Las tres grandes guerras mundiales

mazzini pike

Debido a los enfrentamientos que están ocurriendo en estos días entre Israel y Hamás, están volviendo a la actualidad antiguas historias como esta, en la que se afirma que las tres guerras mundiales, dos que ya han ocurrido, y una tercera que está a punto de desencadenarse, son obra de un elaborado plan urdido por una élite masónica-illuminati para imponer un nuevo orden mundial.

Cuenta esta historia, que entre 1870 y 1871,  Giuseppe Mazzini y Albert Pike, ambos masones de grado 33,  mantuvieron una extraña correspondencia en la que presuntamente se decía:

La 1ª Guerra Mundial

Debe propiciarse para permitir a los Illuminati derrocar el poder de los Zares de Rusia y hacer de ese país una fortaleza del Ateísmo Comunista. Las divergencias causadas por los agentes de los Illuminati entre los Imperios Británico y Alemán se usarán para fomentar esta guerra. Al final de la guerra, el Comunismo se erigirá y usará para destruir a otros gobiernos y para debilitar a las religiones.

La 2ª Guerra Mundial

Debe fomentarse aprovechando las diferencias entre los Fascistas y los Sionistas políticos. Esta guerra debe realizarse para que el Nazismo sea destruido y el Sionismo político salga lo suficientemente fuerte como para crear un Estado soberano de Israel, en Palestina.

Al mismo tiempo, durante la 2ª Guerra Mundial, el Comunismo Internacional debe hacerse suficientemente fuerte para contrarrestar a la Cristiandad, que entonces será constreñida y controlada hasta el tiempo que la necesitemos para el cataclismo social final.

La 3ª Guerra Mundial

Se fomentará aprovechando las diferencias causadas por los agentes de los Illiminati entre los Sionistas políticos y los líderes del Mundo Islámico. La guerra debe conducirse de un modo que el Islam y el Sionismo político se destruyan mutuamente. Mientras tanto, las otras naciones, una vez más, divididas sobre este asunto, se verán obligadas a luchar hasta el punto de la completa extenuación física, moral, espiritual y económica…

Desataremos a los Nihilistas y a los ateístas, y provocaremos un cataclismo social formidable que en todo su horror mostrará claramente a las naciones el efecto del ateísmo absoluto, origen de la crueldad y de los disturbios más sangrientos.

Entonces, en todas partes, los ciudadanos, obligados a defenderse contra la minoría mundial de revolucionarios, exterminarán a esos destructores de la civilización, y la multitud, desilusionada con la Cristiandad, cuyos espíritus deistas estarán desde ese momento sin brújula ni dirección, ansiosos por un ideal, pero sin saber donde dirigir su adoración, recibirán la verdadera luz a través de la manifestación universal de la doctrina pura de Lucifer, sacada finalmente a la vista pública.

Esta manifestación resultará a partir del movimiento reaccionario general que seguirá a la destrucción de la Cristiandad y el ateísmo, ambos conquistados y exterminados al mismo tiempo.

Considerando que las cartas se escribieron en 1870/71 llama la atención el uso de términos como comunismo, fascismo, sionismo o nacismo. El término “comunismo” fue popularizado en la década de 1840 por Marx y Engels, pero las raíces de la revolución rusa no se establecieron hasta la década de 1890, 20 años después de las cartas. Los términos “fascismo”, “sionismo” y “nazismo” nunca fueron utilizados en el tiempo en el que Pike vivió. El sionismo fue acuñado como palabra en 1890 por Nathan Birnbaum, y su uso no se popularizó hasta varios años después. No hay registros de que ambos (Pike y Birnbaum) se conociesen. Las raíces ideológicas del fascismo estaban en pañales durante los últimos años de vida de Pike, y el término no fue utilizado hasta que Mussolini fundó el Partido Nacional Fascista en 1921. El término nazismo no surgió hasta la década de los 30 en la que surgió el Partido Nacional Socialista de Alemania.

También hay que recordar que los Iluminados de Baviera desaparecieron en 1785, aunque para los teóricos de la conspiración, evidentemente, todavía están entre nosotros, moviendo los hilos del planeta.

El texto globalmente extendido por internet sobre la historia de las cartas de las guerras mundiales viene del sitio threeworldwars.com, aunque ellos mismos confiesan que no existe evidencia de que las cartas hayan existido realmente.

To date, no conclusive proof exists to show that this letter was ever written.

http://www.threeworldwars.com/albert-pike2.htm

Afirman sin embargo que las citas se encuentran en el libro “Satanás, príncipe de este mundo” de William Guy Carr. Esto no es cierto. Solo aparece en el libro la siguiente cita perteneciente a esas cartas (pag 29), que se corresponden con los tres últimos párrafos de la cita en español del principio del artículo.

“We shall unleash the Nihilists and Atheists, and we shall provoke a formidable social cataclysm which in all its horror will show clearly to the nations (people of different nationalities), the effects of absolute atheism, origin of savagery and of the most bloody turmoil. Then everywhere, the citizens obliged to defend themselves against the world minority or revolutionaries, will exterminate those destroyers of civilization, and the multitude, disillusioned with Christianity, whose deistic spirits will be from that moment without compass (direction), anxious for an ideal, but without knowing where to render its adoration, will receive the TRUE LIGHT, through the universal manifestation of the pure doctrine of Lucifer, brought finally out in the public view, a manifestation which will result from the general reactionary movement which will follow the destruction of Christianity and Atheism, both conquered and exterminated at the same time.”

Como veis, en esta parte no hay mención ni a las guerras, ni a los comunistas, ni fascistas ni nazis, ni sionistas ni illuminati.  Solo una meta vaga de cómo deshacerse de la cristiandad.

Pero en otro libro de Carr, “Peones el Juego”, sí que encontramos estas citas sobre las guerras mundiales. Sin embargo no son citas a las cartas entre Pike y Mazzini, sino que son afirmaciones de su propia cosecha. La cita a la primera guerra mundial está en la página 10:

The first world war was to be fought so as to enable the Illuminati to overthrow the powers of the Tzars in Russia and turn that country into the stronghold of Atheistic-Communism. The differences stirred up by agentur of the Illuminati between the British and German Empires were to be used to foment this war. After the war ended, Communism was to be built up and used to destroy other governments and weaken religions.

Notemos que en el texto original de Carr se menciona la Primera Guerra Mundial en pasado, mientras que en el texto de threeworldwars.com se menciona en futuro, por lo que la intención de desinformar es evidente, ya que no solo cita incorrectamente el origen del texto, sino que además se tergiversa su contenido.

Inicialmente Carr había afirmado que la carta estaba expuesta en Museo Británico, aunque más tarde se retractó por escrito en el libro “Satanás, príncipe de este mundo”:

El conservador de manuscritos recientemente me informó de que esta carta no está catalogada en la librería del Museo Británico. Es extraño que un hombre del Cardenal Caro Rodríguez hubiera dicho en 1925 que sí que lo estaba.

Esto hace que pensar que Carr ni siquiera sabía de primera mano de la existencia de esta carta, sino por la referencia de terceros. En concreto habla del Cardenal Caro de Chile cuyo libro “El misterio de la masonería desvelado” fue publicado en 1925. Este libro tampoco tiene citas a las supuestas cartas. En la página 115 dice:

La otra evidencia de la participación de la masonería en la Revolución y la actual agitación en Rusia es una carta en Le Diable au XIXème Siècle (1896), atribuida a Albert Pike, “Soberano Pontífice de la Masonería Universal”, con la asistencia de Joseph Mazzinidiez, de fecha 15 de agosto 1871 Lo mismo que dije del documento anterior, Los Protocolos, aplica a este: Auténtico o no, la carta fue publicada mucho antes de los acontecimientos y no es una invención después de los hechos.  Se encuentra catalogada en el Museo Británico de Londres, y el plan de Pike se encuentra también en “Le Palladisme Of Margiotta”, p. 186 publicado en 1895

Como veis en este punto, Carr no tiene ni idea si la carta es real o no. Si vamos al libro le Palladisme, y vamos a la página 127, vemos la referencia a Pike en un folleto supuestamente escrito por él:

En un folleto diseñado con lógica impecable, Albert Pike traza claramente el contorno de su dogmática política sectaria. En una introducción magistral, el Gran Pontífice luciferiano nos lleva dentro misteriosa oscuridad del templo, la visión de la Luz Verdadera, con predicciones aterradoras y sugerencias a un poder infernal que él ama e invoca. Por la boca sacrílega El Genio del Mal revela sus proyectos de destrucción universal y nos da la razón de la secta infernal.

En este folleto se quiere demoler el catolicismo por medio de la sátira y la burla, ridiculizando los sentimientos cristianos más nobles.

Cita al gran blasfemo Voltaire, para quien todo era un pretexto para bromas, sarcasmo, que no respetaba ni religión, ni familia, ni a la gente, ni al rey, ni a Dios.

Una vez más no hay citas de esas cartas o panfleto, pero el tono del texto sugiere que Pike quería destruir todas las religiones, entre ellas, el Catolicismo y convertir a todos al Luciferismo.

En el otro libro citado por Carr, Le Diable au XIXème Siècle (1896), se dice:

A principios del mes de agosto de 1871, es decir, menos de un año después de la creación de Palladism (Rito Supremo), Albert Pike recibió una importante carta de Mazzini. El líder de la acción política de la Francmasonería Universal invitó al líder supremo de la secta a elaborar un plan claro con miras a la destrucción de la religión católica …

Y hasta aquí hemos llegado. No hay ninguna referencia más. Por lo tanto, la historia es falsa y originada por una secuencia de tergiversaciones interesadas, iniciadas por el Cardenal Caro Rodríguez de Chile, seguidas por William Guy Carr, luego por los autores de threeworldwar.com y desde estos últimos, por toda la farándula de idiotas conspiracionistas que les dan eco.

Referencias:

http://wideshut.co.uk/albert-pikes-3-world-wars-letter-hoax-wideshut-webcast/

  • Busgosu dijo:

    La autoridad es lo mismo ejercerla que poseerla, luego los dos significados son complementarios de una ideología

    Vaya, del indiferenciables inicial, pasamos a significados diferentes pero complementarios.O sea que si los diferencias Y vaya silogismo patatero. De la premisa. falsa por cierto,, posesion y ejercicio de autoridad son lo mismo, iras contando como se deduce que por tanto autoridad y autoritarismo son complementarios

  • Busgosu dijo:

    Si el autoritarismo es una actitud de las personas que termina siendo una acción autoritaria, la persona que se comporta de esta manera se la nombra como autoritaria por quien la sufre, y para los adeptos que forman parte de la acción autoritaria esa persona es nombrada como una autoridad.

    Si, los autoritarios hacen cosas autoritarias, extrañamente se les llama autoritarios,y tienen autoridad. Gracias por los perogrullos

    Pero esto iba de que autoridad y autoritarismo te eran indiferenciables, Ghandi tenia autoridad Era autoritario=. Mujica la tiene. Lo es? Lo era Mandela? El policia que detiene a un violador pillado in fraganti? El bombero que ordena evacuar un edificio en llamas?

  • Busgosu.
    Gracias por leer mis largos comentarios y plantear respuestas. Hay diferentes argumentos en juego, por lo que para contribuir al debate le solicito abordar los que producen desacuerdo. Así también sabré cuáles son los que concuerdan.
    También aclaró su argumento sobre el equilibrio hombre-recursos. Pero me plantea de nuevo eso de la “renovación” y de que no hay que vivir en los “límites” de los recursos. Ya antes le manifesté mi desacuerdo con esa idea, y se lo reitero: los recursos son finitos, limitados en la realidad. Sólo son ilimitados potencialmente.
    No creo que la tecnología se limite a la transformación de la naturaleza sin que implique aumentos de la productividad. Le vuelvo a citar el ejemplo del maíz, que comenzó siendo una planta parecida al pasto, y que gracias a la selección hecha por los aborígenes americanos se convirtió en el cereal más productivo que existe. Otro ejemplo es el del aumento de la cosecha arrocera en China en el siglo XVIII que permitió un aumento demográfico explosivo.
    Obviamente eso no es crear de la nada.
    También dice usted que la economía es falsa al hablar de crecimiento. Me opongo rotundamente a ese planteamiento, y ya antes le señalé las consecuencias negativas de esa forma de pensar sobre el empleo, la producción y la misma supervivencia.
    Su punto de vista alude además al crecimiento cero o al crecimiento negativo, que ha traído como consecuencia la destrucción del aparato productivo en los países competidores de las grandes potencias.
    Por último dice usted que no podemos necesitar más de lo que necesitamos. Me gustaría que desarrollara ese punto de vista, aunque concuerdo parcialmente con él. A propósito le cité el ejemplo norteamericano y el de los casos citados por Diamond en “Colapso”. Además, quiero agregar que la creatividad y el crecimiento tienen como garantía la existencia de la biodiversidad, ya que allí esta la capacidad potencial de aprovechar y producir nuevos recursos. Si la biodiversidad se reduce, los recursos disponibles disminuirían.

  • @ Busgosu:

    ¿Por qué hay gobiernos que necesitan proporcionalmente más recursos que otros y se los quitan éstos ante la escasez de aquellos?

  • @Busgosu.
    Insisto en que la adaptación al medio implica saber usar los recursos disponibles. De lo contrario, ¿qué sería adaptación al medio ambiente?
    Si los recursos decrecen la población debe también adaptarse, disminuyendo. Y estas crisis de recursos no son necesariamente producidas por el ser humano y sus fallas. La naturaleza ha provocado también crisis peligrosas, especialmente la llamada catástrofe del volcán Toba o la erupción de Tera.
    La dinámica de la población es crecer mientras disponga de recursos abundantes, de una mayor biodiversidad. Ese crecimiento no es ilimitado o eterno. Usted cree que la “cultura del mundo” no lo sabe, pero ya la teoría marxista había criticado esa afirmación de los economistas clásicos. Y es más, Keynes la retoma al analizar la crisis del 29. Y economistas como Stiglitz y Krugman también dan gran importancia a las “burbujas especulativas en su análisis”.
    Es más, creo que hoy hay una “cultura del mundo” contraria al crecimiento, que busca limitar el crecimiento de la población, el crecimiento industrial, el mismo crecimiento de los indicadores económicos.
    Creo que usted también esta contra el crecimiento. Y le insisto que eso es muy negativo, en la práctica significa creer en la necesidad del decrecimiento de la población, el decrecimiento de la producción, el empleo e incluso la calidad de la vida humana. Le aclaro que eso no significa que yo comparta el consumismo norteamericano, que ya he definido como insostenible, ni el crecimiento de la industria con base en una mayor contaminación.
    Lo que considero es que mientras haya biodiversidad habrá variedad de recursos disponibles en la naturaleza y que siempre habrá capacidad potencial para generar crecimiento en el futuro, así se produzca un ciclo de decrecimiento.

  • Y claro está, cuando el crecimiento de la población excede la capacidad para redistribuir justamente los recursos entre todos, o el sistema ya no es adecuado para redistribuir los recursos, la población en general se ve afectada.
    Comienzan a existir sujetos con pocos recursos o sin ninguno. Estos terminan siendo marginados o abandonados por la sociedad, emigrando o formando pequeños núcleos sectarios, debido a la escasa cohesión de la sociedad. Es como cuando los leones jóvenes abandonan la manada y formar jaurías, que causan destrozos en otras manadas, o viven en una soledad obligada.
    Considero que el anarquismo y la defensa del individuo que usted propone no corresponden a una alternativa a la crisis de población y recursos, sino a una de sus perversas consecuencias. Recuerde a la Europa del siglo XIV, inmediatamente antes de la epidemia de peste. Ese tipo de sujetos terminó siendo, no el más original, creativo o la alternativa de futuro, sino el más hambriento, débil y vehículo de la epidemia.
    Por último, parece que usted cree que es exclusivo del ser humano aumentar su población con el aumento de recursos o disminuir sin estos. Le recuerdo que así sucede con otras especies animales y vegetales, como las plantas que florecen en el desierto cuando existen lluvias y después decaen, las langostas o los lemmings. Esto no significa que sean plagas como las ratas o en algunos sitios los conejos.

  • @ Busgosu:

    Yayo-Wan Kenobi dijo:

    @ Busgosu:

    Lo hacen la mayoría porque quieren ser millonarios.
    Es como hablar de un sistema capitalista y decir que es un sistema de beneficio común.

    No entendí… :nose:

    Argumentabas que lo que hagan algunas personas avariciosas no corresponde con que sistema sea malo socialmente.

    No. Lo que hice fue dar una definición aceptada de manera general de un concepto, y pedirle que me dijera el porqué la definición es estúpida, a lo que me contestó con un non sequitur, pero bueno, dejemos eso de lado por un momento, me interesa más saber la repuesta a mi pregunta: si no hay jerarquía, ni autoridad, ni orden, entonces ¿que hay?. No me gustaría morir sin saber que tipo de estructura social puede eliminar por completo estos conceptos, sigo en espera de su respuesta.

    Le platicaré una historia: tengo un compañero de trabajo al que todo le molesta: si es rojo por que es rojo y si es verde porque es verde, cuando le pregunto de que color le gustaría que fueran los cosas me responde: yo que sé, el que sea… ¡cualquier otro menos este!.

  • @ Busgosu:

    Para mí la adaptación al medio significa saber estar en la realidad para tener un vida con sus vicisitudes y retos que superar, no un estar en el mundo que provoque llenar de miseria, de sufrimiento y desesperación la vida de los humanos.

    Defina “saber estar en la realidad”.

    Pide una vida con vicisitudes (alternativa de sucesos prósperos y adversos)y luego excluye la miseria, el sufrimiento y la desesperación pero ¿que no son estos sucesos adversos y por lo tanto forman parte de las vicisitudes de la vida?.

    Por otro lado no hago caso de ningún enunciado económico, me gusta hablar de cosas reales.

    Y luego nos habla de realidades virtuales, mundos imaginarios, creencias, ilusiones, avatares y tebeos… Por cierto sigo pendiente de la respuesta a mi pregunta.

  • Busgosu dijo:

    La cultura del mundo y de la mayoría de la personas es individualista, piensan más en ellos que en como les afecta las situaciones globales que generan sus propósitos individualistas, luego no es de extrañar que el conocimiento sobre como afecta la sobrepoblación humana a la miseria humana, solo sea un discurso que nadie escucha, porque los problemas particulares que tiene la gente silencia el conocer de donde provienen.

    Si esto de acuerdo en la reducción de la población mundial, pero de manera consciente que sea el conocimiento sobre las consecuencias de estos asuntos y el auto-gobierno de cada persona la voluntad de superar estos problemas. De lo contrario serán las hambrunas, las guerras y las guerras mentales de poder sobre los recursos, quienes hagan el trabajo de reducir la población.

    Consabido es que hay descendencia no planificada; es imposible establecer la proporción entre criaturas previamente deseadas y no deseadas; habría que investigar al menos, las motivaciones del impulso sexual que incide en la sobrepoblación. Es un problema muy grave, que como tantos en la situación conflictiva de la Humanidad, no se tratan investigando el origen.

  • @ Busgosu:

    De nada sirve explicar cómo puede haber una estructura social sin autoridades, si las palabras lo hacen que sea imposible; tal vez lo logre la música

    ¡Ja ja ja!, Ok, bueno, no me explicó mucho que digamos, pero me dieron unas ganas tremendas de ir por un póster gigante para adornar la pared de mi habitación.

  • Busgosu dijo:

    No es tanto una tema de planificación familiar en el sentido de querer tener descendencia deseada o no, se trata de que tal vez no haya forma de alimentar al ser que viene al mundo, o que suponga la muerte de otro humano.

    Pero el impulso predomina; como en tantas actitudes irracionales de la normalidad; en este caso, para los varones, es lo que se llama ‘pensar con la cabeza del pene’.

  • Busgosu dijo:

    Para mí el problema no es la sexualidad sin condicionantes sino la reproducción sin considerar los recursos

    Lo que obliga a inquirir en por qué no se consideran los recursos. Hay que profundizar en las motivaciones.

  • Busgosu.
    Su argumentación sería lindísima si estuviera sustentada en la realidad. Pero solamente veo fantasías en su comentario. Y le voy a explicar por qué.
    Dice usted que adaptarse al medio es aprender a vivir con vicisitudes. Seuramente quiere decir que aprendamos a vivir según las posibilidades y no por encima de ellas. Ya le dije que también estoy contra el consumismo. Pero eso no significa hacerlo a costa de rebajar la calidad de vida de los seres humanos. No se trata de vivir mal para que el medio esté bien.
    Veo que no comparte mi afirmación sobre la adaptación de la demografía a un entorno con pocos recursos. Usted no me presenta evidencias. Pero yo le presento una: en los desiertos, los glaciares, las montañas o las marismas la densidad demográfica es más escasa que en valles y llanuras. Y tal vez no entendió bien mi argumento de la crisis del siglo XIV. Le señalo que ya antes de la peste negra la explotación de las tierras disponibles estaba llegando al máximo. Entonces la natalidad disminuyó y la edad de matrimonio aumentó.
    Dice que las crisis naturales son extraordinarias. Coincido, y añado que el argumento es igualmente válido para las crisis producidas por la acción del hombre, lo que deja en entredicho sus afirmaciones sobre una “cultura del mundo” o una forma de vida humana constantemente abocada a la crisis.
    También lo veo confiado en que va a ocurrir en el futuro una transformación planetaria. ¿Por qué lo cree con tanta vehemencia? A propósito le recuerdo que ni siquiera la crisis de hace 65 millones de años acabó con todos los dinosaurios. O no existirían aves. Espero que no sea una creencia magufa en algún tipo de desastre inimaginable.
    Luego menciona una “cultura del mundo individualista” que impide la comprensión de asuntos globales. Eso es creer que todos somos estúpidos e implica una falta de fe intrínseca en los demás seres humanos. Es decir, aquí el individualista es otro, al menos desde los argumentos.
    Y no creo que esa “cultura” sea algo más que la propensión del ser humano a satisfacer sus necesidades y a maximizar su beneficio. Y eso es algo natural, es psicológico. El que no lo haga es porque no tiene deseos, ilusiones y metas. No creo que usted sea amigo de que el ser humano no desee o viva desilusionado y desmoralizado.
    Pero de lo que sí es amigo es de la disminución planificada de la población mundial. Su argumento se basa en inculcarnos miedos. Mejor que eso es no dejarse asustar y actuar. Además, partiendo de sus argumentos, la disminución de la población debería ser drástica. Lo cual solo se consigue con planificaciones envejecedoras y perversas como la que hubo en Europa antes de 1348, con hambruna de por medio en 1314.
    Y luego habla de que la economía no se refiere a la realidad. Esa afirmación no es cierta. En mis comentarios me he extendido precisamente para ilustrar con ejemplos salidos de la realidad. Y la teoría económica también se basa en la realidad, no es un conjunto de tíos inventando charadas de la nada. Se basan en las mediciones estadísticas de poblaciones y recursos.
    Pero creo que para usted lo que implique medir, delimitar o cuantificar es una ficción, algo ilusorio. Eso no lo comparto, ya que desde la época del hueso de Ishango e incluso antes el ser humano se dedica a contar, medir y calcular la realidad. De hecho para medir y calcular hay que observar la realidad. Porque hasta donde yo se, nadie puede medir o calcular lo fantástico, lo ilusorio y lo imprevisto.
    Eso sí, espero que su desilusión con la economía parta de su conocimiento de la misma y no de la ignorancia o de la pereza para conocerla.
    Concluye hablando de “tebeos”, de juegos donde los individuos son objetos, fichas. Eso no es ningún juego, ni “tebeo”, se trata de la sociedad humana y es de lo más real. Y ahora no me venga a hablar de “tebeos” entre las manadas de lobos o de leones.
    De nuevo le señalo que su fantasía no me convence. Considero que si la aplicara a la realidad se asemejaría demasiado al régimen genocida de Pol Pot. Tiene todos los ingredientes: disminución drástica de la población, deportaciones al campo y desmejora en las condiciones de vida justificada en una presunta riqueza excesiva de la población urbana, regulaciones a la práctica del sexo para impedir la reproducción, intento de adaptarse a los recursos disponibles mediante una práctica forzada de la agricultura de subsistencia (la que obviamente no garantizó la subsistencia).
    Y al buscar alejarse del modelo monetario de la economía actual, termina usted aproximándose a las posturas más rígidas y ortodoxas de los economistas actuales, como la de los “límites del crecimiento”.
    Por eso he buscado citar en mis comentarios economistas menos ortodoxos como Stiglitz o Marx. Inclusive le menciono a Keynes, cuyos análisis si sirvieron para mejorar la situación de muchos países tras la II Guerra Mundial. El mismo Marx ya predecía las crisis de sobreproducción. Y Adam Smith, al hablar del crecimiento y de competencia justa habla de que todos deben tener la misma capacidad de producir y consumir, lejos de su idea de que la competencia es igual a la guerra.
    Y si, le reconozco que el mal manejo de la moneda produce grandes desequilibrios y contribuye a la inequidad. Pero eso es lo mismo que dicen los economistas más ortodoxos que usted supuestamente (pero al final no tanto) desprecia. Por eso surgió el neoliberalismo, para equilibrar la moneda, evitando el crecimiento.
    Ese crecimiento que usted afirma imposible porque los recursos no aguantan más, siguiendo la línea más ortodoxa de la economía que falsamente dice no compartir. A este fin le recuerdo a economistas heterodoxos y serios como Manfred Max Neef, que no a los magufos de Zeitgeist.
    La capacidad de que la población de un sitio pueda crecer o decrecer en armonía depende del sostenimiento de la biodiversidad. Si esta se altera, las plagas suelen llenar el lugar del entorno alterado y se presentan las extinciones masivas. Usted está seguro de que estamos cerca de algo así. Desafortunadamente no señala alternativas de futuro. Yo no temo en recordarle ejemplos como la agricultura tradicional productora de quinua y amaranto. En que existe una forma de producir más eficiente, aunque menos rentable para el capital, que la actual agricultura comercial extensiva, la cual no produce alimentos. Es el mismo ejemplo, planteado por Robert Foge, de por qué las diligencias a caballo eran mejores que los ferrocarriles, pero su falta de rentabilidad las llevó a la muerte.
    Estaría seguro que de presentarse la crisis que usted ve inminente, la eficiencia podría retomar el lugar que le ganó la rentabilidad en los últimos siglos.
    Y por cierto, la moneda no es falsedad o ficción, ya que si tiene poder es porque hay un consenso en aceptar su valor de cambio. Y si eventualmente no existiera la moneda, tenga por seguro que aparecerá alguna forma de medir el valor. Claro, pero olvidaba que para usted medir es similar a escribir poemas.
    PS: Espero que lea sesudamente los libros que le recomiendo. Por eso, y por intentar argumentar con base en la evidencia empírica y la bibliografía todo lo que le digo es que mis comentarios son tan extensos. Espero que lo haga y no escoja la alternativa perezosa y mediocre de descartar estos argumentos diciendo que todo lo que dice la teoría económica es una ficción.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies