Los protectores de pantalla para tablets a 19 euros. ¿Realmente sirven para algo?

Ya se ha publicado en este blog una entrada sobre estos filtros que protegen la retina de la supuesta toxicidad de la luz emitida por los pantallas LED de tablets, smartphones y consolas de videojuegos. En esa entrada, se expresan serias dudas sobre la efectividad real basándose en un patrón ya conocido de venta de productos milagros contra miedos inducidos por el propio fabricante. Todos recordamos las famosas pantallas contra la radiación de los antiguos monitores CRT, las pegatinas antirradiación de los móviles o los mil productos milagro contra las malvadas radiaciones de la telefonía móvil y los wifi.
El patrón es más o menos el mismo. Una nueva tecnología se populariza, unos avispados se encargan de atizar el miedo a lo nuevo, al tiempo que te ofrecen el remedio para contrarrestar el nuevo peligro… por un módico precio. ¿Estamos ante una re-edición del mismo sacacuartos?

Diodos LED

Bueno, lo primero que tenemos que preguntarnos es, ¿en qué se diferencia la luz de un LED de la de una bombilla tradicional o de un fluorescente? Pues lo que diferencia unos de otros (y diferentes modelos entre sí) es el espectro de radiación que emiten. Cada dispositivo genera luz mediante un mecanismo físico diferente, y este mecanismo físico provoca que el espectro (el color) de la luz emitida se componga de diferentes combinaciones de colores. Variando ciertos parámetros podemos obtener diferentes tipos de luz. Así, las bombillas convencionales emiten luz al calentar un filamento muy fino hasta que empieza a brillar. Esto no es muy eficiente, porque por este mecanismo, la mayor parte de la energía se emite en forma de radiación infrarroja (calor), que en la mayoría de los casos no nos interesa. Queremos luz visible. La cantidad de luz emitida a cada longitud de onda depende de la temperatura alcanzada por el filamento y nos podemos hacer una idea viendo la siguiente figura:
tungstenlampsfigure1
Como podéis ver, la cantidad de luz visible emitida es muy pequeña. Casi todo se emite en radiación invisible. Gastamos un montón de energía para obtener un poquito de luz, más del 90% de la electricidad gastada se pierde en forma de calor. Como consecuencia, se ha investigado (y se sigue investigando) para obtener fuentes más eficientes.
Y una de esas fuentes son los diodos LED. Los LEDs emiten luz aprovechando las propiedades de ciertos semiconductores y, entre otras ventajas, se encuentra que son muy eficientes. Un LED que consuma 16 W de electricidad puede llegar a emitir tanta luz como una bombilla que consuma 150 W. Pero no entraremos en detalles de cómo funcionan, sino que nos vamos a centrar en que su espectro es, evidentemente, muy diferente de las bombillas tradicionales. Los más comunes emiten luz en una estrecha banda alrededor de un color (rojo, verde, azul…). Y como en la mayoría de los casos queremos luz blanca, una técnica es usar LEDs de diferentes colores de forma que la combinación sea blanca. También existen LEDs que emiten directamente luz blanca.
luzblanca
Como se puede ver en la figura, los LEDs blancos tienen un pico de emisión en el azul, y es este pico el que, según algunos, puede crear problemas de salud.

Evidencia científica

Como soporte de sus afirmaciones, el fabricante de estos filtros esgrime varios trabajos en su página web que supuestamente avalan tanto el peligro de los LEDs como las bondades del filtro.
El primero de ellos, Retinal effects of the violet – light absorbing filter ( CSR ) : Clinical Trial, no es un artículo publicado en una revista científica. Según el abstract, es una tesis doctoral de ¿12 páginas? que analiza un ensayo clínico donde se evalúa la diferencia entre dos tipos de filtros ultravioleta incorporados a lentes intraoculares en pacientes operados de cataratas. ¿Algo que ver con LEDs o tablets? No. El siguiente, OPTIC FILTERS AGAINST THE PHOTOTOXIC EFFECT OF THE VISIBLE SPECTRUM IN THE RETINA: animal testing, tampoco es un artículo científico publicado. La verdad es que no sé qué tipo de trabajo es, parece más bien una comunicación interna o un trabajo de un estudiante de máster. Y de nuevo tiene poco que ver con los filtros para smartphones. Es un trabajo que analiza la expresión de varios genes en conejos a con implantes intraoculares bajo distintas iluminaciones. Como dato curioso, la luz usada proviene de tubos fluorescentes. El tercero es una inútil tabla llamada Reticare protection levels, que no dice nada. Y el último es el único que podría considerarse relacionado con estos filtros.
Este último es un trabajo de Celia Sánchez-Ramos y su equipo sobre el efecto de la iluminación LED sobre las células epiteliales de la retina.[1] Bueno, vaya por delante que no soy biólogo, así que si meto la pata, os agradeceré la corrección en los comentarios, pero la crítica será lo bastante simple como para que eso importe poco.
La primera crítica que se le puede hacer al artículo ya la podemos ver obtener simplemente leyendo el título: “Effects of Light-emitting Diode Radiations on Human Retinal Pigment Epithelial Cells In Vitro”. Es un experimento in vitro, no sobre un organismo. Eso ya es suficiente para invalidar cualquier afirmación que haga el fabricante sobre los efectos en la salud de los LEDs basándose en este trabajo. Un cultivo de células se comporta de una manera muy distinta a como se comporta dentro del cuerpo. En el cuerpo forman parte de un complicado engranaje y se encuentran sometidas a multitud de señales, estímulos e interacciones que se encuentran totalmente ausentes en una placa de Petri. Es por eso que no se puede comercializar ningún medicamento basándose únicamente en su efecto in vitro. De hecho, muchas moléculas que muestran un posible efecto terapéutico en cultivos son descartadas cuando se realizan experimentos en animales. Así que, si no os queréis aburrir leyendo más, ya os adelanto la conclusión. Comprar esos filtros es tirar 19 euros.
Si no os habéis cansado de leer, vamos a ser justos y veamos un poco más en profundidad qué dice el artículo del grupo de Sánchez-Ramos y si podemos extraer algún dato que nos haga pensar que los fabricantes de estos filtros realmente pueden tener algo de justificación.
Lo primero que me llama la atención es lo que no encuentro: una declaración de conflictos de interés. Al menos a partir de las diversas notas de prensa que han emitido los fabricantes de estos filtros, al menos yo deduzco que Sánchez-Ramos y su equipo han formado parte del desarrollo de estos filtros. Si esto es así, no declarar esta vinculación es una falta ética muy grave.
En esencia, lo que hacen en este trabajo es cultivar células epiteliales de la retina y someter a los diversos cultivos a la luz de LEDs rojos, verdes, azules y blanco, mientras dejan varios cultivos sin iluminar para usarlos de control. Y tal y como anuncia el fabricante, el 99% de las células irradiadas con luz azul muere (en realidad, proliferan un 99% menos que el grupo de control). Parece claro, ¿o no? Cualquiera que haya estudiado alguna ciencia, una de las primeras cosas que tiene que hacer es a detectar resultados sospechosos y/o absurdos. Si alguien está calculando la velocidad de un planeta y le sale que es mayor que la velocidad de la luz, no necesito ver sus cálculos para saber que se ha equivocado. De la misma manera, que alguien me diga que el 99% de las células del ojo mueren tras unas horas de exposición a la luz (cualquiera que sea), estoy casi seguro que ha metido la pata en algún sitio. Si eso fuera así, todos nos habríamos quedado ciegos pocas horas después de nacer. Vamos a ver con más detalle este aspecto.
El artículo dice que muere el 99% de las células irradiadas con luz azul. Bueno, es posible que parte de la emisión tenga un componente ultravioleta, así que podría ser un posible mecanismo que mate algunas células (aunque no tantas). Pero hay más. La tasa de mortalidad de los cultivos irradiados con luz verde, blanca y roja es del 88%, el 75% y el 60% respectivamente. Esto símplemente no puede ser. El espectro de cada uno de los LEDs usados lo muestran en la figura 2:
Como se puede ver, la emisión de los diodos es muy estrecha. Emiten un rango de frecuencias muy estrecho, así que no hay manera que los LEDs rojo y verde tengan ese efecto en las células de la retina. Repito, la prueba es que no estamos ciegos.
¿Y qué puede haber sucedido para obtener esos resultados? Suponiendo buena fe, debe haber algún fallo o algo que no se ha tenido en cuenta, así que tenemos que leer con un poco más de detalle cómo se ha hecho el experimento. Y lo primero en lo que me fijo es en cómo se ha realizado la exposición a la luz. Según el apartado de Material y Método, las células fueron iluminadas siguiendo tres ciclos de 12 horas de luz seguidas de 12 horas de oscuridad. Durante la iluminación fueron sometidas a un flujo de luz de 5 mW/cm2, o lo que es lo mismo a 50 W/m2. Esto es una barbaridad, y de hecho, intentan justificarlo (supongo que algún revisor dijo algo), pero no deja de ser una barbaridad. Según ellos es equivalente a la luz que recibe una persona a 20 cm de una bombilla incandescente de 100 W. No creo que haya que ser muy listo para imaginar lo que pasa si alguien se pasa 12 horas mirando fíjamente una bombilla de 100 W. Además de quedarse ciega, deduciremos que es idiota. Y de hecho, ni siquiera es así. Una bombilla incandescente de 100 W tiene una luminancia de unos 4500-5000 lux a 20 cm, muy lejos de los más de 33.000 lux que usan ellos. 33.000 lux es la luminancia de la luz directa del Sol. Lo justifican diciendo que es para comparar con dos trabajos de otros grupos, sin embargo, el único al que he tenido acceso estudia el efecto de la radiación ultravioleta, usa iluminación durante 30 minutos, con una iluminancia de 10 mW/cm2 usando como fuente una luz de neón, que emite parte de la luz en el rango UV.
Así que lo que tenemos es que las células iluminadas están recibiendo una cantidad bestial de energía durante 12 horas. ¿Y qué pasa cuando uno le transmite energía a algo? Que la temperatura sube. Así que tenemos que a un cultivo de células que necesitan una temperatura de 37º C con muy poca variación le estamos aumentando la temperatura varios grados. Lo que estamos simulando no son los efectos de la luz sobre las células, estamos simulando los efectos de la fiebre muy alta. Y más de 41,5º se considera una emergencia médica. Esta teoría se refuerza cuando releemos y nos fijamos en que los cultivos se han realizado en puertamuestras negros, lo que acentuaría el efecto.
¿Hay más fallos? Sí, y seguro que se me ha pasado más de uno. A la vista de los resultados, uno se puede preguntar si, además de estar cociendo las células cultivadas, los autores pueden estar introduciendo más factores de mortalidad. Al fin y al cabo, la mortalidad celular es mayor en las células iluminadas con azul que con rojo, así que a la temperatura parece que se le está añadiendo otro efecto. ¿Se estará produciendo alguna reacción química fotoinducida en el medio de cultivo?
De nuevo hay que leerse con cuidado la ejecución del experimento en la sección de Material y Método. En él podemos leer que los cultivos se realizaron tras separar las células del cultivo principal usando una solución de Trypsina/EDTA. Este paso es necesario cuando se quieren hacer cultivos celulares. Primero hay que “despegar” las células y luego se colocan en los platos de cultivo. El problema es que, si leemos las instrucciones del fabricante nos encontramos con una advertencia de que debe ser protegida de la luz [2] y de que ciertos componentes son sensibles a la luz y pueden provocar la formación de H2O2, que es tóxica para las células [3]. En principio, se debería lavar el cultivo tras aplicar este tratamiento, pero no es raro que queden restos y, expuestos a una fuente de luz tan intensa es muy posible que generen compuestos tóxicos.
Por último, y para esto no tengo explicación porque la descripción del método usado es demasiado parca, me llama enormemente la atención las desviaciones estándar que se presentan en la tabla 1, que siguen un patrón ilógico, o al menos, no esperable. Así, en la fila de la viabilidad, la desviación estándar es del 50% para el grupo de control, 20% para el azul, 114% para el verde, el 3% para el rojo y de nuevo el 50% para el blanco. No tiene ningún sentido. Uno esperaría, o una desviación más o menos igual para todos, o que la desviación relativa aumentara al disminuir el valor (siendo la mayor para el grupo azul). ¿Cual es el motivo? Ni idea. Puede ser que el tratamiento matemático haya sido incorrecto o que el resultado de algunos cultivos haya estado contaminado.
En cualquier caso, como ya dije más arriba, este trabajo que tanto se ha publicitado como evidencia de lo buenos y necesarios que son los filtros para las pantallas para tablets y smartphones no prueba nada de eso. Desde su propio planteamiento (es un estudio in vitro) hasta las dudas que plantea su ejecución invalidan cualquier afirmación que la compañía fabricante haga basándose en él.
Así que, si de verdad os queréis gastar 19 euros, estoy seguro de que Don Menti os aceptará la contribución.

Referencias:

  • Carlos dijo:

    Pero al final, ¿regalan la pulsera Power Balance con el protector o no?.

    Si, así es.., además si compras tres te regalan un cubo para watios y una escuadra de buscar esquinas.

  • Más de 100 investigadores, 1500 colaboradores y 25 entidades públicas y privadas. Eso es un equipo MULTIDISCIPLINAR.

  • bueno, no se si protegerá la retina o no, pero si al menos ayuda a que no moleste la luz de los monitores LCD/LED entonces al menos sirve de algo, y 19 euros no es tan caro en comparación a lo que cuestan unos los lentes con filtro, que pueden llegar a costar por sobre los 30 euros.

  • lamentira esta ahi fuera
    y yo en refacciones mas adelante puede que me de una vuelta.

  • lamentira dijo:

    Más de 100 investigadores, 1500 colaboradores y 25 entidades públicas y privadas. Eso es un equipo MULTIDISCIPLINAR.

    Discrepo profundamente ¿Y si los más de cine investigadores tienen todos la misma especialidad, los mil quineintos colabolaboradores son de la misma rama que los investigadores, que su pertenecen al mismo ramo que las entidades públicas y privadas?
    Serán un puto ejercito, pero no multidisciplinar.
    Si Rafa levantara la cabeza.

  • ¿Y si los 100 investigadores lo único que hacen son estudios de mercado? ¿y si los 1500 colaboradores son los que aportan el capital inicial para producir y distribuir el artilugio?. Suena todo tan ambigüo… Los consumidores estamos desprotegidos no sólo por nuestra ignorancia, sino también por la falta de información que aportan los vendedores, a los que les importan más los beneficios que cualquier cosa. La administración, siempre es lenta para sacar normas que protejan a los más débiles.

  • Searcher dijo:

    pero si al menos ayuda a que no moleste la luz de los monitores LCD/LED

    Para eso desde hace tiempo que se invento el botón de brillo y contraste de los monitores y es ¡gratis!

  • @SuperViruS

    la idea es no bajar el brillo/contraste.

  • @ newzealander:
    :meparto:

  • Searcher dijo:

    @SuperViruS
    la idea es no bajar el brillo/contraste.

    Controlas la emisión del monitor mediante un filtro o mediante mandos integrados. Una opción cuesta 20 minutos más y no ofrece mejoras relevantes. Es tu dinero y lo tiras como quieres, yo prefiero ir a darme una buena cena (o dos).

  • lamentira dijo:

    Más de 100 investigadores, 1500 colaboradores y 25 entidades públicas y privadas.

    Todo bien, pero si me dicen que 25 tipos trabajaron para diseñar el guardapizza (aka “cosito de la pizza”), me lo creo más que esto.

  • Arrogancia y desconocimiento, unidos a un poco de tiempo libre, pueden crear auténticas barbaridades.
    Miratelo un poquito más, hay bastante bibliografia sobre este tipo de experimentos.
    No vaya a ser verdad que estos estudios son válidos y además de hacer el ridículo, jodes a unos cuantos que, haciendote caso, no se protegen y les quitas unos años de vista a ellos y a sus hijos.
    Cuidadin con juicios paralelos en manos de desconocidos que no se juegan su prestigio o que no lo tienen.

  • @ Cisne Negro:
    Si hay tanta bibliografía, no tendrás problema en proporcionárnosla.

    :silba:

  • Javi dijo:

    @ Cisne Negro:
    Si hay tanta bibliografía, no tendrás problema en proporcionárnosla.

    Sólo queda el detalle del precio

  • @ Cisne Negro:
    La opinión de Javi (persona anónima) o la mia (también anónima) no tienen ningún valor. Nada comparable con los estudios de la honorable Universidad Complutense o los de la prestigiosa Doctora Celia Sánchez Ramos (mejor inventora mundial según Naciones Unidas). Pero tanto él como yo tenemos el derecho de dudar de lo que dicen una y otra, y expresarlo en este modesto e insignificante blog, que nada tiene que ver con los medios de los que han dispuesto ellos (televisiones y periodicos de tirada nacional). Entrar en este tono, denota más un temor a que la duda se extienda y arruine una campaña, que otra cosa.
    Ni Javi ni yo estamos difamando a la marca ni a los que tienen sus patentes o venden el producto. Así que por favor, recoge tu hostilidad y llevatela a otro sitio.

  • @ lamentira:
    A Cisne Negro; que también es una persona anónima

  • @newzealander @MaGaO @lamentira
    Se demostró hace más de 30 años que hay parte de la luz visible que es tóxica. En este link puedes encontrar una parte de los estudios de longitudes de onda dañinas en la retina por luz visible. (Sólo he buscado en google), algo conocido por muchos es que en 1.965 Noell ya demostró que no sólo la luz Ultravioleta producía daños en la retina, también lo hacía la parte más energética del espectro visible.
    http://scholar.google.es/scholar?q=phototoxicity+retina+visible+light&hl=es&as_sdt=0&as_vis=1&oi=scholart&sa=X&ei=WnaQUuXOOdGihgfX8YGQDw&ved=0CC0QgQMwAA

    Este equipo de investigación ha desarrollado parte de lo que ya se conocía en este sentido y ha definido con mayor claridad cuáles son las longitudes de onda asociadas a esta toxicidad y ha comprobado la eficiencia de las medidas de protección, para hacer estas afirmaciones han investigado durante 12 años, vosotros las descalificáis en unos minutos, qué tíos más grandes!!. Parece que los LED emiten con mucha más intensidad estas longitudes de la onda que se han demostrado como dañinas. Si quieres saber si un tablet emite este tipo de luz, lo que tienes que hacer es analizar es si el Tablet o lo que sea realmente emite en esa longitud de onda en una intensidad notable y mejor si la comparas con otro tipo de dispositivos anteriores. La demostración es muy sencilla, cualquiera con un espectrofotómetro puede hacerla en minutos (Ridículo planteárselo sin comprobarlo).

    Lo de cuestionar si es o no dañina esa longitud de onda es otro asunto, por lo que se ve en todos sus trabajos ese tema está más que claro, en ratones, conejos y en humanos, también hay otros que lo demuestran, por favor, revisar la bibliografía.

    El experimento in-vitro en el que se basa este producto tiene muy buena pinta y su metodología es la típica en estos trabajos (Ver bibliografía, antes de criticar la metodología, por favor). Por cierto, los resultados ponen los pelos de punta, el que no le de valor a este experimento que haga lo que quiera pero está claro que a mí sí me pone en situación de actuar y protegerme de esas emisiones.

    No soy capaz de entender vuestras afirmaciones de timo, etc a no ser que se basen o en el desconocimiento o en la mala fe.

    Lo sustancial de este asunto no está en si se vende más o menos este producto, ¿o es malo que se venda un producto bueno para la salud? lo que sí me revela y me obliga clarificar vuestras afirmaciones, es que denoste, sí denostar, (afirmar que existen segundas intenciones, cuestionar la profesionalidad mínima en los experimentos, todo ello sin ninguna razón ni conocimiento) el trabajo de este grupo de investigación tan valioso que tenemos la fortuna de tener en nuestro país. Además tengo la suerte de conocer personalmente a algunos de ellos y os aseguro que es francamente difícil encontrarse científicos más rigurosos y con mayor conocimiento sobre el tema. Me parece de una arrogancia tremenda y de un atrevimiento excesivo vuestras palabras sin conocer el entorno, por lo menos mínimamente.

    He leído todas vuestras disquisiciones y se ve que desconocéis de manera patente los elementos clave para entender el asunto.

    Y menos mal que sois un pequeño blog por que una persona de bien podría pensar de buena fe que sabéis de lo que habláis pero, lamentablemente, no. Es importante demostrar lo que se dice. Demostrar no se basa sólo en el sentido común o en la primera impresión de las cosas, más bien radica en la fuerza de probar lo que se afirma. Un buen principio que nos ha llevado hasta el desarrollo científico que tenemos hoy.

    Por lo que veo, o bien os habéis apresurado con vuestras sospechas y lamentablemente os equivocasteis y ahora sois presa de vuestras palabras, o bien existen intereses oscuros en todo esto. La modestia se demuestra con la asunción de la equivocación, la arrogancia, por el contrario con la reiteración de lo que uno de por sí ya sabe como erróneo y la torpeza por la afirmación descuidada, sin medir las consecuencias.

    @lamentira
    Sobre tu intención de descalificar mis palabras y hacer ver a tu audiencia que no respondo a lo que digo si no a los intereses de estos supuestos timadores(Que ya me gustaría tener el prestigio que tiene este equipo), creo que te califica automáticamente, ninguna persona con inteligencia mínima se dejará llevar por semejante apaño para desviar el tema del que habláis. Cualquiera, si lo observa con atención (asunto cada vez menos común por desgracia), podrá ver que mis palabras nacen del conocimiento y las vuestras del atrevimiento y la demasía.

  • @ Cisne Negro:

    L.M. en ningún momento ha descalificado sus palabras, sea tan riguroso en su dialéctica como exige.., pero yo si voy a hacerlo..

    Cisne Negro dijo:

    el trabajo de este grupo de investigación tan valioso que tenemos la fortuna de tener en nuestro país

    No, Sr. mío, Los investigadores de valor españoles están fuera de país. Y si están fuera del país, debido a que la Universidad española está corrompida por una cantidad ingente de “lame despachos”, “hijos de la madre/padre que los trajo al mundo” y otros filibusteros, que los han echado y es mejor irse que quemarla.

    Los magistrales trabajos que Ud. indica, en esa patraña rimbombante en que se sustenta: El programa Universidad-Empresa, son mas antiguos que la cerveza y lo digo,caballero, con conocimiento de causa.

    Otra cosa, es que algún supuesto “iluminado” haya tenido la “idea feliz” de utilizarlos para “timar” al prójimo, y que es para lo único que valen.., porque de ciencia aplicada y de rigor un carajo, con “protectores de pantalla” de coste irrisorio y que sus correligionarios vende a 20 euros. Como ya le he mencionado, conozco el sector de óptica comercial español y europeo, así como sus intimidades y miserias, espléndidamente, Sr. mío.

    Su discurso, caballero, me parece una burla inaceptable para quienes realmente lo son y luchan, con gran trabajo, para mantener su depauperadas líneas de investigación. La defensa de sus conocidos/amigos no voy a decirle que le honra, porque es evidentemente que Ud. comparte, de alguna manera u otra, su pingüe beneficio.

    Mas quiero agradecerle, para finalizar, su intento de vender su entrañable “producto” como una “revolución tecnológica” o como “investigación puntera” española, ya que, tristemente, expone, con meridiana claridad.., la realidad española, de su Universidad, y sus cada vez mayores miserias en todos los sentidos.

    Ps. Y sobre sus ensoñaciones sobre nuestros supuestos “intereses obscuros”, “textos malidicentes” y otros adjetivos denostando lo irreprochable del escrito y el blog, no se las cree ni Ud.

    Buenas noches.

  • Cisne Negro dijo:

    Por lo que veo, o bien os habéis apresurado con vuestras sospechas y lamentablemente os equivocasteis y ahora sois presa de vuestras palabras, o bien existen intereses oscuros en todo esto. La modestia se demuestra con la asunción de la equivocación, la arrogancia, por el contrario con la reiteración de lo que uno de por sí ya sabe como erróneo y la torpeza por la afirmación descuidada, sin medir las consecuencias.

    Citame y señala donde he escrito algo referente a ese invento y si no olvidame, que no por que cojones me mencionas.

  • @ cisne negro:

    No voy a entrar en dialéctica contigo. Si el producto es tan eficiente como afirmas, no dudo que en breve todos los smartphones y tablets lo llevarán “de serie”. Una lámina de plástico amarilla puede tener un coste de fabricación de unos céntimos. No creo que las grandes corporaciones hagan oídos sordos (o retinas maculadas) a estas evidencias científicas por unos céntimos + 3 o 4 euros para la señora de la patente.

  • @ Cisne Negro:
    1º. Incluso si algún rango de la luz visible tuviera algún efecto tóxico, ese efecto no se daría exclusivamente en las tablets, sino que se produciría constantemente. Te recuerdo que hay una cosa llamada Sol que produce mucha más luz que cualquier tablet.

    2º. Si te fijaras en los resultados de la búsqueda que enlazas, la mayoría no dicen lo que tú afirmas.

    3º. No. Los LED no emiten más en longitudes de onda dañinas. Como puedes leer en el artículo, de hecho, emiten mucho menos (si es que emiten) en UV.

    4º. El experimento in-vitro que intentan colar como respaldo de su efectividad, si te lees la entrada, es una chapuza con muchos puntos oscuros y resultados inconsistentes.

  • @ lamentira:

    ¿Tienes la amabilidad de corregir el “a descalificado” en mi anterior comentario, por favor, que me duelen lo ojos sólo de verlo..? :facepalm:

    Gracias,

  • @ Cisne Negro:
    El problema estriba en que la toxicidad aludida es bastante común a partir de cierta edad y es principalmente asociada a la exposición al brillo solar intenso o a fuentes de luz artificial, también intensas. Ahora con respecto a las pantallas de los samrtphones y smart-tv el riesgo se controla mediante las opciones de brillo de cada aparato. Por lo que el invento no pude tener el impacto en la salud que sus impulsores proclaman. Ademas por lo general cuando alguien intenta esgrimir el asunto patriótico en un debate, es por que algo esta escondiendo.

  • Hay una cosa que no me termina de cuadrar… si está “demostrado”, según esos estudios que presenta CisneNegro, que parte de la radiación visible es nociva para la retina, ¿cómo puede ser que los astronautas que fueron a la Luna en su día no se achicharraran o volvieran con las retinas a la barbacoa, no teniendo las naves Apollo y aquellos vetustos trajes la capacidad de filtrar radiaciones X o gamma del sol? Si parte de esa radiación fuera realmente nociva, ¿no creéis que la evolución hubiera seleccionado a los individuos mejor adaptados cuyos ojos tuvieran, digamos, un “filtro” más efectivo a estas longitudes de onda nocivas? Yo no creo que fueran a la Luna, pero eso es otra cosa…


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies