos fuertes o muy fuertes al pasar de una vertiente a otra en una montaña:

    Nos encontramos conque, en la zona de la tienda, muy probablemente se experimenten fuertes turbulencias, con rachas de viento muy fuerte soplando en todas direcciones e incluso provocando efecto “succión” hacia arriba. Esto es algo que tienen que tener muy en cuenta los pilotos de rescate e incendios forestales, y yo personalmente lo he vivido muchas veces.

    Me parece importante porque el cuadro general implica un viento muy fuerte que sopla en una dirección determinada y hay que tener en cuenta que esto puede no haber sido así.

  • doc halliday dijo:

    ¿Objeciones a la hipótesis?

    Si, señor. Parece que los agujeros los habían remendado.

    http://www.lamentiraestaahifuera.com/2014/08/31/que-paso-la-noche-del-1-de-febrero-de-1959-en-los-urales/comment-page-22/#comment-245409

    Cuando llegaron los rescatistas la tienda estaba en su lugar, solo que con nieve encima.

  • Ale!! otro comentario en moderación y esta vez no hay ningún enlace :nose:
    Cuanto más me curro un comentario, más papeletas tiene de quedarse en moderación…paciencia.

    @ usuario100:

    ¡¡Saludos de nuevo!! :saludo: :bueno:

    Veo que ya te ha contestado CarlosR, solo añadir que en el campamento «Labasz» también dejaron calzado. Iban bien equipados.

    doc halliday dijo:

    ¿Objeciones a la hipótesis?

    :saludo:
    Esa es principalmente la idea que más cercana creo que está de lo ocurrido.
    De momento, sigo buscando más información de testigos sobre el estado en que apareció la tienda.

  • INFOEXTREM dijo:

    En un interesante experimento realizado en 2010 en el lugar, dejaron una réplica de la tienda expuesta al viento con la puerta abierta.
    Así quedó:

    ¿Réplica? quedó hecha jirones y con nieve adentro.

    No me parece que sea el caso de la tienda de los muchachos de Dyatlov, creo que no han tenido que excavar para abrirla, simplemente le han sacado la nieve de encima y entraron, como dijeron todo estaba ordenado. Si supuestamente se hubiese hundido con la nieve que tenía encima, no creo que habría sido demasiado trabajoso quitársela y levantarla de nuevo de la misma forma que lo ha hecho el grupo de rescate.

  • CarlosR dijo:

    Si, señor. Parece que los agujeros los habían remendado.

    Agujeros remendados no es lo mismo que lona en buen estado.

    La lona en buen estado puede soportar un golpe de viento repentino mejor que unos remiendos hechos en mitad de la travesía. Si hubiera dado la casualidad de una racha fuerte y la apertura de la puerta coincidiendo con ello, por ejemplo, tal como señala Infoextrem con la prueba realizada con la réplica de la tienda, podría darse el caso de que el latigazo de la tensión repentina provocada en la lona la rasgase haciendola girones y creando un caos inmediato.

    Remendar correctamente una lona ya castigada para que soporte bien la traca a la que la someten los vientos fuertes es algo más dificil de lo que parece. Los cosidos acaban saltando y la lona, por el empuje del viento puede rasgarse con relativa facilidad.

  • Otro testimonio relevante, el de George Atmanaki:

    Hoja 214

    «La tienda estaba en pié ladeada hacia la pendiente este, con la entrada abierta pero obstruida hasta la mitad con cubetos, luz…?»

    Hoja 215

    «El lado norte de la tienda estaba completamente roto, y por el asomaban mantas y una chaqueta acolchada»

  • @ Doc Halliday:
    @ INFOEXTREM:

    Veamos, hemos dicho que la velocidad del viento que sopló esa noche era de unos 72 km/h cuando mucho, y según el análisis meteorológico no superó en realidad los 54 km/h el cálculo que he hecho (sobre 15 m/s). ¿Consideran que fué suficiente para tirar la tienda abajo al abrirla? Convengamos que no es un huracán.

    INFOEXTREM dijo:

    Según el análisis meteorológico encargado por el “Club Alpino San Petersburgo”, aquella noche sufrieron vientos de hasta 15 m/s (no 30 o 40 como dije más atrás…). Vamos a sumarle, tirando muy a lo alto, otros 5 m/s debido al efecto «pendiente» del viento en una vertiente a sotavento. Juguemos con 20 m/s, que son 72 km/h.

    INFOEXTREM dijo:

    Otro testimonio relevante, el de George Atmanaki:

    Hoja 214

    «La tienda estaba en pié ladeada hacia la pendiente este, con la entrada abierta pero obstruida hasta la mitad con cubetos, luz…?»

    Hoja 215

    «El lado norte de la tienda estaba completamente roto, y por el asomaban mantas y una chaqueta acolchada»

    Bien, pero lo que no pueden determinar, creo, es el momento en que se ha caído, pudo haber sido a posteriori del día del accidente, pasaron varios días.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies